OVEJAS SIN PASTOR

juan_luis_cipriani

El arzobispo Cipriani, pastor supremo de la circunscripción eclesiástica con mayor número de fieles católicos en el Perú, no ha dado hasta ahora la cara respecto a los supuestos delitos de abusos sexuales cometidos por el fundador del Sodalicio en su arquidiócesis. Dejó que otro hablara de responsabilidades en su programa Diálogos de Fe, mientras él se iba a hacer turismo religioso a Chile. Porque, a decir verdad, no tiene ninguna jurisdicción personal sobre los peruanos católicos residentes en Santiago de Chile. Su presencia allí no era requerida ni necesaria.

En Lima, el P. Luis Gaspar Uribe, vicario del Tribunal Eclesiástico, se dedicó a exculparlo, explicando por qué Cipriani no tenía ninguna responsabilidad ni competencia para gestionar las denuncias contra Figari. El Sodalicio es una asociación de derecho pontificio. Cualquier denuncia al respecto está reservada a la Santa Sede.

Mientras tanto, Cipriani declaraba perogrulladas al diario chileno El Mercurio: «las denuncias se tienen que investigar hasta el final, los hechos denunciados son increíblemente malos. […] Hemos actuado con absoluta transparencia y rapidez ante un suceso que atañe a un laico de una congregación de derecho pontificio. […] El tema es lamentable y doloroso».

Tanta transparencia, que nunca ha dicho «esta boca es mía» respecto a las denuncias ingresadas al Tribunal Eclesiástico en el año 2011, y tanta rapidez, que en cuatro años no ha movido un solo dedo para aclarar los hechos denunciados.

Las víctimas son miembros de la grey a cargo de Cipriani. Sabemos que cuando venga el lobo, con un pastor así, éste huirá cobardemente para luego decir que no fue culpa suya que las ovejas fueran devoradas.

(Columna publicada en Exitosa el 28 de octubre de 2015)

________________________________________

Como católico creyente, siento vergüenza ajena cada vez que me entero de cómo reaccionan y actúan muchas autoridades eclesiásticas ante casos de abusos sexuales cometidos por consagrados, religiosos o sacerdotes a nivel mundial. Y el actual arzobispo de Lima no es ninguna excepción.

El día de ayer, 28 de octubre, Cipriani pronunció las siguientes palabras en la homilía de la Misa del Señor de los Milagros.

«Siento el deber de expresar una condena total cuando vemos que algún miembro de la Iglesia está involucrado en abusos sexuales contra gente menor. ¡Jamás y por ningún motivo la Iglesia puede permitir que se ofenda a Dios por personas que deben dar ejemplo de Dios!»

A decir verdad, son palabras tardías, vanas e inútiles, pues ni Cipriani ni ninguna autoridad eclesiástica pueden evitar que ocurran estos delitos a puerta cerrada. Como reza el el dicho, eso sucede hasta en las mejores familias.

Sin embargo, ¿por qué Cipriani no hizo nada ante las denuncias, salvo tramitarlas burocráticamente como es debido? ¿Por qué se lanza a sí mismo este salvavidas, cuando nunca antes ha hablado en estos términos de los abusos sexuales cometidos por «personas que deben dar ejemplo de Dios», más aun cuando a través de miembros del tribunal eclesiástico de su jurisdicción y del abogado del arzobispado, Natale Amprimo, ha buscado deslindar cualquier responsabilidad suya frente las siete denuncias contra Figari que fueron presentadas desde el año 2011 en adelante en el tribunal eclesiástico del cual él es moderador?

Además, ¿es cierto que Cipriani no tiene ninguna injerencia en el Tribunal Interdiocesano de Lima? Por lo menos, eso es lo que ha dado a entender un comunicado del 21 de octubre emitido por el mismo tribunal:

Nuestro Tribunal es una instancia jurídico canónica absolutamente autónoma, encargada de administrar justicia eclesiástica, conforme al Derecho Canónico vigente. No está sometido ni responde a las directivas de ninguno de los veintidós Obispos de las diversas circunscripciones en las que imparte justicia.

Si nos tomamos el trabajo de verificar qué es lo que dice el “Derecho Canónico vigente” sobre los tribunales interdiocesanos, encontraremos algo muy distinto:

1423 § 1. En sustitución de los tribunales diocesanos, mencionados en los ⇒ cc. 1419-1421, varios Obispos diocesanos, con la aprobación de la Sede Apostólica, pueden constituir de común acuerdo un tribunal único de primera instancia para sus diócesis; en este caso, el grupo de Obispos o el Obispo designado por ellos tienen todas las potestades que corresponden al Obispo diocesano sobre su tribunal.

¿Y cuáles son “las potestades que corresponden al Obispo diocesano sobre su tribunal”?

1419 § 1. En cada diócesis, y para todas las causas no exceptuadas expresamente por el derecho, el juez de primera instancia es el Obispo diocesano, que puede ejercer la potestad judicial por sí mismo o por medio de otros de acuerdo con los cánones que siguen.

1420 § 1. Todo Obispo diocesano debe nombrar un Vicario judicial u Oficial con potestad ordinaria de juzgar, distinto del Vicario general, a no ser que lo reducido de la diócesis o la escasez de causas aconsejen otra cosa.

§ 2. El Vicario judicial constituye un solo tribunal con el Obispo, pero no puede juzgar las causas que el Obispo se haya reservado.

En resumen, según el Derecho Canónico vigente, un tribunal eclesiástico interdiocesano no puede ser una instancia que actúe al margen de los obispos que lo han constituido y ser gestionado sin injerencia alguna de ellos o del obispo designado para moderarlo, el cual tiene potestad judicial. No hay ninguna ninguna norma que autorice a un tribunal eclesiástico, sea diocesano o interdiocesano, a actuar de manera autónoma.

El responsable del Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de Lima, por lo tanto, sigue siendo Cipriani en cuanto moderador. Así pues, era su responsabilidad estar al tanto de denuncias tan graves y, si bien no goza de la competencia para realizar un proceso, debido a que el acusado pertenece a un instituto de derecho pontificio, sí tenía la responsabilidad pastoral de investigar si este tipo de abusos podían seguir dándose a fin de tomar las medidas preventivas del caso, y apoyar y acoger a las víctimas. Parece que en estos últimos cuatro años ha tenido cosas más importantes que hacer que preocuparse de unas cuantas ovejas suyas que han sufrido abusos sexuales por parte de miembros de un instituto religioso autorizado por la Iglesia. Y lo único que parece preocuparle ahora es salvar el propio pellejo.

¿Alguna vez habrá leído y meditado estas palabras salidas de la boca de un antiguo profeta bíblico?

«¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar el rebaño?» (Ezequiel 34, 2)

________________________________________

FUENTES

Radioprogramas del Perú (RPP)
Tribunal Eclesiástico se pronuncia sobre las denuncias contra Luis Fernando Figari (22/10/2015)
http://rpp.pe/lima/judiciales/tribunal-eclesiastico-se-pronuncia-sobre-las-denuncias-contra-luis-fernando-figari-noticia-907387

Perú21
Juan Luis Cipriani: “Quien haga daño a un niño, que le cuelguen una piedra y lo envíen al fondo del mar” (Miércoles 28 de octubre del 2015)
http://peru21.pe/actualidad/cipriani-que-haga-dano-nino-que-le-cuelguen-y-lo-envien-al-fondo-mar-2230780
“Cipriani no protege a Figari ni al Sodalicio” (Miércoles 28 de octubre del 2015)
http://peru21.pe/opinion/natale-amprimo-abogado-arzobispado-cipriani-no-protege-figari-ni-al-sodalicio-2230752

Anuncios

11 pensamientos en “OVEJAS SIN PASTOR

  1. Comparto tu sentir. Yo también como católica (cada vez menos) creyente siento vergüenza. Pero, no ajena si no propia al ver cómo reaccionan y actúan algunas autoridades eclesiásticas ante los casos de abusos sexuales cometidos por consagrados, religiosos o sacerdotes. Parece que para ellos es más importante mantener la fachada, impedir el escándalo que llegar a la verdad y enfrentar el problema de raíz. Como católicos deberíamos rechazar estas actitudes pasivas que sólo dañan más nuestra Iglesia.

    Me gusta

  2. Buen trabajo y buen análisis. Y cómo aplica y vive uno la caridad ahora, entonces ? Caridad con los menores o con Cipriani ? Tiene que ser una disyuntiva ? Si tan solo mostrase el rostro y asumiera su responsabilidad para que no tenga que serlo, pero parece que eso no va a pasar. Igual con los sodas, con Figari, con Levaggi, con Murguía, con Daniels, y con ‘etc.’ y sin conocer la cifra oscura.

    Una cosa es un facto : el poder corrompe. El control prometido por el Papa Francisco no está funcionando.

    Me gusta

  3. La conducta de la Iglesia en el caso del Sodalicio no es muy distinta a lo que ha sido en otros lugares. En EEUU tuvieron que transar y asumir todos los crímenes porque se les venía un juicio que iba a exponer los abusos sexuales al mundo. Por eso la iglesia americana se gastó miles de millones en indemnizaciones, pero a cambio de no hacer mucho escándalo.

    Acá seguramente piensan que podrán manejar la cosa con las influencias políticas y judiciales que siempre ha tenido la Iglesia. Y, claro está, con la anuencia de la gran mayoría de fieles católicos que son acríticos con la jerarquía eclesiástica.

    Pero, como decía en un post anterior, acá no hay que preocuparse demasiado por lo que hagan las instancias eclesiásticas, sino fundamentalmente por las autoridades judiciales (fiscales y jueces) que tendrán a cargo el caso. Lo peor que podría pasar es que Figari y los demás abusadores salgan bien librados porque no se supo hacer debido seguimiento judicial a las denuncias periodísticas.

    Le gusta a 1 persona

  4. El sodalicio ha encubierto a abusadores sexuales en serie, tanto a Figari como ESPECIALMENTE a Daniels. En el caso de Daniels hubieron menores de 14 años, los casos y pruebas están documentados.

    Sr. Cipriani QUÉ VA A HACER UD. AL RESPECTO ? ESPERAR A QUE PRESCRIBAN ? SU CREDIBILIDAD ESTÁ EN JUEGO ! DEBEMOS CONFIAR EN UD. ?

    Me gusta

    • No me gusta blindar a nadie pero las últimas declaraciones de Juan luis Cipriani en torno a este vergonzoso caso me parece acertadisimas. Creo que le debes unas disculpas.

      Me gusta

      • La verdad, después de todo lo que no hizo ni dijo en todos estos años, creo más en lo que haga que en lo que diga. Lo demás es aire, pero ya veremos. Por todos los actos omitidos hasta ahora no le tengo confianza y creo realmente que su credibilidad está en juego. Me disculparé encantado luego de que haya “hecho”.

        Me gusta

  5. Se dice que los delitos ya prescribieron y ademas por ser este “señor”- porque no tiene nada de señor,- Figari, no es sacerdote asi que no se le podria sancionar dentro de los derechos canonicos, pero existe la justicia no canonica y la justicia divina y espero se condenen a TODOS los responsables de dicha institución, porque me imagino que no solo son practicas abusivas de indole sexual, sino tambien de indole psicologico y fisico, eso tambien cuenta para el desarrollo emocional de un niño y de un adolescente.

    Me gusta

  6. Cipriani ha formulado su deseo de que figari sea separado del sodalicio, pero el sodalicio aduce que figari se ha vuelto loco. Y qué esperaban de una persona con semejantes conflictos en la cabeza ?
    Desde cuando creen ellos que este sr. arrastra todos estos problemas ? Sólo en observar el estado psíquico de figari ahora, se ve que sus problemas son tan vigentes como los de antes, que ha sido un denominador común de él en el sodalicio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s