PÉREZ GUADALUPE

jose_luis_perez_guadalupe

Conozco a José Luis Pérez Guadalupe desde que era estudiante en la Facultad de Teología Pontifica y Civil de Lima. En esa época, cuando no tenía esa frente que ahora le llega hasta la nuca y lucía sus típicos bigotes y barba, lo apodaban de manera jocosa “El Diablo”. Y él lo tomaba con bastante sentido del humor. Pues no recuerdo al católico Pérez Guadalupe como una persona que se dejara llevar por la ira ni se entregara indignado a la defensa de una causa como un cruzado de la fe. Entonces yo sí formaba parte de ese grupo de cruzados de la fe que es el Sodalicio de Vida Cristiana.

Cuando presentó su tesis para la licenciatura en teología sobre el tema de las sectas en el Perú, señaló características sectarias en tres grupos católicos: el Opus Dei, los Neocatecumenales y el Sodalicio. Desde entonces el Sodalicio lo considera su enemigo, no obstante que la actitud de Pérez Guadalupe fue siempre abierta al diálogo.

Y con esa actitud fue que en el año 2000, aun sabiendo que yo era sodálite, me invitó participar como docente del Curso de Teología a Distancia en la Diócesis de Chosica, dirigido principalmente a estudiantes de provincias. Acepté gustosamente, y fue allí donde tuve una experiencia de la Iglesia como Pueblo de Dios como nunca antes la había tenido.

Pérez Guadalupe es un hombre de opiniones moderadas y conciliadoras, pero con la firmeza suficiente como para hacer prevalecer las medidas que crea necesarias. Esperamos que las intrigas políticas que se inician apenas es nombrado un nuevo ministro no acaben con su prometedora carrera antes de tiempo.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 25 de febrero de 2015)

________________________________________

José Luis Pérez Guadalupe, Ministro del Interior en el Perú desde el 17 de febrero de este año, es licenciado en Ciencias Sociales por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y en Educación por la Pontificia Universidad Católica del Perú. También es licenciado canónico y magíster en Sagrada Teología por la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. Cuenta con una maestría en Criminología en la Universidad del País Vasco y otra en Antropología en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Asimismo es doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de Deusto, del País Vasco.

Desde 1986 se desempeñó como agente de pastoral carcelaria en el penal de Lurigancho. Realizó una serie de investigaciones en el campo penitenciario y criminológico, tanto en Perú como en Chile.

De 1999 a 2011 fue director de la Comisión Diocesana de Pastoral Social de la Diócesis de Chosica y del Instituto de Teología Pastoral Fray Martín. También fue vicepresidente del Instituto de Estudios Social Cristianos (IESC).

En agosto del 2011 asumió la presidencia del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), cargo que ejercía hasta antes de ser nombrado Ministro del Interior.

LA CENSURA EN ALEMANIA

censuraEn mi anterior post SEXO Y ESCÁNDALO… ¿Y LA VIOLENCIA? mencioné que en Alemania las versiones completas de algunas películas no podían difundirse comercialmente de manera legal. A fin de explicar el complicado sistema para la aplicación de la censura que existe actualmente en Alemania, he rescatado un texto que elaboré en el año 2010 para el foro de cine Patio de Butacas. Lo he corregido, actualizado y ampliado ligeramente.

________________________________________

LA CENSURA EN ALEMANIA

Alemania tiene fama de ser un país con un clima democrático muy respetuoso de las libertades humanas y con una actitud muy liberal hacia lo sexual (al contrario de los Estados Unidos). Más aún, la censura en general está prohibida por la ley (según el Grundgesetz o Ley Fundamental, equivalente a una constitución de Estado).

Aún así, Alemania es uno de los países que más censura películas —sin mencionar videos, videojuegos y música—, hasta el punto de que hay filmes que no se pueden obtener de ninguna manera en el mercado alemán —o sólo están disponibles en versiones cortadas— mientras que sí se pueden conseguir libremente en los mercados de otros países.

¿Cómo es esto posible? ¿Cómo se compagina lo uno con lo otro?

Si bien el artículo 5 del Grundgesetz defiende la libertad de opinión como un derecho fundamental, también se estipula que este derecho no está garantizado irrestrictamente, sino que está supeditado a las leyes generales, el respeto de la honra de las personas y lo dispuesto para la protección de menores de edad, que actualmente se rige por el Jugendschutzgesetz (JuSchG) o Ley de Protección de Menores de Edad, del año 2003. En ese sentido, la prohibición de censura por parte del Grundgesetz se entiende como la ausencia de una censura previa que impida la publicación de una obra, pero no impide que las autoridades tomen las medidas que crean convenientes posteriormente a la publicación, a fin de garantizar que se respete los otros derechos mencionados.

Todo esto ha llevado a la creación de un sistema bastante complejo cuyo objetivo es la supervisión de películas y otros medios, a fin de evitar que lleguen a manos de menores de edad contenidos que puedan afectar su salud física, psíquica, espiritual así como su normal desarrollo, por una parte, y por otro lado se busca también evitar que se difundan contenidos considerados dañinos para la sociedad o que promuevan actitudes violentas, discriminatorias, racistas así como ideologías consideradas delictivas (el nacionalsocialismo, por ejemplo).

Si bien este sistema de supervisión se aplica a cualquier medio (escrito, audio y video, incluyendo videojuegos), en lo que sigue a continuación me voy a centrar en el tema de las películas.

Dentro de este sistema, la primera entidad que entra a tallar es la Freiwillige Selbstkontrolle der Filmwirtschaft (FSK) o Autorregulación Voluntaria de la Industria Cinematográfica, fundada en 1949 y con sede en Wiesbaden.

Es un organismo que depende de la Spitzenorganisation der Filmwirtschaft (SPIO) u Organización Suprema de la Industria Cinematográfica, también con sede en Wiesbaden, que agrupa a la mayoría de las empresas de la industria del cine.

Su tarea principal consiste en la supervisión de filmes, DVDs y otros soportes previstos para su exhibición o difusión pública en Alemania, certificando mediante una etiqueta a partir de qué edad se permite el material analizado.

FSK_ab_0 FSK_ab_6 FSK_ab_12 FSK_ab_16 FSK_ab_18
A partir de 0 años A partir de 6 años A partir de 12 años A partir de 16 años A partir de 18 años

Si bien anteriormente no existía la obligación de someter los medios a la supervisión de la FSK, los miembros de la SPIO acordaron de manera vinculante no exhibir ni poner a la venta ninguna producción sin que haya sido previamente calificada por la FSK.

Dado que el trámite de calificación implica costes para el solicitante, las empresas de televisión no suelen presentar a la FSK las producciones exclusivas para la TV, sino que deciden ellas en colaboración con otra entidad —Freiwillige Selbskontrolle Fernsehen (FSU) o Autorregulación Voluntaria de la Televisión— para qué edad es apto dicho material.

A partir del año 2008, las autoridades responsables de la protección de menores de edad en cada uno de los estados alemanes le otorgaron a las calificaciones de la FSK el rango de legalmente vinculantes y, por lo tanto, obligatorias para cualquier producción que esté disponible en el mercado, incluyendo las películas que se proyectan en las salas de cine.

Según esta normativa, las etiquetas de la FSK deben ser puestas sobre la cubierta de la caja del producto, en la parte inferior izquierda, cubriendo una superficie de mínimo 1200 mm² (3,46 cm × 3,46 cm) y sobre el soporte (Blu-ray, DVD, CD-Rom, CD, etc.) cubriendo una superficie mínima de 250 mm² (1,58 cm x 1,58 cm).

Estéticamente esto no se ve bien. Por esta razón, muchos fabricantes imprimen la carátula por los dos lados, un lado con la etiqueta correspondiente y el otro lado sin ella, de modo que el consumidor pueda comprar el producto con la etiqueta de acuerdo a la ley, y después puede voltear la carátula para tener el producto sin la etiqueta de la FSK.

franklyn_wendecover

Carátula con la etiqueta de la FSK

franklyn

Reverso sin la etiqueta

Aquí en Alemania constituye delito sujeto a sanciones penales hacer accesible a menores material que no está permitido para su edad. La única excepción que se ha permitido hasta el momento, a partir del 1° de abril de 2003, es que está permitido que mayores de 6 años puedan ver material apto a partir de 12 años, si están acompañados de alguna persona mayor que tenga responsabilidad sobre ellos (padre, madre o tutor).

A las películas destinadas a ser exhibidas en los cines se les puede negar una calificación cuando hay evidencias de una alta peligrosidad para menores de edad. Si la peligrosidad es sólo leve, se concede la mas alta calificación (a partir de 18 años). En cambio, si la misma película es distribuida en algún soporte (Blu-ray, DVD, VHS, etc.), basta con una peligrosidad leve para denegarle la calificación. Esto tiene como consecuencia que el film no pueda ser ofrecido libremente en el mercado.

Los filmes que ya han recibido una calificación, incluso la más alta de mayores de 18, pueden comercializarse libremente y quedan exentos de ser sometidos a cualquier medida posterior, como puede ser su inclusión en el Index (lista oficial de medios potencialmente dañinos para menores de edad) o su decomiso. La única restricción para los filmes mayores de 18 años se da en la venta por Internet o por teléfono, pues el envío tiene que hacerse mediante un sistema por el cual se verifica la identidad del receptor mediante la presentación de su documento personal al momento de la entrega, lo cual eleva el precio de los portes.

Un film al cual se le ha denegado la calificación puede ser sometido al examen de la Juristen-Kommission o Comisión de Juristas de la SPIO (SPIO/JK), la cual verifica que el film no tenga contenidos lesivos en materia penal. Esto es de suma importancia para los fabricantes, distribuidores y comerciantes, pues la fabricación o venta de material que infringe la ley puede ser castigado con multas y hasta con un año de cárcel.

Antiguamente existía una sola etiqueta para certificar que el material había sido revisado por la Comisión de Juristas: SPIO/JK geprüft (certificado por la SPIO/JK).

A partir de octubre de 2007 existen dos certificaciones distintas de la SPIO/JK, según el grado de peligrosidad para menores de edad que pueda presentar el material analizado:

SPIO/JK geprüft: keine schwere Jugendgefährdung
Certificado por la SPIO/JK: ningún peligro grave para menores de edad

La película con esta etiqueta puede comercializarse como si se tratara de material apto para mayores de 18 años.

SPIO/JK geprüft: strafrechtlich unbedenklich
Certificado por la SPIO/JK: nada objetable en materia penal

La película podrá ser vendida a mayores de edad, pero queda prohibida su exhibición en estanterías y cualquier tipo de publicidad. Sólo podrá ser vendida “por debajo del tablero”, por así decirlo, con lo cual esta medida se equipara a la inclusión del film en el Index.

Esto no significa que las películas aprobadas por la Comisión de Juristas queden libres de toda medida posterior. Podrían ser indexadas o incluso ser objeto de decomiso. Pero si esto último sucede, ni el fabricante, distribuidor o comerciante podrán ser denunciados penalmente si sus productos contaban con alguna de las etiquetas de la SPIO/JK.

La FSK cuenta con más de 190 censores, que trabajan de manera honoraria en comisiones de 7 personas cada una. Son nombrados por un período de 3 años y deben contar con experiencia en el trato con menores de edad y con conocimientos de psicología o de ciencias de la comunicación. A la vez, no deben tener ningún vínculo laboral con la industria cinematográfica o de videos, a fin de evitar parcialidad en sus decisiones. Asimismo, en el nombramiento de los censores se debe cuidar que provengan de un amplio espectro profesional así cómo de diferentes niveles sociales. Las comisiones funcionan como primera instancia y, en caso de apelación, hay dos comisiones adicionales encargadas de la segunda y la tercera instancia.

Una calificación apta para menores de edad puede ser otorgada “bajo ciertas condiciones”, eufemismo para referirse a cortes. El solicitante tiene la opción de aceptar esas condiciones o aceptar la calificación de edad superior inmediata. Por motivos comerciales, a fin de alcanzar un público objetivo más amplio, muchos distribuidores aceptan esta forma velada de censura. Un caso típico es la película Harry Potter and the Chamber of Secrets (Chris Columbus, 2002), que fue calificada por la FSK como apta para mayores de 12 años, y luego fue cortada por la distribuidora a fin de obtener una calificación de mayores de 6 años. Asimismo, es frecuente que haya disponibles en el mercado varias versiones de una misma película, una cortada con la calificación FSK ab 16 y otra sin cortes con la calificación FSK ab 18. Éste es el caso, por ejemplo, de Fight Club (David Fincher, 1999).

Muchas de las decisiones de la FSK han sido objeto de polémica: en el pasado por elevar demasiado la calificación de las películas —Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951) y Ben-Hur (William Wyler, 1959), en otros países consideradas como películas para toda la familia, en Alemania se siguen vendiendo con la etiqueta de mayores de 16 años—; en la actualidad por mostrarse muy benevolentes con respecto a la presentación gráfica de sexualidad y de lenguaje obsceno y, por el contrario, manifestar excesiva severidad respecto a la presentación de violencia en la pantalla (al contrario de lo que ocurre en los Estados Unidos, donde las escenas de sexo elevan la calificación de la película mientras que hay una mayor tolerancia hacia la violencia). De este modo, una película apta para mayores de 12 años puede contener escenas de sexo, siempre y cuando no sean pornográficas y no presenten una cierta carga de violencia además de no atentar contra la dignidad de las personas. Un caso extremo, por ejemplo, es el de Train de vie (Radu Mihaileanu, 1998), que contiene una escena de sexo bastante evidente, y ha sido calificada como apta para mayores de 6 años. Asimismo, se suele ser más benevolente con las producciones de Hollywood destinadas al gran público que con el cine independiente.

La otra instancia que entra a tallar en la supervisión de medios (películas, videos, emisiones por radio y TV, contenidos online) es la Bundesprüfstelle für jugendgefährdende Medien (BPjM) u Oficina Federal de Medios Peligrosos para Menores de Edad, creada en mayo de 1954 como Bundesprüfstelle für jugendgefährdende Schriften (BPjS) u Oficina Federal de Escritos Peligrosos para Menores de Edad. Entre sus funciones está la de supervisar los medios que pueden tener contenidos peligrosos para menores de edad, y asegurarse de que no lleguen a sus manos. A estos efectos, si la BPjM considera que algún medio puede ser perjudicial para menores de edad, puede incluirlo en el Index. Están exentos de esta medida todos aquellos medios que ya han recibido previamente una calificación de la FSK.

La inclusión en el Index determina que el material en cuestión puede ser vendido a mayores de 18 años, pero debido a su peligrosidad para menores de edad se aplican medidas adicionales:

  • Queda prohibido hacer publicidad del medio. No están permitidos los trailers, carteles, anuncios en cualquier medio de comunicación, etc. La sola mención del título podría ser considerada como publicidad; por eso mismo, si un cine decidiera proyectar la película, no podría poner en ninguna parte el nombre del film para hacer saber que proyecta ese film.
  • Se prohíbe exhibir el producto en la estantería. El medio tiene ser vendido “por debajo del tablero”, por así decirlo. Quedan eximidos de esta prohibición los locales que cuentan con un espacio cuyo acceso está prohibido a menores de 18 años (como los locales de alquiler de videos, que cuentan con dos recintos, uno para películas con calificaciones de hasta FSK ab 16, y otro con entrada separada donde se exhibe el material para mayores de 18 de años).
  • En caso de tratarse de una película, no está permitido pasarla por televisión, sea libre o de pago.
  • En caso de ser enviado por correspondencia, deberá hacerse mediante un sistema certificado mediante el cual se pueda verificar la edad del destinatario, lo cual eleva el coste de los portes.
  • Queda prohibido importar la película por correspondencia, a no ser que se trate de un particular y demuestre que no tiene la intención de difundir el material en cuestión; de todos modos, es probable que la importación siempre presente problemas.

Si bien en muchos casos se requiere de un dictamen de la BPjM para incluir un medio en el Index, hay otros medios que se consideran automáticamente indexados, sin necesidad de que haya ningún trámite, debido a su alta peligrosidad para menores de edad, a saber, aquellos que contengan:

  • pornografía, incluyendo la presentación de menores de edad en actitudes corporales no naturales y resaltando lo sexual;
  • instrucciones para cometer actos delictivos;
  • incitación al racismo;
  • contenidos que inciten a la revuelta popular;
  • glorificación de lo bélico como algo bueno y positivo;
  • ejecuciones y similares fuera del contexto de un noticiario;
  • presentación cruda, cruel y morbosa de la violencia como fin en sí mismo o como algo trivial y sin importancia;
  • contenidos iguales a los de aquellos medios que ya han sido indexados.

La inclusión en el Index tiene una validez de 25 años, pasados los cuales el medio puede ser revisado nuevamente para su calificación.

No está permitida la inclusión en el Index de ningún medio

  • si ya le ha sido otorgada una calificación por la FSK (a excepción de los medios que aun teniendo una calificación fueron indexados antes del 1° de abril de 2003; éstos siguen estando en el Index);
  • si se dictamina que está al servicio del arte, la ciencia, la investigación o la enseñanza;
  • sólo en razón de su contenido político, social, religioso o ideológico.

Si bien no está prohibida la venta de medios indexados en Alemania, son muy pocos los negocios que los venden, pues debido a las restricciones impuestas, el margen de ganancia resulta ínfimo. A estos efectos, la inclusión en el Index constituye una especie de “censura velada”.

Algunos fabricantes de DVDs y Blu-rays, a fin de poder distribuir y vender libremente películas que han sido indexadas, preparan versiones abreviadas de los filmes, que reciben calificaciones FSK ab 16 o FSK ab 18. Por ejemplo, Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007), indexada en versión completa —aunque fue esta versión la que se proyectó en los cines—, en DVD tiene 4 minutos menos debido a los cortes y lleva la etiqueta de FSK ab 18. Por eso mismo, se recomienda tener cuidado en este país al comprar películas de terror e informarse previamente, pues no siempre los fabricantes informan en la cubierta si lo que se ofrece es una versión cortada o completa.

He aquí algunos ejemplos notorios de películas que han sido incluidas en el Index en sus versiones completas (versiones cortadas de algunas de ellas están disponibles en el mercado alemán).

Si bien algunas franquicias cinematográficas conocidas, particularmente dentro de los géneros de terror y de acción, tuvieron varios de sus filmes incluidos en el Index, en años recientes algunos han sido retirados de la lista y ya están disponibles en el mercado alemán en sus versiones completas o están a la espera de una nueva calificación. Sin embargo, aún quedan algunos filmes en el Index.

Franquicia cinematográfica
Películas indexadas Películas retiradas del Index
The Texas Chainsaw Massacre – The Return of the Texas Chainsaw Massacre (Kim Henkel, 1994)
– The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning (Jonathan Liebesman, 2006)
– The Texas Chain Saw Massacre (Tobe Hooper, 1974)
Halloween – Halloween: The Curse of Michael Myers (Joe Chappelle, 1995)
– Halloween (Rob Zombie, 2007)
– Halloween III: Season of the Witch (Tommy Lee Wallace, 1982)
– Halloween 4: The Return of Michael Myers (Dwight H. Little, 1988)
– Halloween 5: The Revenge of Michael Myers (Dominique Othenin-Girard, 1989)
Friday the 13th – Friday the 13th (Sean S. Cunningham, 1980)
– Jason Goes to Hell: The Final Friday (Adam Marcus, 1993)
– Jason X (Jim Marcus, 2001)
– Friday the 13th Part 2 (Steve Miner, 1981)
– Friday the 13th: A New Beginning (Danny Steinmann, 1985)
– Friday the 13th Part VI: Jason Lives (Tom McLoughlin, 1986)
– Friday the 13th Part VII: The New Blood (John Carl Buechler, 1988)
– Friday the 13th Part VIII: Jason Takes Manhattan (Rob Hedden, 1989)
A Nightmare on Elm Street – A Nightmare on Elm Street 4: The Dream Master (Renny Harlin, 1988)
– Freddy’s Dead: The Final Nightmare (Rachel Talalay, 1991)
– A Nightmare on Elm Street (Wes Craven, 1984)
– A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors (Chuck Russell, 1987)
– A Nightmare on Elm Street 5: The Dream Child (Stephen Hopkims, 1989)
Children of the Corn – Children of the Corn (Fritz Kiersch, 1984)
– Children of the Corn II: The Final Sacrifice (David Price, 1993)
– Children of the Corn III (James D.R. Hickox, 1995)
The Evil Dead – Evil Dead (Fede Alvarez, 2013) – Evil Dead II: Dead by Dawn (Sam Raimi, 1987)
Return of the Living Dead – Return of the Living Dead 3 (Brian Yuzna, 1993) – The Return of the Living Dead (Dan O’Bannon, 1985)
– Return of the Living Dead Part II (Ken Wiederhorn, 1988)
Re-Animator – Re-Animator (Stuart Gordon, 1985)
– Bride of Re-Animator (Brian Yuzna, 1989)
Hellraiser – Hellraiser 3: Hell on Earth (Anthony Hickox, 1992)
– Hellraiser IV: Bloodline (Alan Smithee, 1996)
– Hellraiser (Clive Barker, 1987)
– Hellbound: Hellraiser II (Tony Randel, 1988)
Child’s Play – Child’s Play (Tom Holland, 1988)
– Child’s Play 2 (John Lafia, 1990)
– Child’s Play 3 (Jack Bender, 1991)
Darkman – Darkman II: The Return of Durant (Bradford May, 1995) – Darkman (Sam Raimi, 1990)
Saw – Saw III (Darren Lynn Bousman, 2006)
– Saw IV (Darren Lynn Bousman, 2007)
– Saw V (David Hackl, 2008)
– Saw VI (Kevin Greutert, 2009)
The Human Centipede – The Human Centipede (First Sequence) (Tom Mix, 2009)
Death Wish
– Death Wish (Michael Winner, 1974)
– Death Wish II (Michael Winner, 1982)
– Death Wish III (Michael Winner, 1985)
– Death Wish 4: The Crackdown (J. Lee Thompson, 1987)
– Death Wish V: The Face of Death (Allan A. Goldstein)
Rambo – Rambo (Sylvester Stallone, 2008) – Rambo II (George P. Cosmatos, 1985)
– Rambo III (Peter MacDonald, 1988)
Delta Force – Delta Force 2: The Columbian Connection (Aaron Norris, 1990)
– Delta Force 3: The Killing Game (Sam Firstenberg, 1991)
– Delta Force (Menahem Golan, 1986)
Terminator – The Terminator (James Cameron, 1984)
Predator – Predator (John McTiernan, 1987)
– Predator 2 (Stephen Hopkins, 1990)
RoboCop – RoboCop (Paul Verhoeven, 1987)
– RoboCop 2 (Irvin Kershner, 1990)
Crank – Crank 2: High Voltage (Mark Neveldine, 2009)

A continuación, una selección de películas incluidas en el Index y otras retiradas de él, ordenadas por director:

Director Películas indexadas Películas retiradas del Index
Gualtiero Jacopetti & Franco Prosperi - Addio zio Tom (Gualtiero Jacopetti & Franco Prosperi, 1971)
Paul Morrisey – Flesh for Frankenstein (Paul Morrisey, 1973)
– Blood for Dracula (Paul Morrisey, 1974)
Pier Paolo Pasolini – Salò o le 120 giornate di Sodoma (Pier Paolo Pasolini, 1975)
Mario Bava – Shock (Mario Bava, 1977)
Ruggero Deodato – Ultimo mondo cannibale (Ruggero Deodato, 1977) – La casa sperduta nel parco (Ruggero Deodato, 1980)
– Inferno in diretta (Ruggero Deodato, 1985)
Lucio Fulci – …E tu vivrai nel terrore! L’aldilà (Lucio Fulci, 1980) – Quella villa accanto el cimitero (Lucio Fulci, 1981)
– Conquest (Lucio Fulci, 1983)
Dario Argento – Inferno (Dario Argento, 1980)
– Tenebre (Dario Argento, 1982)
– Trauma (Dario Argento, 1993)
– Non ho sonno (Dario Argento, 2001)
– Suspiria (Dario Argento, 1977)
– Phenomena (Dario Argento, 1985)
– Opera (Dario Argento, 1988)
George A. Romero – Creepshow (George A. Romero, 1982)
John Carpenter – Body Bags (John Carpenter & Tobe Hooper, 1993)
– Vampires (John Carpenter, 1998)
– The Thing (John Carpenter, 1982)
– Prince of Darkness (John Carpenter, 1987)
Lamberto Bava – Demoni 2: L’incubo ritorna (Lamberto Bava, 1986)
Robert Harmon – The Hitcher (Robert Harmon, 1986)
Peter Jackson – Bad Taste (Peter Jackson, 1987)
Michele Soavi – La chiesa (Michele Soavi, 1989) – Deliria (Michele Soavi, 1987)
Abel Ferrara – King of New York (Abel Ferrara, 1990)
Paul Verhoeven – Total Recall (Paul Verhoeven, 1990)
Antonia Bird – Ravenous (Antonia Bird, 1999)
Robert Rodriguez – From Dusk Till Dawn (Robert Rodriguez, 1996)
– Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007)
Rob Zombie – House of 1000 Corpses (Rob Zombie, 2003)
Alexandre Aja – Haute Tension (Alexandre Aja, 2003)
Dennis Iliadis – The Last House on the Left (Dennis Iliadis, 2009)
Scott Mann – The Tournament (Scott Mann, 2009)
Srdjan Spasojević – A Serbian Film (Srdjan Spasojević, 2010)

Resulta difícil acceder a la lista de medios indexados, pues su sola difusión podría interpretarse como publicidad de los medios incluidos en ella. Por la misma razón, tampoco existen debates públicos sobre los medios indexados, ni discusiones sobre si esta medida fue aplicada correctamente a algún medio en particular. A fin de evitarse problemas y ser acusados de hacerle publicidad a un medio indexado, los periodistas se suelen abstener de mencionar esos medios o de hacer comentarios al respecto. En la práctica, las películas indexadas dejan de mencionarse en el ámbito público.

En BPjM.COM (http://www.bpjm.com), página web independiente que no tiene nada que ver con la BPjM, se puede ver una lista de medios indexados, pero la última actualización es de agosto de 2010. Los responsables de esta página recalcan continuamente que la publicación de esta lista se hace sólo con fines informativos, sin ninguna intención publicitaria. A día de hoy, la página está en reestructuración, aunque todavía se puede acceder al archivo de datos.

Otra página web interesante al respecto es Schnittberichte.com (http://www.schnittberichte.com), que hace comparaciones entre las diferentes versiones de una película, detallando las diferencias, sobre todo los cortes realizados. El sitio fue lanzado en marzo de 2000 con el nombre de Schnittberichte.de, pero fue clausurado en mayo de 2002 sobre la base de la Ley de Protección de Menores de Edad, debido a que incluía en sus informes fotografías de las escenas censuradas en Alemania. El 6 de enero de 2003 el austriaco Gerald Wurm asumió la gestión de la página y la relanzó con el nombre actual, poniéndola bajo la jurisdicción de la ley austriaca que, en ese sentido, es más permisiva que la alemana y censura mucho menos. A través de esta página se puede saber qué filmes han sido incluidos en el Index o están sujetos a decomiso en Alemania.

Hay quienes consideran discutible la existencia de este Index, pues iría más allá de lo estrictamente necesario para garantizar la protección debida a menores de edad (para lo cual sería suficiente la existencia de la calificación FSK ab 18). Esta medida constituiría una especie de tutela paternalista sobre personas mayores de edad, que dificulta su acceso a ciertos medios (películas entre ellos), si es que no lo hace prácticamente imposible. Lo cual constituiría en la práctica un atentado contra la libertad de expresión.

La inclusión en el Index no es la medida más grave que se puede tomar contra una película. Mediante un abogado se puede abrir un proceso de decomiso con el fin de que un juzgado dictamine que los soportes en concreto de una película deben ser decomisados y destruidos.

Hablo de soporte, porque, al contrario de la inclusión en el Index, donde una versión determinada de la película queda prohibida, sea cual sea el soporte y el fabricante, y todas las versiones iguales quedan automáticamente indexadas, el proceso de decomiso sólo se aplica a la versión de película incluida en un soporte de un determinado fabricante. Un nuevo proceso debe abrirse para cada nueva edición del film.

Para que una película sea objeto de decomiso, se requiere que los jueces lleguen a la conclusión de que los contenidos de la película infringen la ley, es decir, se pueden considerar dentro de algunos de los siguientes actos delictivos tipificados en las leyes correspondientes:

  • utilización de signos o símbolos de organizaciones anticonstitucionales (por ejemplo, la esvástica del nacionalsocialismo);
  • denigración del Estado y de sus símbolos;
  • incitación a la revuelta popular, propaganda contra el orden democrático o contra el entendimiento de los pueblos;
  • instrucciones para cometer actos delictivos;
  • presentación cruda, cruel y morbosa de la violencia como fin en sí mismo o como algo trivial y sin importancia;
  • difusión de contenidos pornográficos que incluyan violencia (sadomasoquismo, por ejemplo), intercambio sexual con animales o escenas de sexo que involucren a menores de edad (pornografía infantil) [OJO: la pornografía que no presente estas características está permitida en Alemania, si bien su distribución tiene que someterse a las restricciones que hemos señalado para las películas indexadas; además, se considera como erotismo —no pornográfico— imágenes que en otros países serían consideradas como pornográficas);
  • ofensas contra la honra debida a personas e instituciones;
  • calumnia y difamación;
  • negación del Holocausto judío.

inglourios_basterds_en

Logo internacional de la película “Inglourious Basterds” (Quentin Tarantino, 2009)

inglorious_basterds_de

Logo para el mercado alemán

¿Qué consecuencias tiene un decomiso?

Queda prohibido, en referencia al producto, difundirlo (venderlo o regalarlo), exhibirlo, proyectarlo públicamente, hacerlo accesible a cualquiera, mucho menos a un menor de edad. Asimismo, se prohíbe fabricarlo, adquirirlo, almacenarlo, ofrecerlo, anunciarlo, importarlo o exportarlo (si la intención es difundir el producto). Las copias del producto encontradas como prueba de los delitos anteriores son decomisadas y destruidas.

Lo que no está prohibido es poseer un ejemplar del producto de manera privada, ver la película en privado e incluso comprar el producto para fines particulares (aunque sea delito venderlo).

Las penas por infracción de estas leyes van desde multas en dinero hasta privación de libertad por un año.

La medida de decomiso es válida por 10 años. Ahora bien, como todas las películas decomisadas se consideran automáticamente indexadas, pasado ese tiempo podrían en la práctica comercializarse bajo las restricciones que impone una indexación y durante el tiempo que ésta se halle vigente (25 años a partir de su inclusión en el Index). En la práctica, los fabricantes, distribuidores y comerciantes prefieren no correr riesgos, pues la película podría ser sometida nuevamente a un proceso de decomiso, con las consiguientes pérdidas económicas.

A manera de ejemplo, he aquí algunas películas conocidas que están sujetas a decomiso en las versiones completas publicadas por algunos sellos cinematográficos. Todas se pueden encuadrar dentro del subgénero gore de terror.

Franquicia cinematográfica Películas sujetas a decomiso
The Texas Chainsaw Massacre – The Texas Chainsaw Massacre Part 2 (Tobe Hooper, 1986)
Halloween – Halloween II (Rick Rosenthal, 1981)
Friday the 13th – Friday the 13th Part 3: 3D (Steve Miner, 1982)
– Friday the 13th: The Final Chapter (Joseph Zito, 1984)
The Evil Dead – The Evil Dead (Sam Raimi, 1987)
I Spit on Your Grave – I Spit on Your Grave (Meir Zarchi, 1978)
– I Spit on Your Grave (Steven R. Monroe, 2010)
– I Spit on Your Grave 2 (Steven R. Monroe, 2013)
The Human Centipede – The Human Centipede II (Full Sequence) (Tom Mix, 2011)

A continuación, una selección de películas sujetas a decomiso en sus versiones completas, ordenadas por director:

Director Películas sujetas a decomiso
Herschell Gordon Lewis – Blood Feast (Herschell Gordon Lewis, 1963)
Mario Bava – Reazione a catena (Mario Bava, 1971)
Wes Craven – The Last House on the Left (Wes Craven, 1972)
Jorge Grau – Non si deve profanare il sonno dei morti (Jorge Grau, 1974)
George A. Romero – Dawn of the Dead (George A. Romero, 1978)
– Day of the Dead (George A. Romero, 1985)
Lucio Fulci – Zombi 2 (Lucio Fulci, 1979)
– Luca il contrabbandiere (Lucio Fulci, 1980)
– Paura nella città dei morti viventi (Lucio Fulci, 1980)
– Lo squartatore di New York (Lucio Fulci, 1982)
– Zombi 3 (1988, Lucio Fulci, terminada por Bruno Mattei & Claudio Fragasso)
– Un gatto nel cervello (Lucio Fulci,1991)
Ruggero Deodato – Cannibal Holocaust (Ruggero Deodato, 1980)
Umberto Lenzi – Mangiati vivi! (Umberto Lenzi, 1980)
– Incubo sulla città contaminata (Umberto Lenzi, 1980)
– Cannibal Ferox (Umberto Lenzi, 1981)
Lamberto Bava – Demoni (Lamberto Bava, 1986)
Peter Jackson – Braindead (Peter Jackson, 1992)
Eli Roth – Hostel: Part II (Eli Roth, 2007)
A MODO DE CONCLUSIÓN

En otros países las calificaciones emitidas por las entidades responsables son referenciales, y sirven para que los padres o tutores puedan cumplir con su tarea de proteger a los menores de contenidos no aptos para ellos. En Alemania el Estado ha asumido esta tarea, estableciendo normativas que llegan incluso a determinar qué puede o no puede ver un adulto. Ir contra esas normativas puede estar sujeto a sanciones penales. Bajo la excusa de proteger a los menores de edad, se ha establecido una especie de tutela sobre toda la sociedad que va en perjuicio de ciertas libertades de las personas adultas y permite que en la práctica haya una especie de censura, de alcances ciertamente cuestionables. Más allá de que muchas de las películas censuradas sean de dudosa calidad artística.

DE LA INMORALIDAD DEL ARTE MORALIZANTE

Fotograma de “Saló o los 120 días de Sodoma” (Pier Paolo Pasolini, 1974)

Fotograma de “Saló o los 120 días de Sodoma” (Pier Paolo Pasolini, 1974)

He hallado un texto que escribí allá por el año 2000, cuando hice mi primer ensayo rudimentario de página web. En ese entonces yo ya había visto algunas películas que por su temática podían escandalizar a algunos compañeros de camino en la fe, pero que habían dejado huella en mí por su profundo contenido artístico y humano. En concreto, puedo mencionar Terciopelo azul (Blue Velvet / David Lynch, 1986), Casanova (Il casanova di Federico Fellini / Federico Fellini, 1986) y El último tango en París (Ultimo tango a Parigi / Bernardo Bertolucci, 1974). El mismo hecho de que en los años ’90 yo mismo comenzara a componer canciones de más hondo contenido poético sin perder mi identidad cristiana y sufriera cierta incomprensión de parte aquellos consideraban que yo había perdido el rumbo por no poner mi arte al servicio de un proselitismo a favor de una determinada interpretación del catolicismo, además de la influencia humanista de las obras de Ernesto Sabato, me llevaron a plasmar por escrito estas breves reflexiones sobre la relación entre arte y moral.

 ________________________________________

DE LA INMORALIDAD DEL ARTE MORALIZANTE

Existe —lo sabemos— un arte que pretende ponerse al servicio de causas morales, sea cual sea el color del que se revistan. Lo hay tanto en el cristianismo como en otras religiones, así como en las diversas ideologías que han pretendido erigirse como paraísos de salvación de la humanidad, llámense comunismo, socialismo o liberalismo. Si algo ha perdurado de ese arte a lo largo de los siglos, no ha sido precisamente gracias a la moraleja que lo guiaba, sino a cualidades intrínsecas al arte mismo, que han resplandecido en la obra artística no obstante su pretensión moral ejemplificadora. La esencia artística ha trascendido los límites de la didáctica y, de manera indescifrable y misteriosa, ha logrado sobrevivir a la tentación ruinosa del corsé moralizador.

¿A qué le llamamos arte moralizador? A toda manifestación artística que tenga la intención a priori de brindar una enseñanza (ejemplo moral, moraleja) a través de ella. Es decir, el arte se utiliza como instrumento para mostrar lo que debe ser, lo que se ha de hacer, generalmente con final feliz edificante, donde los buenos salen triunfantes. La pregunta que uno se hace es si la belleza y la verdad enraizada en lo concreto pueden sobrevivir a tal manipulación.

Una comparación entre la Biblia y el Libro de Mormón nos puede ilustrar al respecto. Los textos bíblicos son testimonio de acontecimientos narrados —si es necesario en toda su crudeza— y en ellos brilla la gloria de la belleza divina junto a la ambigüedad propia de la condición humana. No existe el deseo expreso de “edificar” a los oyentes o lectores, sino el de penetrar en la esencia de los acontecimientos y descubrir en ellos el resplandor de la luz divina, aun en medio de las situaciones más trágicas y degradantes, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De este encuentro entre el autor humano y la realidad desnuda, incluso en sus aspectos más ocultos e invisibles, surge la belleza. En los Evangelios, el Hijo de Dios se halla inmerso en la condición humana y la toca con el calor de una mano compasiva, sin atenuar para nada la descripción de los abismos de la indignidad humana.

En cambio, el libro sagrado de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días es una mera imitación de la literatura bíblica, con una clara dirección moralizante, a fin de presentar acciones a seguir o emular por los elegidos. Está atiborrado de preceptos morales y de personajes monofacéticos sin conflictos morales graves, que actúan “santamente” o, por el contrario, ostentan una maldad sin fisuras, lo cual convierte su lectura en algo aburrido y tedioso, además de humanamente insustancial. La belleza que nos arrebata hacia lo alto está ausente del libro. Éste es sólo una sombra insípida de la literatura bíblica.

La tentación moralizante en la literatura suele llevar a los autores que caen en ella a la manipulación de los hechos, a la esquematización de los rasgos humanos, a una poda del árbol de la realidad, dejándonos en un desierto sin riqueza cromática. Todo en vistas a probar el enunciado del cual se parte a priori: así debe ser la conducta humana. Esto se puede aplicar también al teatro, al cine, a la pintura, a la escultura, a todas las artes. No sin fundamento decía Charles Moeller, un crítico literario católico, que no existe literatura edificante que sea artísticamente buena.

La “moralina” es un parásito que puede arruinar potenciales cualidades artísticas. Se inocula en la obra, le quita la sustancia, le sorbe la médula y deja un esqueleto que difícilmente podrá sobrevivir a la prueba del tiempo. A no ser que el potencial artístico sea tan vigoroso, que pueda neutralizar los efectos enfermizos de este bicho, producto de la decencia farisaica.

Este parásito también estropea algunas aptitudes cerebrales, incrustando un filtro devorador en la mente del artista infectado. En contraposición absoluta a la máxima que dice «nada de lo humano me es ajeno», el artista se siente impedido de tocar algunas temáticas tabúes o de carácter polémico en el contexto social en el que se mueve. La filtración mental induce al error de que la belleza de la obra de arte depende en gran medida del tema elegido. Los temas son calificados de morales o inmorales, apropiados o inapropiados, decentes o indecentes. El resultado es una masacre metafísica, una mutilación de la realidad tal cual es.

Lo moral o inmoral de una obra de arte está en la manera como el artista se aproxima a la realidad o en la intención que tiene al realizar la obra de arte, no en los temas, que son simplemente lo que son, lo que debe ser iluminado por la belleza o penetrado por la sensibilidad artística, para mostrar o develar la belleza que encierra. Si se alcanza esta luz, se llega no sólo hasta lo bello sino hasta lo que es bueno y verdadero en sí. En este sentido, no hay nada más enemigo de lo bello que lo simplemente bonito, es decir, lo puramente agradable, lo biensonante, lo conveniente, lo decorativo, lo decente. Hasta dónde yo sé, no hay nada que sea puramente bonito que haya logrado estremecer las honduras del ser humano con la misma intensidad que la belleza desnuda.

Este tipo de situaciones suele agudizarse cuando la situación política es de tipo dictatorial, como ocurrió en los países comunistas o en algunas dictaduras militares de derecha o izquierda, que, de una u otra manera, quisieron orientar el quehacer artístico, definiendo los temas que debían representar o narrar los artistas, literatos, cineastas y gente afín.

El proselitismo por una causa constituye uno de los filtros más peligrosos, en la medida en que determina lo que es valioso o no en una obra de arte simplemente por su temática o por el éxito que consigue en el reclutamiento de prosélitos. Viene a colación parte de un soneto compuesto por el P. Leonardo Castellani, sacerdote y escritor argentino de hondura como hay pocos, en esa obra maestra que se llama Los papeles de Benjamín Benavides:

¡Ay, el libro devoto y aborrecible,
el libro santulón y devotazo
vidas de santos por algún payaso
místico, que hace al místico risible!

No puedes zaherir, pues la materia
es sacra y hay que respetar el templo
y a este que escribe sin que Dios lo quiera.

El arte verdadero es totalizante. Busca penetrar en todos los resquicios de la realidad para descubrir lo que es inexpresable a través del pensamiento lógico-categórico. Si es profundo, descubre la luz del misterio inefable en cualquier faceta del mundo. Su carácter revelador, en la medida en que es auténtico y no pose o moda pasajera, enriquece al ser humano y lo eleva hacia lo que es bueno, bello y verdadero. La intención moralizante es una interferencia que distorsiona el carácter develador del arte y coacta la libertad de los destinatarios de la obra artística, a la vez que arruina la multiplicidad de significados inherente a todo lo que tiene autenticidad metafísica.

En nuestros tiempos el así llamado arte católico abunda en narraciones mediocres de intención edificante, canciones compuestas para ser vehículo de máximas de doctrina espiritual, melodías pegajosas de fácil recordación a las cuales les será negada la corona de inolvidables, de todo lo cual se puede decir a lo más que es muy bonito, mas no que es verdaderamente bello. La alergia al talento va de la mano de una visión edulcorada y simplona de la experiencia cristiana, que despliega a los ojos del mundo la imagen de una religión para estúpidos. Pero eso no es culpa de los orígenes ni de los fundadores, sino más bien de la complacencia aletargada de algunos seguidores, entre los cuales me he encontrado yo.

¿Cómo hemos llegado hasta el extremo de que el arte cristiano busque ser diversión para toda la familia, sin contenidos llamados impropios? No creo que haya nada más ajeno al calificativo de “apto para todo público” que la escena del ajusticiamiento en una cruz del Hijo de Dios. Me es difícil encontrar nada más cargado de violencia, de injusticia, de sufrimiento. Y, sin embargo, allí se encuentra la belleza en todo su esplendor, en toda su pureza, cargada de humanidad plena.

He aquí, pues, la gran paradoja. Si el arte quiere ser auténtico y penetrar hasta las honduras de la verdad, el bien y la belleza, debe abandonar toda pretensión de subordinar su esencia a un precepto moral. Lo contrario empobrece al ser humano, en otras palabras, es inmoral.

SEXO Y ESCÁNDALO… ¿Y LA VIOLENCIA?

fifty_shades_of_grey

50 sombras de Grey ha llegado a las pantallas peruanas y se ha convertido en el Perú en la película más taquillera en días recientes, además de provocar las iras de los defensores de la moral puritana, para quienes abordar gráficamente temas como la sexualidad humana —y peor aún si viene revestida de sadomasoquismo— es también un acto perverso.

Aunque entre ellos haya quienes pregonen que nada de lo humano les es ajeno, siguen manteniendo un muestrario de temas que no debería permitirse tocar en el arte cinematográfico. Olvidan que el arte es en sí mismo amoral, y cuando se pretende instrumentalizarlo como vehículo de enseñanza moralista, se traiciona su esencia y se cae en la mediocridad y en el cliché.

Si así es el escándalo ante un producto tibio y de dudosa calidad artística pergeñado por Hollywood, ¿por qué no ha habido semejante reacción ante esa obra máyuscula de arte que son los dos volúmenes de Ninfómana del cineasta danés Lars von Trier, donde se muestra sexo sin tapujos pero insertado en una historia personal estremecedora acompañada de reflexiones existenciales y plasmada en imágenes de cruda pero cautivadora poesía? ¿Tal vez por ignorancia, porque ni siquiera saben que existe esta película?

Y aquellos mismos que se rasgan las vestiduras ante el sexo, ¿por qué no han hecho el mismo escándalo ante películas que glorifican la violencia o la banalizan, convirtiéndola en un espectáculo sangriento, como Hostal: Parte II (2007), Rambo: Regreso al infierno (2008) o El gran torneo (2009), cuya difusión comercial en sus versiones completas está prohibida en Alemania?

¿Por qué los mismos que satanizan el sexo suelen tener manga ancha con la violencia?

(Columna publicada en Exitosa Diario el 18 de febrero de 2015)

________________________________________

Los títulos originales de las películas aquí mencionadas son:

  • Fifty Shades of Grey (Sam Taylor-Johnson, 2015)
  • Nymphomaniac: Vol. I (Lars von Trier, 2013)
  • Nymphomaniac: Vol. II (Lars von Trier, 2013)

Estás películas obtuvieron en Alemania una calificación de edad de mayores de 16 años, debido a que se concluyó que las escenas de sexo incluidas no son pornográficas.

  • Hostel: Part II (Eli Roth, 2007)

Mientras que la primera parte Hostel (Eli Roth, 2005) obtuvo la calificación de edad más alta en Alemania (mayores de 18 años), la segunda parte en su versión completa está sujeta a decomiso, y tanto su venta como su difusión son consideradas delitos, debido a que su contenido de violencia extrema atenta contra una o más leyes penales del país. Una versión cortada está disponible en el mercado.

  • Rambo (Sylvester Stallone, 2008)
  • The Tournament (Scott Mann, 2009)

Estas dos últimas películas en sus versiones completas están incluidas en Alemania en el Index, una lista oficial que incluye ítems potencialmente dañinos para menores de edad. Su venta está permitida a mayores de edad, pero está prohibido colocar los filmes en estanterías, ofrecerlos en tiendas online y hacerles publicidad, por lo cual una difusión comercial en sentido estricto no es posible. A nivel comercial sólo es posible encontrar versiones cortadas de ambas películas.

 

SAN ROMERO DE AMÉRICA

Mons. Óscar Arnulfo Romero (1917-1980)

Mons. Óscar Arnulfo Romero (1917-1980)

Mons. Óscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador asesinado el 24 de marzo de 1980 por mano de un sicario enviado por un grupo paramilitar a favor del gobierno salvadoreño, será finalmente beatificado por el Papa Francisco. Su proceso había estado bloqueado, dizque por razones políticas.

Pues después de su muerte la teología de la liberación lo elevó a símbolo del martirio en Latinoamérica y ejemplo de opción preferencial por los pobres. Y es sabido que los liberacionistas no han gozado del favor de ciertas eminencias eclesiales ni de los Papas anteriores. No extraña, pues, que cuando a fines de los ’70 le pregunté a Alfredo Garland, sodálite y autor de un panfleto contra la teología de la liberación, su opinión sobre Romero, me contestara: «Es un tonto útil».

Porque Mons. Romero nunca fue un progresista; al contrario, fue considerado un conservador fiel al Magisterio eclesial. Si no fuera por los últimos tres años de su existencia, su vida podría describirse como la de un eclesiástico bueno sin nada destacable.

El cambio se originó cuando ejerció de obispo de la diócesis de Santiago de María, la más pobre de El Salvador, entre diciembre de 1974 y febrero de 1977. Allí conoció la situación injusta en que vivían los campesinos salvadoreños y la represión violenta que sufrían. Allí entró en diálogo con los miembros de la Comunidad Pasionista de Jiquilicho, simpatizantes de la teología de la liberación, y se inició un proceso de cambio que lo llevaría a comprometerse con las angustias e inquietudes del pueblo salvadoreño. Allí se forjó este santo de carne y hueso, que tanto incomoda a los conservadores.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 11 de febrero de 2015)

________________________________________

Es indudable que Mons. Romero desarrolló su prédica a favor de la liberación cristiana en ese momento histórico de la década de los ’70, cuando América Latina era un hervidero de dictaduras y revoluciones, en medio de las cuales varios movimientos políticos y sociales de diverso signo ideológico luchaban por la liberación política, social y económica de tantos pobres sometidos a injusticias, opresión y violencia en el continente. En ese contexto, Mons. Romero nunca redujo la auténtica liberación que enseña la iglesia a alguna de estas dimensiones, aunque de sus palabras se concluye que éstas tienen que estar incluidas de alguna manera en la liberación del pecado que trae Jesucristo. En este sentido se puede concluir que, desde una perspectiva pastoral, Mons. Romero hizo teología de la liberación, aunque nunca se interesara por los escritos académicos con influencias marxistas de otros teólogos de la liberación. Al respecto, puedo citar unas palabras del Discurso de Mons. Oscar Arnulfo Romero al recibir el doctorado honoris causa por la Universidad de Lovaina, pronunciado el 2 de febrero de 1980, considerado por muchos como su testamento teológico y pastoral:

«Sabemos ahora mejor qué significa la encarnación, qué significa que Jesús tomó carne realmente humana y que se hizo solidario de sus hermanos en el sufrimiento, en los llantos y quejidos, en la entrega. Sabemos que no se trata directamente de una encarnación universal, que es imposible, sino de una encarnación preferencial y parcial; una encarnación en el mundo de los pobres. Desde ellos podrá la Iglesia ser para todos, podrá también prestar un servicio a los poderosos a través de una pastoral de conversión; pero no a la inversa, como tantas veces ha ocurrido.

El mundo de los pobres con características sociales y políticas bien concretas, nos enseña dónde debe encarnarse la Iglesia para evitar la falsa universalización que termina siempre en connivencia con los poderosos. El mundo de los pobres nos enseña cómo ha de ser el amor cristiano, que busca ciertamente la paz, pero desenmascara el falso pacifismo, la resignación y la inactividad; que debe ser ciertamente gratuito pero debe buscar la eficacia histórica. El mundo de los pobres nos enseña que la sublimidad del amor cristiano debe pasar por la imperante necesidad de la justicia para las mayorías y no debe rehuir la lucha honrada. El mundo de los pobres nos enseña que la liberación llegará no sólo cuando los pobres sean puros destinatarios de los beneficios de gobiernos o de la misma Iglesia, sino actores y protagonistas ellos mismos de su lucha y de su liberación desenmascarando así la raíz última de falsos paternalismos aun eclesiales.

Y también el mundo real de los pobres nos enseña de qué se trata en la esperanza cristiana. La Iglesia predica el nuevo cielo y la nueva tierra; sabe además que ninguna configuración socio-política se puede intercambiar con la plenitud final que Dios concede. Pero ha aprendido también que la esperanza trascendente debe mantenerse con los signos de esperanza histórica, aunque sean signos aparentemente tan sencillos como los que proclama el tercer Isaías cuando dice que “construirán su casa y que la habitarán, plantarán viñas y comerán de sus frutos” (Is 65, 21). Que en esto haya una auténtica esperanza cristiana, que no se esté rebajando la esperanza a lo temporal y humano, como se dice a veces despreciativamente, se aprende en el contacto cotidiano de quienes no tienen casa ni viña, de quienes construyeron para que otros habiten y trabajan para que otros coman los frutos».

Ciertamente, durante mucho tiempo compartí la opinión de que Mons. Romero era un “obispo rojo”, como se me había transmitido en el Sodalicio de Vida Cristiana, hasta que en los primeros años de este siglo pude conocer el proceso de cambio que había experimentado Mons. Romero en su experiencia pastoral con los más pobres de los pobres en la diócesis de Santiago de María. Desde entonces tengo una inmensa admiración por este hombre de Dios, y me es difícil leer algunas de sus homilías sin que se me estruje el corazón y se me asomen un par de lágrimas a los ojos. Destaco sobre todo la homilía que pronunciara un día antes de su muerte, de la cual cito las siguientes palabras:

«Yo quisiera hacer un llamamiento, de manera especial, a los hombres del ejército. Y en concreto a las bases de la Guardia Nacional, de la policía, de los cuarteles… Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: “No matar”. Ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la Ley de Dios. Una ley inmoral, nadie tiene que cumplirla. Ya es tiempo de que recuperen su conciencia, y que obedezcan antes a su conciencia que a la orden del pecado. La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la Ley de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación. Queremos que el gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre. En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión».

Fiel a su política de manipulación de la información, Alejandro Bermúdez y ACI Prensa han sido muy reticentes respecto a los anuncios de la beatificación de Mons. Romero (ver, por ejemplo, https://www.aciprensa.com/noticias/no-hay-nada-oficial-sobre-beatificacion-de-mons-romero-95605/). Y en uno de sus recientes Puntos de Vista, que lleva el título de “Mons. Romero y los nuevos mártires” (https://www.aciprensa.com/podcast/download.php?file=10492), Bermúdez introduce la figura de Mons. Romero —sobre el cual no dice prácticamente nada— para explayarse luego extensamente sobre el martirio de los sacerdotes polacos Michele Tomaszek y Zbigneo Strzalkowski, de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y el sacerdote italiano Alessandro Dordi, asesinados en agosto de 1991 en el Perú por el grupo maoísta Sendero Luminoso. Sintómaticamente, para el director de ACI Prensa tiene mucho más importancia transmitir información sobre tres sacerdotes misioneros—ciertamente ejemplares— ejecutados por un grupo extremista de izquierda, mientras no parece darle el mismo peso a quien fuera asesinado por un grupo extremista de derecha. Ahora los esfuerzos de la así llamada agencia de noticias parecen ir en la línea de desvincular a Mons Romero de todo aquello que suene a teología de la liberación (ver “Mons. Romero nunca se interesó por la teología de la liberación, asegura su secretario personal”, https://www.aciprensa.com/noticias/video-mons-romero-nunca-se-intereso-por-la-teologia-de-la-liberacion-asegura-su-secretario-personal-42365/), no obstante que la liberación es un tema recurrente en la prédica del mártir salvadoreño.

Mons. Óscar Arnulfo Romero, del cual soy devoto desde hace varios años y a quien le agradezco haber contribuido con su ejemplo a abrirme los ojos a la verdadera esencia de una Iglesia pobre y peregrina entendida como Pueblo de Dios que va construyendo el Reino en la historia, seguirá incomodando desde la tumba a aquellos que creen que una opción por los ricos y los poderosos es compatible con el Jesús de los evangelios.

________________________________________

Transcribo aquí el hermoso poema que compusiera Mons. Pedro Casaldáliga, figura señera de la teología de la liberación, en homenaje a Mons. Romero:

SAN ROMERO DE AMÉRICA, PASTOR Y PADRE NUESTRO

El ángel del Señor anunció en la víspera…

El corazón de El Salvador marcaba
24 de marzo y de agonía.
Tú ofrecías el Pan,
el Cuerpo Vivo
—el triturado cuerpo de tu Pueblo;
Su derramada Sangre victoriosa
—¡la sangre campesina de tu Pueblo en masacre
que ha de teñir en vinos de alegría la aurora conjurada!

El ángel del Señor anunció en la víspera,
y el Verbo se hizo muerte, otra vez, en tu muerte;
como se hace muerte, cada día, en la carne desnuda de tu Pueblo.

¡Y se hizo vida nueva
en nuestra vieja Iglesia!

Estamos otra vez en pie de testimonio,
¡San Romero de América, pastor y mártir nuestro!
Romero de la paz casi imposible en esta tierra en guerra.
Romero en flor morada de la esperanza incólume de todo el Continente.
Romero de la Pascua latinoamericana.
Pobre pastor glorioso, asesinado a sueldo, a dólar, a divisa.

Como Jesús, por orden del Imperio.
¡Pobre pastor glorioso,
abandonado
por tus propios hermanos de báculo y de Mesa…!
(Las curias no podían entenderte:
ninguna sinagoga bien montada puede entender a Cristo).

Tu pobrería sí te acompañaba,
en desespero fiel,
pasto y rebaño, a un tiempo, de tu misión profética.
El Pueblo te hizo santo.
La hora de tu Pueblo te consagró en el kairós.
Los pobres te enseñaron a leer el Evangelio.

Como un hermano herido por tanta muerte hermana,
tú sabías llorar, solo, en el Huerto.
Sabías tener miedo, como un hombre en combate.
¡Pero sabías dar a tu palabra, libre, su timbre de campana!

Y supiste beber el doble cáliz del Altar y del Pueblo,
con una sola mano consagrada al servicio.
América Latina ya te ha puesto en su gloria de Bernini
en la espuma-aureola de sus mares,
en el retablo antiguo de los Andes alertos,
en el dosel airado de todas sus florestas,
en la canción de todos sus caminos,
en el calvario nuevo de todas sus prisiones,
de todas sus trincheras,
de todos sus altares…
¡En el ara segura del corazón insomne de sus hijos!

San Romero de América, pastor y mártir nuestro:
¡nadie hará callar tu última homilía!

Pedro Casaldáliga

________________________________________

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

La Palabra viva de Monseñor Romero (Homilías de Romero)
http://servicioskoinonia.org/romero/homilias/indice.htm

Mons. Óscar Arnulfo Romero
La dimensión política de la fe desde la opción por los pobres. Una experiencia eclesial en El Salvador, Centroamérica (Discurso de Mons. Oscar Arnulfo Romero al recibir el doctorado honoris causa por la Universidad de Lovaina, pronunciado el 2 de febrero de 1980)
http://servicioskoinonia.org/relat/135.htm

Óscar Romero
La violencia del amor (selección de textos) (The Bruderhof Foundation, 2004)
http://servicioskoinonia.org/biblioteca/pastoral/RomeroBrokmanViolenciaDelAmor.pdf

Óscar A. Romero
Monseñor Óscar A. Romero. Su diario (2003)
http://servicioskoinonia.org/romero/varios/RomeroOscar-SuDiario.pdf

Zacarías Diez y Juan Macho, Pasionistas
«En Santiago de María me topé con la miseria». Dos años de la vida de Mons. Romero (1975-1976) ¿Años del cambio? (Servicios Koinonía, 2005)
http://servicioskoinonia.org/biblioteca/pastoral/DiezMachoRomero.zip

María López Vigil
Piezas para un retrato (1993)
http://servicioskoinonia.org/biblioteca/pastoral/LopezVigilPiezasRetrato.zip

________________________________________

DOCUMENTAL RADIOFÓNICO

Documentos RNE
Monseñor Romero: de obispo conservador a profeta de los pobres (20 mar 2010)
http://mvod1.akcdn.rtve.es/resources/TE_SRDOCU/mp3/5/8/1268930680285.mp3

TERRORISMO CRISTIANO

Madre palestina llorando a sus hijos asesinados por milicianos católicos maronitas de la Falange Libanesa durante la masacre de Sabra y Shatila (16 de setiembre de 1982)

Madre palestina llorando a sus hijos asesinados por milicianos católicos maronitas de la Falange Libanesa durante la masacre de Sabra y Shatila (16 de setiembre de 1982)

Actualmente muchos asocian el concepto de terrorismo con las creencias islámicas y los países árabes. Aún cuando la gran mayoría de los musulmanes sean contrarios a la violencia y reprueben a aquellos que utilizan el Islam para justificar su fanatismo. Pues en esto mismo radica la fuente de todo terrorismo.

Y fanáticos han habido también en el cristianismo desde sus orígenes, cuando algunos seguidores de Jesús se mostraron partidarios de un mesianismo que recurriera a la violencia de las armas.

Terroristas cristianos son los cruzados que masacraron a toda la población judía y musulmana de Jerusalén durante la Primera Cruzada; el católico Guy Fawkes, que quiso volar en pedazos el Parlamento inglés en 1605; el Ku Klux Klan, que asesinó afroamericanos, judíos y católicos en defensa de la civilización cristiana occidental; la Guardia de Hierro rumana, que durante el pogrom de Bucarest en 1930 asesinó a 125 judíos y luego ejecutó sumariamente a enemigos políticos cuando llegó al poder en 1940; los católicos maronitas que masacraron a palestinos y musulmanes libaneses en Karantina, Tel al-Zattar, Sabra y Shatila durante la Guerra Civil del Líbano (1975-1990); el Ejército de Dios en Estados Unidos, que justifica el asesinato de médicos abortistas; el Frente Nacional de Liberación de Tripura en la India, que busca la conversión al cristianismo de hindúes mediante las armas, usando la violación como medio de intimidación y no retrocediendo ante el homicidio; el Ejército de Resistencia del Señor en Uganda, que mezcla elementos cristianos con misticismo africano y ha sido acusado de asesinatos, violaciones, torturas y secuestro de niños.

Y si no menciono otros grupos, es por falta de espacio.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 4 de febrero de 2015)

________________________________________

Lo que me motivó a escribir este pequeño artículo fueron unas palabras de Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, en una de sus recientes diatribas islamofóbicas (El problema del Islam, https://www.aciprensa.com/podcast/download.php?file=10483), donde pretende demostrar que el Islam es una religión violenta y que las acciones de los terroristas islámicos son consecuencia directa de enunciados que aparecen en el Corán. Allí Bermúdez dice lo siguiente:

La época de las Cruzadas era un época cultural específica, donde ir a la guerra formaba parte de la realidad cultural. No era algo que la Iglesia señalaba como algo de por sí virtuoso. ¿Por qué hoy en día los que quieren comparar el radicalismo islámico no encuentran absolutamente ninguna causa o ningún episodio histórico con el que puedan hoy día calificar o comparar con los cristianos? ¿Dónde están los grupos terroristas cristianos que masacran musulmanes en países de mayoría católica? ¿Dónde están los terroristas católicos que toman venganza de los cristianos que son asesinados en los países de mayoría musulmana en América Latina? ¿Dónde está el grupo terrorista que aterroriza a los musulmanes en el Perú, en Chile, en Argentina, en Venezuela o en cualquiera de estos países? ¿O en Estados Unidos, donde la comunidad islámica es muy grande y donde hay varios de ellos —¡varios de ellos!— acusados de terrorismo y donde hay organizaciones acusadas de terrorismo? Entonces, no podemos decir que quienes cometen actos de violencia no tienen nada que ver con el Islam. Es falso. No es así. Se llaman islámicos, citan al Profeta, citan el Corán, y aplican la shariah de acuerdo a una interpretación que es aceptable y legítima dentro del Islam.

Disculpo a Bermúdez por estos exabruptos, pues sospecho desde hace tiempo que padece un síndrome de ignorancia invencible, o más bien las anteojeras que le impone su ideología religiosa le impiden alzar la vista para mirar mejor la realidad.

Pues su defensa acérrima de las Cruzadas como una epopeya histórica que le dio lustre al cristianismo se estrella contra el hecho de que la Primera Cruzada haya culminado en uno de los hechos más vergonzosos y atroces de la historia de la humanidad: la masacre de Jerusalén entre el 15 y el 16 de julio de 1099. Basta con citar algunos testimonios de la época:

«Maravillosos espectáculos alegraban nuestra vista. Algunos de nosotros, los más piadosos, cortaron las cabezas de los musulmanes; otros los hicieron blancos de sus flechas; otros fueron más lejos y los arrastraron a las hogueras. En las calles y plazas de Jerusalén no se veían más que montones de cabezas, manos y pies. Se derramó tanta sangre en la mezquita edificada sobre el templo de Salomón, que los cadáveres flotaban en ella y en muchos lugares la sangre nos llegaba hasta la rodilla. Cuando no hubo más musulmanes que matar, los jefes del ejército se dirigieron en procesión a la Iglesia del Santo Sepulcro para la ceremonia de acción de gracias.»

Raimundo de Aguilers, canónigo de Puy

«En verdad, si hubieseis estado ahí habrías visto nuestros pies coloreados hasta los tobillos con la sangre de la masacre. Pero, ¿qué más os puedo contar? Ninguno fue dejado con vida; no hubo piedad ni de mujeres ni de niños.»

Fulquerio de Chartres

«Cuando los paganos habían sido vencidos, nuestros hombres capturaron a muchos, tanto mujeres como hombres, y o bien les daban muerte o les mantenían cautivos.»

Gesta Francorum

«Nuestros líderes también ordenaron que todos los sarracenos muertos fuesen enviados fuera de la ciudad debido al hedor, puesto que toda la ciudad estaba llena de cuerpos; y por ello los sarracenos vivos arrastraron a los muertos hasta las salidas de las murallas y los colocaron en piras, como si fuesen casas. Nunca nadie pudo ver u oír de una masacre como esa de paganos, puesto que las piras funerarias se alzaban como pirámides, y nadie sabe su número salvo el mismo Dios.»

Gesta Francorum

Me pregunto si el asesinato a sangre fría de personas indefensas, incluyendo mujeres y niños, también formaba parte de la “realidad cultural” de los europeos de esa época.

Por otra parte, cuando conocí a Alejandro Bermúdez en los años ’70, me consta que tenía una gran admiración por Corneliu Zelea Codreanu, líder de la organización fascista y ultraortodoxa rumana Legión de San Miguel Arcángel y organizador de la sección paramilitar conocida como Guardia de Hierro. Creo que Bermúdez difícilmente admitiría que este grupo entra en la categoría de terrorismo cristiano.

Asimismo, si bien es cierto que en América Latina no se ha verificado la presencia de terroristas cristianos antislámicos —lo cual es comprensible, considerando que el porcentaje de musulmanes en el subcontinente es insignificante, pues no llega ni al 0.01% de la población total—, en Estados Unidos se da el fenómeno de la presencia de organizaciones paramilitares de extrema derecha y de ideología racista, que justifican su modo de actuar sobre la base de doctrinas bíblicas y cristianas, y que no tendrían ningún reparo en eliminar a musulmanes solamente por el hecho de serlo.

Además, están también aquellas asociaciones agrupadas bajo el denominador común de Identidad Cristiana, movimiento supremacista blanco y fundamentalista cristiano, cuyo objetivo es implantar una teocracia cristiana en los Estados Unidos de América, país al que consideran la verdadera Tierra Prometida. Algunos de estos grupos han sido identificados por el FBI como terroristas:

  • Ku Klux Klan
  • The Covenant, The Sword, and the Arm of the Lord (El Pacto, la Espada, y el Brazo del Señor, activo en las décadas de los ’70 y los ’80)
  • Aryan Nations (Naciones Arias)
  • Army of God (Ejército de Dios)
  • Phineas Priesthood (Sacerdocio de Fineas)

Cabe recordar también que el peor atentado terrorista en los Estados Unidos antes de la destrucción de las Torres Gemelas —a saber, la voladura del Edificio Federal de Oklahoma City, que ocasionó la muerte de 168 personas e hirió a más de 680— fue llevado a cabo por los estadounidenses Timothy McVeigh, de religión católica, y Terry Lynn Nichols.

A continuación, otros ejemplos de terrorismo cristiano:

  • El Consejo Nacional Socialista de Nagalandia, estado de la India con mayoría cristiana, responsable de actos de violencia contra la minoría animista, a la cual quieren forzar a convertirse al cristianismo. También ha sido acusado de practicar una limpieza étnica con las tribus kuki en Manipur (India) entre 1992 y 1993, destruyendo 350 poblados, causando la muerte de más de 900 personas y convirtiendo a unos 100.000 kukis en refugiados.
  • Los anti-balaka en la República Centroafricana, responsables de masacres y otras atrocidades en contra de la población islámica entre 2013 y 2014, viéndose muchos musulmanes obligados a huir del país a fin de salvar la vida.
  • Anders Behring Breivik, quien el 22 de julio de 2011 hizo explotar un coche bomba en el centro de Oslo y luego disparó a mansalva en la isla de Utoya contra los participantes de un campamento de verano, causando la muerte de un total de 77 personas. Behring Breivik se había identificado a sí mismo en Internet como un cruzado cristiano —aunque admitía no ser muy religioso— que creía que los inmigrantes estaban socavando los valores cristianos de Noruega, siendo el Islam y el marxismo los enemigos que debían ser destruidos para preservar la Europa cristiana.

El Sr. Bermúdez podría decir que todas estas cosas no tienen nada que ver con el auténtico cristianismo, aún cuando los implicados citen la Biblia para justificar sus actos. Lo mismo dicen representantes autorizados del Islam sobre las acciones terroristas perpetradas por extremistas islámicos que citan el Corán, pero el director de ACI Prensa no les cree. A decir verdad, si algún no cristiano escuchara a Alejandro Bermúdez predicando que el cristianismo es una religión de paz, su agresividad verbal y su atrevida ignorancia, junto con su aversión al Islam descalificándolo como religión violenta le quitarían toda credibilidad. Y en ese sentido, muy flaco favor le hace a la Iglesia y al cristianismo en general este tipo de reflexiones, más propias de un fanático fundamentalista que de un seguidor del Jesús de los evangelios.

________________________________________

FUENTES

Wikipedia
Christian terrorism
http://en.wikipedia.org/wiki/Christian_terrorism
Christian Identity
http://en.wikipedia.org/wiki/Christian_Identity
Domestic terrorism in the United States
http://en.wikipedia.org/wiki/Domestic_terrorism_in_the_United_States
Movimiento de milicias
http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_de_milicias
Primera Cruzada
http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Cruzada

Tato Pavlosky
El fundamentalismo cristiano (29-07-2005)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18312

Guadi Calvo
La otra cara del mal (26-01-2015)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194740

elblogdemiguel fernandez
Grupos terroristas cristianos y racistas en Estados Unidos (diciembre 30, 2014)
https://elblogdemiguelfernandez.wordpress.com/2014/12/30/grupos-terroristas-cristianos-y-racistas-en-estados-unidos/

OBEDIENCIA PERFECTA

obediencia_perfecta

El 1° de mayo de 2014, tras un rodaje mantenido en secreto, fue estrenada en México Obediencia perfecta, ópera prima del cineasta Luis Urquiza. Este film, posteriormente galardonado con el Gran Premio de las Américas en el Festival de Cine de Montreal, está basado en los abusos cometidos por el P. Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo.

Narra la historia del joven Julián (Sebastián Aguirre), quien ingresa a un seminario de los Cruzados de Cristo, congregación sacerdotal dirigida por el P. Ángel de la Cruz (Juan Manuel Bernal). Éste irá iniciando a Julián en una relación turbia llena de complicidad, donde la ferviente devoción religiosa se mezcla con pasiones carnales ilícitas.

Para el P. Ángel se trata de moldear al joven a fin de hacerlo totalmente dócil y sumiso, pasando por las tres etapas de aprendizaje de la obediencia. «Usted es el elegido de Dios —piensa el P. Ángel sobre su discípulo—. Para llegar a la obediencia perfecta, yo le obligaré a sentir placer hasta de lo que no le gusta. Conocerá lo que más aborrece y le atemoriza, que es usted mismo. Sólo así va a lograr una transformación definitiva».

Sin escenas sexuales explícitas, contemplamos la vida cotidiana de los personajes en un ambiente religioso tradicional, pero lo que ocurre fuera de cámara nos genera angustia y zozobra. Y horror ante el drama de jóvenes adolescentes cuya voluntad va siendo debilitada para someterse a los oscuros deseos de un obseso. Pues los abusos sexuales son sólo la culminación de un proceso más profundo y destructivo: la manipulación de las conciencias y la consiguiente pérdida de la libertad interior.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 28 de enero de 2015)

________________________________________

Éste es el problema que suelen presentar aquellos grupos de la Iglesia católica con estructuras institucionales verticales y autoritarias, y que ponen la obediencia como uno de los valores supremos: el debilitamiento de la capacidad de decisión propia de sus miembros, el enajenamiento de sus conciencias y, finalmente, la sumisión total a los deseos del líder y de aquellos que lo representan en la cadena de mando. Me refiero en concreto a grupos como los Legionarios de Cristo, el Opus Dei y el Sodalicio de Vida Cristiana, en el último de los cuales yo mismo pasé por experiencias extremas relacionadas con la disciplina de la obediencia, las cuales he descrito anteriormente en mi post OBEDIENCIA Y REBELDÍA.

Estoy convencido de que ahí reside el núcleo del problema, y no en los abusos sexuales que se han cometido, pues a fin de cuentas lo que se quiere lograr es el sometimiento absoluto de la libertad personal, aunque se pretenda justificar esto sobre la base de una causa encomiable, a saber, la conformación de la persona con el Señor Jesús. Lo cual no deja de ser problemático desde el momento en que el concepto de Jesús que propone el Sodalicio sigue siendo una más de las tantas interpretaciones que hay de la figura de Jesús.

Recuerdo que Luis Fernando Figari, entonces Superior General del Sodalicio, nos decía que la obediencia sodálite debía adelantarse a las intenciones del superior, de modo que el subordinado hiciera lo que éste quería antes de que se hubiera dado una orden explícita. Dicho de otro modo, la obediencia del sodálite se consideraba perfecta cuando estaba pendiente de la voluntad del superior y cumplía sus deseos antes de que éste los formulara verbalmente. En fin, la enajenación completa de la propia voluntad. Y hay que ver los malabares intelectuales que hacía Figari para justificar ideológicamente la sumisión total, presentándola como libertad plena.

Es cierto que también decía que hay que obedecer al superior en todo excepto en aquello que es pecado. Aparentemente, una cláusula de salvaguardia de la conciencia moral. Sin embargo, en aquellos que habían pasado por el proceso de formación sodálite —que incluía técnicas de manipulación psicológica y control mental— las posibilidades de objeción de conciencia a una orden emitida por un superior eran muy reducidas, pues eso implicaba ir contra la convicción metida a hierro y fuego entre ceja y ceja de que el superior siempre buscaba el bien personal de uno y de que él sabía mejor que uno mismo lo que le era más conveniente. Además, juzgar uno mismo según su propia conciencia qué era pecado y qué no, se consideraba un acto de soberbia e individualismo, pues este tipo de asuntos debían ser consultados precisamente… con un superior. Un círculo vicioso, del cual era muy difícil salir. Y el perfecto caldo de cultivo para dar el paso del sometimiento psicológico al sometimiento sexual.

En el film de Luis Urquiza la etapa de la obediencia perfecta de tercer grado se expresa así: «Piensas y actúas como aquel a quien amas, ya no tienes voluntad propia». Después de consumar un acto de pederastia con el joven Sebastíán —a quien acabamos de ver en la playa contemplando el horizonte y derramando una lágrima en silencio—, el P. Ángel le dirá: «Usted ya alcanzó la obediencia perfecta, y eso ya nunca lo va a abandonar».

________________________________________

La película está disponible en Vimeo.

Finalmente, dos textos interesantes sobre el film:

‘Obediencia Perfecta’, una película que va más allá de Marcial Maciel
http://www.elmundo.es/america/2012/09/29/mexico/1348945699.html

Las buenas intenciones: crítica de la película mexicana “Obediencia perfecta” (Luis Urquiza, 2014)
http://pijamasurf.com/2014/05/las-buenas-intenciones-critica-de-la-pelicula-mexicana-obediencia-perfecta-luis-urquiza-2014/