EN LA TELARAÑA DE FIGARI

en_la_telarana_de_figari

El 19 de octubre recibí un e-mail de una persona que no se identificó, resumiéndome desgarradoramente una experiencia muy similar a uno de los testimonios que aparece en el libro Mitad monjes, mitad soldados de Pedro Salinas.

Tocado en el alma por sus palabras y conmovido hasta la médula por la confianza que depositaba en mí, le respondí.

Estimado anónimo:

Ahora que está saliendo la verdad a la luz pública, veo que sobrepasa terroríficamente lo que yo con justa razón había sospechado. Y eso me ha dejado anonadado. Da cólera que se me haya hecho la vida imposible sólo por pensar por cuenta propia y tratar de analizar lo que viví fuera de los parámetros de la ideología sodálite. Y mis conclusiones eran ciertas, pero aun así demasiado conservadoras respecto al alcance que tienen los problemas de abusos en el Sodalicio.

Lo que me cuentas me parece coherente, dado que yo aún viví esa época donde tanta importancia se le daba al yoga y a otras prácticas esotéricas. Ahora bien, yo nunca llegué a estar dentro de la órbita cercana a Luis Fernando, pero temo por personas queridas que tal vez hayan sido víctimas de abusos y siguen encerradas en sus cárceles interiores sin poder ver la luz, totalmente resignadas a una realidad que está justificada de antemano por la ideología que les han metido entre ceja y ceja.

Supongo que eres el mismo Santiago del cual habla Pedro Salinas en su libro. […] Me uno con mi corazón a todo lo que sufriste y probablemente sigas sufriendo.

No temas que vaya a hablar de esto que me cuentas. De ninguna manera.

Esto fue lo que me respondió.

Gracias por tu respuesta y cariño, Martin. […] No te preocupes con usar la información que he compartido contigo. Manténme anónimo.

Con su permiso, he aquí el breve recuento de su experiencia, que —aunque no añade nada sustancialmente nuevo al relato de Pedro Salinas— nos transmite de primera mano esa melancolía y tristeza que han marcado la existencia de un hombre que, siendo adolescente, confió en un manipulador perverso como Figari, pero que al final decidió dejar su papel de víctima y convertirse en un testigo con coraje para hablar, en un sobreviviente herido que aún tiene a su edad una vida por delante y un don que ofrecer a las víctimas silenciosas: su propio testimonio.

Estimado Martin:

​Durante los últimos treinta años, soy un anónimo denunciante de los abusos psicológicos y sexuales a los que fui sometido por Luis Fernando Figari.

No creo conocerte, pues un año antes de que tú entraras yo me arrancaba del grupo. Salía con 16 años, destrozado, confundido y náufrago.

Acompaño Las Líneas Torcidas pero no mucho, pues aún me enferma, físicamente, recordar aquella época. Pero de vez en cuando, como quien se muerde un muela adolorida, paso por tu blog. Es que, en realidad, no es recordar. Los traumas son vividos nuevamente. Es impresionante como es difícil transmitir el sufrimiento producido por la recurrencia del dolor.

Esta última semana he estado leyendo más y dándole vueltas al asunto a propósito del nuevo libro de Pedro Salinas. Me detuve en algunos de tus posts. Ahora estoy leyendo SODALICIO Y SEXO. Muy bien escrito y haces un buen análisis del tema, un tema que conozco bien.

Cuando llegué a tus “hipótesis que podrían explicar por qué nadie se dio cuenta de los casos de Murguía y Doig”, decidí escribirte para darte la mía:

Figari me convocó a ser mi guía espiritual a los 14 años, robándome de Sergio Tapia, quien me “cuidaba” desde los 12 ó 13 (segundo de media, colegio Santa María). El gordo fue tejiendo discretamente una pegajosa telaraña. Como tú narras, Luis Fernando decía que los sodálites que se casaban eran hombres de segunda categoría y que nosotros, los célibes, éramos llamados a la santidad.

Lo que quizás no sepas es que existía un grupo menor, seleccionado a dedo por Dios. Para entrar a esta élite se requerían pruebas especiales, obediencia ciega y ejercicios espirituales que sólo los podrían resistir y realizar los verdaderos soldados de Cristo.

Este grupo era tan secreto que ni siquiera conocíamos a los otros miembros. Y así fue. Durante más de un año de prácticas esotéricas y adiestramientos excéntricos dirigidos por Figari, tan sólo compartí unos minutos con Germán Doig y con otro joven en San Bartolo. A Germán lo conocí mucho, igual que a gran parte de la generación del ’70, pero nunca nadie mencionó a este grupo de elegidos, menos aún que perteneciera a él.

Este grupo, que nunca tuvo nombre, seguía filosofías herméticas ancestrales, transmitidas a Figari, un elegido. Entre los conocimientos secretos, aprendí que el tan importante celibato se limita a las mujeres. Al terminar el primer nivel, con 15 años, fui instruido que el semen es el líquido más poderoso, capaz de abrir el tercer ojo, propiciar la levitación y desplegar aceleradamente mis dones naturales.

La sorpresa vino cuando supe que no era mi semen el que debería atesorar. Sino, más bien, sería el semen del propio gurú que sería depositado directamente en el chakra raíz.

Con este cuento, fui sodomizado repetidas veces. Siendo un niño, virgen y envuelto en la compleja teología sexual del Sodalitium, parecía que habían licuado mi sexualidad, moral, corazón y alma.

Al constatar que mi tercer ojo no se dilataba, que mis dones no florecían, me arranqué del grupo. Salí a pesar de las conocidas intimidaciones que ellos hacen y las desconocidas amenazas reservadas a los pocos que conocemos la existencia del grupo.

Yo sé que Germán era uno de los elegidos. Como dices, era una persona buena. Pero fue envenenada por Figari. No era homosexual, ni lo soy yo. Él no pudo librarse de la pegajosa telaraña que el gurú tejió sobre su mente, subyugando nuestro [ser más] íntimo.

Con más tiempo para dañarlo, yo creo que Figari le robó a Germán hasta su paz. Los actos indebidos de Germán son tan sólo una réplica de lo que aprendió de niño. Su vida sexual se vio restringida a un relacionamiento enfermo, castrador, opresor y secreto. Él fue una víctima.

Anuncios

35 pensamientos en “EN LA TELARAÑA DE FIGARI

  1. … Doig, una víctima que se convirtió en victimario desde la “espiritualidad” de Figari. La “espiritualidad” sodálite y su procedencia. El ‘estilo’ y sus orígenes. El sodalicio, la cuna de la espiritualidad despersonalizada y despersonalizante.

    Renovar ? Pasarle pintura a las paredes ? Decorar ? Limitar daños ? O ANALIZAR, ENTENDER, SANCIONAR Y REFUNDAR ?
    Ya sospechábamos que entre Doig y Figari tenía que haber habido en algún momento una relación de ese tipo … eso explica muchas cosas, entre otras la actitud de Figari antes de renunciar. Lo terrible es haber insistido en esa ‘espiritualidad’ y ‘estilo’…

    ——————————-
    A Santiago, a quien no conozco, > sólo puedo decirte a través de esto que una persona como Figari, que evidentemente sólo ha sido capaz de establecer “relaciones de objeto” con sus allegados, no puede haberte conocido realmente. Eso no es posible. Que todo lo que te hizo no tuvo ni puede haber tenido que ver contigo, sino con él mismo, con Figari. Que lo que te hizo no te lo hizo a tí, sino al contenido sobre tí que estaba en su cabeza.
    Que – por más complejo que suene – no fue realmente personal, sino impersonal, que Figari no entiende lo que es una persona en su estructura psíquica porque nunca tuvo un base para eso, que solo fuiste un ‘objeto’ en el lugar y tiempo equivocados.

    Tras una experiencia como esa es difícil encontrar nuevamente un punto medio, un punto de equilibrio donde volver a empezar. Te deseo sinceramente que esa experiencia sea una piedra en el camino sobre la que puedas andar y finalmente olvidar, redescubrir tu propio caballo y quererlo y entenderlo, distinguir tu propia libertad y atreverte a montarlo, para que te lleve a donde tú decidas porque eso es posible sin más ni más. 🙂

    Y no te olvides que la fuerza de un caballo puede hacer polvo a las piedras, y que muchos caminos que te llevan a tu propio centro están formados por esos fragmentos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Y exactamente en los tiempos en los que Figari hacía todas las barbaridades que hacía, se sentaba a escribir libritos para influenciar a los demás, como p. ej. :

    – Un mundo en cambio
    – Voz de esperanza
    – Huellas de un peregrinar, etc.

    Pero qué lindos títulos !
    Uds. se dan cuenta de sobre qué base psiquica se ha fundado el sodalicio ? Bajo qué inspiración se ‘forjaron’ los cimientos sodálites ?
    El sujeto tiene que haber tenido una ensalada en el alma, que con toda seguridad ni él mismo estaba a la altura de entender.
    Lo único que le faltaba a un sujeto como ese es tener a su disposición a un puñado de confundidos con talento de víctima. El mismo tipo de talento que ciega a una persona consigo mismo y con los demás, y con la sociedad. Para proseguir desde ese cimiento sólo necesitó armarse con una estrategia para identificar a otros con cualidades similares, con el mismo “talento”. Una reacción en cadena ? Igual se ha dado en muchas otras instituciones conocidas …

    Me gusta

    • “Uds. se dan cuenta de sobre qué base psiquica se ha fundado el sodalicio ? Bajo qué inspiración se ‘forjaron’ los cimientos sodálites?”
      Totalmente de acuerdo. La “espiritualidad” sodálite es la creación de Figari basada en su doctrina para someter. Sus métodos de captación “apostolado” dirigido a adolescentes que aún no descubre quien son.
      En mi opinión el Sodalicio como tal debe desaparecer. La cúpula es ya demasiado corrupta y la espiritualidad ha sido engendrada por un genio del mal. No hay ya nada que rescatar ahí.

      Me gusta

      • Es como tratar de pensar en Apple sin Steve Jobs, o en los Rolling Stones sin Mick Jagger, simplemente IMPOSIBLE.
        Toda la organización, su identidad, su estilo, sus métodos de reclutamiento y adoctrinamiento, sus reglamentos y organigrama, hasta la jerga y léxico propios que usan, está impregnada de Figari.

        El Vaticano debe designar una comisión interventora externa e independiente como hizo con Lumen Dei.

        Le gusta a 1 persona

  3. Alguno se ha puesto a pensar en qué segmento del camino o en su infancia (con mayor probabilidad) dejó tirada la montura, que le fué tan fácil sucumbir a las fantasías y engaños del sistema soda ?
    Serán capaces de dejar caer el uniforme soda, pero esta vez no para que alguien los instrumentalice, sino para asumir su propia responsabilidad frente a la vida ?

    Disculpen toda esta incómoda palabrería, pero es que alguien tiene que cuestionarlos …

    Me gusta

  4. Gracias, Anónimo, por tu carta a Martin. Desde octubre del 2007 no he parado de tratar de averiguar qué pasó con mi hermano Daniel. No es una curiosidad morbosa la mía. ¡Es mi hermano y lo quiero! Y a pesar de que deploro el acto que cometió hace 8 años atrás, no voy a darle la espalda como lo hicieron casi todos los sodalites que Daniel antes llamaba “su familia”. Me paro a su lado para darle todo el apoyo y cariño que necesite, así como él siempre lo hizo conmigo. Con dolor y pena te digo que mucho me temo que tu relato debe ser lo más cerca a la verdad que he estado desde entonces. Me alegro mucho por ti y tu familia que por lo menos tuviste la fuerza para despegarte de la telaraña en 2 o 3 años. Gracias y aplaudo tu coraje y valentía.

    Me gusta

    • Patricia, lo más deplorable es que quizá quienes más lo repudiaron en ese momento han sido los que le enseñaron a hacer eso. Los que fomentaron este tipo de conducta. Lee el libro de Pedro Salinas, ahí econtrarás más respuestas. También te sugiero que lo ayudes con tratamiento psiquiatrico.

      Me gusta

    • Conocí brevemente a Daniel en los 80s y conocí a otros de su colegio que lo conocían de antes. Sobre el estado psíquico de él, ya en los 80s prefiero no decir mucho públicamente aquí, pero era evidente que necesitaba terapia a gritos (síntomas disociativos), pero tengo que subrayar que es sólo mi opinión.
      Si esto vino de antes, o se dió desde la atmósfera sodálite no sabría decir, pero por la patogenesis del caso tiene que haber venido de antes.

      El crimen es que nadie le haya aconsejado en ese tiempo buscarse un buen psicoterapeuta, sino que a todos los que conocí entonces (que necesitaban uno) les impedían hacerlo con el pretexto que el psicoanálisis viene del diablo y todas esas sandeces. Un cognitivo con experiencia en gestáltica y psicoanálisis (Jung) le hubiera ayudado mucho. En el Perú hay y hubo muy buenos.

      Otra pregunta sería si el fue del círculo ‘íntimo’ de Figari. Porque si fue así hay decargos jurídicos en su favor que aún estarían por hacerse, y más cargos jurídicos contra Figari, cómplices y encubridores, muchos de los cuales siguen activos hoy como tales.

      Me gusta

  5. Santiago, siento mucho lo que te paso y con lo que has tenido que lidiar desde entonces. Es impresionante que por mas de 30 años figari haya cometido abusos con la mayor impunidad. No es el unico, hace unos años el director y dueño del colegio jose olaya fue grabado por una de sus victimas admitiendo el abuso sexual que cometio. Igual que fiagri se paso decadas abusando de niños, y cuantos mas en estos momentos estaran dañando a niños inosentes. Son solamente ellos los responsables o nosotros tambien, que pasa con los adultos sanos, que pasa con los padres ¿donde estan? que pasa con las medidas de proteccion que deben haber hacia los niños, ¿como es posible que por decadas realicen actos terribles, de esta manera, sin ningun obstaculo?
    Ambos han abusado de niños de clase alta, y clase media, se podria pensar que los padres tienen la posibilidad de estar mas presentes en la vida de sus hijos, de cuidarlos. Que atrocidades vivaron los niños que viven en la calle, que sus padres salen a trabajar al amanecer y regresan en la noche y que tienen que cuidarse solos o cuidar a sus hermanos.¿ A que tipo de situaciones terribles estan expuestos? ¿Què hacemos para protegerlos?

    Lo que un abuso sexual le hace a la mente de un niño y el camino que esta toma para lidiar con el, es muy complejo. Algunas victimas se convierten en victimarios con una manera de lidiar con el dolor, otras vivien con el terror de convertirse en uno. Es terrible que la mente de un niño sea violentada de esta manera pero es mas terrible la indiferencia de una sociedad que con pasividad, sin querrerlo, tambien lo genera.

    Me gusta

      • Un SANTO ?!!
        También consideró a Doig como santo (!), si mal no recuerdo; y eso aún sabiendo lo que, al parecer, le hizo !
        Esto es simplemente una locura, el sujeto TIENE que haber estado medio tostao. Y al parecer eso no ha cambiado.

        Pero qué clase de gente abunda en la familia sodálite que le han creído todo ? `Puede un ser humano ser tan burdamente ingenuo ?
        El sodalicio necesita una quimioterapia ! Eso es una locura colectiva, eso no es normal !

        Me gusta

  6. En una reciente noticia de La República se informa que el Vaticano habría abierto en abril pasado una investigación sobre las imputaciones de abusos de Figari. Es interesante el lenguaje que se utiliza y el tratamiento que hace el Vaticano acerca de las denuncias. A continuación cito los párrafos del documento que motivan mi comentario: (Ver https://html2-f.scribdassets.com/6apitgso1s4ty238/images/1-cd30118b76.jpg )

    1.- El considerando dice: “Dadas las informaciones llegadas acerca de un notable malestar surgido entre los miembro del SCV, debido a algunas acusaciones de comportamientos impropios dirigidas a (…) Figari…

    Se habla de “notable malestar” dentro del SCV producido por presuntos “comportamientos impropios”. Por lo que salió a la luz las víctimas son de violación cuando eran menores y tuvieron que sustraerse del SCV debido al control ejercido por quienes lo dirigían. Por otro lado, las acusaciones no son de “comportamiento impropio”, se le acusa de delitos contra menores desde una posición de dominio y control de la voluntad de sus víctimas, penado con cárcel y condenado por toda la sociedad.

    2.- La acción: “El visitador deberá verificar la real autenticidad (sic)de todas las acusaciones formuladas tanto recientes como en el pasado…”

    Supongo que con “real autenticidad” se estaría haciendo referencia la búsqueda de la verdad en contraposición de una versión oficial (falsa autenticidad). Pero ¿qué verdad?, ¿sobre el “impropio comportamiento” de Figari?. A seis meses del inicio de la investigación, las víctimas declaran que no han sido citados por ninguna autoridad eclesiástica para conocer su versión.

    3.- La conclusión: Luego del informe: “… indicando en conclusión el propio parecer al respeto (sic) y las sugerencias que él creerá oportuno por el bien de la Iglesia, del Sr. Figari y del Sodalitium Christianae Vitae”

    La principal preocupación: El bien de la Iglesia, luego en ese orden, el de Figari”, a la cola va SCV. ¿Y el bienestar de las víctimas dónde queda?.

    Si con ese documento pretenden hacer control de daños, es porque creen que pueden seguir actuando impunemente. A mí, al menos, me confirma que el proceso estaba destinado a “meter la tierrita debajo de la alfombra”.

    Me gusta

    • Tengo la impresión que tienes razón > Ni una palabra acerca de reparaciones para las víctimas. :/
      Sospecho que en la Iglesia existen ciertos problemas estructurales que recuerdan al sodalicio.

      DOBLE DENUNCIA EN EL FUERO PENAL : POR VIOLACIÓN Y ABUSO Y POR EN C U B R I M I E N T O.

      Me gusta

  7. Aún en el caso Karadima hubieron interpretaciones muy ligeras por parte de la Iglesia, lo que desencadenó un conflicto entre los denunciantes y la Iglesia en sí. En este caso (sodalicio) hay calidad y cantidad de denuncias, además de un trabajo investigativo previo por parte de personas privadas.
    Hay también problemas estructurales que no sólo están en el sodalicio sino en toda la Iglesia y va a ser complicado que Monsr. Urcey las trasluzca. No me gusta la ligereza con que nombran ciertos eventos. Urcey es español, de La Rioja.

    Mnsr. Urcey ha trabajado dentro de los Agustinos Recoletos en la pastoral parroquial, en la formación y en servicios de gobierno. Época en la que Fascisto Franco aún estaba vivo y tenía todas las sartenes por el mango. Pero ya veremos, también tiene varios años de experiencia en el Perú exactamente desde la época en la que se fundó el sodalicio, y luego en los 80s. Hmmm…

    *** Nuestra parte es trabajar – pase lo que pase – a través del FUERO PENAL. La gran diferencia es que si Maciel y Karadima fueron sacerdotes, FIGARI NO. Y figari sigue prófugo sin dar la cara, negando toda entrevista y utilizando a terceros (a los sodálites, para variar) para decir tan solo que “no”, que las cuchucientas personas y todos los testigos mienten, que todos mienten y que todo es una gran mentira y vaya uno a saber que incongruencias.

    Tengo la impresión de que en la Iglesia no son muy concientes de que figari no es sacerdote, y en la prensa tampoco se ha subrayado esa diferencia mucho que digamos.

    Me gusta

  8. De la entrevista a Alessandro Moroni ayer El Comercio se desprende que Figari se encuentra en Roma con recursos del SCV (“Mientras que la justicia investigue, lo he aislado en una comunidad específica para eso en Roma”). Es decir, la institución que Moroni quiere limpiar de presuntos abusadores es la que financiaría la vida apartada del principal acusado en Roma.

    Si realmente el SCV quiere demostrar un propósito de enmienda y tratar de limpiar en algo el nombre de la institución, debería traer a Figari para que responda por los delitos imputados ante la justicia civil y antes las autoridades eclesiásticas. Y si no pueden subirlo a un avión de regreso, que al menos le corte el financiamiento. De otra forma, los comunicados que puedan emitir y las comisiones ad-hoc que puedan crear serán sólo formas de tratar de mantener las apariencias.

    Moroni dice a El Comercio cuando le preguntan si expulsará a Figari del Sodalicio: “Si se prueba que cometió estos delitos, tomaremos medidas según la ley y en coordinación con la Santa Sede”. O sea, piensan mantenerlo en el SCV hasta que se le condene. ¿Y si los delitos han prescrito y por ende no se le puede condenar pese a que haya motivos para hacerlo? ¿Y si Figari muere antes de que se emita una sentencia en última instancia? ¿Si no se le puede iniciar un juicio porque no viene al Perú?

    El Sodalicio sabe que los procesos judiciales y eclesiásticos son largos y tranquilamente Figari podría fallecer en su exilio dorado antes de siquiera rendir su manifestación ante la justicia. No se debe permitir que pase lo mismo que con Marcial Maciel, que nunca fue condenado por sus crímenes y murió aislado en una comunidad parecida a la que acoge a Figari hoy.

    Parecería que Moroni sólo está haciendo control de daños. Si se investiga a fondo a Figari se investigaría también a muchas más personas del SCV, con la consiguiente obligación de brindar información interna de un movimiento que hasta ahora se ha mantenido casi en secreto. Imaginen un proceso público en el cual declaran víctimas y miembros del SCV (los acusados y otros como simples testigos) que deban responder no sólo sobre los abusos sexuales sino toda clase de preguntas sobre la organización y sus métodos (los métodos coercitivos de reclutamiento, la violencia física y psicológica, etc.).

    Si cae Figari cae el Sodalicio, creo yo. Pero si no cae Figari, la credibilidad de un movimiento que no hizo lo suficiente por buscar la verdad se vería afectada de manera irreversible. ¿Podría el SCV seguir manteniendo como figura emblemática a un Figari que se salvó de la cárcel porque nunca vino a declarar o porque sus delitos prescribieron? ¿Podría el Sodalicio mantenerse vigente si no expulsaron a Figari pese a que aceptan que hay testimonios verosímiles sobre sus delitos?

    Personalmente considero que si hay cosas rescatables en el Sodalicio, los miembros honorables deberían apartarse y formar un nuevo movimiento que no esté contaminado con la doctrina y métodos perversos de Figari. Que toda la inmundicia que ha salido a la luz sirva para reflexionar y discutir acerca de lo peligrosas que pueden ser las instituciones que se basan en el culto a la personalidad, la verticalidad y el secretismo. El problema no es sólo el SCV. Hay abusos sexuales en otros ámbitos de la Iglesia, en colegios y en las mismas familias. El Perú es el país con mayor cantidad de abusos sexuales de América (la mayor parte de los casos se da en el ámbito familiar y amical) y algo tenemos que hacer al respecto.

    Me gusta

    • Moroni ha hecho hasta ahora – teniendo en cuenta las limitaciones del caso – exactamente lo que tiene que hacer alguien para dejar que las cosas prescriban y para minimizar los daños. Si se ponen en sus zapatos, qué otra solución hubiese quedado para llegar a estas metas ?

      Lo primero fue sacar a figari de la arena y mandarlo lejos, donde lleve una vida cómoda y nadie lo pueda controlar, ni constatar lo que hace o no hace. Y figari chocho porque no tiene que confrontar nada. Y ahora, en estos días = igual.

      En lo que respecta al resto me sumo a la opinión de la víctima de Karadima que propone que la sociedad (no la Iglesia) sea capaz de crear una institución controlada jurídicamente para prevenir e investigar todos estos casos. Para esto es necesario separar a la Iglesia y al estado de una forma drástica. Ya que la Iglesia no ayuda, tendremos que hacerlo nosotros. Nos queda otra ?

      Hay violaciones que prescriben, por suerte no todas, pero hay encubrimientos que no, así es que manos a la obra !

      Me gusta

      • Hice el ejercicio de ponerme en los zapatos de Moroni. Sentí que estaba en un cuarto en completa oscuridad y soledad, lo único que podía hacer era escuchar una y otra vez el relato de las víctimas de Figari, de Doig; niños. adolescentes que me decían “en tus manos está hacer justicia”. No soporté, mi cuerpo se escarapeló y salí, sé que felizmente nunca calzaré ese tipo de zapatos.

        Me gusta

  9. Entrevista a Monseñor Urcey.

    “Yo soy visitador y lo que tengo que hacer es visitar las comunidades (del Sodalicio en el país) para conversar con cada uno de sus miembros y al final rendir a monseñor Carvallo (en Roma) el resultado de mi encuentro con los hermanos del Sodalicio de Vida Cristiana, tratando siempre de salvar el carisma que esta congregación tiene (…) admitió no haber leído el libro del periodista Pedro Salinas en el que se exponen las denuncias, ya que “no tengo por qué evaluarlo. Yo tengo que ser muy prudente con la encomienda que se me ha hecho”.

    Fuente:
    http://www.lucidez.pe/portada-nacional/monsenor-urcey-el-visitador-apostolico-que-recogera-los-testimonios-de-los-sodalites/

    Me gusta

  10. Ya veremos cuanto se demora Urcey para entender que en este caso específico o él hace justicia, O LA HACEMOS NOSOTROS.
    Un trabajo difícil que tiene Urcey es restablecer la confianza de la sociedad en la Iglesia, que está terriblemente dañada. Por todas partes escucho que los católicos esto, que los católicos aquello, que todos son pedófilos y etc. Toy harto.

    Ya se verá cuanto se demora en pararla, porque no va a haber vuelta que darle.
    ALGUIEN DEBERÍA EMPEZAR UNA ACCIÓN PARA JUNTAR LAS FIRMAS DE LOS QUE NO QUIEREN ARRIESGAR A SUS VÁSTAGOS.

    Me gusta

  11. Yo no espero que Urcey o alguna comisión de la Iglesia haga justicia. Si Figari y otros sodálites cometieron delitos, tienen que responder ante las autoridades judiciales peruanas, independientemente de lo que diga o haga la iglesia.

    Lo que me preocupa es el curso que va a seguir todo ahora. Ya estalló el escándalo y la fiscalía ha dicho que va a investigar, pero todos saben que para que una investigación sea realmente buena debe haber una parte denunciante que impulse el proceso y sepa brindar información y pruebas a los fiscales que tendrán que confrontar a los acusados. La fiscalía puede investigar sola, pero es mejor siempre que haya denuncia de parte.

    En otras palabras: si las víctimas se quedan esperando a que la fiscalía haga todo el trabajo, el Sodalicio tendrá una defensa más fácil. No es un caso común ni un tema que las autoridades peruanas conozcan bien. Las víctimas o cualquier persona interesada deberían poner a uno o más abogados que se coma el pleito y que haga un seguimiento permanente de las labores de la fiscalía, que aporte pruebas y testigos, que refute los argumentos de Figari y compañía, que sepa confrontarlos.

    Todo el esfuerzo de personas como Martín Scheuch, JE Escardó, Rocío Figueroa, etc. no debe terminar únicamente con el escándalo mediático. Con el tiempo el efecto bomba actual va a decaer y la gente va a perder interés en el tema (es lo que el Sodalicio debe estar buscando: ganar tiempo para que la tormenta pase). Por eso es importante adoptar medidas concretas que permitan buscar una condena efectiva a los que la justicia encuentre responsables.

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo, y mientras antes mejor. MEJOR AYER.

      Un tema importante es el tema de Jeffery Daniels, que desde el área de responsabilidad del sodalicio, omitió una denuncia en el fuero penal y SÍ se trata de menores de 14 años abusados sexualmente.
      Ver aquí la entrevista a Moroni y chequear la forma confusa en la que – en el medio de la entrevista – responde al tema ‘Daniels’.

      Notar también las contradicciones, inacciones y más que nada la terrible pasividad de nunca haberse podido preguntar ni responder porqué todo esto fue posible. Mientras no llegue a una respuesta estructural no tendrá la menor chance de ‘mejorar’ nada. Moroni parece no tener la menor idea de nada, pero tampoco le quiere preguntar a quienes saben. El tema es demasiado para él.
      Será cuestión de tiempo hasta la sgte. violación ?
      Pretenderá prevenir esas catástrofes con control y más control ?
      O será capaz de aprender de la experiencia ?
      Ha entendido siquiera lo que significa fascismo ? Lo dudo.
      Mira aquí :
      http://elcomercio.pe/lima/sucesos/como-diablos-pudo-pasado-esto-sodalicio-noticia-1850794?flsm=1

      Me gusta

  12. … esto me hace recordar a los documentales de los ingleses, quienes – cámara en mano – filmaban a los cadáveres de los campos de concentración y a los hornos crematorios, con la voz en ‘off’ de un comentarista que explicaba que todo esto fue la consecuencia de la locura nazi. Lo hicieron dirigiéndose a la población alemana que tenía que acostumbrarse a la idea que Alemania había perdido la guerra, y todos los alemanes se preguntaban “cómo ha sido poisble esto ?” – Sin entender que ellos mismos lo habían originado.

    Salir de un proceso fascista no es fácil y cuesta tiempo.

    Si Moroni no entiende lo que es el fascismo no va a estar a la altura de describir el problema, ni mucho menos de solucionarlo. Aquí – en este blog – ya se le preguntó una vez hace tiempo : si el problema sistémico en el sodalicio (Iglesia) es un peligro para la sociedad (?). Y se le sugirió contestarse esa pregunta con sinceridad antes que la sociedad conteste por sí misma esa pregunta. Pero para variar nos ignoraron e insultaron.

    ***El momento para esa respuesta es ahora, creo que es la última llamada.***

    Me gusta

  13. Es evidente la indignación de la opinión pública por las acusaciones de abuso contra niños y adolescentes por parte de Figari y la posibilidad de que éste evada la acción de la justicia, como ha venido sucediendo en otros casos dentro de SCV. Esto se expresa en las redes sociales y en los medios. El destape ya se va por las dos semanas y la indignación no amaina.

    Para la sociedad el problema tiene un nombre: ABUSO SISTEMÁTICO DE MENORES., el cual se ha estado produciendo con impunidad desde una institución que pertenece a la Iglesia Católica y que con la anuencia de la sociedad ha estado reclutando a menores de edad, para que éstos pongan su vida al servicio de fines religiosos.

    El problema está en la manera como SCV y la Jerarquía de la Iglesia Católica han venido tratando los casos de abuso que desde hace más de una década se han venido denunciando. Hay muchos testimonios de cómo dentro de la institución se buscó acallar cualquier intento de denuncia. Los relatos de este blog muestran el drama vivido por tantos que con mucho esfuerzo lograron librarse de lo que ellos llamaban sus “cárceles mentales”, y de los que, aún desde su prisión institucional, buscaron desacreditar a toda costa a quienes hacían las denuncias.

    Cuando el caso adquiría condición de escándalo y lograba la atención de los medios, no hubo misericordia con las víctimas, ni tampoco les preocupó la justicia, para las autoridades religiosas fue más importante preservar la imagen institucional, se facilitó la evasión de los responsables y luego se declaró que dichos casos eran asuntos aislados. No hubo acusación ante las autoridades civiles y si hubo investigación, en todo caso ésta se restringió al ámbito interno institucional, por lo tanto sin consecuencias para la demanda social de justicia. Poniéndolo desde una perspectiva cínica, a eso se le llama “control de daños”.

    Ahora queda claro que, al menos desde el escándalo del 2011 con el caso Doig, tanto SCV como la jerarquía local de la Iglesia Católica, conocían que el problema era sistemático, la renuncia de Figari meses antes de que el escándalo explote fue parte de la estrategia institucional de control de daños, Se siguieron utilizando los mismos métodos de amedrentamiento a las víctimas, de uso del mecanismo paralelo y apañador del fuero eclesiástico,

    El tratamiento actual del problema y del escándalo no difiere del tradicionalmente utilizado, sigue siendo de control de daños. La indignación de la opinión pública y las tímidas acciones desde el Estado, ha motivado hasta 2 comunicados del SCV, una entrevista pública del superior del SCV, declaraciones de integrantes de la jerarquía en la plataforma mediática del arzobispado (RPP), la publicación de el vergonzoso encargo del Vaticano nombrando un “Visitador” para indagar y tomar medidas que preserven el bienestar de la Iglesia, de Luis Figari (sic) y de SCV; sin hacer mención alguna de las víctimas. Las no menos vergonzosas declaraciones del “Visitador” diciendo que no ha leído las denuncias contenidas en el libro de Pedro Salinas, ni las leerá pues él ya no pertenece al SCV, ratificando que su labor no es esclarecer en la búsqueda de la justicia, sino, en cumplir el fiel encargo del Vaticano, señalando: “Ante todo hay que salvar el carisma de este grupo de personas que llevan una orientación muy positiva dentro de la Iglesia”.

    Finalmente, 10 días después, ante la presión, el Cardenal Cipriani se pronuncia, en la misma línea del control de daños, con la siguiente frase: “Siento el deber de expresar una condena total, cuando veo que algún miembro de la Iglesia está involucrado en abusos sexuales contra gente menor. Jamás y por ningún motivo , la Iglesia puede permitir que se ofenda a Dios, por personas que deben dar el ejemplo”.

    Sólo resalto dos conceptos: “gente menor” (se habrá querido referir a “niños y adolescentes”). Y por supuesto, los ofendidos no son los niños y adolescentes abusados, el ofendido es Dios, lo que ya sabemos qué significa en una institución jerárquica.

    Acto seguido, para matizar y colocarse junto con SCV de víctimas, habla del aborto y la unión civil entre personas del mismo sexo, diciendo: “No permitamos que los falsos moralistas pretendan maltratar a la iglesia católica”.

    Ante estos poderes fácticos, la Iglesia y quienes desde el Estado y los medios se coluden con ésta, lo único que nos queda es mantener viva la indignación, de lo contrario, una vez más terminaremos con la “tierrita debajo de la alfombra”, hasta el siguiente escándalo, que con seguridad será mayor y más dañino para la sociedad y tambie´n para la Iglesia Católica, concebida como ee pueblo de Dios y no como su actual y corrupta jerarquía..

    Me gusta

  14. Recuerdo hace no muchos años que Cipriani, jugando en pared con el gobierno, expulsó de la Iglesia al padre Martín Sánchez (tremendo bandido, eso sí) y disolvió el Hogar de Cristo.

    En ese caso sí actuó rápida y severamente, pues se trataba de un religioso no alineado con la posición oficial de la Iglesia. No se mide con la misma vara el caso del Sodalicio y Figari, que siempre han estado del lado del ala conservadora que dirige la Iglesia y representa Cipriani.

    Más allá de las declaraciones retóricas y generales de Cipriani (que condena los abusos pero no se refiere al Sodalicio), queda claro que la Iglesia no hará nada para investigar a conciencia el caso y sancionar a los responsables. Todo es control de daños, como ya se ha dicho.

    Por eso, lo más importante es que la sociedad civil y las autoridades judiciales (no espero nada de los políticos porque en época electoral nadie va a querer pelearse con la Iglesia) afronten con seriedad y firmeza el caso y procedan a denunciar y probar los abusos sexuales, físicos y psicológicos que se han dado en el SCV. Y si esos abusos son práctica generalizada en la organización, pues los propios integrantes deberían decidir su disolución. Cuando la doctrina está manchada de raíz por la influencia de su fundador-abusador, no tiene sentido seguir defendiéndola.

    Me gusta

  15. 1 – Creo que lo mejor que se puede hacer es seguir judicialmente en el área Figari e interdependientemente en el área encubrimiento como 2 cosas distintas, los medios son aparte. Queda también el área de esclarecimiento : que tantos han pensado durante décadas que Figari era sano y heterosexual y hasta ‘santo’.
    En realidad el vive aparentemente con su pareja en el Vaticano, aparte de las acciones criminales que ahora se saben, y de las vayaunoasabercuántas que no se saben.

    2 – Pero algo muy importante es tener la extradición del ‘depredador’ Jeffery Daniels como meta, donde existen otras posibilidades, más que nada por el encubrimiento sodálite de un caso brutal con menores de 14 años y lleno de repeticiones, varias víctimas más. Daniels no fue sacerdote, es la ley peruana la que rige.
    Quedan más nombres aún, pero ya se verá lo que es necesario y qué no. Contactar con los testigos sería fundamental. Daniels también sufrió bajo la cúpula soda y hay que analizar esta información en un contexto ‘causa y consecuencia’ > para esto hay peritos. No hay que olvidarse que sandeces como “el psicoanálisis viene del diablo”, son figuras que no mellan en la ley peruana. Un perito es un perito, y el sodalicio está lleno de huecos y paranoias.

    3 – La Iglesia debe entender la pérdida de confianza por parte de la población, ya que es evidente. Habría que empezar con una RECOLECCIÓN DE FIRMAS. Ideas para esto ? Prensa ? Mandarle los resultados al mismo Papa ? Y/o a Urcey ?
    Por favor instituciones abortistas y lgtb abstenerse de tomar la iniciativa para evitar malinterpretar esto como una guerra de intereses, que no lo es. Se trata de defender a los menores de edad, a los nacidos en todas sus sexualidades.

    4 – En el contexto informativo, la prensa oficial sufre de un fenómeno creado desde hace ya 15 años, que es la pérdida del consenso.
    Informar sobre todas estas barbaridades puede extenderse a un formato medial donde sea posible que a través de los medios las personas lean la información de un forma horizontal y no vertical. Traduciendo : que la gente se entere de las apreciaciones y opinión de otros miembros de la sociedad de una forma más directa y relajada. Que el ciudadano de a pié pierda el temor de confrontar a un sodálite en la calle y decirle cordial-, pero sinceramente lo que piensa. El tipo de diálogo que un sodálite eternamente rehuye, tiene que ser posible. > Posibilitar el consenso connatural en este grupo humano.
    En el sodalicio el consenso es artificial y producto de la manipulación vertical, por eso los mvcistas están ahora todos “sorprendidos”. No tengo por qué dejar que suceda lo mismo en la sociedad civil, como se sabe : sin consenso = no hay democracia. y sin democracia un proceso pierde su propio principio pedagógico. Luego llegan los abusos. No.

    Más ideas ?

    Me gusta

    • Aunque remota existe otra posibilidad.
      El cardenal Cipriani ya tiene una denuncia por encubrimiento.
      Si la presión y el ruido mediático se centran en ese aspecto, Cipriani podría sacrificar a Figari para salvar su reputación (el recurso del chivo expiatorio).

      Me gusta

      • Ayayay, sería el colmo empezar con cálculos tan políticos, pero quién sabe no quede otra. La sociedad debe sancionar para protegerse y esto significa sancionar a todo el que hizo barbaridades. Si Cipriani encubrió, tanto él como Figari denen enfrentarse a la sociedad.

        Me gusta

  16. DIOS ESCRIBE DERECHO EN LINEAS TORCIDAS !!!

    Que título tan acertado para la actual situación y la que venga, para la Familia Sodálite !!!

    Creo yo, que el propio Martín, autor de este blog, no pudo prever ni imaginar la importancia que puede tener ésta frase para toda esta situación…

    Muchos se encuentran ahora confundidos, indignados y decepcionados, incluso pretendiendo “interpretar” las razones que pudo tener el Espíritu Santo y Dios mismo para depositar toda esta inspiración que se conoce como “Espiritualidad Sodálite” en éstas personas que antes parecían tan “santas” y ahora parecen poco menos que hermanos del diablo, olvidando quizá que Dios se vale de nosotros, los seres humanos, frágiles instrumentos, para comunicar su gracia y realizar su obra en medio del mundo.

    Yo estoy convencido que todos los que ahora son objeto de nuestra indignación, también han tenido, COMO CUALQUIERA DE NOSOTROS, la gran oportunidad de hacer las cosas bien a nivel personal, de resistir y vencer su propio pecado, encaminándose a un estado de vida conforme al Señor; sin embargo, CAYERON…

    Este tema, a todos nosotros, nos debe enseñar que la naturaleza humana que TODOS compartimos es absolutamente impredecible y vulnerable y que nadie puede ponerse en el plan de “arrojar la primera piedra”, como si estuviera “libre de pecado”, sin que ello signifique dejar de hacer justicia y ayudar a quienes son víctimas directas o indirectas en todo este asunto.

    “Dios escribe derecho en líneas torcidas” y sólo Él sabrá sacar bien de todo éste mal.

    Me gusta

    • Sospecho que Martin si lo previó …

      Somos pecadores, ok.
      Pero violar a un menor no es lo mismo que arrancharle un chupete a tu hermanita. La sanción es lamentablemente el único camino que nos han dejado, todos han leído las 1000 advertencias y críticas, no sólo aquí. Todos han leído sus respuestas, manipulaciones y difamaciones y es que *** no estamos hablando del confeso que pide clemencia, sino del mentiroso que insiste y que es ciego a las consecuencias sistémicas que implican el futuro, el futuro de cientos de menores de edad, entre otras cosas. El ciego que literalmente no quiere ver ni llevar una responsabilidad, ni por el pasado, ni en el presente ni para el futuro. ***

      Por eso : tolerancia cero.

      Me gusta

  17. Repetidas veces se ha dicho que hay gente buena en el SCV; MVC; agrupaciones, fraternas, etc.
    Ahora después de todas estas revelaciones la pelota está en su cancha.
    ¿Qué piensan hacer?
    ¿Van a tomar alguna iniciativa, o van a acatar como borreguitos lo que diga la cúpula?
    Según P. Salinas lamentablemente hay indicios que las medidas que tomen será solo maquillaje



    (30:40 min)

    Me gusta

  18. Me Pregunto… se dejará de repartir material de formación en las “agrupaciones marianas” con los textos de Figari??… Se seguirá estudiando a Figari en todas las facultades de la Universidad San Pablo en Arequipa??

    Me gusta

    • Sería el colmo. Cómo andarán de desraizados los sodas que creen que sin figari no tienen una espiritualidad. Que toda su existencia como cristianos no es posible sin los textos de un enfermo y abusador sexual probado. Ellos no necesitan de figari para practicar una espiritualidad.
      Me hace recordar a los ideólogos de izquierda, que creen que si Marx y Lenin no hubiesen existido nunca, nunca hubiesen llegado a creer en la justicia y en la solidaridad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s