QUERIDO CATÓLICO PEQUEÑOBURGUÉS

caricatura_burgueses_abortoEl 21 de marzo marchaste por la vida, en un evento que reunió en Lima a medio millón de cristianos que se pronunciaron contra el aborto y a favor del matrimonio y de la familia tradicional. Consideraste importante tu presencia a fin de detener los avances de una “cultura de muerte” que pretende asesinar a los niños en el vientre materno. Ciertamente, una conspiración de ésas que le quitan el sueño a cualquiera. Y al final del día te fuiste a la cama, con la conciencia tranquila por haber participado en una marcha que va a cambiar el mundo. Por lo menos, en lo que atañe al aborto.

¿Pero te enteraste previamente de cuáles son las causas que llevan a las mujeres a abortar? ¿Es suficiente una marcha —que no es una invitación al diálogo sino una demostración de fuerza— para ayudar a solucionar el problema?

¿No ignoraste acaso la Gran Marcha por el Agua y la Vida de febrero de 2012, donde los campesinos protestaron contra la minera Yanacocha, que pretende destruir las fuentes acuíferas que sirven de sustento a sus vidas? ¿Y dónde estabas cuando tantos jóvenes protestaban contra la Ley Pulpín a favor de condiciones laborales para una vida digna?

Probablemente, al igual que Mons. Cipriani, ignoraste las matanzas de campesinos perpetradas por el ejército en los Andes y defendiste la pena de muerte contra los terroristas. Y no te uniste a las manifestaciones de las mujeres indígenas esterilizadas sistemáticamente por el gobierno de Fujimori.

Curiosa manera la tuya de defender la vida: cuando recién se inicia, pero indiferente a la justicia social necesaria para una vida adulta digna.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 18 de marzo de 2015)

________________________________________

Soy católico y estoy en contra del aborto. Si bien no cuento con una certeza absoluta de cuándo se inicia la vida propiamente humana —tampoco la Iglesia la tiene con base en fundamentos bíblicos y teólogicos incuestionables, mucho menos la ciencia—, considero que truncar una vida que se inicia sin un motivo proporcional es contrario a la dignidad humana. Ese motivo proporcional puede ser un riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre, en cuyo caso estamos hablando de un aborto indirecto (no deseado en si mismo) por razones terapéuticas, considerándose el aborto como un mal tolerado por motivos justificables. Ésta es la opinión de varios moralistas católicos y así está en un documento oficial de la Iglesia (ver mi post LO QUE CIPRIANI NO APRENDIÓ SOBRE EL ABORTO).

Sin embargo, en la tarea por disminuir la cantidad de abortos que se practican actualmente no creo que las así llamadas Marchas por la Vida jueguen un papel importante. Estas marchas parecen tener sólo la función de influir sobre la legislación vigente en un país, mostrándole a los políticos qué cantidad de posibles votantes están en contra del aborto. Y a decir verdad, las leyes sobre el aborto no determinan la cantidad de interrupciones del embarazo que se practican. Pues, con o sin ley, quien decide no abortar no lo hace, y quien decide hacerlo, lo hace clandestinamente si la ley no se lo permite, en buenas condiciones si se trata de una mujer de familia pudiente, o en condiciones riesgosas si se trata de una mujer pobre.

La solución no pasa por la concientización de que el aborto es un mal que debe ser evitado, sino más bien por darle una solución integral a las causas que llevan a que las mujeres aborten: situación de pobreza, abandono por parte de la pareja, falta de oportunidades formativas y laborales para mujeres con hijos, falta de atención sanitaria de calidad, abandono y olvido por parte del Estado, pocas esperanzas de vida digna para toda la familia, etc.

burguesa_contra_el_abortoQuienes participan en las Marchas por la Vida se manifiestan respecto al inicio de la vida y respecto a su final, incidiendo en el carácter perverso del aborto y la eutanasia. Pero cuando se trata de manifestarse a favor de otro tipo de derechos humanos que hacen que la vida merezca ser vivida, su ausencia se hace sentir, argumentando que se trata de lucha políticas en las cuales la Iglesia católica no debe inmiscuirse.

A fin de cuentas, las Marchas por la Vida terminan siendo eventos multitudinarios donde católicos y otros cristianos se celebran a sí mismos por tener un modo de pensar correcto, guiados por lemas pueriles que no son más que estrategias de marketing sentimental: «Que tu niño interior defienda al mío. Únete», «Que tu niño interior te mueva. Únete».

Para combatir la plaga del aborto se necesitaría un testimonio más encarnado y realista y un compromiso más decidido con los pobres. De nada sirve criminalizar a las mujeres que han abortado acusándolas de asesinato, sin comprender las razones que las llevaron a ello. En ese sentido, me inclino a favor de una despenalización parcial del aborto. Y a la implementación de una pastoral de misericordia, que incluya medidas sociales orientadas a generar mejores perspectivas de futuro para los más necesitados. Y que, además, no utilice el pretexto de fomentar el matrimonio y la familia para excluir y marginar a quienes no se ajustan al modelo de familia tradicional.

________________________________________

Una exposición profunda y analítica sobre las posiciones actuales ante el aborto redactada por alguien que comparte y admira la postura de la Iglesia que defiende la vida del embrión desde el principio y, sin embargo, favorece por motivos realistas y de sentido común una despenalización, es la del jesuita José Ignacio González Faus:

“Abortar el aborto” (14.02.2014)
http://blogs.periodistadigital.com/miradas-cristianas.php/2014/02/14/abortar-el-aborto

MONS. BAMBARÉN Y LOS MARICONES

Mons. Luis Bambarén, obispo emérito de Chimbote, y el congresista homosexual Carlos Bruce

Mons. Luis Bambarén, obispo emérito de Chimbote, y el congresista homosexual Carlos Bruce

No obstante que admiro a Mons. Bambarén por haber hablado claro y haber puesto los puntos sobre las íes cuando era necesario, sin temor de llevarle la contra a Mons Cipriani, sobre todo en el asunto aún pendiente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, no puedo compartir su opinión personal de que la palabra peruana correcta para designar a un gay es “maricón”, término vulgar y ofensivo que se le aplica también despectivamente a cobardes y afeminados.

El problema no son los “maricones”, que aspiran a un trato normal e igualitario tanto en la sociedad peruana como en la Iglesia. Y que prefieren ser designados con el término más objetivo de “homosexuales”. El problema está en el concepto de sexualidad que todavía se maneja en muchos ámbitos cristianos, contemplando esta dimensión del ser humano como una realidad incómoda, que sólo encuentra su justificación en la reproducción de la especie. En ese sentido, la atracción sexual entre personas del mismo sexo aparece como una aberración.

Sin embargo, el erotismo que desprende el bíblico Cantar de los Cantares no menciona ni matrimonio ni hijos, y se regocija en la pura belleza tanto física como espiritual de los amantes, que buscan entregarse y poseerse mutuamente.

No logro entender la atracción entre iguales llamada homosexualidad, por la misma razón de que yo soy heterosexual. Pero dado que «su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado», como admite la Iglesia, prefiero abstenerme de juzgar a quienes he de considerar antes que nada como seres humanos con todo el derecho a amar y a ser respetados. Y a no ser objeto de discriminación ni de “mariconadas”.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 18 de marzo de 2015)

________________________________________

Las palabras exactas de Mons. Bambarén el 9 de marzo, en declaraciones a Radio Programas del Perú respecto al proyecto de Unión Civil entre personas del mismo sexo promovido por el congresista Carlos Bruce, fueron las siguientes (ver http://www.rpp.com.pe/luis-bambaren-carlos-bruce-noticia_776377.html):

«El congresista Bruce está haciendo un papelón con todo eso, apareciendo —perdón la palabra— como un maricón en medio de todo. Porque él mismo ha dicho que es homosexual, es gay. “Gay” no es palabra peruana; la palabra peruana es “maricón”.»

________________________________________

En sus lineamientos básicos, la doctrina sobre la sexualidad que enseña actualmente la Iglesia es correcta y conforme con la dignidad humana. Así la resume el Catecismo de la Iglesia Católica:

2332 La sexualidad abraza todos los aspectos de la persona humana, en la unidad de su cuerpo y de su alma. Concierne particularmente a la afectividad, a la capacidad de amar y de procrear y, de manera más general, a la aptitud para establecer vínculos de comunión con otro.

2333 Corresponde a cada uno, hombre y mujer, reconocer y aceptar su identidad sexual. La diferencia y la complementariedad físicas, morales y espirituales, están orientadas a los bienes del matrimonio y al desarrollo de la vida familiar. La armonía de la pareja humana y de la sociedad depende en parte de la manera en que son vividas entre los sexos la complementariedad, la necesidad y el apoyo mutuos.

2334 «Creando al hombre “varón y mujer”, Dios da la dignidad personal de igual modo al hombre y a la mujer» (FC 22; cf GS 49, 2). “El hombre es una persona, y esto se aplica en la misma medida al hombre y a la mujer, porque los dos fueron creados a imagen y semejanza de un Dios personal” (MD 6).

Sin embargo, hay todavía temas puntuales que deben ser profundizados e incluso replanteados.

Algunos católicos interpretan la comunión de personas y la fecundidad inherentes a la sexualidad propiamente humana como que estos fines deben estar presentes en cada uno de los actos sexuales que realiza la pareja. La experiencia muestra, sin embargo, que la unión amorosa —junto con la alegría y el placer que ella conlleva— es siempre buscada por aquellos que se aman íntimamente, pero no la fecundidad, que viene a ser un fin de la vida conyugal en su totalidad, siempre que no haya algún obstáculo que lo impida (como, por ejemplo, la esterilidad de uno de los cónyuges). A fin de salvaguardar este problema, hay quienes han acuñado la famosa frase de que todo acto sexual debe estar “abierto a la vida”. ¿Pero cómo puede estar abierto a la vida un acto donde los esposos, por razones legítimas, no desean engendrar un hijo y evitan la concepción recurriendo a métodos naturales efectivos admitidos por la Iglesia, o la esposa ya no se encuentra en condiciones de concebir debido a una enfermedad, a una operación o a su avanzada edad? ¿Deja por eso de ser bueno y legítimo el acto sexual?

Un acto sexual cuyo fin sea únicamente la reproducción puede ser inmoral en grado sumo, como el caso de los soldados alemanes que fueron enviados por la dictadura hitleriana a una Noruega ocupada con la misión de fecundar a mujeres consideradas de raza aria a fin de engendrar hijos. En cambio, la unión sexual que es producto de una entrega amorosa y comprometida no es vista como algo reprobable, aunque la fecundidad tendiente a la reproducción de la especie esté ausente en ese acto concreto. A fin de cuentas, sólo el amor justifica la unión sexual, como nos dice el sentido común, sin negar por ello que una fecundidad razonable también forma parte de la vida amorosa de la pareja en el tiempo, aunque no tenga por qué darse en cada acto sexual concreto.

Otro problema que veo en la moral sexual de la Iglesia es que ha sido formulada históricamente por teólogos y moralistas célibes, la mayoría de ellos eclesiásticos o religiosos. Es decir, por hombres ajenos a la experiencia de una sexualidad cotidiana tal como se vive en pareja y muchas veces ignorantes de la dinámica y los problemas concretos inherentes a la vida amorosa y sexual. No debería extrañarnos, por lo tanto, que se haya llegado a una situación como la actual, en la que una cosa es lo que enseña el Magisterio de la Iglesia y otra cosa es lo que viven los fieles comunes y corrientes en su vida amorosa.

Además, debemos tener en cuenta que la moral sexual católica se basa mucho en la Tradición y la “ley natural” —que en el fondo no es más que una interpretación filosófica formulada en la Edad Media— y muy poco en los datos bíblicos. En la enseñanza de Jesús en los Evangelios encontramos muy poco sobre sexualidad humana. Jesús condena la infidelidad, incluso de pensamiento (ver Mateo 5, 31-32), y habla sobre la unión matrimonial del hombre y la mujer (ver Mateo 19, 3-9), condenando el divorcio por cualquier motivo —salvo el caso de porneia, término griego sobre el cual hasta ahora no se han de puesto de acuerdo los teólogos y biblistas respecto a qué significa exactamente—. Pero en ninguna parte señala la fecundidad y la procreación como un deber de los esposos. Y mucho menos menciona el tema de la homosexualidad.

El modelo tradicional de familia que ciertos grupos de la Iglesia proponen —hombre y mujer con la mayor cantidad de hijos posibles— refleja el concepto burgués de los valores familiares, y está en contradicción con otros tipos de familia que encontramos en la Biblia, como por ejemplo la familia patriarcal al estilo de Abrahán, donde el hombre tenía mujer y concubinas, siendo todos los hijos considerados como legítimos. O la costumbre que existía todavía en la época de Jesús, de que si un hombre moría sin descendencia, su hermano podía fecundar a su mujer para darle un hijo al hermano muerto.

Más aún, el modelo propuesto de la Sagrada Familia presenta varios problemas que ponen en aprietos el modelo de familia burguesa. La historia de la familia de Jesús se inicia con un amago de separación por sospecha de infidelidad. Finalmente, es un ángel enviado por intervención divina el que tiene que confirmarle a José que el hijo de María no es producto de la semilla de otro hombre. José adopta entonces a Jesús como hijo suyo, y tal cual será considerado por la sociedad de entonces. Durante el resto su vida José se verá obligado a ocultar el verdadero origen de su hijo y a representar ante los demás una farsa, a fin de salvaguardar la buena reputación y la vida de la madre y garantizarle un hogar al hijo.

Por otra parte, tal como nos lo han transmitido la Tradición, el de María y José fue un matrimonio donde no hubo intimidad carnal. Es decir, en ellos ni siquiera se cumplen las palabras del Génesis, repetidas luego por Jesús: «Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán una sola carne» (Génesis 2, 24; ver Mateo 19,5). Según la legislación actual de la Iglesia, este matrimonio hubiera podido ser disuelto a petición de una de las partes por una causa justa. Los cánones correspondientes del Código de Derecho Canónico son bastante claros:

1061 § 1. El matrimonio válido entre bautizados se llama sólo rato, si no ha sido consumado; rato y consumado, si los cónyuges han realizado de modo humano el acto conyugal apto de por sí para engendrar la prole, al que el matrimonio se ordena por su misma naturaleza y mediante el cual los cónyuges se hacen una sola carne.

1141 El matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte.

1142 El matrimonio no consumado entre bautizados, o entre parte bautizada y parte no bautizada, puede ser disuelto con causa justa por el Romano Pontífice, a petición de ambas partes o de una de ellas, aunque la otra se oponga.

En la Sagrada Familia hubo un solo hijo carnal de la madre y adoptivo del padre. La familia de Nazaret no fue numerosa, ni estuvo orientada a la procreación. Al contrario, tal como nos lo transmite la Iglesia, estuvo cerrada a ella. José y María habrían vivido en abstinencia sexual absoluta, dedicando su vida al cuidado de Jesús. Además, a diferencia de muchas familias burguesas actuales, los miembros de esta familia habrían vivido durante mucho tiempo en calidad de refugiados en Egipto, para luego desarrollar su vida en el hogar de Nazaret en condiciones de pobreza.

Por otra parte, históricamente no se sabe casi nada sobre los detalles de la vida conyugal y hogareña de la familia de Nazaret, por lo cual difícilmente podría ser presentada como un modelo válido. En realidad, la Sagrada Familia ha sido tratada como un comodín sin muchos contenidos propios y ha sido instrumentalizada por ciertos representantes de la Iglesia para proponer valores familiares —históricamente condicionados— que ellos consideraran vigentes, en la actualidad los valores de la familia tradicional burguesa. Y a decir verdad, no vemos cómo se puedan compaginar estos valores con la realidad de una familia pobre, no numerosa, donde no hay vida sexual activa y donde el hijo ni siquiera ha sido engendrado por ambos cónyuges, sino sólo por la madre fuera de la relación marital, sin negar el hecho de que esto sea por intervención divina.

Más adelante veremos a Jesús relativizar los lazos sanguíneos y proponer nuevos lazos familiares sobre la base del seguimiento de la voluntad de Dios, que no es otra que el amor a Él y el amor entre los seres humanos.

«Entre tanto, llegaron sus hermanos y su madre y, quedándose afuera, enviaron a llamarlo.
Entonces la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo:
—Tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan.
Él les respondió diciendo:
—¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?
Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo:
—Aquí están mi madre y mis hermanos, porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.» (Marcos 3, 31-35)

Si bien Jesús habló de la unión matrimonial de hombre y mujer, nunca propuso un modelo de familia. Simplemente nos dio el mandamiento supremo que debe regir las relaciones humanas, incluidas las familiares, sea cual sea la modalidad que éstas adopten: «Éste es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado» (Juan 15,12)

Ante todo esto, me pregunto cuál habría sido la actitud de Jesús hacia las personas homosexuales, en caso de vivir hoy. ¿Habría tenido la actitud despectiva y discriminatoria que encontramos en varios círculos cristianos? Creo más bien que habría compartido las palabras del Papa Francisco: «Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?»

________________________________________

La homofobia existente en la sociedad peruana ha sido abordada en toda su crudeza por algunos cineastas peruanos en filmes que vale la pena revisar:

  • Episodio “Los amigos” (Francisco J. Lombardi), en la película Cuentos inmorales (1978)
  • No se lo digas a nadie (Francisco J. Lombardi, 1998)
  • El pecado (Palito Ortega Matute, 2006)
  • Contracorriente (Javier Fuentes-León, 2009)

¿POR QUÉ SIGO SIENDO CATÓLICO?

Fotograma de "El Evangelio según San Mateo" (Pier Paolo Pasolini, 1964)

Fotograma de “El Evangelio según San Mateo” (Pier Paolo Pasolini, 1964)

Hay quienes han pasado por malas experiencias en la Iglesia Católica y han abandonado la fe. Hay quienes han pasado por lo mismo y, no obstante, siguen considerándose creyentes. O han tomado las cosas con humor, como aquel ex miembro del Opus Dei que publicó sus experiencias bajo el seudónimo de Satur Sangüesa en un libro intitulado La recomposición de la crisma – Guía para sobrevivir a los grandes ideales.

¿Por qué seguir siendo católico cuando hablamos de una institución que suele estar a la retaguardia del mundo; que no les ha permitido a las mujeres asumir puestos de responsabilidad a la par de sus congéneres varones; que ha estado salpicada de escándalos financieros de mano del Banco Vaticano y de escándalos de abusos psicológicos y sexuales cometidos por sacerdotes, religiosos y laicos renombrados; que todavía no ha asumido una visión más positiva de la sexualidad humana y que, en general, sigue tratando como miembros de segunda y tercera clase a los divorciados vueltos a casar y a los homosexuales?

Se trata de una pregunta difícil de responder, más aun cuando la respuesta se halla en circunstancias incomunicables de la conciencia propia. Pues sólo se puede ser auténtico como humano si se obedece a la propia conciencia —aun cuando esa obediencia conduzca al agnosticismo o al ateísmo—.

Y en ese recinto sagrado he tenido vislumbres de una presencia inexplicable que me ha acompañado a lo largo de mi azarosa existencia. Y esa presencia me permite soñar con una Iglesia que sea un pueblo de hombres libres —no de burgueses acomodados— caminando tras la huella aún fresca y revolucionaria de Jesús de Nazaret.

(Columna escrita para la edición del 11 de marzo de 2015 de Exitosa Diario)

________________________________________

En el cristianismo, quien tiene verdadera fe sabe que ese don se asienta en experiencias muy subjetivas, pero no por eso menos reales. Tan reales que es difícil negarlas, hacer como si no existieran, como tratando de tapar el sol con un dedo. Experiencias que muchas veces uno no ha buscado sino que simplemente se han presentado en las circunstancias de la vida, iluminando momentáneamente la opacidad de la existencia como una luz invisible cuya procedencia se barrunta pero a la vez se desconoce. Quien es consciente de este carácter nebuloso e inextricable de la fe —pero a la vez promisorio y generador de valor y esperanza—, se halla ante la perplejidad de no poder encontrar las palabras precisas para poder comunicar esa vivencia (o experiencia de vida, pues personalmente es la fuente que me mantiene vivo y aleja de mí los seductores cantos de sirena de la muerte).

La fe no es una conclusión que se obtenga a partir de un razonamiento lógico, como pretenden ciertos apologistas de la doctrina católica, que enarbolan combativamente argumentos sacados de catecismos y compendios de apologética, como si a punta de explicaciones racionales se pudiera convencer a la gente de abrazar la fe cristiana. Tampoco es un sentimiento dulce y placentero, que nos hace derramar lágrimas de emoción. Pues lo que yo llamo la experiencia de Dios es algo que a uno lo deja marcado de por vida, sin que necesariamente la existencia se vuelva más agradable y llevadera.

Tener fe es a la vez una bendición y un estigma, pues se logra ver más allá de la realidad que uno comparte con todos los mortales, pero a la vez se está condenado a sufrir la incomprensión y la consecuente marginación social, como le ocurrió a aquel que en el platónico mito de la caverna ve la luz y termina siendo considerado un loco desquiciado por aquellos que se contentan con ver solamente las sombras. Es una explicación que también puede aplicarse a Jesús de Nazaret, en quien como creyente confío, intentando evitar con sinceridad todas las interpretaciones falsificadas de su persona que son moneda corriente incluso en las confesiones cristianas, sin excluir a la Iglesia católica.

Por lo demás, esta experiencia personal mía se dio en el marco del catolicismo. No quiero decir con ello que sólo en la Iglesia católica se dan experiencias religiosas auténticas. Pero en mi caso fue así. He sido bautizado en la Iglesia católica, he recibido los sacramentos en ella y mi sensibilidad hacia lo sagrado se desarrolló en el marco de un catolicismo de impronta burguesa, que he dejado de tomar como marco absoluto de referencia, si bien conservo varios de sus elementos, aprendidos particularmente durante mi pertenencia al Sodalicio de Vida Cristiana. Trato de que lo burgués no prime sobre el carácter universal inherente a la religión cristiana, que en su esencia está con los brazos abiertos hacia todos los hombres sin juzgarlos moralmente y sin hacer distinciones según procedencia étnica o social. Más aún, son los despojados, marginados y oprimidos quienes deben tener preferencia en la Iglesia católica, aunque a veces se dan circunstancias que muestran que no todos los católicos respetan este principio que se deriva de las palabras de Jesús.

No soy católico porque crea que debo defender a la Iglesia católica, o someter mi conciencia a los dictados de cualquier obispo o cura que crea tener autoridad sobre las almas sin necesidad de ostentar él mismo una calidad humana que muestre en sus actos que haya entendido hasta las últimas consecuencias el estilo de vida que se desprende de las palabras y obras de aquel a quien llamamos Maestro, el Jesús de los Evangelios. Hasta el mismo Papa puede ser criticado en ocasiones, si dice o hace algo que no esté en conformidad con las enseñanzas de Jesús. Así hizo Pablo con Pedro en una ocasión, así debería hacerse en la actualidad. Pues la Iglesia —tal como yo la entiendo— es un pueblo donde los creyentes somos hermanos y, por lo tanto, debemos preocuparnos unos por otros. Sin privilegios para nadie. «Los hombres de Iglesia no son la Iglesia», fueron las palabras que Juana de Arco le dirigió a los jueces eclesiásticos que la condenaron a muerte en nombre de la Iglesia.

Creo en los seres humanos y tiendo fácilmente a entregar mi confianza a las personas que conozco. No pocas veces esta confianza ha sido traicionada, particularmente por personas que se mostraron especialmente amables conmigo. Los pocos amigos que me quedan y que no me han dado la espalda aprecian mi estilo directo y transparente para decir las cosas, y saben que pueden esperar absoluta lealtad de mi parte. Y aunque he tenido tropiezos y fracasos en abundancia a lo largo de los años, la fe me ha sostenido como un cayado impidiéndome caer en la desesperación. Y es la fe, en última instancia, la que me inspiró una canción que compuse cuando cumplí cincuenta años, cuya letra transcribo a continuación:

ANTES DE PARTIR
(Autor y compositor: Martin Scheuch)

el viento danza
desperdigando sus cangrejos en la arena
viejos de pena
y las estrellas de mar
se sienten dueñas
de la inmensidad serena
y culminan la faena
de las olas al pasar

el tiempo avanza
y va sirviendo los recuerdos en la cena
de la existencia
y mis urgencias
se tornan insurgencia
contra la mera insolencia
de este siglo en decadencia
que me mata de pesar

nunca he sido parte del rebaño
no he querido ser como uno más
en la vida nunca tuve escaño
nunca tuve dónde reposar

yo seguiré andando
yo seguiré luchando
mientras tenga aún respiro
mientras me quede un motivo
para hilvanar canciones
y exhumar mis ilusiones
sin lucir más pretensiones
que ofrecer mi corazón

yo partiré
en un ciego atardecer
con alforjas llenas de confianza,
de pan, de amor y fe

yo pariré
como si fuera mujer
los retoños de las esperanzas
que acuno en mi querer

perdonaré
cualquier revés
como a mí me han perdonado
los reveses de mi proceder

la piel se cansa
y van marcando sus estrías el camino
igual que el vino
que calma el ansia
del fuego vespertino
y arrulla al peregrino
que masculla su destino
no sabiendo aún volar

no hay pasión que aguante tantos años
no hay razón para dejar de amar
y aunque voy sintiéndome un extraño
saco fuerzas del peregrinar

yo seguiré cantando
yo seguiré bailando
como el rey de los mendigos
que suspira por el trigo
de humildes emociones
y suplica bendiciones
para entrar sin precauciones
en la gloria del umbral

yo tomaré
las cenizas del ayer
de las trizas de mis remembranzas
un sueño haré nacer

yo robaré
los luceros del taller
tras agüeros de lejana infancia
me iré al anochecer

no moriré
sin recoger
las cosechas de mi arado
a la espera de un amanecer

SOCIEDADES SECRETAS CATÓLICAS

yunque

Recientemente Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, ha admitido la existencia del Yunque, una sociedad secreta fundada en los años ’50 en México con el fin de instaurar el reino de Dios en la tierra mediante la acción política clandestina, creando organizaciones de fachada e infiltrando otras instituciones, como el Partido Acción Nacional (PAN).

En la década de los ’70 el Yunque se habría expandido a España, reclutando a jóvenes idealistas católicos y creando posteriormente entidades de fachada —como las plataformas HazteOir.org, Profesionales por la Ética y el Instituto de Política Familiar— a fin de influir en la sociedad y lograr sus objetivos, coincidentes con los ideales del más rancio catolicismo.

Lo cual sería legítimo, a no ser por los medios utilizados, consistentes en la manipulación de las personas, el engaño, el secretismo y la falta de transparencia. Sin mencionar el lavado de cerebro y la presión psicológica ejercida sobre los jóvenes que aceptan unirse en secreto a sus filas.

Sociedades secretas católicas han habido también en el pasado, como el Sodalitium Pianum, conformado por clérigos que entre 1906 y 1921 recabaron información sobre eclesiásticos y religiosos sospechosos de profesar la herejía modernista para entregársela luego al Papa y al Santo Oficio.

Alejandro Bermúdez, quien pertenece al Sodalicio de Vida Cristiana, una asociación religiosa que sigue manteniendo en secreto sus estatutos y cuya cerrazón a la prensa es conocida, defiende a capa y espada a HazteOir.org. Traicionando su vocación periodística, asume como prueba irrefutable las declaraciones de su presidente Ignacio Arsuaga, quien niega toda vinculación con el Yunque.

¿Veremos algún día a Bermúdez investigando la verdad, en vez de hacer propaganda católica fundamentalista?

(Columna publicada en Exitosa Diario el 4 de marzo de 2015)

________________________________________

El 20 de febrero de este año ACI PRENSA informó por primera vez en su historia sobre la organización secreta El Yunque, aun cuando ya circulaba en la red desde hace tiempo información confiable al respecto. El detonante ha sido un artículo del historiador Santiago Mata en Aleteia, un informativo católico de orientación muy cercana a ACI Prensa, en el cual se vincula a HazteOir.org, una plataforma católica española, con la mentada sociedad secreta. Es necesario mencionar que ACI Prensa siempre ha apoyado incondicionalmente esta plataforma lobbista, con cuyos fines e intereses se identifica plenamente.

ACI Prensa ha pretendido con su nota informativa refutar el artículo publicado en Aleteia. Asimismo, Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, le ha dedicado al tema un Punto de Vista.

Con toda franqueza, los argumentos esgrimidos dejan mucho que desear, si es que de verdad se les puede llamar argumentos. Pues tratar de ridiculizar al autor Santiago Mata, presentándolo como un desquiciado, un obseso mentiroso (o mentiroso compulsivo), de cuya salud mental se puede legítimamente dudar, se encuadra dentro de la tradición más execrable del argumento ad hominem, de la cual ACI Prensa parece haber hecho una costumbre, sobre todo Alejandro Bermúdez, quien en las opiniones personales que vierte en su cuenta de Twitter recurre continuamente al insulto y a la injuria como forma de responder a los interlocutores con los que está en desacuerdo, creyendo supuestamente que así ha respondido a las objeciones de sus detractores.

Y no sé si se pueda dudar razonablemente  de la salud mental de alguien que expone hechos e ideas de manera ordenada, antes que de la salud mental de quien se prodiga en improperios con reiterada frecuencia, además de manipular la información para servir a sus propios intereses ideológicos. Pues ACI Prensa no parece estar al servicio de la información, sino de la propaganda de un modo de ser católico, que responde a los parámetros de una ideología religiosa conservadora, fundamentalista y retrógrada, además de muy agresiva.

Vayamos al detalle para ver cómo ACI Prensa y Alejandro Bermúdez manipulan la información. Dice el artículo de ACI Prensa:

«…el autor Santiago Mata acusa a HO [HazteOir], a CitizenGo y sus directivos, de pertenecer al “Yunque” en base a tres argumentos: Una cita aislada extraída de una sentencia judicial española de mayo de 2014, una entrevista a la ex esposa del Director de CitizenGo Luis Losada, Victoria Uroz, y un sitio web anónimo llamado “Wiki Yunque”.»

Respecto al primer argumento, ACI Prensa informa de la siguiente manera:

«Fernando López Luengos, vicepresidente de la asociación de profesores “Educación y Persona”, escribió en 2010 el informe “El Transparente de la catedral de Toledo”, en el que abordó el “asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión del Yunque”.

El informe fue remitido al entonces secretario de la comisión para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española y hoy Obispo Auxiliar de Getafe (España), Mons. José Rico, citado por Aleteia para defender el último ataque de Mata.

Pese a que el documento era confidencial y reservado para su análisis por los obispos españoles, López Luengos lo filtró a sus testigos y así el informe llegó a la prensa.

En “El Transparente de la catedral de Toledo” López Luengos recoge diversos testimonios que dan cuenta del origen y el funcionamiento del Yunque, incluyendo un juramento de ingreso de carácter religioso-militar.

Además, realiza un vínculo entre la supuesta organización secreta y diversas organizaciones en las que el Yunque estaría infiltrado. Entre ellos, medios de prensa, grupos políticos y plataformas ciudadanas en España.

Por este documento, difundido en medios de prensa, HO llevó a juicio a López Luengos, asegurando que perjudicaba su honor. Sin embargo, la jueza María Belén López Castrillo desestimó la demanda asegurando que no es cierto “que se vincula a esta (organización) con el Yunque, en ninguna parte del informe”.

“Es cierto, y así se reconoce en la contestación a la demanda, que en el informe se analizan los métodos, actividades y fines del Yunque, pero ello no ha supuesto ningún choque al derecho al honor de ‘HAZTE OIR.ORG’, pues no existe por parte del autor información alguna de vinculación entre ambos”, señaló la magistrada.»

Por algún motivo, el redactor de la nota informativa no puso lo que dice la sentencia antes y después del texto citado. Se trata de información relevante, sin la cual el texto citado por ACI Prensa pierde su contexto. Pongo aquí el texto completo, resaltando en negrita lo que ACI Prensa ha omitido.

«Que la información que aparece, es esencialmente veraz y de trascendencia pública, y así se ha corroborado por los distintos testigos que deponen en autos. Que ninguna de las informaciones vertidas en dicho informe contienen expresiones injuriosas para la actora (HAZTE OIR.ORG).

No es cierto como pretende la actora, que se vincula a esta con el Yunque, en ninguna parte del informe. Se identifica a ambos, tal conclusión es sacada por la demandante a través de una lectura sesgada e interesado del informe, es cierto y así se reconoce en la contestación de la demanda, que en el informe se analizan los métodos, actividades y fines del Yunque, pero ello no ha supuesto ningún choque al honor de “HAZTE OIR. ORG”, pues no existe por parte del autor información alguna de vinculación entre ambos, sí que alude en el mismo y ha sido un hecho contrastado y acreditado a tenor de la prueba documental y testifical la relación entre alguno de los miembros de “Hazte oir.org” con el Yunque, por lo que no cabe sino concluir que no ha existido vulneración alguno del derecho al honor por la que procede la desestimación de la demanda.»

Por otra parte, la función de la justicia consiste en determinar si hubo o no delito (en este caso, delito contra el honor). No corresponde a la administración de justicia confirmar o desestimar la verdad o exactitud de un informe académico basado en testimonios, a no ser en aquello que sea relevante a fin de determinar si se cometió delito o no. Al respecto, la conclusión de que el informe de Fernando López Luengos es «veraz y de trascendencia pública» se debe entender como que no habido dolo ni malicia por parte del autor del informe, sino que ha puesto las conclusiones a las que ha llegado sobre la base de una investigación seria y sincera. Por consiguiente, habría que entender la afirmación de que en ninguna parte se vincula a HazteOir.org con el Yunque no en el sentido de que esta vinculación no exista o de que no se mencione de ninguna manera en el informe, sino en el sentido de que no está presente en el informe «como pretende la actora», es decir, con intención difamatoria. López Luengos no vincula institucionalmente al Yunque con HazteOir.org, pero sí describe una importante e influyente presencia de miembros del Yunque en la plataforma lobbista, como podemos leer en el siguiente texto extraído del informe:

«Uno de los sistemas más frecuentes para lograr una presencia pública (tanto en el Yunque mexicano como en el español) consiste en crear múltiples asociaciones e iniciativas abiertas a la colaboración de gente ajena a la organización. El Yunque no trabaja mostrando su identidad e intenciones, sino que crea múltiples etiquetas con las que incidir en la sociedad. Si la iniciativa no tiene éxito se abandona y se recolocan sus miembros, pero si la iniciativa tiene éxito se empieza a dar un fingido protagonismo a los voluntarios para que se impliquen más sin dejar nunca de tener el control último sobre las decisiones. Este ha sido el caso de algunas de las plataformas creadas por el Yunque que ha logrado gran resonancia social: Hazteoir.org (HO), el Instituto de Política Familiar (IPF) o Profesionales por la Ética (PPE) que han tenido un notable protagonismo en la movilización contra la ley del aborto y contra la asignatura Educación para la ciudadanía. En estas tres últimas tanto la presidencia como parte de la junta directiva son miembros del Yunque.

«En estas plataformas los miembros del Yunque conquistan la confianza y amistad de las personas a las que conceden un fingido protagonismo siempre dirigido por las intenciones de la organización. Utilizan una metodología aparentemente asamblearia que, en realidad, está supeditada a decisiones que vienen “de fuera”. Se forma de esta manera un sistema asambleario virtual dirigido realmente por criterios y estrategias ocultos que pasan desapercibidos durante mucho tiempo. Intentan dar protagonismo a las personas para ocultar este método y cuando se hace una reunión se definen las estrategias como fruto de un esfuerzo común, pero sutilmente en la realización concreta aparecen decisiones no habladas, o también no se llevan a cabo decisiones que habían sido tomadas en la “asamblea”. No obstante en algunos casos como Hazteoir o en la Federación de plataformas “España Educa en Libertad” son descubiertas las segundas intenciones provocando la desvinculación de las personas que habían estado trabajando con tanta dedicación y confianza. Estas situaciones han creado un dolor y malestar profundo entre las personas afectadas, una pérdida de eficacia de la organización y la desmovilización de buena parte de los colaboradores.

En honor a la verdad es muy importante reconocer también, que buena parte de la gente que ahora sigue trabajando en estas plataformas no ha acusado ninguna de las estrategias señaladas más arriba: no sienten que las órdenes procedan “de fuera” ni se sienten utilizados sino que entienden que su trabajo es realizado en libertad. Pero esta misma percepción es la que tuvieron otras personas que durante años confiaron en la directiva de estas plataformas hasta que empezaron a sospechar. Pues el Yunque deja iniciativa y responsabilidad a las personas que colaboran en estas plataformas, siempre que sus acciones coincidan con las de la organización. Cuando ya no coinciden se les coacciona sutilmente para que se quiten de en medio. Si, además, discrepan públicamente o delatan la existencia del Yunque, las reacciones contra ellos son enérgicas y muy agresivas –verbalmente– permitiendo y fomentando su linchamiento.»

Respecto a la entrevista realizada a Victoria Uroz, esposa separada de Luis Losada, actual director de campañas de la plataforma CitizenGo y supuestamente uno de los miembros conspicuos del Yunque, se trata de uno de los testimonios recientes más importantes sobre la presencia de esa organización secreta en España. La Sra. Uroz describe con lujo de detalles hechos y circunstancias de los cuales tuvo conocimiento y menciona con nombre y apellido a numerosos miembros del Yunque.

Bermúdez, al igual que con el artículo de Santiago Mata, a quien califica maliciosamente como «una persona con signos clarísimos de obsesión y de mentira», no va a los contenidos, sino que busca desacreditar a la persona. En el caso de Victoria Uroz, el director de ACI Prensa aprovecha la circunstancia de que ella esté actualmente separada de su marido y con un proceso de nulidad matrimonial en trámite para designarla como «una persona involucrada emocionalmente de una manera negativa» y, por lo tanto, carente de credibilidad. Obviando que los problemas conyugales se originaron cuando ella comenzó a tomar conciencia de todo lo que implicaba la sociedad secreta a la que supuestamente pertenece su marido, Bermúdez evita hacer ningún comentario sobre los contenidos de la entrevista, ni siquiera para refutarlos. Qué más se puede esperar de este paladín de la agresión verbal, que cree que se razona correctamente cuando se argumenta ad hominem o ad autoritatem.

En cuanto a la tercera fuente (Wiki Yunque), no es anónima como señala ACI Prensa, ni tampoco es «conspiracionista». Se trata de una Wiki creada por Santiago Mata a fin de sistematizar y organizar toda la información disponible sobre el Yunque, basándose en documentos, libros y artículos con nombre y apellido.

En su Punto de Vista, Alejandro Bermúdez, haciendo gala de una ignorancia supina, no obstante proporcionar información que él considera cierta, presenta al Yunque como un «monstruo de paja» de «presencia vaporosa». Incluso en un momento llega a decir que «del Yunque nadie sabe nada», no obstante que existen numerosos libros y artículos que han investigado el tema, teniendo como fuente documentos y testimonios auténticos y confiables. Bermúdez, antes de enarbolar la propia ignorancia como medida de la verdad de las cosas, debería informarse mejor e investigar como le corresponde a un periodista que tome en serio su profesión.

Más bien, lo que nos gustaría saber es qué tipo de colaboración hubo con Manuel Díaz Cid y Federico Müggenburg, yunquistas de las primeras generaciones y amigos cercanos de Alfredo Garland (primer director de ACI – Agencia Católica de Informaciones), de Luis Fernando Figari (fundador del Sodalicio de Vida Cristiana), de Germán Doig (vicario general del Sodalicio hasta su muerte prematura) y también de Bermúdez, quien tomaría la posta de ACI en el año 1987. El mismo Díaz Cid ha reconocido públicamente que perteneció al Yunque hasta 1998, cuando decidió salir de la organización por discrepancias ideológicas y por desacuerdo con sus formas de actuar. No nos consta que Bermúdez haya sabido con anterioridad de la pertenencia al Yunque de estos dos personajes, que siempre se presentaban como miembros de organizaciones de fachada, así como tampoco considero probable ni verosímil que Bermúdez pertenezca al Yunque. Más aún, ni siquiera Santiago Mata ha afirmado que Alejandro Bermúdez o ACI Prensa pertenezcan al Yunque, sino que los ha incluido en una lista de personas y entidades favorables de una u otra manera al Yunque (ver http://www.dioramanet.com/yunque/twitter.html). Como dice el mismo Mata, «que estén aquí no significa que sean del Yunque, pero sí que conocen su existencia y lo apoyan y justifican».

El mismo Bermúdez ha declarado al respecto en su Punto de Vista:

«Yo pertenezco al Sodalicio de Vida Cristiana. ¿De dónde voy a pertenecer al Yunque? ¿Para qué voy a pertenecer a una organización secreta que se dedica supuestamente a hacer lo que yo hago públicamente? ¿Qué razón tendría para estar en una organización secreta cuándo en esa organización secreta no haría más ni mejor que lo que ya estoy haciendo a vista y paciencia de todo el mundo?»

Lo interesante de estas declaraciones es que Bermúdez admite que hay coincidencia entre lo que él hace públicamente y lo que hace el Yunque. No extraña, pues, que suelte la siguiente afirmación:  «¿Cómo una persona supuestamente inteligente piensa que el Yunque es un problema?»

Así como el Yunque se dedica a manipular desde dentro ciertas organizaciones de ideario católico tradicional, a fin de generar impacto en la sociedad copando parcelas de poder político e influencia mediática, de manera similar ACI Prensa, partiendo de los mismos principios ideológicos y coincidiendo en los objetivos, se dedica a manipular la información sobre la Iglesia y el mundo a fin de impulsar su agenda ideológica y su peculiar manera de entender el catolicismo, que en varios aspectos difiere de la nueva perspectiva evangélica de misericordia que está buscando aplicar el Papa Francisco. Por eso no debería sorprendernos que ACI Prensa haya apoyado todas las iniciativas que presenten indicios de estar infiltradas por miembros del Yunque o aprueben los medios y fines de esta sociedad secreta.

Finalmente, agradezco a Alejandro Bermúdez por sus declaraciones en su Punto de Vista, que nos han permitido ver con claridad cuál es la posición de ACI Prensa en el panorama católico actual.

________________________________________

FUENTES

Aleteia
¿Caben sociedades secretas dentro de la Iglesia? (17.02.2015)
http://www.aleteia.org/es/estilo-de-vida/articulo/caben-sociedades-secretas-dentro-de-la-iglesia-5791510792503296
¿Qué dice la Iglesia sobre la sociedad secreta “El Yunque”? (18.02.2015)
http://www.aleteia.org/es/sociedad/articulo/que-dice-la-iglesia-sobre-la-sociedad-secreta-el-yunque-5877996401459200
Obispo español: El Yunque existe, y no es bueno para la Iglesia (28.02.2015)
http://www.aleteia.org/es/religion/entrevistas/obispo-auxiliar-de-getafe-el-yunque-existe-y-no-es-bueno-para-la-iglesia-5895279630876672

ACI Prensa
El Código Da Vinci “católico”: ¿HazteOír está controlado por el Yunque? (20 Feb. 15)
https://www.aciprensa.com/noticias/el-codigo-da-vinci-catolico-hazteoir-esta-controlado-por-el-yunque-38401/
Punto de Vista: El monstruo de paja llamado Yunque (26 de febrero de 2015)
https://www.aciprensa.com/podcast/download.php?file=10508
HazteOír rechaza acusaciones de sitio web Aleteia y niega vínculo con “El Yunque” (02 Mar. 15)
https://www.aciprensa.com/noticias/hazteoir-rechaza-acusaciones-de-web-catolica-aleteia-y-niega-vinculo-con-el-yunque-95864/
Ignacio Arsuaga: Con ataques de Aleteia contra HazteOír solo gana el diablo (03 Mar. 15)
https://www.aciprensa.com/noticias/ignacio-arsuaga-con-ataques-de-aleteia-contra-hazteoir-solo-gana-el-diablo-85226/

Fernando López Luengos
El Transparente de la catedral de Toledo. Análisis del asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión del Yunque [abril-mayo 2010]
http://www.infovaticana.com/wp-content/uploads/2014/05/Informe-yunque.pdf

Sentencia del juicio sobre el informe “El Transparente de la catedral de Toledo” (21 de mayo de 2014)
http://www.infovaticana.com/wp-content/uploads/2014/05/201405_sentencia.pdf

ForumLibertas.com
Entrevista a Victoria Uroz (I): “El Yunque es el mayor problema al que se enfrentan los laicos católicos en España” (09/01/2015)
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=32279
Entrevista a Victoria Uroz (II): “El Yunque es un desafío que no tiene precedentes en la historia de la Iglesia” (12/01/2015)
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=32314
Entrevista a Victoria Uroz (y III): “Los medios de comunicación de orientación cristiana están infiltrados por miembros del Yunque” (14/01/2015)
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=32344

Wiki Yunque
http://es.yunque.wikia.com/wiki/Wiki_Yunque

________________________________________

En el siguiente video se pueden ver fragmentos de la entrevista a Victoria Uroz:

PÉREZ GUADALUPE

jose_luis_perez_guadalupe

Conozco a José Luis Pérez Guadalupe desde que era estudiante en la Facultad de Teología Pontifica y Civil de Lima. En esa época, cuando no tenía esa frente que ahora le llega hasta la nuca y lucía sus típicos bigotes y barba, lo apodaban de manera jocosa “El Diablo”. Y él lo tomaba con bastante sentido del humor. Pues no recuerdo al católico Pérez Guadalupe como una persona que se dejara llevar por la ira ni se entregara indignado a la defensa de una causa como un cruzado de la fe. Entonces yo sí formaba parte de ese grupo de cruzados de la fe que es el Sodalicio de Vida Cristiana.

Cuando presentó su tesis para la licenciatura en teología sobre el tema de las sectas en el Perú, señaló características sectarias en tres grupos católicos: el Opus Dei, los Neocatecumenales y el Sodalicio. Desde entonces el Sodalicio lo considera su enemigo, no obstante que la actitud de Pérez Guadalupe fue siempre abierta al diálogo.

Y con esa actitud fue que en el año 2000, aun sabiendo que yo era sodálite, me invitó participar como docente del Curso de Teología a Distancia en la Diócesis de Chosica, dirigido principalmente a estudiantes de provincias. Acepté gustosamente, y fue allí donde tuve una experiencia de la Iglesia como Pueblo de Dios como nunca antes la había tenido.

Pérez Guadalupe es un hombre de opiniones moderadas y conciliadoras, pero con la firmeza suficiente como para hacer prevalecer las medidas que crea necesarias. Esperamos que las intrigas políticas que se inician apenas es nombrado un nuevo ministro no acaben con su prometedora carrera antes de tiempo.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 25 de febrero de 2015)

________________________________________

José Luis Pérez Guadalupe, Ministro del Interior en el Perú desde el 17 de febrero de este año, es licenciado en Ciencias Sociales por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y en Educación por la Pontificia Universidad Católica del Perú. También es licenciado canónico y magíster en Sagrada Teología por la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. Cuenta con una maestría en Criminología en la Universidad del País Vasco y otra en Antropología en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Asimismo es doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de Deusto, del País Vasco.

Desde 1986 se desempeñó como agente de pastoral carcelaria en el penal de Lurigancho. Realizó una serie de investigaciones en el campo penitenciario y criminológico, tanto en Perú como en Chile.

De 1999 a 2011 fue director de la Comisión Diocesana de Pastoral Social de la Diócesis de Chosica y del Instituto de Teología Pastoral Fray Martín. También fue vicepresidente del Instituto de Estudios Social Cristianos (IESC).

En agosto del 2011 asumió la presidencia del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), cargo que ejercía hasta antes de ser nombrado Ministro del Interior.

LA CENSURA EN ALEMANIA

censuraEn mi anterior post SEXO Y ESCÁNDALO… ¿Y LA VIOLENCIA? mencioné que en Alemania las versiones completas de algunas películas no podían difundirse comercialmente de manera legal. A fin de explicar el complicado sistema para la aplicación de la censura que existe actualmente en Alemania, he rescatado un texto que elaboré en el año 2010 para el foro de cine Patio de Butacas. Lo he corregido, actualizado y ampliado ligeramente.

________________________________________

LA CENSURA EN ALEMANIA

Alemania tiene fama de ser un país con un clima democrático muy respetuoso de las libertades humanas y con una actitud muy liberal hacia lo sexual (al contrario de los Estados Unidos). Más aún, la censura en general está prohibida por la ley (según el Grundgesetz o Ley Fundamental, equivalente a una constitución de Estado).

Aún así, Alemania es uno de los países que más censura películas —sin mencionar videos, videojuegos y música—, hasta el punto de que hay filmes que no se pueden obtener de ninguna manera en el mercado alemán —o sólo están disponibles en versiones cortadas— mientras que sí se pueden conseguir libremente en los mercados de otros países.

¿Cómo es esto posible? ¿Cómo se compagina lo uno con lo otro?

Si bien el artículo 5 del Grundgesetz defiende la libertad de opinión como un derecho fundamental, también se estipula que este derecho no está garantizado irrestrictamente, sino que está supeditado a las leyes generales, el respeto de la honra de las personas y lo dispuesto para la protección de menores de edad, que actualmente se rige por el Jugendschutzgesetz (JuSchG) o Ley de Protección de Menores de Edad, del año 2003. En ese sentido, la prohibición de censura por parte del Grundgesetz se entiende como la ausencia de una censura previa que impida la publicación de una obra, pero no impide que las autoridades tomen las medidas que crean convenientes posteriormente a la publicación, a fin de garantizar que se respete los otros derechos mencionados.

Todo esto ha llevado a la creación de un sistema bastante complejo cuyo objetivo es la supervisión de películas y otros medios, a fin de evitar que lleguen a manos de menores de edad contenidos que puedan afectar su salud física, psíquica, espiritual así como su normal desarrollo, por una parte, y por otro lado se busca también evitar que se difundan contenidos considerados dañinos para la sociedad o que promuevan actitudes violentas, discriminatorias, racistas así como ideologías consideradas delictivas (el nacionalsocialismo, por ejemplo).

Si bien este sistema de supervisión se aplica a cualquier medio (escrito, audio y video, incluyendo videojuegos), en lo que sigue a continuación me voy a centrar en el tema de las películas.

Dentro de este sistema, la primera entidad que entra a tallar es la Freiwillige Selbstkontrolle der Filmwirtschaft (FSK) o Autorregulación Voluntaria de la Industria Cinematográfica, fundada en 1949 y con sede en Wiesbaden.

Es un organismo que depende de la Spitzenorganisation der Filmwirtschaft (SPIO) u Organización Suprema de la Industria Cinematográfica, también con sede en Wiesbaden, que agrupa a la mayoría de las empresas de la industria del cine.

Su tarea principal consiste en la supervisión de filmes, DVDs y otros soportes previstos para su exhibición o difusión pública en Alemania, certificando mediante una etiqueta a partir de qué edad se permite el material analizado.

FSK_ab_0 FSK_ab_6 FSK_ab_12 FSK_ab_16 FSK_ab_18
A partir de 0 años A partir de 6 años A partir de 12 años A partir de 16 años A partir de 18 años

Si bien anteriormente no existía la obligación de someter los medios a la supervisión de la FSK, los miembros de la SPIO acordaron de manera vinculante no exhibir ni poner a la venta ninguna producción sin que haya sido previamente calificada por la FSK.

Dado que el trámite de calificación implica costes para el solicitante, las empresas de televisión no suelen presentar a la FSK las producciones exclusivas para la TV, sino que deciden ellas en colaboración con otra entidad —Freiwillige Selbskontrolle Fernsehen (FSU) o Autorregulación Voluntaria de la Televisión— para qué edad es apto dicho material.

A partir del año 2008, las autoridades responsables de la protección de menores de edad en cada uno de los estados alemanes le otorgaron a las calificaciones de la FSK el rango de legalmente vinculantes y, por lo tanto, obligatorias para cualquier producción que esté disponible en el mercado, incluyendo las películas que se proyectan en las salas de cine.

Según esta normativa, las etiquetas de la FSK deben ser puestas sobre la cubierta de la caja del producto, en la parte inferior izquierda, cubriendo una superficie de mínimo 1200 mm² (3,46 cm × 3,46 cm) y sobre el soporte (Blu-ray, DVD, CD-Rom, CD, etc.) cubriendo una superficie mínima de 250 mm² (1,58 cm x 1,58 cm).

Estéticamente esto no se ve bien. Por esta razón, muchos fabricantes imprimen la carátula por los dos lados, un lado con la etiqueta correspondiente y el otro lado sin ella, de modo que el consumidor pueda comprar el producto con la etiqueta de acuerdo a la ley, y después puede voltear la carátula para tener el producto sin la etiqueta de la FSK.

franklyn_wendecover

Carátula con la etiqueta de la FSK

franklyn

Reverso sin la etiqueta

Aquí en Alemania constituye delito sujeto a sanciones penales hacer accesible a menores material que no está permitido para su edad. La única excepción que se ha permitido hasta el momento, a partir del 1° de abril de 2003, es que está permitido que mayores de 6 años puedan ver material apto a partir de 12 años, si están acompañados de alguna persona mayor que tenga responsabilidad sobre ellos (padre, madre o tutor).

A las películas destinadas a ser exhibidas en los cines se les puede negar una calificación cuando hay evidencias de una alta peligrosidad para menores de edad. Si la peligrosidad es sólo leve, se concede la mas alta calificación (a partir de 18 años). En cambio, si la misma película es distribuida en algún soporte (Blu-ray, DVD, VHS, etc.), basta con una peligrosidad leve para denegarle la calificación. Esto tiene como consecuencia que el film no pueda ser ofrecido libremente en el mercado.

Los filmes que ya han recibido una calificación, incluso la más alta de mayores de 18, pueden comercializarse libremente y quedan exentos de ser sometidos a cualquier medida posterior, como puede ser su inclusión en el Index (lista oficial de medios potencialmente dañinos para menores de edad) o su decomiso. La única restricción para los filmes mayores de 18 años se da en la venta por Internet o por teléfono, pues el envío tiene que hacerse mediante un sistema por el cual se verifica la identidad del receptor mediante la presentación de su documento personal al momento de la entrega, lo cual eleva el precio de los portes.

Un film al cual se le ha denegado la calificación puede ser sometido al examen de la Juristen-Kommission o Comisión de Juristas de la SPIO (SPIO/JK), la cual verifica que el film no tenga contenidos lesivos en materia penal. Esto es de suma importancia para los fabricantes, distribuidores y comerciantes, pues la fabricación o venta de material que infringe la ley puede ser castigado con multas y hasta con un año de cárcel.

Antiguamente existía una sola etiqueta para certificar que el material había sido revisado por la Comisión de Juristas: SPIO/JK geprüft (certificado por la SPIO/JK).

A partir de octubre de 2007 existen dos certificaciones distintas de la SPIO/JK, según el grado de peligrosidad para menores de edad que pueda presentar el material analizado:

SPIO/JK geprüft: keine schwere Jugendgefährdung
Certificado por la SPIO/JK: ningún peligro grave para menores de edad

La película con esta etiqueta puede comercializarse como si se tratara de material apto para mayores de 18 años.

SPIO/JK geprüft: strafrechtlich unbedenklich
Certificado por la SPIO/JK: nada objetable en materia penal

La película podrá ser vendida a mayores de edad, pero queda prohibida su exhibición en estanterías y cualquier tipo de publicidad. Sólo podrá ser vendida “por debajo del tablero”, por así decirlo, con lo cual esta medida se equipara a la inclusión del film en el Index.

Esto no significa que las películas aprobadas por la Comisión de Juristas queden libres de toda medida posterior. Podrían ser indexadas o incluso ser objeto de decomiso. Pero si esto último sucede, ni el fabricante, distribuidor o comerciante podrán ser denunciados penalmente si sus productos contaban con alguna de las etiquetas de la SPIO/JK.

La FSK cuenta con más de 190 censores, que trabajan de manera honoraria en comisiones de 7 personas cada una. Son nombrados por un período de 3 años y deben contar con experiencia en el trato con menores de edad y con conocimientos de psicología o de ciencias de la comunicación. A la vez, no deben tener ningún vínculo laboral con la industria cinematográfica o de videos, a fin de evitar parcialidad en sus decisiones. Asimismo, en el nombramiento de los censores se debe cuidar que provengan de un amplio espectro profesional así cómo de diferentes niveles sociales. Las comisiones funcionan como primera instancia y, en caso de apelación, hay dos comisiones adicionales encargadas de la segunda y la tercera instancia.

Una calificación apta para menores de edad puede ser otorgada “bajo ciertas condiciones”, eufemismo para referirse a cortes. El solicitante tiene la opción de aceptar esas condiciones o aceptar la calificación de edad superior inmediata. Por motivos comerciales, a fin de alcanzar un público objetivo más amplio, muchos distribuidores aceptan esta forma velada de censura. Un caso típico es la película Harry Potter and the Chamber of Secrets (Chris Columbus, 2002), que fue calificada por la FSK como apta para mayores de 12 años, y luego fue cortada por la distribuidora a fin de obtener una calificación de mayores de 6 años. Asimismo, es frecuente que haya disponibles en el mercado varias versiones de una misma película, una cortada con la calificación FSK ab 16 y otra sin cortes con la calificación FSK ab 18. Éste es el caso, por ejemplo, de Fight Club (David Fincher, 1999).

Muchas de las decisiones de la FSK han sido objeto de polémica: en el pasado por elevar demasiado la calificación de las películas —Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951) y Ben-Hur (William Wyler, 1959), en otros países consideradas como películas para toda la familia, en Alemania se siguen vendiendo con la etiqueta de mayores de 16 años—; en la actualidad por mostrarse muy benevolentes con respecto a la presentación gráfica de sexualidad y de lenguaje obsceno y, por el contrario, manifestar excesiva severidad respecto a la presentación de violencia en la pantalla (al contrario de lo que ocurre en los Estados Unidos, donde las escenas de sexo elevan la calificación de la película mientras que hay una mayor tolerancia hacia la violencia). De este modo, una película apta para mayores de 12 años puede contener escenas de sexo, siempre y cuando no sean pornográficas y no presenten una cierta carga de violencia además de no atentar contra la dignidad de las personas. Un caso extremo, por ejemplo, es el de Train de vie (Radu Mihaileanu, 1998), que contiene una escena de sexo bastante evidente, y ha sido calificada como apta para mayores de 6 años. Asimismo, se suele ser más benevolente con las producciones de Hollywood destinadas al gran público que con el cine independiente.

La otra instancia que entra a tallar en la supervisión de medios (películas, videos, emisiones por radio y TV, contenidos online) es la Bundesprüfstelle für jugendgefährdende Medien (BPjM) u Oficina Federal de Medios Peligrosos para Menores de Edad, creada en mayo de 1954 como Bundesprüfstelle für jugendgefährdende Schriften (BPjS) u Oficina Federal de Escritos Peligrosos para Menores de Edad. Entre sus funciones está la de supervisar los medios que pueden tener contenidos peligrosos para menores de edad, y asegurarse de que no lleguen a sus manos. A estos efectos, si la BPjM considera que algún medio puede ser perjudicial para menores de edad, puede incluirlo en el Index. Están exentos de esta medida todos aquellos medios que ya han recibido previamente una calificación de la FSK.

La inclusión en el Index determina que el material en cuestión puede ser vendido a mayores de 18 años, pero debido a su peligrosidad para menores de edad se aplican medidas adicionales:

  • Queda prohibido hacer publicidad del medio. No están permitidos los trailers, carteles, anuncios en cualquier medio de comunicación, etc. La sola mención del título podría ser considerada como publicidad; por eso mismo, si un cine decidiera proyectar la película, no podría poner en ninguna parte el nombre del film para hacer saber que proyecta ese film.
  • Se prohíbe exhibir el producto en la estantería. El medio tiene ser vendido “por debajo del tablero”, por así decirlo. Quedan eximidos de esta prohibición los locales que cuentan con un espacio cuyo acceso está prohibido a menores de 18 años (como los locales de alquiler de videos, que cuentan con dos recintos, uno para películas con calificaciones de hasta FSK ab 16, y otro con entrada separada donde se exhibe el material para mayores de 18 de años).
  • En caso de tratarse de una película, no está permitido pasarla por televisión, sea libre o de pago.
  • En caso de ser enviado por correspondencia, deberá hacerse mediante un sistema certificado mediante el cual se pueda verificar la edad del destinatario, lo cual eleva el coste de los portes.
  • Queda prohibido importar la película por correspondencia, a no ser que se trate de un particular y demuestre que no tiene la intención de difundir el material en cuestión; de todos modos, es probable que la importación siempre presente problemas.

Si bien en muchos casos se requiere de un dictamen de la BPjM para incluir un medio en el Index, hay otros medios que se consideran automáticamente indexados, sin necesidad de que haya ningún trámite, debido a su alta peligrosidad para menores de edad, a saber, aquellos que contengan:

  • pornografía, incluyendo la presentación de menores de edad en actitudes corporales no naturales y resaltando lo sexual;
  • instrucciones para cometer actos delictivos;
  • incitación al racismo;
  • contenidos que inciten a la revuelta popular;
  • glorificación de lo bélico como algo bueno y positivo;
  • ejecuciones y similares fuera del contexto de un noticiario;
  • presentación cruda, cruel y morbosa de la violencia como fin en sí mismo o como algo trivial y sin importancia;
  • contenidos iguales a los de aquellos medios que ya han sido indexados.

La inclusión en el Index tiene una validez de 25 años, pasados los cuales el medio puede ser revisado nuevamente para su calificación.

No está permitida la inclusión en el Index de ningún medio

  • si ya le ha sido otorgada una calificación por la FSK (a excepción de los medios que aun teniendo una calificación fueron indexados antes del 1° de abril de 2003; éstos siguen estando en el Index);
  • si se dictamina que está al servicio del arte, la ciencia, la investigación o la enseñanza;
  • sólo en razón de su contenido político, social, religioso o ideológico.

Si bien no está prohibida la venta de medios indexados en Alemania, son muy pocos los negocios que los venden, pues debido a las restricciones impuestas, el margen de ganancia resulta ínfimo. A estos efectos, la inclusión en el Index constituye una especie de “censura velada”.

Algunos fabricantes de DVDs y Blu-rays, a fin de poder distribuir y vender libremente películas que han sido indexadas, preparan versiones abreviadas de los filmes, que reciben calificaciones FSK ab 16 o FSK ab 18. Por ejemplo, Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007), indexada en versión completa —aunque fue esta versión la que se proyectó en los cines—, en DVD tiene 4 minutos menos debido a los cortes y lleva la etiqueta de FSK ab 18. Por eso mismo, se recomienda tener cuidado en este país al comprar películas de terror e informarse previamente, pues no siempre los fabricantes informan en la cubierta si lo que se ofrece es una versión cortada o completa.

He aquí algunos ejemplos notorios de películas que han sido incluidas en el Index en sus versiones completas (versiones cortadas de algunas de ellas están disponibles en el mercado alemán).

Si bien algunas franquicias cinematográficas conocidas, particularmente dentro de los géneros de terror y de acción, tuvieron varios de sus filmes incluidos en el Index, en años recientes algunos han sido retirados de la lista y ya están disponibles en el mercado alemán en sus versiones completas o están a la espera de una nueva calificación. Sin embargo, aún quedan algunos filmes en el Index.

Franquicia cinematográfica
Películas indexadas Películas retiradas del Index
The Texas Chainsaw Massacre – The Return of the Texas Chainsaw Massacre (Kim Henkel, 1994)
– The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning (Jonathan Liebesman, 2006)
– The Texas Chain Saw Massacre (Tobe Hooper, 1974)
Halloween – Halloween: The Curse of Michael Myers (Joe Chappelle, 1995)
– Halloween (Rob Zombie, 2007)
– Halloween III: Season of the Witch (Tommy Lee Wallace, 1982)
– Halloween 4: The Return of Michael Myers (Dwight H. Little, 1988)
– Halloween 5: The Revenge of Michael Myers (Dominique Othenin-Girard, 1989)
Friday the 13th – Friday the 13th (Sean S. Cunningham, 1980)
– Jason Goes to Hell: The Final Friday (Adam Marcus, 1993)
– Jason X (Jim Marcus, 2001)
– Friday the 13th Part 2 (Steve Miner, 1981)
– Friday the 13th: A New Beginning (Danny Steinmann, 1985)
– Friday the 13th Part VI: Jason Lives (Tom McLoughlin, 1986)
– Friday the 13th Part VII: The New Blood (John Carl Buechler, 1988)
– Friday the 13th Part VIII: Jason Takes Manhattan (Rob Hedden, 1989)
A Nightmare on Elm Street – A Nightmare on Elm Street 4: The Dream Master (Renny Harlin, 1988)
– Freddy’s Dead: The Final Nightmare (Rachel Talalay, 1991)
– A Nightmare on Elm Street (Wes Craven, 1984)
– A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors (Chuck Russell, 1987)
– A Nightmare on Elm Street 5: The Dream Child (Stephen Hopkims, 1989)
Children of the Corn – Children of the Corn (Fritz Kiersch, 1984)
– Children of the Corn II: The Final Sacrifice (David Price, 1993)
– Children of the Corn III (James D.R. Hickox, 1995)
The Evil Dead – Evil Dead (Fede Alvarez, 2013) – Evil Dead II: Dead by Dawn (Sam Raimi, 1987)
Return of the Living Dead – Return of the Living Dead 3 (Brian Yuzna, 1993) – The Return of the Living Dead (Dan O’Bannon, 1985)
– Return of the Living Dead Part II (Ken Wiederhorn, 1988)
Re-Animator – Re-Animator (Stuart Gordon, 1985)
– Bride of Re-Animator (Brian Yuzna, 1989)
Hellraiser – Hellraiser 3: Hell on Earth (Anthony Hickox, 1992)
– Hellraiser IV: Bloodline (Alan Smithee, 1996)
– Hellraiser (Clive Barker, 1987)
– Hellbound: Hellraiser II (Tony Randel, 1988)
Child’s Play – Child’s Play (Tom Holland, 1988)
– Child’s Play 2 (John Lafia, 1990)
– Child’s Play 3 (Jack Bender, 1991)
Darkman – Darkman II: The Return of Durant (Bradford May, 1995) – Darkman (Sam Raimi, 1990)
Saw – Saw III (Darren Lynn Bousman, 2006)
– Saw IV (Darren Lynn Bousman, 2007)
– Saw V (David Hackl, 2008)
– Saw VI (Kevin Greutert, 2009)
The Human Centipede – The Human Centipede (First Sequence) (Tom Mix, 2009)
Death Wish
– Death Wish (Michael Winner, 1974)
– Death Wish II (Michael Winner, 1982)
– Death Wish III (Michael Winner, 1985)
– Death Wish 4: The Crackdown (J. Lee Thompson, 1987)
– Death Wish V: The Face of Death (Allan A. Goldstein)
Rambo – Rambo (Sylvester Stallone, 2008) – Rambo II (George P. Cosmatos, 1985)
– Rambo III (Peter MacDonald, 1988)
Delta Force – Delta Force 2: The Columbian Connection (Aaron Norris, 1990)
– Delta Force 3: The Killing Game (Sam Firstenberg, 1991)
– Delta Force (Menahem Golan, 1986)
Terminator – The Terminator (James Cameron, 1984)
Predator – Predator (John McTiernan, 1987)
– Predator 2 (Stephen Hopkins, 1990)
RoboCop – RoboCop (Paul Verhoeven, 1987)
– RoboCop 2 (Irvin Kershner, 1990)
Crank – Crank 2: High Voltage (Mark Neveldine, 2009)

A continuación, una selección de películas incluidas en el Index y otras retiradas de él, ordenadas por director:

Director Películas indexadas Películas retiradas del Index
Gualtiero Jacopetti & Franco Prosperi - Addio zio Tom (Gualtiero Jacopetti & Franco Prosperi, 1971)
Paul Morrisey – Flesh for Frankenstein (Paul Morrisey, 1973)
– Blood for Dracula (Paul Morrisey, 1974)
Pier Paolo Pasolini – Salò o le 120 giornate di Sodoma (Pier Paolo Pasolini, 1975)
Mario Bava – Shock (Mario Bava, 1977)
Ruggero Deodato – Ultimo mondo cannibale (Ruggero Deodato, 1977) – La casa sperduta nel parco (Ruggero Deodato, 1980)
– Inferno in diretta (Ruggero Deodato, 1985)
Lucio Fulci – …E tu vivrai nel terrore! L’aldilà (Lucio Fulci, 1980) – Quella villa accanto el cimitero (Lucio Fulci, 1981)
– Conquest (Lucio Fulci, 1983)
Dario Argento – Inferno (Dario Argento, 1980)
– Tenebre (Dario Argento, 1982)
– Trauma (Dario Argento, 1993)
– Non ho sonno (Dario Argento, 2001)
– Suspiria (Dario Argento, 1977)
– Phenomena (Dario Argento, 1985)
– Opera (Dario Argento, 1988)
George A. Romero – Creepshow (George A. Romero, 1982)
John Carpenter – Body Bags (John Carpenter & Tobe Hooper, 1993)
– Vampires (John Carpenter, 1998)
– The Thing (John Carpenter, 1982)
– Prince of Darkness (John Carpenter, 1987)
Lamberto Bava – Demoni 2: L’incubo ritorna (Lamberto Bava, 1986)
Robert Harmon – The Hitcher (Robert Harmon, 1986)
Peter Jackson – Bad Taste (Peter Jackson, 1987)
Michele Soavi – La chiesa (Michele Soavi, 1989) – Deliria (Michele Soavi, 1987)
Abel Ferrara – King of New York (Abel Ferrara, 1990)
Paul Verhoeven – Total Recall (Paul Verhoeven, 1990)
Antonia Bird – Ravenous (Antonia Bird, 1999)
Robert Rodriguez – From Dusk Till Dawn (Robert Rodriguez, 1996)
– Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007)
Rob Zombie – House of 1000 Corpses (Rob Zombie, 2003)
Alexandre Aja – Haute Tension (Alexandre Aja, 2003)
Dennis Iliadis – The Last House on the Left (Dennis Iliadis, 2009)
Scott Mann – The Tournament (Scott Mann, 2009)
Srdjan Spasojević – A Serbian Film (Srdjan Spasojević, 2010)

Resulta difícil acceder a la lista de medios indexados, pues su sola difusión podría interpretarse como publicidad de los medios incluidos en ella. Por la misma razón, tampoco existen debates públicos sobre los medios indexados, ni discusiones sobre si esta medida fue aplicada correctamente a algún medio en particular. A fin de evitarse problemas y ser acusados de hacerle publicidad a un medio indexado, los periodistas se suelen abstener de mencionar esos medios o de hacer comentarios al respecto. En la práctica, las películas indexadas dejan de mencionarse en el ámbito público.

En BPjM.COM (http://www.bpjm.com), página web independiente que no tiene nada que ver con la BPjM, se puede ver una lista de medios indexados, pero la última actualización es de agosto de 2010. Los responsables de esta página recalcan continuamente que la publicación de esta lista se hace sólo con fines informativos, sin ninguna intención publicitaria. A día de hoy, la página está en reestructuración, aunque todavía se puede acceder al archivo de datos.

Otra página web interesante al respecto es Schnittberichte.com (http://www.schnittberichte.com), que hace comparaciones entre las diferentes versiones de una película, detallando las diferencias, sobre todo los cortes realizados. El sitio fue lanzado en marzo de 2000 con el nombre de Schnittberichte.de, pero fue clausurado en mayo de 2002 sobre la base de la Ley de Protección de Menores de Edad, debido a que incluía en sus informes fotografías de las escenas censuradas en Alemania. El 6 de enero de 2003 el austriaco Gerald Wurm asumió la gestión de la página y la relanzó con el nombre actual, poniéndola bajo la jurisdicción de la ley austriaca que, en ese sentido, es más permisiva que la alemana y censura mucho menos. A través de esta página se puede saber qué filmes han sido incluidos en el Index o están sujetos a decomiso en Alemania.

Hay quienes consideran discutible la existencia de este Index, pues iría más allá de lo estrictamente necesario para garantizar la protección debida a menores de edad (para lo cual sería suficiente la existencia de la calificación FSK ab 18). Esta medida constituiría una especie de tutela paternalista sobre personas mayores de edad, que dificulta su acceso a ciertos medios (películas entre ellos), si es que no lo hace prácticamente imposible. Lo cual constituiría en la práctica un atentado contra la libertad de expresión.

La inclusión en el Index no es la medida más grave que se puede tomar contra una película. Mediante un abogado se puede abrir un proceso de decomiso con el fin de que un juzgado dictamine que los soportes en concreto de una película deben ser decomisados y destruidos.

Hablo de soporte, porque, al contrario de la inclusión en el Index, donde una versión determinada de la película queda prohibida, sea cual sea el soporte y el fabricante, y todas las versiones iguales quedan automáticamente indexadas, el proceso de decomiso sólo se aplica a la versión de película incluida en un soporte de un determinado fabricante. Un nuevo proceso debe abrirse para cada nueva edición del film.

Para que una película sea objeto de decomiso, se requiere que los jueces lleguen a la conclusión de que los contenidos de la película infringen la ley, es decir, se pueden considerar dentro de algunos de los siguientes actos delictivos tipificados en las leyes correspondientes:

  • utilización de signos o símbolos de organizaciones anticonstitucionales (por ejemplo, la esvástica del nacionalsocialismo);
  • denigración del Estado y de sus símbolos;
  • incitación a la revuelta popular, propaganda contra el orden democrático o contra el entendimiento de los pueblos;
  • instrucciones para cometer actos delictivos;
  • presentación cruda, cruel y morbosa de la violencia como fin en sí mismo o como algo trivial y sin importancia;
  • difusión de contenidos pornográficos que incluyan violencia (sadomasoquismo, por ejemplo), intercambio sexual con animales o escenas de sexo que involucren a menores de edad (pornografía infantil) [OJO: la pornografía que no presente estas características está permitida en Alemania, si bien su distribución tiene que someterse a las restricciones que hemos señalado para las películas indexadas; además, se considera como erotismo —no pornográfico— imágenes que en otros países serían consideradas como pornográficas);
  • ofensas contra la honra debida a personas e instituciones;
  • calumnia y difamación;
  • negación del Holocausto judío.

inglourios_basterds_en

Logo internacional de la película “Inglourious Basterds” (Quentin Tarantino, 2009)

inglorious_basterds_de

Logo para el mercado alemán

¿Qué consecuencias tiene un decomiso?

Queda prohibido, en referencia al producto, difundirlo (venderlo o regalarlo), exhibirlo, proyectarlo públicamente, hacerlo accesible a cualquiera, mucho menos a un menor de edad. Asimismo, se prohíbe fabricarlo, adquirirlo, almacenarlo, ofrecerlo, anunciarlo, importarlo o exportarlo (si la intención es difundir el producto). Las copias del producto encontradas como prueba de los delitos anteriores son decomisadas y destruidas.

Lo que no está prohibido es poseer un ejemplar del producto de manera privada, ver la película en privado e incluso comprar el producto para fines particulares (aunque sea delito venderlo).

Las penas por infracción de estas leyes van desde multas en dinero hasta privación de libertad por un año.

La medida de decomiso es válida por 10 años. Ahora bien, como todas las películas decomisadas se consideran automáticamente indexadas, pasado ese tiempo podrían en la práctica comercializarse bajo las restricciones que impone una indexación y durante el tiempo que ésta se halle vigente (25 años a partir de su inclusión en el Index). En la práctica, los fabricantes, distribuidores y comerciantes prefieren no correr riesgos, pues la película podría ser sometida nuevamente a un proceso de decomiso, con las consiguientes pérdidas económicas.

A manera de ejemplo, he aquí algunas películas conocidas que están sujetas a decomiso en las versiones completas publicadas por algunos sellos cinematográficos. Todas se pueden encuadrar dentro del subgénero gore de terror.

Franquicia cinematográfica Películas sujetas a decomiso
The Texas Chainsaw Massacre – The Texas Chainsaw Massacre Part 2 (Tobe Hooper, 1986)
Halloween – Halloween II (Rick Rosenthal, 1981)
Friday the 13th – Friday the 13th Part 3: 3D (Steve Miner, 1982)
– Friday the 13th: The Final Chapter (Joseph Zito, 1984)
The Evil Dead – The Evil Dead (Sam Raimi, 1987)
I Spit on Your Grave – I Spit on Your Grave (Meir Zarchi, 1978)
– I Spit on Your Grave (Steven R. Monroe, 2010)
– I Spit on Your Grave 2 (Steven R. Monroe, 2013)
The Human Centipede – The Human Centipede II (Full Sequence) (Tom Mix, 2011)

A continuación, una selección de películas sujetas a decomiso en sus versiones completas, ordenadas por director:

Director Películas sujetas a decomiso
Herschell Gordon Lewis – Blood Feast (Herschell Gordon Lewis, 1963)
Mario Bava – Reazione a catena (Mario Bava, 1971)
Wes Craven – The Last House on the Left (Wes Craven, 1972)
Jorge Grau – Non si deve profanare il sonno dei morti (Jorge Grau, 1974)
George A. Romero – Dawn of the Dead (George A. Romero, 1978)
– Day of the Dead (George A. Romero, 1985)
Lucio Fulci – Zombi 2 (Lucio Fulci, 1979)
– Luca il contrabbandiere (Lucio Fulci, 1980)
– Paura nella città dei morti viventi (Lucio Fulci, 1980)
– Lo squartatore di New York (Lucio Fulci, 1982)
– Zombi 3 (1988, Lucio Fulci, terminada por Bruno Mattei & Claudio Fragasso)
– Un gatto nel cervello (Lucio Fulci,1991)
Ruggero Deodato – Cannibal Holocaust (Ruggero Deodato, 1980)
Umberto Lenzi – Mangiati vivi! (Umberto Lenzi, 1980)
– Incubo sulla città contaminata (Umberto Lenzi, 1980)
– Cannibal Ferox (Umberto Lenzi, 1981)
Lamberto Bava – Demoni (Lamberto Bava, 1986)
Peter Jackson – Braindead (Peter Jackson, 1992)
Eli Roth – Hostel: Part II (Eli Roth, 2007)
A MODO DE CONCLUSIÓN

En otros países las calificaciones emitidas por las entidades responsables son referenciales, y sirven para que los padres o tutores puedan cumplir con su tarea de proteger a los menores de contenidos no aptos para ellos. En Alemania el Estado ha asumido esta tarea, estableciendo normativas que llegan incluso a determinar qué puede o no puede ver un adulto. Ir contra esas normativas puede estar sujeto a sanciones penales. Bajo la excusa de proteger a los menores de edad, se ha establecido una especie de tutela sobre toda la sociedad que va en perjuicio de ciertas libertades de las personas adultas y permite que en la práctica haya una especie de censura, de alcances ciertamente cuestionables. Más allá de que muchas de las películas censuradas sean de dudosa calidad artística.

DE LA INMORALIDAD DEL ARTE MORALIZANTE

Fotograma de “Saló o los 120 días de Sodoma” (Pier Paolo Pasolini, 1974)

Fotograma de “Saló o los 120 días de Sodoma” (Pier Paolo Pasolini, 1974)

He hallado un texto que escribí allá por el año 2000, cuando hice mi primer ensayo rudimentario de página web. En ese entonces yo ya había visto algunas películas que por su temática podían escandalizar a algunos compañeros de camino en la fe, pero que habían dejado huella en mí por su profundo contenido artístico y humano. En concreto, puedo mencionar Terciopelo azul (Blue Velvet / David Lynch, 1986), Casanova (Il casanova di Federico Fellini / Federico Fellini, 1986) y El último tango en París (Ultimo tango a Parigi / Bernardo Bertolucci, 1974). El mismo hecho de que en los años ’90 yo mismo comenzara a componer canciones de más hondo contenido poético sin perder mi identidad cristiana y sufriera cierta incomprensión de parte aquellos consideraban que yo había perdido el rumbo por no poner mi arte al servicio de un proselitismo a favor de una determinada interpretación del catolicismo, además de la influencia humanista de las obras de Ernesto Sabato, me llevaron a plasmar por escrito estas breves reflexiones sobre la relación entre arte y moral.

 ________________________________________

DE LA INMORALIDAD DEL ARTE MORALIZANTE

Existe —lo sabemos— un arte que pretende ponerse al servicio de causas morales, sea cual sea el color del que se revistan. Lo hay tanto en el cristianismo como en otras religiones, así como en las diversas ideologías que han pretendido erigirse como paraísos de salvación de la humanidad, llámense comunismo, socialismo o liberalismo. Si algo ha perdurado de ese arte a lo largo de los siglos, no ha sido precisamente gracias a la moraleja que lo guiaba, sino a cualidades intrínsecas al arte mismo, que han resplandecido en la obra artística no obstante su pretensión moral ejemplificadora. La esencia artística ha trascendido los límites de la didáctica y, de manera indescifrable y misteriosa, ha logrado sobrevivir a la tentación ruinosa del corsé moralizador.

¿A qué le llamamos arte moralizador? A toda manifestación artística que tenga la intención a priori de brindar una enseñanza (ejemplo moral, moraleja) a través de ella. Es decir, el arte se utiliza como instrumento para mostrar lo que debe ser, lo que se ha de hacer, generalmente con final feliz edificante, donde los buenos salen triunfantes. La pregunta que uno se hace es si la belleza y la verdad enraizada en lo concreto pueden sobrevivir a tal manipulación.

Una comparación entre la Biblia y el Libro de Mormón nos puede ilustrar al respecto. Los textos bíblicos son testimonio de acontecimientos narrados —si es necesario en toda su crudeza— y en ellos brilla la gloria de la belleza divina junto a la ambigüedad propia de la condición humana. No existe el deseo expreso de “edificar” a los oyentes o lectores, sino el de penetrar en la esencia de los acontecimientos y descubrir en ellos el resplandor de la luz divina, aun en medio de las situaciones más trágicas y degradantes, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De este encuentro entre el autor humano y la realidad desnuda, incluso en sus aspectos más ocultos e invisibles, surge la belleza. En los Evangelios, el Hijo de Dios se halla inmerso en la condición humana y la toca con el calor de una mano compasiva, sin atenuar para nada la descripción de los abismos de la indignidad humana.

En cambio, el libro sagrado de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días es una mera imitación de la literatura bíblica, con una clara dirección moralizante, a fin de presentar acciones a seguir o emular por los elegidos. Está atiborrado de preceptos morales y de personajes monofacéticos sin conflictos morales graves, que actúan “santamente” o, por el contrario, ostentan una maldad sin fisuras, lo cual convierte su lectura en algo aburrido y tedioso, además de humanamente insustancial. La belleza que nos arrebata hacia lo alto está ausente del libro. Éste es sólo una sombra insípida de la literatura bíblica.

La tentación moralizante en la literatura suele llevar a los autores que caen en ella a la manipulación de los hechos, a la esquematización de los rasgos humanos, a una poda del árbol de la realidad, dejándonos en un desierto sin riqueza cromática. Todo en vistas a probar el enunciado del cual se parte a priori: así debe ser la conducta humana. Esto se puede aplicar también al teatro, al cine, a la pintura, a la escultura, a todas las artes. No sin fundamento decía Charles Moeller, un crítico literario católico, que no existe literatura edificante que sea artísticamente buena.

La “moralina” es un parásito que puede arruinar potenciales cualidades artísticas. Se inocula en la obra, le quita la sustancia, le sorbe la médula y deja un esqueleto que difícilmente podrá sobrevivir a la prueba del tiempo. A no ser que el potencial artístico sea tan vigoroso, que pueda neutralizar los efectos enfermizos de este bicho, producto de la decencia farisaica.

Este parásito también estropea algunas aptitudes cerebrales, incrustando un filtro devorador en la mente del artista infectado. En contraposición absoluta a la máxima que dice «nada de lo humano me es ajeno», el artista se siente impedido de tocar algunas temáticas tabúes o de carácter polémico en el contexto social en el que se mueve. La filtración mental induce al error de que la belleza de la obra de arte depende en gran medida del tema elegido. Los temas son calificados de morales o inmorales, apropiados o inapropiados, decentes o indecentes. El resultado es una masacre metafísica, una mutilación de la realidad tal cual es.

Lo moral o inmoral de una obra de arte está en la manera como el artista se aproxima a la realidad o en la intención que tiene al realizar la obra de arte, no en los temas, que son simplemente lo que son, lo que debe ser iluminado por la belleza o penetrado por la sensibilidad artística, para mostrar o develar la belleza que encierra. Si se alcanza esta luz, se llega no sólo hasta lo bello sino hasta lo que es bueno y verdadero en sí. En este sentido, no hay nada más enemigo de lo bello que lo simplemente bonito, es decir, lo puramente agradable, lo biensonante, lo conveniente, lo decorativo, lo decente. Hasta dónde yo sé, no hay nada que sea puramente bonito que haya logrado estremecer las honduras del ser humano con la misma intensidad que la belleza desnuda.

Este tipo de situaciones suele agudizarse cuando la situación política es de tipo dictatorial, como ocurrió en los países comunistas o en algunas dictaduras militares de derecha o izquierda, que, de una u otra manera, quisieron orientar el quehacer artístico, definiendo los temas que debían representar o narrar los artistas, literatos, cineastas y gente afín.

El proselitismo por una causa constituye uno de los filtros más peligrosos, en la medida en que determina lo que es valioso o no en una obra de arte simplemente por su temática o por el éxito que consigue en el reclutamiento de prosélitos. Viene a colación parte de un soneto compuesto por el P. Leonardo Castellani, sacerdote y escritor argentino de hondura como hay pocos, en esa obra maestra que se llama Los papeles de Benjamín Benavides:

¡Ay, el libro devoto y aborrecible,
el libro santulón y devotazo
vidas de santos por algún payaso
místico, que hace al místico risible!

No puedes zaherir, pues la materia
es sacra y hay que respetar el templo
y a este que escribe sin que Dios lo quiera.

El arte verdadero es totalizante. Busca penetrar en todos los resquicios de la realidad para descubrir lo que es inexpresable a través del pensamiento lógico-categórico. Si es profundo, descubre la luz del misterio inefable en cualquier faceta del mundo. Su carácter revelador, en la medida en que es auténtico y no pose o moda pasajera, enriquece al ser humano y lo eleva hacia lo que es bueno, bello y verdadero. La intención moralizante es una interferencia que distorsiona el carácter develador del arte y coacta la libertad de los destinatarios de la obra artística, a la vez que arruina la multiplicidad de significados inherente a todo lo que tiene autenticidad metafísica.

En nuestros tiempos el así llamado arte católico abunda en narraciones mediocres de intención edificante, canciones compuestas para ser vehículo de máximas de doctrina espiritual, melodías pegajosas de fácil recordación a las cuales les será negada la corona de inolvidables, de todo lo cual se puede decir a lo más que es muy bonito, mas no que es verdaderamente bello. La alergia al talento va de la mano de una visión edulcorada y simplona de la experiencia cristiana, que despliega a los ojos del mundo la imagen de una religión para estúpidos. Pero eso no es culpa de los orígenes ni de los fundadores, sino más bien de la complacencia aletargada de algunos seguidores, entre los cuales me he encontrado yo.

¿Cómo hemos llegado hasta el extremo de que el arte cristiano busque ser diversión para toda la familia, sin contenidos llamados impropios? No creo que haya nada más ajeno al calificativo de “apto para todo público” que la escena del ajusticiamiento en una cruz del Hijo de Dios. Me es difícil encontrar nada más cargado de violencia, de injusticia, de sufrimiento. Y, sin embargo, allí se encuentra la belleza en todo su esplendor, en toda su pureza, cargada de humanidad plena.

He aquí, pues, la gran paradoja. Si el arte quiere ser auténtico y penetrar hasta las honduras de la verdad, el bien y la belleza, debe abandonar toda pretensión de subordinar su esencia a un precepto moral. Lo contrario empobrece al ser humano, en otras palabras, es inmoral.