EL FUJIMORISMO HUNDIENDO LA DEMOCRACIA

bancada_fujimorista

Congresistas del partido fujimorista Fuerza Popular

Según el índice de democracia de la prestigiosa revista The Economist, en el año 2016 sólo había 19 países con un régimen de democracia plena. Estados Unidos no está entre esos países. Muchos menos el Perú, que con un puntaje promedio de 6.65 ocupa el puesto 59.

Si bien de entre las cinco categorías que se evaluaron, el Perú obtuvo un puntaje alto en proceso electoral y pluralismo (9.17) y libertades civiles (8.24), los otros puntajes obtenidas fueron miserables —funcionamiento del gobierno (5.36), participación política (6.11), cultura política (4.38)—, no librándose nuestro país de quedar como una democracia imperfecta a los ojos del mundo.

Sospecho que los resultados en el año 2017 serán peores. Pues el gobierno no parece estar funcionando como debe, el desinterés por participar en la cosa política parece estar aumentando debido a una difundida conciencia derrotista que cree que no se puede ganar la lucha contra la corrupción, y el fujimorismo se está encargando de llevar la cultura política a niveles subterráneos inimaginables.

Así como también, gracias a su mayoría parlamentaria, está buscando restringir el pluralismo electoral mediante vallas prácticamente insalvables que dificultarían la participación de algunos actores importantes, llámese Julio Guzmán o Verónika Mendoza. Y ni qué decir de la ley contra el transfuguismo y el proyecto de ley que restringe la libertad de prensa, que atentan contra libertades civiles fundamentales.

En Alemania, donde sí hay democracia plena, difícilmente podría darse el espectáculo de un solo partido dominando el ámbito parlamentario con mayoría absoluta. Pues el sistema político fue diseñado —después de la nefasta experiencia de Hitler— con el fin de evitar el acaparamiento de ninguno de los poderes del Estado por un solo partido. No hay segunda vuelta. Y dado que difícilmente un partido logra más del 50% de los votos, tanto en el Parlamento como en el Ejecutivo se tienen que hacer coaliciones entre un mínimo de dos partidos, a fin de obtener la mayoría necesaria para formar gobierno. El sistema favorece la cooperación interpartidaria y el pluralismo.

En el Perú hay un Congreso con mayoría absoluta fujimorista —no obstante que Fuerza Popular obtuvo sólo el 40% de los votos válidos—, que no cuenta con ningún contrapeso importante que le impida ir contra la razón y hundir aún más el país. Como en tiempos de la dictadura.

(Columna publicada en Exitosa el 27 de abril de 2017)

Anuncios

¿EL FIN DEL NEOLIBERALISMO?

neoliberalismo

En el fragor de la contienda electoral, donde ganó Pedro Pablo Kuczynski (PPK), un economista de raigambre demócrata pero de ideología neoliberal, pasó desapercibida la noticia de que tres renombrados economistas del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional —Jonathan Ostry, Prakash Loungani y Davide Furceri— publicaron en la revista trimestral de la entidad el artículo Neoliberalismo: ¿sobrevalorado?, admitiendo que el neoliberalismo no ha logrado los fines propuestos.

«“En lugar de promover el crecimiento”, las políticas de austeridad propiciadas por el neoliberalismo han hecho que se reduzcan las regulaciones para limitar el movimiento de capitales y que, de hecho, “aumente la desigualdad”. Esta desigualdad “podría por sí misma debilitar el crecimiento…”. Por lo tanto, señala el informe, “los responsables políticos deberían estar mucho más abiertos a la redistribución [de la riqueza] de lo que lo están”», señala Benjamin Dangl en la revista Counterpunch.

La periodista antiglobalización Naomi Klein ya había descrito en su libro La doctrina del shock (2007) cómo el capitalismo neoliberal ha buscado siempre dinamitar los mecanismos democráticos para imponer sus políticas, que suelen afectar negativamente al grueso de la población en beneficio de una élite económica.

El neoliberalismo necesitó de la dictadura de Pinochet para dar sus primeros pasos en Chile, de la mano dura de Margaret Thatcher para imponerse en el Reino Unido, de la dictadura de Alberto Fujimori para afianzarse en el Perú y generar una de las sociedades más desiguales del planeta, del autoritarismo de Putin para dominar mafiosamente la economía rusa.

Los países con mayor bienestar económico para todos no siguen el modelo neoliberal, sino una economía social de mercado. No lo olvide, PPK.

(Columna publicada en Exitosa el 11 de junio de 2016)

________________________________________

FUENTES

International Monetary Fund
Neoliberalism: Oversold?
http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2016/06/ostry.htm

Rebelión
El FMI admite que el neoliberalismo es un fracaso
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=213052

EL CATÓLICO FUJIMORISTA

keiko_cipriani

Se sabe que una parte significativa de quienes se consideran católicos comprometidos votarán por la hija del ex dictador. Sólo porque se ha manifestado en contra de la despenalización del aborto y de la unión civil entre homosexuales.

Su conciencia moral la reducen a estos dos puntos, y no les importan los vínculos con el narcotráfico, la propagación de mentiras, los signos de corrupción presentes en la campaña, la defensa de la pena de muerte ni la amenaza autoritaria que representa la candidata.

El católico fujimorista mira con buenos ojos el autoritarismo, le agrada la mano dura —pues cree firmemente que a él no le va a afectar—, ve con gusto la imposición de ideas sin necesidad de dialogar ni negociar. Así como obnubila su capacidad crítica ante la ilusa promesa de seguridad unida a la represión que postula Fuerza Popular, de igual manera le rinde pleitesía al cardenal Cipriani y arrodilla servilmente su pensamiento ante sus exabruptos doctrinales —como condenar la pena de muerte cuando la defiende Alan García, pero considerarla un asunto de conciencia cuando la defiende Keiko Fujimori—.

Al católico fujimorista le interesa que las leyes se ajusten a sus convicciones morales aunque el país se caiga en pedazos, se conmueve ante los gestos de asistencialismo social —sin importarle que se usen sólo con fines clientelistas— y nunca se le verá marchando al lado de las mujeres esterilizadas a la fuerza, de los deudos de los asesinados por el Grupo Colina o de los jóvenes amantes de la libertad y la democracia.

Tampoco le importa que puedan haber muertos y desaparecidos. Pues es ciego al sufrimiento y a la injusticia.

(Columna publicada en Exitosa el 4 de junio de 2016)

________________________________________

Agradezco a Ricardo Sánchez Serra, columnista católico del diario fujimorista La Razón, quien —gracias a sus comentarios en Twitter— me sirvió de inspiración para este escrito. Los artículos que perpetra con cierta regularidad pueden leerse en su blog personal (ver http://rsanchezserra.blogspot.com).

EL PUEBLO VOTANDO POR SUS VERDUGOS

keiko_fujimori

En el año 1932, el Partido Nacionalsocialista de Hitler se convirtió en la primera fuerza política en el Reichstag (Parlamento Alemán) con 34% de los votos. El presidente Hindenburg fue convencido de nombrar a Hitler canciller en enero de 1933, pues en el sistema democrático alemán sólo se puede gobernar con mayoría, que se obtiene a través de alianzas oficiales entre partidos. En pocos meses, quien llegó al poder mediante mecanismos democráticos, destruiría la democracia y erigiría una dictadura de siniestras consecuencias.

El fantasma del autoritarismo, de gobiernos que acceden al poder democráticamente y luego dinamitan el sistema, sigue recorriendo Europa. En las últimas elecciones austríacas, el extremista de derecha Norbert Hofer no ganó por un pelo las elecciones presidenciales. En Polonia, el partido derechista conservador Ley y Justicia ha obtenido mayoría absoluta en ambas cámaras parlamentarias y la canciller Beata Szydło ha anunciado medidas que recortan libertades democráticas. La Alternativa para Alemania, integrada por populistas de derecha que amenazan derechos democráticos básicos, va poco a poco ganando terreno en los parlamentos regionales.

Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Turquía elegido democráticamente, persigue a periodistas opositores y ha logrado que el parlamento levante la inmunidad de 138 parlamentarios, la mayoría críticos de su gobierno. En los Estados Unidos, Donald Trump, un peligro latente para los derechos humanos de varios grupos de la multifacética sociedad norteamericana, podría ganar las elecciones.

En el Perú, la inminente subida de Keiko Fujimori al sillón presidencial amenaza con regresarnos a estados de emergencia permanentes, donde la violación de derechos humanos y democráticos fundamentales podrían estar a la orden del día.

Y así el pueblo habría votado por sus verdugos.

(Columna publicada en Exitosa el 28 de mayo de 2016)

EL PERSISTENTE HEDOR DE LA DEMOCRACIA PERUANA

ratasDesde que tengo mayoría de edad y soy apto para votar en las elecciones peruanas, tengo memoria de haber emitido mi voto sin mayor convicción, eligiendo el mal menor. Es decir, he votado por aquel candidato que menos apestaba ética y políticamente. Incluso aquellos candidatos que no llevaban encima el acre hedor de la corrupción, apestaban a intereses privados y elitistas que poco tenían que ver con el bienestar de la población en general, mucho menos con la promoción de los peruanos más pobres y desfavorecidos. Como buenos políticos, sabían disfrazar su propio interés privado de interés público por el bien común.

La situación no parece haber mejorado con el tiempo. El debate electoral actual se ha centrado en las vidas nada impecables de la mayoría de los candidatos, el argumento basado en ideas ha sido sustituido por el insulto, y los organismos electorales se han convertido en participantes activos favoreciendo indirectamente a algunos candidatos, en lugar de ser árbitros imparciales que garanticen los derechos básicos tanto de candidatos como de electores. La ley no se ha aplicado con equidad y criterio.

No debería extrañarnos que, según el índice de democracia de The Economist del año 2015, el Perú sea catalogado como una democracia imperfecta —salvándose sólo por 58 décimas de punto de caer en la categoría de régimen híbrido, es decir, con un sistema democrático averiado— y se sitúe en calidad democrática por debajo de países africanos como Lesotho, Ghana y Botswana, y de países latinoamericanos donde la corrupción y la violencia campean a sus anchas, como Colombia y El Salvador.

Efluvios de la persistente corrupción hacen que las actuales elecciones hiedan.

(Columna publicada en Exitosa el 12 de marzo de 2016)

________________________________________

FUENTE

Wikipedia (en inglés)
Democracy Index
https://en.wikipedia.org/wiki/Democracy_Index

LA DEUDOCRACIA CONTRA LA DEMOCRACIA

referendum_grecia_no

En Alemania existe la figura jurídica de la insolvencia personal. Si alguien está sobreendeudado y no puede pagar sus deudas, la ley contemplaba la posibilidad de que pasados 6 años quedara libre de toda obligación. Durante ese período la persona no podía asumir nuevas deudas y tenía que subsistir con lo mínimo necesario para una vida digna (lo cual incluía comida, alquiler, vestido y otros gastos), mientras que parte de sus ingresos y el dinero producto de la venta de sus propiedades (incluyendo automóvil) eran repartidos entre los acreedores. Actualmente ese período se ha reducido a 3 años y la persona sólo está obligada a pagar 35% de sus deudas. Al final, queda libre de polvo y paja y puede comenzar de cero.

Pues una deuda contraída en determinadas circunstancias puede convertirse en impagable, si esas circunstancias cambian. No es que no se quiera pagar, es que simplemente no se puede. Y no existe el derecho de los acreedores a exigir el pago de la deuda si esto afecta las condiciones de vida digna de una persona, mucho menos de una nación entera.

Eso lo ha entendido bien el pueblo griego, que el 5 de julio ha dicho “NO” en las urnas a las condiciones que le querían imponer sus acreedores, calificadas de “indignantes” por Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía.

Ya en el año 2011 el Primer Ministro Yorgos Papandreu había solicitado un referéndum respecto a las medidas de rescate financiero de la troika, lo cual le costó el puesto. Pues las grandes entidades financieras tienen como dogma el poder absoluto del dinero y son por esencia antidemocráticas, dictatoriales e inhumanas.

(Columna publicada en Exitosa el 8 de julio de 2015)

________________________________________

En marzo de 2011, economistas e investigadores griegos iniciaron la Campaña por la Auditoría de la Deuda Griega —a la vista de la pérdida de derechos sociales, reducción de sueldos y pensiones impuestos por la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), medidas consideradas inútiles e ineficaces para el previsto control de la deuda externa—, a fin de conocer con exactitud el origen de esta deuda, los deudores y su legitimidad.

Considerando la condonación de las deudas alemanas contraídas como país vencido en la Primera y la Segunda Guerra Mundial, resulta escandaloso el comportamiento de Alemania con Grecia durante su crisis financiera iniciada en 2010, ya que se hace evidente una falta absoluta de memoria histórica por parte del país germano.

Grecia fue sancionada a dar compensaciones de guerra a Alemania desde el año 1881, por sus conflictos anteriores. Dichas compensaciones nunca han sido canceladas ni perdonadas por Alemania.

Siguiendo el mismo criterio, Alemania tendría con Grecia una deuda histórica que nunca ha pagado: Hitler invadió Grecia en 1941 imponiendo un préstamo al país griego por 3.500 millones de dólares para arreglar los destrozos de la ocupación militar alemana. Acabada la Segunda Guerra Mundial, Alemania indemnizó a Polonia en el año 1956 y a Yugoslavia en 1971 con 20.000 millones de dólares, quedando Grecia sin recibir compensación a pesar de haberla solicitado nueve veces a Alemania.

Actualizada a 2010, la deuda de Alemania con Grecia alcanzaría la cifra de 163.800 millones de dólares además de las reparaciones de guerra que se han calculado en 332.000 millones, es decir, un total de 495.800 millones de dólares, cantidad suficiente para que Grecia saldara todas sus deudas provocadas por la crisis de su deuda soberana, con lo cual se hubiera evitado el sufrimiento de la población provocado por Alemania y la Unión Europea. Jacques Depla, economista francés que fuera asesor del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, calculó en 2011 que la deuda alemana con Grecia ascendía a 575.000 millones de dólares.

________________________________________

FUENTES

Rebelión
El ataque rabioso del sistema ante el referéndum griego (03-11-2011)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=138649
Este artículo no trata del referéndum reciente, sino de aquel que propuso Papandreu en noviembre de 2011 para que el pueblo griego decidiera si aceptaba las medidas del paquete económico que quería imponer la troika. Las diversas reacciones habidas hacen evidente el carácter antidemocrático del sistema financiero.

BBC Mundo
Joseph Stiglitz, Nobel de Economía: “Las condiciones impuestas a Grecia son indignantes” (30 junio 2015)
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/06/150629_economia_entrevista_stiglitz_lf
Las deudas que Alemania, el acreedor inflexible, nunca pagó (6 julio 2015)
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/07/150706_economia_default_grecia_deudas_alemania_lf

Vimeo
Documental Debtocracy (Katerina Kitidi & Aris Chatzistefanou, 2011)