LA CACA DEL CARDENAL CIPRIANI

cipriani_caca

El sábado 7 de enero en su radioprograma “Diálogo de Fe” el cardenal Cipriani caricaturizó la posición de quienes defienden la igualdad —social, cultural, económica, etc.— de géneros y se refirió a este tema con las siguientes palabras: «Si salimos de este gran engaño, de que todo se puede hacer —no cohíbas a nadie, déjalos tranquilos—, bueno, si el niño puede en lugar de comer un poco de carne, comer caca, déjalo pues».

Sería bueno hacer un breve recuento de algunas veces en que el cardenal nos ha querido alimentar con caca en vez de darnos un alimento sustancioso para el intelecto y el corazón.

– Cuando en 2013 se refirió al obispo Gabino Miranda, acusado de pedofilia, diciendo: «No hagamos leña del árbol caído».

– Tras un silencio de una semana una vez conocidos los abusos del Sodalicio, cuando dijo: «¡Jamás y por ningún motivo la Iglesia puede permitir que se ofenda a Dios por personas que deben dar ejemplo de Dios!» Ninguna alusión a las víctimas, con las cuales nunca ha querido hablar. Es el mal ejemplo lo que parecía molestarle.

– Cuando criticó un comunicado de la Conferencia Episcopal Peruana sobre la pena de muerte, poco tiempo después de que la candidata Keiko Fujimori propusiera la pena de muerte para violadores de niños.

– Cuando le echó la culpa a las niñas de salir embarazadas y abortar: «Las estadísticas nos dicen que hay abortos de niñas, pero no es porque hayan abusado de las niñas, sino porque muchas veces la mujer se pone como en un escaparate, provocando».

Son sólo algunas perlas del amplio repertorio fecal del cardenal Cipriani.

(Columna publicada en Exitosa el 14 de enero de 2017)

LA CADUCA MORAL SEXUAL DE LOS CATÓLICOS CONSERVADORES

padrecito

En diciembre del año pasado Albrecht Freiherr von Boeselager, Gran Canciller de la Orden de Malta, fue destituido por el Gran Maestre Matthew Festing gracias a una maniobra del Cardenal Patrono de la Orden, el estadounidense Raymond Burke, a quien recientemente se le ha designado como el Donald Trump de la Iglesia católica por su defensa de posiciones conservadoras y de extrema derecha, que le han llevado a oponerse frontalmente al Papa Francisco. Una de las acusaciones que se le hizo a von Boeselager fue la de haber permitido el reparto de condones entre mujeres en condición de esclavitud sexual en Myanmar (antigua Birmania), para evitar que contraigan el SIDA.

Hemos de suponer que el cardenal Burke pretende que esas mujeres en situación de cautividad y extrema miseria deban ceñirse a lo que propugna la moral católica actual, a saber, que está prohibido usar condones en el acto sexual, el cual supuestamente debe ser siempre una puerta abierta a la vida. Aunque en este caso puede convertirse para ellas en una puerta abierta de par en par a la muerte, pues dudamos de que la Orden de Malta cuente con recursos suficientes para costear los medicamentos necesarios que evitarían el deceso de esas mujeres en caso de que se infecten con el VIH. Otra circunstancia más en que a un eclesiástico conservador no le importa que mueran personas inocentes de carne y hueso con tal de mantener incólume la doctrina.

Lo peor del caso es que no se trata de una doctrina infalible e incuestionable que se sustente en las enseñanzas del Jesús de los Evangelios ni en la Tradición de la Iglesia. La enseñanza católica sobre los condones se remonta a lo que el Papa Pablo VI declaró en 1968 en su cuestionada encíclica Humanae vitae: «queda […] excluida toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación». Es así que la prohibición de los condones para los católicos tiene apenas 48 años en vigencia.

En el momento de la promulgación de la encíclica, no todos estaban de acuerdo con el Papa. Una comisión convocada por el anterior Papa Juan XXIII para estudiar el crecimiento poblacional y la regulación de la natalidad —en funciones de 1963 a 1966— había llegado a la conclusión de que no había nada de inmoral en los métodos anticonceptivos artificiales. A la misma conclusión llegó una comisión de obispos establecida por el mismo Pablo VI, la cual recomendó dejar a la conciencia de los esposos los métodos para regular la natalidad. Diez años después, sólo el 29% del clero estaba de acuerdo con que los métodos anticonceptivos artificiales eran inmorales y la mayoría prefería no hablar de este tema con los fieles.

Lamentablemente, no primó el sentido común, y aunque el mismo Pablo VI reconoció que no todos los “actos conyugales” eran fecundos, decidió por cuenta propia promulgar una norma que les ha causado más de un quebradero de cabeza a los católicos que quieren vivir plenamente su sexualidad. Además, al vincular excesivamente el acto sexual con la fecundidad de acuerdo a una interpretación estrecha de la biología humana, dejó en la sombra que la sexualidad se enraíza antes que nada en nuestro deseo de amar y ser amados, de sentir el calor humano de alguien a quien respetamos en su libertad, de compartir el placer y la alegría de una pasión que nos lleva al éxtasis y a la belleza.

Por el contrario, no hay nada de digno en una sexualidad centrada exclusivamente en la procreación, como la que practicaron los soldados nazis con mujeres de la Noruega ocupada durante la Segunda Guerra Mundial, sólo con el fin de engendrar hijos de raza aria para mayor gloria del Führer. Ni tampoco en las violaciones masivas de mujeres realizadas por la soldadesca soviética en su avance final contra la Alemania de Hitler. Con toda seguridad no aplicaron ningún método para evitar la concepción, lo cual al final se tradujo en una generación traumada de posguerra, donde a cientos de miles de niños alemanes no les se preguntaba quién era su progenitor.

Lo cierto es que la gran mayoría de los católicos de a pie se han zurrado, con justa razón, en una normativa que condenaba como inmoral algo que ellos en conciencia no veían como tal, y han seguido usando condones a la vez que seguían con sus prácticas religiosas, en caso de ser creyentes fervorosos. Esto se ha visto reflejado hace no mucho tiempo en una encuesta que el Papa Francisco envió a las diócesis para ser contestadas por los fieles antes de la realización del Sínodo de Familia del año 2015.

En cuestiones de moral sexual, al no reconocer los avances de las ciencias biológicas y psicológicas, la Iglesia se ha pegado un tiro en el pie y ha perdido relevancia y autoridad moral. Lo que repiten muchos curas y obispos desde sus púlpitos y torres de marfil sobre esta materia no suele tener llegada entre los fieles, más aún cuando quien habla no se presenta como alguien que tenga experiencia sexual, y si la tiene, despide el mal olor de la clandestinidad o bordea el delito y la violación de los derechos humanos de menores de edad.

Ciertamente, han habido atisbos de sensatez, como cuando en 2010 el Papa Benedicto XVI admitió en su libro-entrevista Luz del mundo que era legítimamente moral que personas en condiciones de promiscuidad sexual utilicen el condón para evitar contraer o contagiar el VIH. Aunque, por cierto, no faltó el cargamontón de los conservadores que se apresuraron a dar explicaciones enrevesadas y bizantinas de qué es lo que realmente había querido decir el Papa. Para todos estaba claro; sólo para ellos no.

O el hecho de que el Papa Francisco haya recibido afectuosamente a personas homosexuales o transgénero. En otros tiempos eso hubiera sido impensable, así como las siguientes palabras tomadas de su exhortación apostolica Amoris laetitia: «El más sano erotismo, si bien está unido a una búsqueda de placer, supone la admiración, y por eso puede humanizar los impulsos. Entonces, de ninguna manera podemos entender la dimensión erótica del amor como un mal permitido o como un peso a tolerar por el bien de la familia, sino como don de Dios que embellece el encuentro de los esposos. Siendo una pasión sublimada por un amor que admira la dignidad del otro, llega a ser una “plena y limpísima afirmación amorosa”, que nos muestra de qué maravillas es capaz el corazón humano y así, por un momento, “se siente que la existencia humana ha sido un éxito”».

Sin embargo, aún no se ha producido un viraje revolucionario y la cúpula eclesial sigue estando lejos de la actitud del difunto cardenal jesuita Carlo Maria Martini —tachado alguna vez de “hereje” por ACI Prensa y otras escorias conservadoras—, quien dejó dicho lo siguiente en su libro-entrevista Coloquios nocturnos en Jerusalén (2008): «Estoy firmemente convencido de que la conducción de la Iglesia puede mostrar un camino mejor del que logró mostrar la encíclica Humanae vitae. La Iglesia recuperará con ello credibilidad y competencia. […] En los temas en que se trata de la vida y el amor no podemos esperar de ninguna manera tanto tiempo. Es un signo de grandeza y de seguridad en sí mismo que alguien pueda admitir sus faltas y la estrechez de su visión de antaño».

Visto el desempeño de la Iglesia católica en las últimas décadas, tengo pocas esperanzas de que ello ocurra. Lo digo yo que soy católico, que también fui miembro casado del Sodalicio de Vida Cristiana y compartí durante mucho tiempo su visión estrecha y opresiva de la sexualidad humana —con Figari diciéndonos a los sodálites casados que debíamos tener la mayor cantidad de hijos posibles—, que tengo sólo dos hijos, que nunca he usado un condón, que disfruto de una vida sexual sana sin miedos y sin tapujos —aun cuando sea más serena y con menos sobresaltos que en mis años mozos— y que tampoco me considero quién para juzgar la vida sexual de nadie.

Pues lo que vale es lo que decía San Agustín en el siglo IV: «Ama y haz lo quieras».

(Columna publicada en Altavoz el 22 de diciembre de 2016)

________________________________________

FUENTES

Religión Digital
El cardenal Burke, ¿el Donald Trump de la Iglesia católica? (03 de enero de 2017)
http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2017/01/03/religion-iglesia-mundo-vaticano-eeuu-el-cardenal-burke-invito-al-polemico-asesor-antisemita-de-trump-steve-bannon-a-una-conferencia-en-el-vaticano.shtml

Wikipedia
Humanae vitae
en español: https://es.wikipedia.org/wiki/Humanae_vitae
en inglés: https://en.wikipedia.org/wiki/Humanae_vitae
en alemán: https://de.wikipedia.org/wiki/Humanae_vitae

Pablo VI
Carta encíclica Humanae vitae (25 de julio de 1968)
http://w2.vatican.va/content/paul-vi/es/encyclicals/documents/hf_p-vi_enc_25071968_humanae-vitae.html

Francisco
Exhortación apostólica postsinodal Amoris laetitia (19 de marzo de 2016)
http://w2.vatican.va/content/francesco/es/apost_exhortations/documents/papa-francesco_esortazione-ap_20160319_amoris-laetitia.html

Benedicto XVI
Luz del mundo (Herder, Barcelona 2010)
http://img89.xooimage.com/files/f/e/4/luz-del-mundo-lib…icto-xvi-37b8cab.pdf

Congregación para la Doctrina de la Fe
Nota sobre la banalización de la sexualidad
A propósito de algunas lecturas de «Luz del mundo»
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20101221_luce-del-mondo_sp.html

Carlo Maria Martini / Georg Sporschill
Coloquios nocturnos en Jerusalén (San Pablo, Madrid 2008)
https://es.scribd.com/doc/103798927/Martini-Carlo-Maria-Coloquios-Nocturnos-en-Jerusalen

UN LÍO DE CONDONES

orden_de_malta_con_papa_francisco

El Papa Francisco reunido con Caballeros de la Orden de Malta, entre ellos Albrecht Freiherr von Boeselager y Matthew Festing (5to. y 6to. de la izquierda respectivamente)

El 6 de diciembre de 2016, Albrecht Freiherr von Boeselager, Gran Canciller de la Orden de Malta, fue convocado por el Gran Maestre Matthew Festing en presencia de Mons. Raymond Burke, Cardenal Patrono de la Orden, para serle comunicado que el Papa había solicitado en una carta su dimisión —carta que nunca existió—. Además, se le informó de diversas acusaciones por las que se le consideraba «un católico liberal no dispuesto a aceptar la doctrina de la Iglesia». Von Boeselager rechazó las acusaciones y se negó a dimitir, por lo cual se le abrió un expediente disciplinario que llevaría a su destitución el 16 de diciembre.

Uno de las acusaciones era haber permitido, en el marco de la ayuda humanitaria, la repartición de condones entre mujeres en condición de esclavitud sexual en Myanmar (antigua Birmania), para evitar que contraigan el SIDA. Porque desde que en 1968 el Papa Pablo VI prohibiera el uso de anticonceptivos artificiales en el «acto conyugal», el condón se convirtió en el imaginario católico en un objeto pecaminoso, satánico, que lleva al desenfreno sexual y a la perdición.

Sin embargo, el condón puede tener un fin profiláctico, es decir, disminuir el riesgo de contagio de VIH, sobre todo entre personas que no pueden escapar de la explotación sexual. Puede salvar vidas. Eso lo entendió bien el Papa Benedicto XVI en su libro-entrevista Luz del mundo.

Todo parece una trampa tendida por el cardenal Burke, crítico del Papa. Si la comisión nombrada por Francisco para investigar el asunto ordena restituir en su cargo a von Boeselager, Burke probablemente lo difamará como el Papa defensor de los condones.

(Columna publicada en Exitosa el 7 de enero de 2017)

________________________________________

FUENTES

Religión Digital
El Papa ordena investigar el cese del ex Gran Canciller de la Orden de Malta (23 de diciembre de 2016)
http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2016/12/23/religion-iglesia-vaticano-el-papa-francisco-ordena-investigar-el-cese-del-ex-gran-canciller-de-la-orden-de-malta.shtml
La Orden de Malta tilda de “inaceptable” la decisión del Papa de investigar el cese de Von Boeselager (24 de diciembre de 2016)
http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2016/12/24/la-orden-de-malta-tilda-de-inaceptable-la-decision-del-papa-de-investigar-el-cese-de-von-boeselager-religion-iglesia-vaticano.shtml
Presidentes y Priores de la Orden de Malta se reúnen en secreto con su fulminado Gran Canciller (28 de diciembre de 2016)
http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2016/12/28/religion-iglesia-vaticano-presidentes-y-priores-de-la-orden-de-malta-se-reunen-en-secreto-con-su-fulminado-gran-canciller-von-boeselager.shtml
El cardenal Burke desobedeció una orden directa del Papa para no cesar a von Boeselager (5 de enero de 2017)
http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2017/01/05/religion-iglesia-vaticano-orden-de-malta-el-cardenal-burke-desobedecio-una-orden-directa-del-papa-de-no-cesar-a-von-boeselager.shtml

LOS CRIMINALES NO SON LOS REFUGIADOS

refugiados_en_munich

Refugiados sirios en la estación del tren de Múnich (2015)

El 19 de diciembre el tunecino Anis Amri condujo un camión contra el público de un mercado navideño en Berlín, causando la muerte de 12 personas y dejando a 53 heridas.

Según una encuesta reciente, sólo el 28% de los alemanes consideran que la política migratoria de Angela Merkel es responsable del hecho, mientras que 68% dijeron que no hay relación.

Pues la mayoría de los 1.4 millones de refugiados que llegaron a Alemania en los dos últimos años vienen huyendo de la violencia y la miseria para desarrollar una vida de paz y trabajo en tierras germanas. Quienes se infiltran entre ellos para cometer actos de violencia, no los representan. Echarles la culpa a todos por unos pocos sería una injusticia en la que no ha caído aún el grueso del pueblo alemán.

Si bien el índice de criminalidad ha aumentado en Alemania con la llegada de los refugiados, quitando los delitos que no representan ningún peligro para nadie —cruzar ilegalmente la frontera, falsificación de documentos, viajar en transporte público sin pagar—, los inmigrantes no cometen porcentualmente más delitos que los alemanes mismos. Sólo el 0.14% de los actos delictivos cometidos por inmigrantes fueron delitos contra la vida, y sólo 1.1% contra la libertad sexual.

Lo que sí se ha mantenido alto es el número de agresiones contra albergues de refugiados, mayormente daños materiales: 921 este año. En 2015 fueron 1,031.

En términos reales, la migración a Alemania ha elevado la tasa de criminalidad, pero más de los alemanes mismos que de los inmigrantes.

La xenofobia es la principal causa del aumento de la criminalidad. Aquí en Alemania como en EE.UU.

(Columna publicada en Exitosa el 31 de diciembre de 2016)

________________________________________

FUENTES

Bundeskriminalamt
Kriminalität im Kontext von Zuwanderung
Betrachtungszeitraum: 01.01. – 30.06.2016 (Stand: 06.09.2016)
https://www.bmi.bund.de/SharedDocs/Downloads/DE/Nachrichten/Kurzmeldungen/2016/kernaussagen-kriminalitaet-im-kontext-von-zuwanderung.pdf

Die Zeit
Bundeskriminalamt: “Zuwanderer sind nicht krimineller als Deutsche” (8. Juni 2016)
http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2016-06/bundeskriminalamt-statistik-straftaten-asylbewerber
FlüchtlingspolitikMehrheit sieht keine Schuld bei Merkel für Terroranschlag (28. Dezember 2016)
http://www.zeit.de/politik/deutschland/2016-12/fluechtlingspolitik-anschlag-berlin-angela-merkel-umfrage-zusammenhang
Zuwanderung und Kriminalität: Wenn man es nur genauer wüsste (29. Dezember 2016)
http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2016-12/zuwanderung-kriminalitaet-statistik-polizei-migration

FOCUS
BKA zählt über 900 Attacken gegen Flüchtlingsunterkünfte (28.12.2016)
http://www.focus.de/politik/deutschland/erschreckende-zahlen-bka-zaehlt-ueber-900-attacken-gegen-fluechtlingsunterkuenfte_id_6418636.html

¡FELIZ NAVIDAD SIN SODALICIO!

mvc_ecuador_2013-12

La Navidad es indudablemente una fiesta de origen cristiano.

Los cristianos creemos que el nacimiento de Jesús constituye el núcleo de una festividad que, con el tiempo, se ha ido cargando de costumbres y mitos que se han hecho parte inseparable de las fiestas. Y que de alguna manera también expresan los valores asociados con la venida del Hijo de Dios: paz, amor, reconciliación, generosidad, unión familiar.

Por eso mismo, en una familia donde hay creyentes y no creyentes, todos se reúnen con alegría para celebrar juntos los rituales familiares de la Nochebuena, algunos con fe en el misterio cristiano, otros simplemente para desear lo que éste simboliza, dado que no son creyentes.

Esto resultaba impensable en el ambiente fanático e intolerante del Sodalicio, que cada año insiste machaconamente en su campaña “Navidad es Jesús”, buscando supuestamente revalorizar el auténtico sentido de esta fiesta. Innecesariamente, porque los creyentes ya sabemos en qué creemos, y a los no creyentes —que también tienen derecho a celebrar la Navidad con el sentido legítimo que quieran— ese lema no les dice nada.

Durante los años que viví en comunidades sodálites nunca se me permitió asistir a la celebración navideña de los Scheuch, pues la Nochebuena tenía que pasarse en la gran reunión de la “familia cristiana” sodálite. Esas reuniones se efectuaron durante muchos años en la casa de Figari en Santa Clara, donde teníamos que escenificar sketches estrafalarios para disfrute del usurpador de tantos padres y madres que hubieran deseado contar con la presencia de sus hijos esa noche. Y no tener que esperar al permiso del día siguiente para poder desearles en persona una feliz Navidad.

(Columna publicada en Exitosa el 24 de diciembre de 2016)

FELIZ NAVIDAD CON PAN Y CIRCO EN EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

Mesa Directiva del Congreso de la República

Mesa Directiva del Congreso de la República

En Alemania los diputados del Parlamento Federal (Bundestag) no reciben gratificación, ni bonos ni canasta navideña. Más aún, la ley estipula que sólo pueden recibir regalos en su calidad de representantes parlamentarios por un valor máximo de 200 euros al año. Están obligados a declarar los regalos que superen esta suma y se los pueden quedar, siempre y cuando desembolsen su valor. Pues los regalos cuentan en Alemania como un ingreso. Además, así se minimizan los riesgos de corrupción.

A esto hay que añadir que según la ley alemana un trabajador sólo puede recibir de su empleador regalos por un valor de 44 euros al mes, y 40 euros si se trata de un regalo entregado en el marco de la celebración navideña de la empresa, estando prohibida la entrega de éste o cualquier monto en efectivo; además, el monto de lo que gasta el empleador por trabajador en las dos celebraciones por año que permite la ley —incluyendo eventuales regalos— no puede sobrepasar los 110 euros en total. Todo lo que supere estos montos se considera como ingreso sujeto a los descuentos de ley, que fluctúan entre 20% y 60% aproximadamente del sueldo bruto, dependiendo de la categoría fiscal correspondiente, de la situación familiar del asalariado (soltero, casado, divorciado), del número de hijos, del monto del salario y otros factores más.

A la vista de cómo funcionan las cosas en un país rico y desarrollado del Primer Mundo, resulta escandaloso e inaudito que en el Perú los más de 4000 trabajadores del Congreso —incluyendo a los 130 congresistas— reciban regalada una canasta navideña de lujo por un valor de 920 soles, además de otros beneficios del cual están privados la gran mayoría de los peruanos.

Con un sueldo mensual que supera los 15,000 soles, un congresista gana muy por encima del sueldo promedio en el Perú, que asciende aproximadamente a 1,700 soles al mes. Pero a diferencia de cualquier trabajador común y corriente, no puede ser despedido mientras dure su mandato de cinco años. A lo más puede ser sancionado con suspensión temporal sin gozo de haber.

¿Por qué quienes ganan más de lo necesario para tener un nivel de vida decente en el Perú deben ser halagados con regalos que incluyen lujos como una botella de ron Appleton, una de vino espumante Asti Ricadonna, una de vino tinto español y otra de pisco El Portón, además de la posibilidad de viajar acompañados a Jamaica o a Punta Cana (República Dominicana) o con la familia al interior del país, todo con plata del Estado? ¿Qué justifica que quienes perciben un señor sueldo reciban además productos no sólo destinados a la cena navideña, sino en cantidad suficiente como para abastecer sus despensas y sus bares?

Recibir un beneficio suntuoso pagado con dinero del Estado —es decir, con los impuestos de los contribuyentes— no puede constituir ningún derecho —diga lo que diga el congresista Becerril—, más aún cuando quien lo recibe gana mensualmente nueve veces el sueldo promedio del trabajador peruano.

Eso parecen haberlo entendido bien quienes han renunciado a este privilegio o han donado sus canastas a una obra benéfica, en vez de aprovecharlas en beneficio propio. Esperemos que sea así y no solamente cálculo político.

Aquí en Alemania, comparando las ofertas de canastas navideñas con productos gourmet fabricados o envasados en el país, las más caras cuestan alrededor de 100 euros y contienen un poco más de 20 productos, incluyendo una botella de vino y una de espumante. En comparación, las canastas del Congreso —que incluyen licores importados de lujo, delicatessen y otros productos de consumo diario— tienen al cambio del día un valor de unos 260 euros. Cifra escandalosa para un país pobre del Tercer Mundo.

Si bien en ciertas instituciones y empresas es costumbre regalar canastas navideñas a los trabajadores, esto debería hacerse dentro de límites razonables. En el Congreso, que según doña Luz Salgado sigue una política de austeridad, las canastas deberían ser más modestas y contar sólo con productos de fabricación nacional. Deberían ser adquiridas por licitación. Y debería privarse de este beneficio y otros a los congresistas, que ganan más que suficiente para poder darse ellos mismos estos gustos a costa de su propio bolsillo.

¿Cuáles pueden haber sido las razones para que la Mesa Directiva del Congreso, presidida por la fujimorista Luz Salgado, diera luz verde a las canastas del escándalo? Considerando que los principales destinatarios son los trabajadores del Congreso, no se me ocurre otra razón que el clientelismo político. Es decir, a nivel del personal del Congreso las canastas cumplirían la misma función que los tapers naranjas durante las elecciones presidenciales.

Hemos sido testigos del lamentable espectáculo de circo romano que nos ofreció la mayoría fujimorista durante la interpelación y posterior censura del ministro Saavedra, con intervenciones que no cumplían la función de comunicar un discurso racional y lógico sino más bien la de hacernos oír el rugido de los leones dispuestos a destrozar a zarpazos a la ofrenda humana de turno. Ahora llega el momento de entregar las canastas, es decir, de darle el pan al pueblo que forma parte de este coliseo, a fin de comprar su lealtad y su apoyo en la medida de lo posible.

Hay varios congresistas que no se han prestado a esta farsa y los felicito por ello. Aún así, la impresión que nos deja la actuación de un Congreso dominado por el fujimorismo es la de una estampa del Imperio romano, donde el derroche es la norma para la mayoría de los miembros de la clase política, mientras que ofrecen pan y circo a la plebe que está al servicio de estos impresentables e indecorosos patricios.

Lo peor es que, a estas alturas del partido, todavía hay circo para cinco años.

(Columna publicada en Altavoz el 22 de diciembre de 2016)

________________________________________

FUENTE

La República
Esta es la canasta que recibirá cada congresista de la República (20 de diciembre de 2016)
http://larepublica.pe/impresa/politica/832162-esta-es-la-canasta-que-recibira-cada-congresista-de-la-republica

LOS BUITRES EN EL CONGRESO

bankada_fujimorista

En Alemania también hay corrupción. Así como hay actos violentos, injusticias y discriminación. Pero no es algo inherente al sistema, que lo corroe como un tumor maligno. Estos problemas no llegan a tener las dimensiones cancerígenas que tienen en el Perú.

Según estadísticas recientes las siguientes instituciones alemanas superan el 60% de aprobación —de más a menos—: la policía, los pequeños y medianos empresarios, el poder judicial y el poder legislativo. Por debajo del 35% de aprobación se hallan —de menos a más— las macroempresas, el gobierno federal, la administración pública y la Iglesia.

En el año 2002 partí de un Perú que miraba con esperanza al futuro, deseando superar los problemas legados por el fujimorismo.

Actualmente contemplo un Perú con problemas similares: políticos que declaran corrupto a un ministro y lo censuran sin pruebas fehacientes, esgrimiendo argumentos falsos. Además, se hacen a sí mismos regalos navideños que son un insulto a la austeridad en un país pobre. Cometen peores actos de corrupción que aquellos que injustamente le endilgan a quien censuran. Legislan no para el bien del país sino para satisfacer las ansias pantagruélicas de poder de una dinastía familiar de raíces japonesas.

Cuando la confianza en los poderes legislativo y judicial está por los suelos, es natural que la violencia impregne el lenguaje, el trato cotidiano, el aire que se respira, y tengamos discriminación, desigualdades que claman al cielo, impunidad de los corruptos.

Y nos veamos obligados a contemplar cómo las personas más capaces tienen que someterse a la humillación de ser juzgadas por una sarta de mediocres e ignorantes.

Como ya ocurría en el amado Perú que dejé.

(Columna publicada en Exitosa el 17 de diciembre de 2016)