RUDOLF HESS Y ALBERTO FUJIMORI

rudolph_hess

Rudolf Hess (1894-1987)

Cuando en 2008 conocí a Odfried Hepp —en la atención telefónica de un servicio técnico de la Siemens, donde trabajamos juntos—, no sabía nada de su pasado. Ignoraba que junto con Walter Kexel y Peter Naumann, militante neonazi y experto en explosivos, había planeado la liberación del criminal de guerra Rudolf Hess para el 8 de mayo de 1982. El plan preveía la voladura del portón principal y de las torres de la prisión militar de Spandau en Berlín, a cargo de los aliados desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Rudolf Hess llegó a ser en la Alemania nazi el tercero en la cadena de mando después de Hitler y de Hermann Göring, y firmó varias de las Leyes de Nuremberg de 1935, que recortaron los derechos de los judíos alemanes y en cierta manera prepararon el camino para el Holocausto.

Sería condenado a cadena perpetua en 1946 por haber planeado una guerra de agresión y haber conspirado contra la paz mundial. En fin, uno de los tantos criminales que no mató a nadie con sus propias manos, pero que tomó decisiones que ocasionaron la muerte cruenta de millones de personas.

En los Juicios de Nuremberg, al ser confrontado con las crueldades de los campos de exterminio, no sólo se mostró inconmovible, sino que manifestó estar satisfecho de haber servido a Hitler, «el más grande de los hijos que ha engendrado mi pueblo en su historia milenaria», así como de haber cumplido su «deber como alemán, como nacionalsocialista, como fiel seguidor de mi Führer».

Su hijo Wolf Rüdiger Hess buscó su liberación, reivindicar su memoria y conseguir mejores condiciones carcelarias. No faltaron tampoco las voces de representantes de la política y de las iglesias que en los años 70 y 80 pidieron un indulto por razones humanitarias, considerando la salud y la edad avanzada del único prisionero de Spandau.

El plan de liberación de Hepp, Kexel y Naumann nunca se realizó. Y Rudolf Hess murió en 1987, no por enfermedad. Se suicidó a los 93 años en su privilegiada prisión, sin haberse arrepentido de nada.

Como Alberto Fujimori, quien nunca se ha arrepentido de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, y de otros crímenes que han quedado impunes, como es el caso de las esterilizaciones forzadas.

Al fin y al cabo, sacar de prisión a un criminal impenitente que no ha purgado su pena, favoreciendo así la impunidad, sólo puede ser obra de mentes terroristas. O de intereses políticos del mismo cariz.

(Columna publicada en Exitosa el 13 de mayo de 2017)

________________________________________

La razón por la cual se frustró el intento de liberación de Rudolf Hess fueron de corte puramente ideológico. Odfried Hepp y Walter Kexel, ambos neonazis a la vez que anti-imperialistas, habían decidido sacar a Hitler del pedestal en que lo tenían la mayoría de los grupos de extrema derecha y pasarlo al basurero de la historia. Para ellos, Hitler era quien había echado a perder el nacionalsocialismo, que debía ser sustituido por un nacionalbolchevismo abocado a una lucha de liberación nacionalrevolucionaria y anti-imperialista que terminara con la ocupación estadounidense de Alemania. Estas ideas las formularían en el único escrito teórico conocido del terrorismo neonazi alemán: Der Abschied von Hitlerismus (La despedida del hitlerismo).

En consecuencia, Rudolf Hess, hasta entonces admirado por su lealtad incondicional a Hitler, ya no podía ser considerado un modelo a seguir, mucho menos alguien por quien valiera la pena arriesgar la vida.

Hepp y Kexel fundarían ese mismo año el Grupo Hepp-Kexel, que cometería asaltos a mano armada contra bancos para financiar sus actividades y realizaría una serie de atentados terroristas contra soldados norteamericanos estacionados en Alemania. El grupo fue desmantelado en 1983 por la policía alemana y todos sus miembros aprehendidos, a excepción de Hepp, que logró huir a Alemania Oriental vía Berlín.

Kexel se ahorcaría en 1985 en la cárcel tras ser condenado a 14 años de prisión.

Hepp fue atrapado ese mismo año en Marsella (Francia) y luego extraditado a Alemania Occidental, donde pudo acogerse a beneficios penitenciarios gracias a que declaró como testigo en contra de antiguos camaradas del terrorismo neonazi. Salió de prisión en el año 1993, arrepentido de su vida pasada y convertido en un pacifista.

Para mayor información sobre Odfried Hepp, se puede leer mis posts anteriores:

UNA PRESUNTA TERRORISTA

familia_siria

Familia de refugiados sirios en Alemania (2013)

Es habitual en Alemania que todo joven en edad escolar tenga que hacer alguna práctica en alguna empresa o institución, para ir conociendo el mundo real del trabajo y poder tener así una orientación adicional en la elección de su futura profesión u oficio.

Al asilo de ancianos donde trabajo actualmente acuden escolares de ambos sexos para realizar prácticas de unas pocas semanas.

Una de las practicantes es una muchacha siria de 19 años, de religión musulmana, que acude a la escuela en una ciudad cercana. Su familia llegó a Alemania en el año 2015. Llevando un velo que le cubre la cabeza, propio de la cultura árabe, ya ha aprendido a hablar alemán y se ha hecho muy querida entre el personal y los inquilinos del asilo por su solicitud, dedicación y sencillez.

Para el presidente estadounidense Donald Trump, esta muchacha sería una “presunta terrorista”, a la cual se le negaría el ingreso a los Estados Unidos sólo debido a su procedencia territorial.

En Alemania las estadísticas muestran que que el índice de criminalidad es menor entre los refugiados que entre los alemanes natos. Además, muy rara vez alguien de nacionalidad siria, afgana o iraquí se ve involucrado en un acto criminal.

En el año 2016 el crecimiento de la economía alemana ha sido un 0,3% mayor de lo previsto, gracias a la afluencia de refugiados, que paulatinamente se van integrando al mercado laboral y generando una mayor base de consumo.

La crisis que Donald Trump cree ver no existe. Y el mayor crimen sería el suyo: la discriminación y criminalización arbitraria de poblaciones enteras basándose en su religión y su cultura.

(Columna publicada en Exitosa el 4 de febrero de 2017)

________________________________________

FUENTE

ZEIT ONLINE
Bundeskriminalamt: “Zuwanderer sind nicht krimineller als Deutsche” (8. Juni 2016)
http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2016-06/bundeskriminalamt-statistik-straftaten-asylbewerber
Deutsche Wirtschaft profitiert von Ausgaben in der Flüchtlingskrise (30. Dezember 2016)
http://www.zeit.de/wirtschaft/2016-12/konjunktur-deutsche-wirtschaft-ausgaben-fluechtlingskrise-konsum

MORIR EN ORLANDO

victimas_masacre_club_pulse_orlando

Víctimas de la masacre en la discoteca gay Pulse, Orlando (EE.UU.)

El 12 de junio murieron 50 personas —incluido el autor del atentado— en un club gay de Orlando. Se trata de la masacre más numerosa en contra de la comunidad homosexual en Estados Unidos y del atentado terrorista con más víctimas desde el 11 de septiembre de 2001 en el país del norte.

El hecho de que el asesino, Omar Mateen, de nacionalidad estadounidense, tenga ascendencia afgana y se haya declarado previamente simpatizante del Estado Islámico, además de haber emitido comentarios homofóbicos, sexistas y racistas, nos presenta un cuadro complejo, sujeto a múltiples interpretaciones.

¿Se trata de la reacción violenta de un desquiciado más, que sufrió actos de discriminación y decidió vengarse irracionalmente, como ya ha ocurrido anteriormente? ¿Se trataba de un musulmán que se radicalizó y tomó contacto con uno que otro representante del extremismo islámico? ¿O se trataba de alguien que odiaba a los homosexuales en general sobre la base de principios religiosos ultraconservadores y fundamentalistas?

Pues este tipo de animadversión la encontramos también entre quienes se consideran católicos “en estado puro”, como Carlos Polo Samaniego, director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute (PRI), cuyo primer comentario en Twitter al saber de la masacre fue: «Los que practican violencia contra personas homosexuales son los mejores aliados de grupos políticos LGTB». Y si bien reconoce que quienes cometen tales actos merecen la cárcel, su preocupación principal no está en las víctimas, sino en que no se use la tragedia para defender derechos homosexuales.

Ni siquiera los de su propio hijo que lleva su mismo nombre, Carlos Polo, un joven y decidido activista gay del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL).

(Columna publicada en Exitosa el 18 de junio de 2016)

10 DÍAS EN EL ESTADO ISLÁMICO

Jürgen Todenhöfer con el yihadista alemán Abu Qatadah en Mosul (11 de diciembre de 2014)

Jürgen Todenhöfer con el yihadista alemán Abu Qatadah en Mosul (11 de diciembre de 2014)

Entre el 6 y el 15 de diciembre de 2014, el alemán Jürgen Todenhöfer (nacido en 1940) logró una hazaña. Es el único periodista occidental de religión no islámica que ha visitado territorios del Estado Islámico (EI) y no ha sido tomado prisionero o ejecutado. Mediante contactos con Christian E. alias Abu Qatadah, un yihadista alemán —quien luego le serviría como guía— obtuvo un salvoconducto del califa que le garantizaba inmunidad durante su viaje tanto a él como a sus acompañantes: su hijo Frederic (31 años) con un amigo.

Durante su recorrido acompañado de combatientes del grupo extremista desde la frontera turca hasta Mosul (Irak), capital del califato, pasando por Raqqa (Siria), Todenhöfer y compañía no sólo pudieron conversar con miembros de EI (combatientes, un juez, médicos, policías), sino también con gente de la calle y hasta con un prisionero kurdo. Asimismo, documentaron fotográficamente y en video la vida cotidiana de la gente en el califato.

La mayoría de la población musulmana sunita se ha adaptado a la situación y considera que hay más orden y tranquilidad que cuando gobernaban los chiitas. Aun apostando por el diálogo, Todenhöfer considera que EI es sumamente peligroso por su extremismo que justifica la muerte de quien no se adhiera a su interpretación del Islam.

Lo que se ignora es que la mayoría de los refugiados sirios no están huyendo de EI. El 90% de las víctimas civiles sirias de los cuatro últimos años deben atribuirse al gobierno del dictador Bachar al-Asad, en una guerra civil atizada por Estados Unidos con el suministro de armas a los grupos rebeldes, y por Rusia, apoyando al gobierno de Asad.

(Columna publicada en Exitosa el 23 de septiembre de 2015)

________________________________________

FUENTES

Jürgen Todenhöfer
Inside IS — 10 Tage im “Islamischen Staat” (C. Bertelsmann, München 2015)
Este libro, donde Todenhöfer narra en detalle los preparativos y el desarrollo de los 10 días que pasó en el Estado Islámico, alcanzó en Alemania a lo largo de tres semanas el puesto n°1 de ventas de obras de no ficción.

Santiago Alba Rico
Dictadura siria, Estado Islámico y crisis de refugiados (15-09-2015)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=203299

Finalmente, he traducido un escrito de Jürgen Todenhöfer publicado en su blog personal el 22 de diciembre de 2014 (http://juergentodenhoefer.de/7-eindruecke-einer-schwierigen-reise/), donde resume brevemente sus impresiones sobre el viaje al Estado Islámico.

________________________________________

“ESTADO ISLÁMICO” — Siete impresiones de un viaje difícil
por Jürgen Todenhöfer

Queridos amigos:

Poco a poco se nos va yendo el stress del viaje al “Estado Islámico”. Mi hijo Frederic ha perdido varios kilos de peso. Por supuesto que yo sabía que el riesgo era alto. No solamente debido al “Estado Islámico”. También debido a los bombardeos americanos y sirios. En Mosul en varias ocasiones bombarderos estadounidenses dieron vueltas sobre nosotros en vuelo rasante. Nuestra “vivienda” en Raqqa (Siria) fue destruida en gran parte por una bomba siria durante nuestra estadía en Mosul (Irak). Tuvimos que pasar nuestra última noche en Raqqa en una vivienda bombardeada, regada de esquirlas de vidrios rotos.

Pero sin riesgo difícilmente se puede ir tras la verdad. Y al fin al acabo, yo necesitaba material para un libro sobre el “Estado Islámico” que tenía planeado. Y ese material sólo se encuentra en el lugar de los hechos. Así he procedido con todos mis libros. Siempre he viajado a los países en crisis. Además tenía esta garantía de seguridad del “califato”. Pero ninguna garantía de que fuera auténtica. Todos mis amigos y familiares pusieron en duda su autenticidad e intentaron disuadirme de efectuar el viaje. En tales situaciones siempre escucho mi voz interior.

La garantía era auténtica. Y el “Estado Islámico” se atuvo a ella durante nuestra visita a Mosul y Raqqa. Sin embargo, fuimos vigilados mayormente por el servicio secreto y debimos entregar nuestros teléfonos móviles y computadoras. Además, al final de nuestro viaje fueron revisadas todas las imágenes y fotos. De aproximadamente 800 fotos fueron borradas 9 fotos —entre otros motivos, para proteger a familiares de los combatientes extranjeros— . Eso se llama censura.

También se llegó en varias ocasiones a fuertes y acaloradas discusiones entre mí y el “Estado Islámico” respecto al desarrollo del viaje. No es sencillo discutir con combatientes del “Estado Islámico” fuertemente armados. En dos ocasiones casi se interrumpe el viaje. Dado que todos los que participábamos en él estábamos a diario en peligro de muerte, si bien frecuentemente el trato llegaba a ser exasperado, no obstante fue correcto en su conjunto.

HE AQUÍ MIS SIETE IMPRESIONES MÁS FUERTES DE MANERA ABREVIADA:

1) EL OCCIDENTE SUBESTIMA DRAMÁTICAMENTE LA DIMENSIÓN DEL PELIGRO QUE CONSTITUYE EL “ESTADO ISLÁMICO”. Los combatientes del “Estado Islámico” son considerablemente más astutos y peligrosos de lo que asumen nuestros políticos. En el “Estado Islámico” impera un entusiasmo y confianza en la victoria casi delirantes, como yo nunca he visto en zonas de guerra. Los combatientes del “Estado Islámico” están convencidos de que pueden mover montañas con su fe totalitaria y su ostentación de brutalidad. En Mosul 400 combatientes del “Estado Islámico” pusieron en fuga a 25000 soldados iraquíes equipados con tecnología moderna. El “Estado Islámico” ha conquistado en pocos meses un territorio de estado más extenso que Gran Bretaña. A su lado, Al Qaeda es un enano.

Las pérdidas o cambios de territorio ocasionales parecen interesarle poco al “Estado Islámico”. Aun cuando por el momento sean destacados por algunos medios. Es lo normal en una guerra de guerrillas.

2) LA AFLUENCIA DE NUEVOS COMBATIENTES HACIA EL “ESTADO ISLÁMICO” CRECE CADA DÍA. Yo pasé dos días en un campo de reclutamiento del “Estado Islámico” cerca de la frontera turca. En cada uno de esos días llegaron más de 50 combatientes de todo el mundo. No sólo jóvenes, que habían fracasado en sus países de origen. También muchos jóvenes exitosos y eufóricos de Estados Unidos, Inglaterra, Suecia, Rusia, Francia, Alemania, etc. Uno de ellos había aprobado hace pocas semanas su examen estatal de derecho y había obtenido la licencia para ejercer de abogado en los tribunales. Sin embargo, prefería luchar en el “Estado Islámico”.

3) EL “ESTADO ISLÁMICO” —EN LA MEDIDA EN QUE ME ES POSIBLE EMITIR UN JUICIO DESPUÉS DE 10 DÍAS—, AL IGUAL QUE OTROS PAÍSES TOTALITARIOS DE LA REGIÓN, PARECE FUNCIONAR COMO ESTADO. Esto vale sobre todo en los ámbitos de la seguridad interna y de la asistencia social —aun cuando mucho no corresponda a nuestras nociones occidentales, ni siquiera a las mías—. Por lo menos la población sunita de la parte iraquí del “Estado Islámico” parece aceptar sin resistencia al nuevo estado. Porque lo prefiere a la discriminación y opresión anteriormente reinantes provenientes del régimen de Maliki en Bagdad. Por otra parte, después de la huida de todos los cristianos, chiíes y yazidíes, y tras numerosas ejecuciones, sólo viven suníes en Mosul.

4) EL OBJETIVO DEL “ESTADO ISLÁMICO” NO SÓLO ES LA CONQUISTA DEL MEDIO ORIENTE Y ALGÚN DÍA DEL RESTO DEL MUNDO, SINO TAMBIÉN LA MAYOR “LIMPIEZA RELIGIOSA” DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD. El “Estado Islámico”, con excepción de las así llamadas religiones del libro —a saber, el Islam del “Estado Islámico”, el judaísmo y el cristianismo— quiere dar muerte a todos los infieles y renegados y esclavizar a sus mujeres. Todos los chiíes, yazidíes, hindúes, ateos y politeístas deben morir. Cientos de millones de personas deberán ser eliminadas en el curso de esta “limpieza” religiosa.

También todos los musulmanes moderados, que aceptan la democracia, deben ser muertos. Porque, según el “Estado Islámico”, ponen de este modo las leyes de los hombres sobre las leyes de Dios. Esto vale —después de una conquista exitosa— también para todos los musulmanes del mundo occidental favorables a la democracia.

La única oportunidad que tienen estos “infieles” de escapar de la muerte consiste en un arrepentimiento voluntario y una conversión voluntaria al “Islam verdadero”. El cual supuestamente sólo es representado por el “Estado Islámico”. Y eso solamente mientras sus países no hayan sido conquistados.

Los judíos y los cristianos deben ser tolerados como religiones del libro, deben sin embargo pagar un impuesto fijo para su protección de algunos cientos de dólares al año. Los musulmanes tienen que pagar el impuesto del zakat, que puede ser más alto en el caso de musulmanes pudientes, más bajo en el caso de musulmanes pobres.

No necesito recalcar que no hubo ninguna coincidencia en ninguno de estos puntos entre mí y el “Estado Islámico”. Y que en numerosas ocasiones he hecho quedar esto en claro.

5) DESDE MI PERSPECTIVA EL “ESTADO ISLÁMICO” ES UN MOVIMIENTO DE 1% CON EL EFECTO DE UN TSUNAMI NUCLEAR. El “Estado Islámico” predica un Islam que es rechazado por el 99% de los 1.6 billones de musulmanes de nuestro mundo. Yo, como cristiano, que he leído varias veces el Corán, no puedo entender qué tienen que ver las doctrinas del “Estado Islámico” con el Islam. A través de la lectura del Corán yo he conocido a un Islam misericordioso. 113 de las 114 suras comienzan con las siguientes palabras: «En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso». Yo no he percibido nada de esta misericordia en el “Estado Islámico”.

6) CON BOMBAS Y COHETES NO SE PUEDE VENCER AL “ESTADO ISLÁMICO”. La ciudad de Mosul de tres millones de habitantes, por ejemplo, es dominada por aproximadamente 5000 combatientes del “Estado Islámico”. Quien quiera eliminarlos, deberá reducir todo Mosul a cenizas y escombros y matar a miles de civiles. Los bombardeos siempre han sido y son en Medio Oriente un programa de domesticación a través del terror. ¡Mirad al “Estado Islámico”! También es un hijo de la guerra de Irak de George W. Bush, realizada en contra del derecho internacional.

SÓLO LOS ÁRABES SUNÍES MODERADOS PUEDEN DETENER AL “ESTADO ISLÁMICO”, NO EL OCCIDENTE. Así como ya lo hicieron en 2007. Entonces expulsaron al “Estado Islámico en Irak”, la organización predecesora del “Estado Islámico”. Pero el “Estado Islámico” de entonces era mucho más débil que el actual “Estado Islámico”.

Los suníes iraquíes moderados, sin embargo, sólo se enfrentarían al “Estado Islámico” si son nuevamente integrados por completo en la sociedad iraquí, de la cual fueron expulsados por los americanos y los iraquíes chiíes tras la guerra de agresión de los Estados Unidos a Irak en 2003. Actualmente no parece que la cosas hayan cambiado. No obstante, ésta es la única solución plausible para detener al “Estado Islámico”.

Para Siria también hay soluciones. Sin embargo, el Occidente debería corregir al respecto su estimación absolutamente no realista de la situación. En Siria simple y palpablemente ha perdido el rumbo.

7) EN OCCIDENTE SE ESPECULA MUCHO SOBRE EL PELIGRO DE TERRORISMO PROVENIENTE DE COMBATIENTES DEL “ESTADO ISLÁMICO” QUE HAN REGRESADO. Tampoco puedo descartar ese peligro, ni lo haré. Sin embargo, al interior del “Estado Islámico” aquellos que han regresado son considerados perdedores, «que no han logrado llevar una vida en el “Estado Islámico”». Por eso mismo no representan el peligro principal, no obstante que en Bruselas hubo un atentado producido por uno que regresó. Un peligro mayor podría más bien venir de simpatizantes del “Estado Islámico” que todavía no han salido del país.

Nadie en Alemania debería restarle importancia a los peligros del terrorismo. Pero tampoco deberían ser exagerados. Así y todo en Alemania hasta ahora ningún alemán ha sido muerto por un islamista. Pero cuántos musulmanes alemanes lo han sido por parte de alemanes extremistas de derecha. Los grupos como Pegida ponen las cosas de cabeza. Le hacen el juego al “Estado Islámico”, el cual posee gran interés en una escalada de violencia entre musulmanes y no musulmanes en Alemania. El “Estado Islámico” me lo ha confirmado en varias ocasiones.

Desde mi punto de vista, el “Estado Islámico” representa actualmente la mayor amenaza a la paz mundial desde la Guerra Fría. Estamos pagando ahora el precio de la agresión —difícil de superar en insensatez— de George W. Bush a Irak. El Occidente, hasta el momento, se halla falto de ideas ante esta amenaza.

Vuestro

JT

(Traducción del alemán: Martin Scheuch)

TERRORISMO CRISTIANO

Madre palestina llorando a sus hijos asesinados por milicianos católicos maronitas de la Falange Libanesa durante la masacre de Sabra y Shatila (16 de septiembre de 1982)

Madre palestina llorando a sus hijos asesinados por milicianos católicos maronitas de la Falange Libanesa durante la masacre de Sabra y Shatila (16 de septiembre de 1982)

Actualmente muchos asocian el concepto de terrorismo con las creencias islámicas y los países árabes. Aún cuando la gran mayoría de los musulmanes sean contrarios a la violencia y reprueben a aquellos que utilizan el Islam para justificar su fanatismo. Pues en esto mismo radica la fuente de todo terrorismo.

Y fanáticos han habido también en el cristianismo desde sus orígenes, cuando algunos seguidores de Jesús se mostraron partidarios de un mesianismo que recurriera a la violencia de las armas.

Terroristas cristianos son los cruzados que masacraron a toda la población judía y musulmana de Jerusalén durante la Primera Cruzada; el católico Guy Fawkes, que quiso volar en pedazos el Parlamento inglés en 1605; el Ku Klux Klan, que asesinó afroamericanos, judíos y católicos en defensa de la civilización cristiana occidental; la Guardia de Hierro rumana, que durante el pogrom de Bucarest en 1930 asesinó a 125 judíos y luego ejecutó sumariamente a enemigos políticos cuando llegó al poder en 1940; los católicos maronitas que masacraron a palestinos y musulmanes libaneses en Karantina, Tel al-Zattar, Sabra y Shatila durante la Guerra Civil del Líbano (1975-1990); el Ejército de Dios en Estados Unidos, que justifica el asesinato de médicos abortistas; el Frente Nacional de Liberación de Tripura en la India, que busca la conversión al cristianismo de hindúes mediante las armas, usando la violación como medio de intimidación y no retrocediendo ante el homicidio; el Ejército de Resistencia del Señor en Uganda, que mezcla elementos cristianos con misticismo africano y ha sido acusado de asesinatos, violaciones, torturas y secuestro de niños.

Y si no menciono otros grupos, es por falta de espacio.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 4 de febrero de 2015)

________________________________________

Lo que me motivó a escribir este pequeño artículo fueron unas palabras de Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, en una de sus recientes diatribas islamofóbicas (El problema del Islam, https://www.aciprensa.com/podcast/download.php?file=10483), donde pretende demostrar que el Islam es una religión violenta y que las acciones de los terroristas islámicos son consecuencia directa de enunciados que aparecen en el Corán. Allí Bermúdez dice lo siguiente:

La época de las Cruzadas era un época cultural específica, donde ir a la guerra formaba parte de la realidad cultural. No era algo que la Iglesia señalaba como algo de por sí virtuoso. ¿Por qué hoy en día los que quieren comparar el radicalismo islámico no encuentran absolutamente ninguna causa o ningún episodio histórico con el que puedan hoy día calificar o comparar con los cristianos? ¿Dónde están los grupos terroristas cristianos que masacran musulmanes en países de mayoría católica? ¿Dónde están los terroristas católicos que toman venganza de los cristianos que son asesinados en los países de mayoría musulmana en América Latina? ¿Dónde está el grupo terrorista que aterroriza a los musulmanes en el Perú, en Chile, en Argentina, en Venezuela o en cualquiera de estos países? ¿O en Estados Unidos, donde la comunidad islámica es muy grande y donde hay varios de ellos —¡varios de ellos!— acusados de terrorismo y donde hay organizaciones acusadas de terrorismo? Entonces, no podemos decir que quienes cometen actos de violencia no tienen nada que ver con el Islam. Es falso. No es así. Se llaman islámicos, citan al Profeta, citan el Corán, y aplican la shariah de acuerdo a una interpretación que es aceptable y legítima dentro del Islam.

Disculpo a Bermúdez por estos exabruptos, pues sospecho desde hace tiempo que padece un síndrome de ignorancia invencible, o más bien las anteojeras que le impone su ideología religiosa le impiden alzar la vista para mirar mejor la realidad.

Pues su defensa acérrima de las Cruzadas como una epopeya histórica que le dio lustre al cristianismo se estrella contra el hecho de que la Primera Cruzada haya culminado en uno de los hechos más vergonzosos y atroces de la historia de la humanidad: la masacre de Jerusalén del 15 al 16 de julio de 1099. Basta con citar algunos testimonios de la época:

«Maravillosos espectáculos alegraban nuestra vista. Algunos de nosotros, los más piadosos, cortaron las cabezas de los musulmanes; otros los hicieron blancos de sus flechas; otros fueron más lejos y los arrastraron a las hogueras. En las calles y plazas de Jerusalén no se veían más que montones de cabezas, manos y pies. Se derramó tanta sangre en la mezquita edificada sobre el templo de Salomón, que los cadáveres flotaban en ella y en muchos lugares la sangre nos llegaba hasta la rodilla. Cuando no hubo más musulmanes que matar, los jefes del ejército se dirigieron en procesión a la Iglesia del Santo Sepulcro para la ceremonia de acción de gracias.»

Raimundo de Aguilers, canónigo de Puy

«En verdad, si hubieseis estado ahí habrías visto nuestros pies coloreados hasta los tobillos con la sangre de la masacre. Pero, ¿qué más os puedo contar? Ninguno fue dejado con vida; no hubo piedad ni de mujeres ni de niños.»

Fulquerio de Chartres

«Cuando los paganos habían sido vencidos, nuestros hombres capturaron a muchos, tanto mujeres como hombres, y o bien les daban muerte o les mantenían cautivos.»

Gesta Francorum

«Nuestros líderes también ordenaron que todos los sarracenos muertos fuesen enviados fuera de la ciudad debido al hedor, puesto que toda la ciudad estaba llena de cuerpos; y por ello los sarracenos vivos arrastraron a los muertos hasta las salidas de las murallas y los colocaron en piras, como si fuesen casas. Nunca nadie pudo ver u oír de una masacre como esa de paganos, puesto que las piras funerarias se alzaban como pirámides, y nadie sabe su número salvo el mismo Dios.»

Gesta Francorum

Me pregunto si el asesinato a sangre fría de personas indefensas, incluyendo mujeres y niños, también formaba parte de la “realidad cultural” de los europeos de esa época.

Por otra parte, cuando conocí a Alejandro Bermúdez en los años ’70, me consta que tenía una gran admiración por Corneliu Zelea Codreanu, líder de la organización fascista y ultraortodoxa rumana Legión de San Miguel Arcángel y organizador de la sección paramilitar conocida como Guardia de Hierro. Creo que Bermúdez difícilmente admitiría que este grupo entra en la categoría de terrorismo cristiano.

Asimismo, si bien es cierto que en América Latina no se ha verificado la presencia de terroristas cristianos antislámicos —lo cual es comprensible, considerando que el porcentaje de musulmanes en el subcontinente es insignificante, pues no llega ni al 0.01% de la población total—, en Estados Unidos se da el fenómeno de la presencia de organizaciones paramilitares de extrema derecha y de ideología racista, que justifican su modo de actuar sobre la base de doctrinas bíblicas y cristianas, y que no tendrían ningún reparo en eliminar a musulmanes solamente por el hecho de serlo.

Además, están también aquellas asociaciones agrupadas bajo el denominador común de Identidad Cristiana, movimiento supremacista blanco y fundamentalista cristiano, cuyo objetivo es implantar una teocracia cristiana en los Estados Unidos de América, país al que consideran la verdadera Tierra Prometida. Algunos de estos grupos han sido identificados por el FBI como terroristas:

  • Ku Klux Klan
  • The Covenant, The Sword, and the Arm of the Lord (El Pacto, la Espada, y el Brazo del Señor), activo en las décadas de los ’70 y los ’80
  • Aryan Nations (Naciones Arias)
  • Army of God (Ejército de Dios)
  • Phineas Priesthood (Sacerdocio de Fineas)

Cabe recordar también que el peor atentado terrorista en los Estados Unidos antes de la destrucción de las Torres Gemelas —a saber, la voladura del Edificio Federal de Oklahoma City, que ocasionó la muerte de 168 personas e hirió a más de 680— fue llevado a cabo por los estadounidenses Timothy McVeigh, de religión católica, y Terry Lynn Nichols.

A continuación, otros ejemplos de terrorismo cristiano:

  • El Consejo Nacional Socialista de Nagalandia, estado de la India con mayoría cristiana, responsable de actos de violencia contra la minoría animista, a la cual quieren forzar a convertirse al cristianismo. También ha sido acusado de practicar una limpieza étnica con las tribus kuki en Manipur (India) entre 1992 y 1993, destruyendo 350 poblados, causando la muerte de más de 900 personas y convirtiendo a unos 100.000 kukis en refugiados.
  • Los anti-balaka en la República Centroafricana, responsables de masacres y otras atrocidades en contra de la población islámica entre 2013 y 2014, viéndose muchos musulmanes obligados a huir del país a fin de salvar la vida.
  • Anders Behring Breivik, quien el 22 de julio de 2011 hizo explotar un coche bomba en el centro de Oslo y luego disparó a mansalva en la isla de Utoya contra los participantes de un campamento de verano, causando la muerte de un total de 77 personas. Behring Breivik se había identificado a sí mismo en Internet como un cruzado cristiano —aunque admitía no ser muy religioso— que creía que los inmigrantes estaban socavando los valores cristianos de Noruega, siendo el Islam y el marxismo los enemigos que debían ser destruidos para preservar la Europa cristiana.

El Sr. Bermúdez podría decir que todas estas cosas no tienen nada que ver con el auténtico cristianismo, aún cuando los implicados citen la Biblia para justificar sus actos. Lo mismo dicen representantes autorizados del Islam sobre las acciones terroristas perpetradas por extremistas islámicos que citan el Corán, pero el director de ACI Prensa no les cree. A decir verdad, si algún no cristiano escuchara a Alejandro Bermúdez predicando que el cristianismo es una religión de paz, su agresividad verbal y su atrevida ignorancia, junto con su aversión al Islam descalificándolo como religión violenta le quitarían toda credibilidad. Y en ese sentido, muy flaco favor le hace a la Iglesia y al cristianismo en general este tipo de reflexiones, más propias de un fanático fundamentalista que de un seguidor del Jesús de los Evangelios.

________________________________________

FUENTES

Wikipedia
Christian terrorism
http://en.wikipedia.org/wiki/Christian_terrorism
Christian Identity
http://en.wikipedia.org/wiki/Christian_Identity
Domestic terrorism in the United States
http://en.wikipedia.org/wiki/Domestic_terrorism_in_the_United_States
Movimiento de milicias
http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_de_milicias
Primera Cruzada
http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Cruzada

Tato Pavlosky
El fundamentalismo cristiano (29-07-2005)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18312

Guadi Calvo
La otra cara del mal (26-01-2015)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194740

elblogdemiguel fernandez
Grupos terroristas cristianos y racistas en Estados Unidos (diciembre 30, 2014)
https://elblogdemiguelfernandez.wordpress.com/2014/12/30/grupos-terroristas-cristianos-y-racistas-en-estados-unidos/

TAMBIÉN SON HUMANOS Y TIENEN DERECHOS

Odfried Hepp, ex-terrorista, en la actualidad

Odfried Hepp en la actualidad

Odfried Hepp fue mi compañero de trabajo durante más de tres años, en el servicio de atención al cliente a nivel internacional de una empresa importante que fabricaba equipos computarizados de diagnóstico de vehículos motorizados. Odfried, que frisaba los 50 al igual yo y se encargaba de los clientes germano y francoparlantes, siempre fue un trabajador ejemplar, dedicado, meticuloso, preocupado en dar lo mejor de sí mismo, de trato correcto y amable.

Un día supe que Odfried había sido en los ’80 fundador de la célula terrorista neonazi Hepp-Kexel, agente doble de la Alemania comunista, miembro del Frente de Liberación Palestino y el terrorista alemán más buscado por la Interpol entre 1983 y 1985. En 1985 fue capturado en París y pasaría 8 años en la cárcel entre Francia y Alemania. Cuando terroristas palestinos secuestraron el crucero italiano Achille Lauro en octubre de 1985, él fue el único europeo en la lista de presos cuya liberación era solicitada.

Odfried estaba convencido de haber seguido un camino equivocado, pero no había renunciado a sus ideales de lograr una sociedad mejor, esta vez a través de una vía pacífica que pasaba por la mística musulmana. Y también quería trabajar y prestar su aporte a la sociedad.

Odfried no es una excepción. En Alemania, antiguos terroristas de la Fracción del Ejército Rojo tienen trabajos reconocidos, algunos de ellos en el sector educación, viven integrados en la sociedad y se les reconoce el derecho al olvido de su pasado.

¿Habrá en el Perú algún día la sensatez para integrar a los ex-terroristas en la sociedad, en vez de seguir condenándolos por su pasado?

(Columna publicada en Exitosa Diario el 21 de mayo de 2014)

________________________________________

Si alguien tiene interés en saber algo más sobre Odfried Hepp, puede leer mi post HISTORIA DE UN TERRORISTA.