PSICOLOGÍA EN EL SODALICIO: MANIPULACIÓN DE LA HISTORIA PERSONAL

humberto_del_castillo_drago

Humberto del Castillo Drago

Alejandro no era blanco ni tenía ojos azules ni un apellido de abolengo, su familia —de clase media estándar limeña— tampoco era adinerada, pero él era un muchacho inteligente y voluntarioso. Y estas cualidades eran suficientes como para que se le perdonara el no contar con los otros requisitos que los sodálites de la primera mitad de los ‘90 buscaban en los candidatos al Sodalicio. Al igual que la inmensa mayoría de quienes actualmente integran la institución, el primer contacto con ella se inició cuando Alejandro era aún menor de edad.

De participar en actividades deportivas junto con un grupo de amigos del barrio en el Centro Pastoral de San Borja por pura curiosidad, a sus catorce años fue pronto asimilado a una agrupación mariana liderada por Humberto del Castillo Drago, sodálite desde 1982, conocido por su proverbial patanería y su fidelidad a rajatabla a Luis Fernando Figari, a quien seguía refiriéndose cariñosamente en febrero de 2014 —en el marco de una entrevista en el canal católico EWTN— como «mi fundador», reconociéndole que «siempre ha sido inspirado por el Espíritu».

Actualmente Del Castillo Drago es Fundador y Director General del Centro de Desarrollo Integral de la Persona Areté en Medellín (Colombia), psicólogo egresado de la Fundación Universitaria Católica del Norte y propugnador de lo que él llama “psicoterapia de la reconciliación”.

Tras leer su único libro publicado hasta ahora, Reconciliación de la historia personal, en su segunda edición de 2016, me da la impresión en muchas partes de estar leyendo al mismo Luis Fernando Figari, pues la teoría psicológica que ahí se expone sin mayor sustento científico es la misma doctrina que proponía Figari y en la cual basó la formación impartida a los miembros del Sodalicio de Vida Cristiana y de todas las asociaciones vinculadas al Movimiento de Vida Cristiana.

La gran diferencia con la primera edición de 2015 es que se han eliminado las abundantes referencias a Figari en el texto. Y aunque el nombre haya desaparecido, la doctrina —aunque disfrazada de opinión profesional de un psicólogo— sigue siendo la misma, a saber: que sólo la antropología cristiana —la de Figari, por supuesto— constituye la base para una auténtica psicoterapia curativa, siendo el concepto de “pecado” la raíz de todos los trastornos psicológicos y, por lo tanto, el encuentro con Dios se presenta como una condición sine qua non para una curación efectiva. La “teología de la reconciliación” de Figari impregna el libro de cabo a rabo.

Del Castillo, al igual que Figari, desconfía de la mayoría de corrientes psicológicas científicas y propone la necesidad de una psicología cristiana, sin darse cuenta de lo absurdo de ese planteamiento, como si también pudiera haber una psicología musulmana, judía, budista o atea, siendo que el dato religioso, si bien puede ser estudiado por la psicología, no debe formar parte de su definición ni determinar su metodología. Pues se corre el riesgo de caer en la ideología religiosa, que constituye la base de todos los fundamentalismos. Y que puede terminar haciéndole daño a quienes se les aplica un tratamiento inspirado en ella, sin respetar su libertad de conciencia.

Que es lo que, al fin y al cabo, Humberto del Castillo —mucho antes de convertirse en el psicólogo de bandera del Sodalicio— hizo con Alejandro, cuando lo sometió a una disciplina férrea de ejercicios, de crítica constante, de lavado de cerebro, hasta hacerle creer que tenía vocación sodálite. Incluso se le prohibió tener enamorada.

Por supuesto, todo ello no sólo sin conocimiento de sus padres, sino incluso generando aversión hacia ellos —«tu papá es un huevón y tu mamá es una loca»—.

Más aún, cuando a los 15 de años de edad fue derivado por Del Castillo hacia una psicóloga del Movimiento de Vida Cristiana para que ésta le tomara unos tests psicológicos, tampoco se les informó a sus padres. Pero Del Castillo recibió los resultados, lo cual le sirvió para seguir manipulando la conciencia del joven adolescente.

Alejandro nunca llegó a ser sodálite. Aunque le costó tomar la decisión —pues se sentía un traidor—, resolvió alejarse del grupo teniendo 17 años de edad.

Esto me lo confió en una larga conversación personal en junio de este año.

(Columna publicada en Altavoz el 31 de julio de 2017)

________________________________________

Tengo el recuerdo de Humberto del Castillo como una persona no muy brillante intelectualmente, pero con una gran capacidad para el “apostolado” —es decir, atraer nuevos adeptos al Sodalicio— haciendo gala de un estilo matonesco, lenguaje soez y prepotencia consuetudinaria, pero sin dar señas de alterarse emocionalmente, a semejanza de Marlon Brando en la película El Padrino.

Me resultan curiosas las reflexiones que hace sobre la familia como «el primer núcleo social… donde la persona alcanza la plenitud personal», cuando yo mismo he sido testigo de varios casos en los que contribuyó al alejamiento de los hijos de su entorno familiar, a fin de guiarlos hacia un compromiso definitivo con el Sodalicio. Me consta, asimismo, su lealtad a prueba de balas hacia Figari, sobre el cual —luego de conocidos sus delitos— no se ha pronunciado públicamente, ni siquiera para sacar distancia al respecto.

Quien quiera leer algunos textos más de su ideología religiosa de auto-ayuda, puede consultar su blog Psicología & Virtud, donde hasta septiembre de 2015 —cuando ya había sido publicada la primera edición de Reconciliación de la historia personal (marzo de 2015)— se seguía citando a Figari con devota admiración. Más aún, gran parte de los textos disponibles en el blog fueron incorporados al libro.

Anuncios

CATÓLICOS A FAVOR DE DONALD TRUMP

donald_trump_raymond_arroyo

Donald Trump entrevistado por Raymond Arroyo de EWTN (26 de octubre de 2016)

En las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos el 52% de los católicos votó por Donald Trump, contra el 45% que votó por Hillary Clinton.

Sin embargo, ese resultado no se explica sólo por una opción religiosa. Detrás se esconde una creencia turbia y peligrosa: la de la supremacía blanca en el marco de un chauvinismo centrado en la pretendida grandeza norteamericana.

Pues mientras 60% de los católicos blancos votaron por Trump, sólo el 26% de los católicos hispanos le dieron su voto, prefiriendo el 67% a la candidata demócrata. Incluso cuando la influyente cadena televisiva católica EWTN —a la cual pertenece ACI Prensa— tomó partido desvergonzadamente por el candidato republicano, difundiendo en la víspera de las elecciones un seductor mensaje suyo dirigido a los católicos.

Lo cierto es que los sectores más conservadores y reaccionarios del catolicismo están satisfechos con las últimas elecciones, pues según ellos se logrará por fin revertir la despenalización del aborto vigente en Estados Unidos desde 1973, se evitará que las clínicas católicas suministren anticonceptivos a pacientes que lo soliciten y se podrá anular la decisión de la Corte Suprema que legaliza el matrimonio homosexual. Sin que les importe dar solución a los problemas humanos que subyacen a estos temas.

A cambio, se considera como un mal menor el anuncio de la deportación masiva de indocumentados, el trato discriminatorio contra los musulmanes y otras minorías, el posible uso de armas de destrucción masiva si la situación lo requiere, etcétera. No creen que Trump vaya a poder hacerlo.

Como los obispos católicos que apoyaron a Hitler, no queriendo creer que fuera a cometer los crímenes que cometió.

(Columna publicada en Exitosa el 26 de noviembre de 2016)

________________________________________

El siguiente es el texto traducido del mensaje de Donald Trump que fue propalado a través de la señal de EWTN:

«Los católicos son una parte importante de la historia de Estados Unidos. Estados Unidos se ha fortalecido con católicos que trabajan duro. Desde Nueva York a California, la historia católica es realmente extraordinaria y grandiosa.

Desde custodiar los derechos civiles a educar a millones de niños, sirviendo a los pobres y ayudando a definir el movimiento provida, sacerdotes y laicos católicos en todo el país han hecho innumerables contribuciones al éxito de Estados Unidos y a la historia de éxito de Estados Unidos.

Los políticos de Washington han sido hostiles a la Iglesia, han sido hostiles a los católicos, han sido hostiles a los miembros del catolicismo. Mi gobierno estará al lado de los católicos estadounidenses para promover los valores que todos compartimos como cristianos y estadounidenses. Que Dios os bendiga y Dios bendiga a los Estados Unidos de América. Haremos que Estados Unidos sea grande de nuevo».

Basta con tener dos dedos de frente para darse cuenta de que se trata de propaganda manipuladora, que subordina el catolicismo al fin patriotero de hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo. Lo que Trump hizo realmente con este astuto mensaje fue hacerle una pasada de mano al egocentrismo colectivo de muchos católicos, que creen que deben votar por un gobierno simplemente porque no los va a molestar, aunque haya prometido molestar a millones de otras personas, atropellando sus derechos humanos. Además, sin tener en cuenta que la mayoría de los indocumentados que Trump piensa deportar son tan católicos como los católicos que se dejaron seducir por sus palabras y le endosaron su voto.

En otras palabras, Trump parece estar diciendo que apoyará a los católicos que apoyen sus planes de hacer América grande de nuevo, pero dudamos que haga lo mismo con aquellos católicos que tengan la valentía de criticarlo o poner en duda su ideal chauvinista. Y en esto se parece mucho a Adolf Hitler, que apoyó a la Iglesia católica en Alemania siempre y cuando estuviera subordinada a su proyecto pangermánico y mirara hacia otro lado cuando se trataba de crímenes de lesa humanidad.

El 26 de octubre el periodista católico Raymond Arroyo había entrevistado a Donald Trump en el programa World Over que se transmite a través de EWTN. Se vio a un entrevistador complaciente que parecía creer a pie juntillas —sin cuestionamiento alguno— la autoproclamación del entonces candidato republicano como un “provida” declarado, además de que omitió temas importantes pero incómodos para el entrevistado, como el trato a los inmigrantes mexicanos, la aplicación de la tortura por parte del ejército norteamericano, la pena de muerte, las relaciones con la comunidad internacional, etc. Da la impresión de que había un compromiso por parte de Arroyo de evitar tocar esos temas. A cambio, Donald Trump le habría respondido al entrevistador lo que éste quería oír, aun cuando lo que decía no tuviera mucho sustento en su biografía personal.

De lo que no nos queda duda es que el estilo autoritario, prepotente, impositivo, agresivo y poco dialogante de Trump ejerce un cierto atractivo sobre los sectores más conservadores del catolicismo, que prefieren poner su confianza en alguien que en esto se les asemeja aun cuando ello pueda derivar en una dictadura disfrazada de democracia. Pues la democracia no parece formar parte del acervo de sus valores.

________________________________________

FUENTES

InfoCatólica
Trumpazo: la mayoría de los católicos USA votaron por Trump (7 puntos de diferencia) (11.11.16)
http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1611110218-trumpazo-la-mayoria-de-los-ca

gloria.tv
Mensaje de Donald Trump a los católicos estadounidenses
https://gloria.tv/video/4L8iNB6o4mfF67J3RdjPRqxUU

Hispanidad
Carta de Trump a los católicos: “Los políticos de Washington han sido hostiles a la Iglesia” (09/11/2016)
http://www.hispanidad.com/carta-de-trump-a-los-catolicos-los-politicos-de-washington-han-sido-hostiles-a-la-iglesia.html

ACI Prensa
VIDEO: Entrevista de canal católico EWTN a Donald Trump con subtítulos en español (28 Oct. 16)
https://www.aciprensa.com/noticias/donald-trump-concede-entrevista-al-canal-catolico-ewtn-76827/

LA PRENSA CHICHA CATÓLICA

Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa

Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa

El 19 de junio de 2014 en el lujoso Hotel Sheraton de Charlotte (Carolina del Norte, EE.UU.), Michael Warsaw, presidente de EWTN Global Catholic Network —la cadena televisiva católica con mayor presencia mediática a nivel mundial—, anunció su fusión con ACI Prensa, la agencia católica de noticias online de mayor difusión en el mundo hispanohablante, aunque también tiene versiones en inglés y portugués.

Un gran acontecimiento que careció de interés para los medios en general, pues prácticamente los únicos que informaron al respecto fueron EWTN y la misma ACI Prensa. No es de extrañar, pues la calidad periodística de la agencia dirigida por el pintoresco Alejandro Bermúdez —quien a través de su cuenta de Twitter insulta en todos los colores a quien tenga una opinión discrepante con la suya— no va a la par con el ruido que hace.

Ciñéndose a una ideología conservadora y retrógrada y subordinándose a meros fines propagandísticos, la agencia suele manipular la información sobre los hechos, con titulares sensacionalistas que no se sustentan en el contenido de la noticia, además de omitir datos relevantes. La falta de análisis es consuetudinaria, pues allí no se invita a utilizar el cerebro sino a resignar la inteligencia.

Además, no faltan temas propios de toda prensa chicha que se respete: congresos de exorcistas, misas negras, robos sacrílegos, posesiones demoníacas, herejías inventadas, violadores musulmanes, asesinos islámicos, desviaciones morales relacionadas casi exclusivamente con lo sexual, sobrevivientes de abortos, conversiones milagrosas, supuestas conspiraciones en contra de la Iglesia católica, la familia tradicional, los valores morales, etc. Y sobre todo, la homosexualidad presentada obsesivamente como perversión.

En fin, cualquier cosa menos periodismo serio y profesional.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 29 de octubre de 2014)

________________________________________

Dónde resalta sobremanera el amarillismo de ACI Prensa es en los Puntos de Vista, audiocomentarios de Alejandro Bermúdez sobre diversos temas de actualidad. En un lenguaje coloquial que roza a veces lo vulgar, el director de ACI Prensa hace despliegue sin tapujos de su homofobia, islamofobia, antifeminismo, conservadurismo, intolerancia y fanatismo fundamentalista. Análisis profundos no los hay, pero sí especulaciones grandilocuentes sazonadas con buenas dosis de ignorancia. Allí se podrá encontrar desde la descripción de una penetración anal —a fin de demostrar lo perverso que es ser homosexual— hasta explicaciones de por qué es pecado grave cuestionar la ley de propiedad intelectual y hacer copias de obras registradas. Allí Bermúdez dispara contra todo lo que no vaya de acuerdo con su ideología cavernaria: desde los tradicionalistas —a quienes critica haciendo gala de un saber teológico que no posee— hasta los teólogos de la liberación —a quienes condena lapidariamente, al margen de que tanto el Papa Francisco como su predecesor, Benedicto XVI, así como el actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, consideren que se trata de una reflexión teológica válida con derecho de ciudadanía en la Iglesia—. Sólo esperamos que algún día el Sr. Bermúdez reflexione y tenga en cuenta el daño que le hace a la imagen pública de la Iglesia con el esperpento de periodismo que practica a diario. En fin, la esperanza es lo único que nos queda y lo último que se pierde.

SODALICIO Y ACI PRENSA: REVELACIONES DE UN INSIDER

Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, con miembros de la Familia Sodalite en Ecuador

Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, con miembros de la Familia Sodálite en Ecuador

ACI Prensa nació en 1980 como un proyecto sodálite bajo el nombre de ACI (Agencia Católica de Informaciones), siendo su primer director Alfredo Garland Barrón, un sodálite que había escrito bajo la tutela de Luis Fernando Figari, entonces Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana, un panfleto contra la teología de la liberación con el título de Como lobos rapaces (SAPEI Servicio de Análisis Pastoral e Informativo, Lima 1978). Claro que la figura fue otra. ACI fue presentada desde el principio como una agencia independiente fundada por el P. Adalberto Maria Mohn, misionero comboniano, amigo de Figari y Garland, quien había conseguido el apoyo económico para dar inicio a este proyecto. Lo cierto es que el P. Mohn tuvo siempre una participación mínima en la gestión periodística de ACI, y a su muerte en el año 1987, Figari eligió a Alejandro Bermúdez, otro sodálite, como nuevo director de la agencia. Desde entonces el monstruo ha ido creciendo hasta convertirse en lo que es hoy, un portal católico en Internet publicado en idiomas español, portugués e inglés (ACI Prensa, ACI Digital y Catholic News Agency) que, además de un servicio informativo, ofrece una gran cantidad de recursos doctrinales y prácticos para católicos. Dentro de cierta línea, por supuesto, pues desde sus inicios la agencia mantuvo una actitud beligerante hacia la teología de la liberación y una estrechez de miras conservadora, que mantiene hasta hoy y que incluso se ha agudizado aún más. La manipulación de la información, la falta de análisis, serias deficiencias en la investigación periodística, la omisión de noticias relevantes pero incómodas sobre la Iglesia, la redacción de titulares y textos tendenciosos no son prácticas ajenas a ACI Prensa.

En los últimos tiempos, Alejandro Bermúdez ha ampliado su campo de acción mediante la conducción del programa Cara a Cara en la cadena televisiva católica estadounidense EWTN y la gestión de una activa cuenta de Twitter, donde suele exponer sus argumentos en el estilo de un predicador callejero e insultar en todos los colores a aquellos que discrepan en el más mínimo detalle con él. Si la conversación toma un rumbo indeseado, simplemente bloquea a su interlocutor. Yo fui bloqueado por hacerle unas preguntas que nunca se dignó responder (ver PREGUNTAS (SIN RESPUESTAS) A ALEJANDRO BERMÚDEZ). Al mismo tiempo, Bermúdez se queja de que otros no le concedan entrevistas o no quieran responder a sus preguntas. Parece que el rasero no es el mismo para todos.

Hasta el momento, la única cara visible de ACI Prensa ha sido Alejandro Bermúdez, no obstante que él continuamente ha afirmado que la agencia es gestionada por un directorio de laicos católicos. No sabemos ni el número de personas, ni los nombres de quienes conforman esa misteriosa entidad, y tenemos serías dudas de que Bermúdez vaya a proporcionarnos esa información. Incluso existe la posibilidad de que se trate de un directorio “fantasma” para guardar las apariencias. Pues ACI Prensa parece estar bajo el mando dictatorial de una sola persona, a saber, su pintoresco director.

Yo siempre había partido del supuesto de que el Sodalicio de Vida Cristiana estaba detrás de la agencia, pero parece que no es del todo así. Recientemente me llegó un revelador e-mail de una persona que no quiso identificarse, miembro de la Familia Sodálite, haciendo aclaraciones sobre la relación que hay entre el Sodalicio y ACI Prensa. Debido a que varias de las circunstancias mencionadas en este e-mail me han sido confirmadas por otras fuentes confiables, reproduzco aquí el mensaje, al cual sólo le he hecho unas pocas correcciones de forma.

3 de marzo de 2014

Hola, Martin:

Simplemente quería decirte que en el Sodalicio ya hay una gran mayoría que está en desacuerdo con Bermúdez; más bien diría que están hartos de que sea para muchos el único sodálite que van a conocer en sus vidas. Él representa la “antigua” forma: cuando todos los demás ya superaron esos tiempos, Bermúdez vive en una burbuja alimentada por su enorme ego.

Hasta el 2010 estaba controlado a duras penas, pero ahora es una verdadera rueda suelta: sus opiniones no sólo NO representan el sentir del Sodalicio y de la mayoría de sus miembros, sino que al contrario son motivo de vergüenza para muchos de los sodálites. En ese sentido, es claro que ACI Prensa era “propiedad” del Sodalicio, pero en las actuales circunstancias eso está dejando de ser cierto, cada día un poco más, en la medida en que Bermúdez gira cada vez más en torno a sí mismo. Ahí no hay autoridad que valga.

Es triste decirlo, pero la “fama” eclesial se le subió a la cabeza; ahora representa no al Sodalicio sino a sus donantes gringos, aquellos del ala derecha conocidos peyorativamente como “neocons”. Es a ellos a quien se debe Bermúdez, ya que son quienes sostienen sus proyectos a nivel económico. Por ejemplo, muchas de las posiciones en materia de moral sexual en ACI Prensa no corresponden a la espiritualidad sodálite en su estado actual, sino a la doctrina del “ala dura” de la derecha católica… probablemente tienes una idea de a qué grupos me refiero.

De otro lado, el mismo Bermúdez se ha ido convirtiendo públicamente (y qué triste decirlo) en una persona vanidosa, arrogante, grosera, irrespetuosa, ofensiva, pero sobre todo con una soberbia que lo lleva a elevar su figura casi a un grado “divino”.

La base de ACI Prensa son lectores de clase media / media baja, a quienes les gusta leer lo buenos que son ellos y lo malos que son los demás: una mentalidad sectaria que se ha independizado de cualquier lazo con la Familia Sodálite, y que ha tomado fuerza en grupos como Lazos de Amor Mariano, un grupo colombiano donde Bermúdez es tenido en una estima “semi-divina”, y sus palabras convertidas en verdaderos oráculos de salvación. Y así con muchos otros católicos de fe sencilla que no tienen las herramientas para darse cuenta de lo que pasa.

Y voy a un caso muy concreto: en Facebook hay numerosos grupos que atacan a Jesucristo, a la Iglesia, al Papa, a los obispos, y un largo etc. Como no tiene sentido luchar con esos grupos, la mayoría los dejamos en paz para no darles más relevancia y más visitas. Bermúdez, que no es tonto, lo sabe perfectamente. Los del grupo “Peneadicto XVI” de Facebook se burlaban del Papa, pero además cometieron el tremendo error de burlarse del bigote de Bermúdez. Ante esta herejía, este ataque despiadado a su ego, esta afrenta personal, el Sr. Bermúdez movilizó a toda su tropa para obligar a Facebook a cerrar esa página (tropa en la cual, y lo digo en serio, casi ningún sodálite participó). Ojo, la página no era ni mejor ni peor que las otras anti-Iglesia; es más, era tan infantil y tonta que no hubiera trascendido de no haber sido por su grave error de enfrentarse al ego inflado del “bigotón”. Y poderoso resultó don Alejandro.

Pero ¿cuál es su triunfo? Además del condescendiente “hermanitos”, que usa para referirse a sus borreg… perdón, lectores, poder llamar gusanos a los lefebvristas, imbéciles a los actores, “no te debo ninguna explicación” al creador de una imagen reproducida por Bermúdez sin autorización del autor, “actor mediocre, de medio pelo, bajísimo y rastrero rating, criaturita, como profesional vale muy poco” a alguien que no conoce, “T equivocaste x bruto” (sic), etc., etc., etc.

Por lo menos lograron que pusiera en su Twitter: “Las opiniones aquí expresadas son personales”… ja, ja, ja… siempre han sido personales. Bermúdez no se deja mandar de nadie, y cuando digo de nadie es de nadie (leer entre líneas).

El mensaje en cuestión nos suscita varias reflexiones.

Sin lugar a dudas, ACI Prensa siempre ha dado señales de formar parte de la Familia Sodálite, destacando cualquier información positiva sobre las diversos grupos que forman esta familia espiritual. Además, cuando el 1°de febrero de 2011 Diario16 dio a conocer que el difunto Vicario General del Sodalicio, Germán Doig, había sido un abusador sexual, las páginas web vinculadas al Sodalicio de Vida Cristiana eliminaron toda información referente a su persona. Si ACI Prensa es supuestamente una agencia independiente, ¿por qué se sumó a esta consigna y eliminó de su archivo periodístico online toda la información sobre Germán Doig previa al año 2011 (ver LUCES Y SOMBRAS DE GERMÁN DOIG)? Asimismo, uno se pregunta por qué en el último comunicado oficial del Sodalicio en respuesta a la acusación hecha por el actor peruano Jason Day (ver http://sodalicio.org/noticias/sodalicio-aclara-acusacion-de-actor-jason-day/) se menciona acríticamente a ACI Prensa y «los esfuerzos que viene haciendo por revelar los intereses que se esconden detrás de la campaña “Un billón de pie”», sin hacer una aclaración ‒en este caso necesaria‒ de cuál es la relación del Sodalicio con la agencia de noticias.

En caso de ser cierto lo que se cuenta en el e-mail que recibí, nos hallaríamos ante una situación bastante compleja dentro del Sodalicio, muy lejos de la imagen monolítica que se ha buscado presentar a lo largo de los años. Actualmente habría divisiones internas y no todos los sodálites estarían de acuerdo respecto a las estrategias que tendría que implementar la institución para salir adelante. Probablemente haya quienes sigan defendiendo ‒entre ellos Alejandro Bermúdez‒ al cuestionado Luis Fernando Figari, cuyo paradero actual es desconocido, mientras que otros estarían a favor de hacer un deslinde y, de ser necesario, expulsar oficialmente al fundador de sus filas. Digo “oficialmente”, porque el hecho de que Figari está fuera de juego es algo incuestionable. En todo caso, se trataría de un asunto de supervivencia, pues la institución sigue perdiendo miembros como nunca en su historia.

Un deslinde oficial con ACI Prensa, manifestando su desacuerdo con la desafortunada manera de proceder de Alejandro Bermúdez, no se habría hecho hasta ahora, ya sea porque hay quienes lo siguen apoyando dentro de la institución y lo consideran necesario dentro de las estrategias de “evangelización” del Sodalicio, ya sea porque todavía se quiere dar hacia afuera esa imagen de unidad y comunión que el Sodalicio siempre ha buscado mantener, para lo cual ha aplicado un régimen de obediencia absoluta dentro de sus filas que no duda en recurrir a la manipulación de la conciencias, el control mental y la restricción de la libertad de sus miembros. Sería una señal de buena salud que el Sodalicio haga un deslinde radical frente a ACI Prensa. Porque mientras ACI Prensa siga contribuyendo con los fines del Sodalicio de Vida Cristiana y defendiendo la institución a capa y espada ‒como lo ha hecho en respuesta al testimonio de Jason Day‒, las declaraciones que el Sodalicio haga, en sentido de que no tendría nada que ver con la agencia de noticias, serán poco creíbles.

A Alejandro Bermúdez lo invito a hacer las aclaraciones que crea convenientes a través de comentarios en este blog. Si bien no tengo la certeza de que vaya a responder a esta invitación, aún confío en que le quede un resquicio de cordura en la mente. Si no, que se someta a un tratamiento con litio. Por su bien y por el bien de los demás.

ALEJANDRO BERMÚDEZ Y LA RETÓRICA DEL INSULTO

alejandro_bermudez_bn

Alejandro Bermúdez, a quien conozco personalmente aunque no le he visto desde hace más de una década, es director del Grupo ACI conformado por ACI Prensa (español), Catholic News Agency (inglés), ACI Digital (portugués), además de director de EWTN Noticias y conductor del programa semanal Cara a Cara, que se emite a través de la cadena televisiva católica EWTN de Estados Unidos. Además, es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana desde la década de los ’70.

Ya he señalado en otras ocasiones las debilidades que presenta ACI Prensa, entre ellas la manipulación de la información, ya sea presentándola sólo desde un punto de vista, omitiendo información relevante, o poniendo titulares que no le hacen justicia a los acontecimientos y a veces ni siquiera reflejan fielmente el contenido de la nota informativa. La posición de ACI Prensa frente a determinados personajes es evidencia de su falta de imparcialidad. Por ejemplo, nunca se encontrará en sus páginas ninguna información negativa sobre el Card. Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, ni tampoco se encontrará nada favorable al P. Gustavo Gutiérrez, teólogo de la liberación. Y esto en principio, independientemente de cuáles sean los hechos. Se trata de posiciones asumidas, previas a cualquier aproximación periodística.

Además, es difícil que ACI Prensa cambie de opinión, aunque en alguna ocasión se ha visto obligada a hacerlo. Por ejemplo, su defensa cerrada del P. Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, se convirtió en tibia condena de sus delitos, sólo cuando los mismos Legionarios admitieron la doble vida que había tenido su fundador.

Siendo además un noticiero que pretende informar sobre la Iglesia, llama la atención que le dedique mucho más espacio a temas como el aborto, la moral sexual, la eutanasia, la bioética y la homosexualidad que a temas propiamente de fe y de presencia de la Iglesia en el mundo. Lo que sucede en el Vaticano es presentado generalmente a través de las versiones oficiales provenientes de la Santa Sede y con ojos benignos y complacientes. El tema social, donde la Iglesia tiene un fuerte compromiso en varios países del mundo a través de iniciativas gestionadas por religiosos y laicos, se menciona muy escasamente, salvo que quienes estén a cargo de esas iniciativas sean personas o grupos conservadores afines a la ideología de la agencia. Más aún, hay información que parece omitirse deliberadamente, por lo cual quien quiera informarse sobre todo lo que pasa en la Iglesia de una manera más global deberá recurrir a otras fuentes de información.

Asimismo, difícilmente se encontrará en ACI Prensa un análisis de la noticia o investigaciones periodísticas hechas con cierta seriedad, pues sus fines parecen ser más que nada propagandísticos a favor de los sectores más conservadores y retrógrados de la Iglesia. Además de que en no pocas ocasiones recurre al sensacionalismo, lo cual convierte a este medio en la prensa “chicha” del periodismo católico.

Desde hace algún tiempo, Alejandro Bermúdez ha querido ampliar el espectro de lo que ofrece ACI Prensa, mediante mensajes de audio que tocan temas apologéticos, a los cuales ha denominado Puntos de Vista. He escuchado varios de ellos, y he de reconocer que algunos me han parecido obra maestras del humor involuntario, pues Bermúdez recurre a un estilo expositivo de predicador callejero, haciendo por momentos gala de una crasa ignorancia, en frases que, para aquellos que están informados, no pueden sino provocar una sonora carcajada, sobre todo cuando ha abordado temas como la moral sexual, la propiedad intelectual, el Islam y la teología de la liberación. Además de que muestran que Bermúdez no tiene un pensamiento propio, ni tampoco una desarrollada capacidad crítica, pues suele citar lo que otros dicen o trata de desacreditar con argumentos ad hominem a aquellos con los que no está de acuerdo, con toda la autoridad que cree que le otorgan su ímpetu hepático y su complacencia aduladora hacia la jerarquía eclesiástica católica más conservadora.

También ha incursionado en Twitter, donde ya es conocido por insultar a todo aquel que tenga la más mínima discrepancia con él. Bermúdez ha querido dar una justificación de esta manera de proceder en uno de sus Puntos de Vista: Iglesia enferma o accidentada (2 de mayo de 2013). Veamos, pues, lo que dice textualmente. Al transcribir el texto he eliminado muletillas, repeticiones y cláusulas condicionales con las cuales Bermúdez maltrata el idioma al no rematar una frase que ha iniciado, dejando su sentido incompleto. De este modo, se entiende mejor lo que quiere decir.

«Muchas veces en las redes sociales, en Facebook o en Twitter especialmente, yo soy bastante agresivo y duro con los hermanos […] que vienen de la cristianofobia, ni siquiera digo del ateísmo. Entonces cuando uso el término “ateíllos”, no estoy utilizándolo en un sentido insultante, sino […] para distinguirlos de aquellos auténticos ateos que son personas que no por ser ateos son cristianófobos. Pero hoy en día la gran mayoría de los que participan en las redes sociales, lo único que hacen es lanzar insultos no hilvanados contra los católicos. Y justamente yo he visto […] ‒y lo he visto en comunidades que he visitado, con los que he hablado, lo he visto virtualmente, en línea‒ cómo los católicos son intimidados, muchos católicos que están recién brotando en su fe, muchos católicos que tienen una gran fe devocional pero no una buena formación o una suficiente formación catequética. Veo cómo se ven intimidados, arrugados, retraídos por esto. Y en consecuencia, yo descubro una vocación particular, una misión particular, que es la de intimidar a los intimidadores. No para humillarlos, no para que se sientan mal. Es para que un número importante de católicos comprendan que estos señores no tienen argumentos y vean que es posible empujarlos para atrás, simplemente utilizando […] un lenguaje duro como el que usaba el Señor […] en las ocasiones apropiadas. […] los católicos apaciguadores […] creen que nosotros podemos retirarnos ‒o ellos pueden retirarse‒ a un reducto donde yo vivo mi fe tranquilito y en paz, y […] no le doy importancia al hecho de que hay hermanos nuestros católicos que están siendo perseguidos en la sangre, como los que están siendo perseguidos en los países musulmanes, o que están siendo perseguidos por las vías legales o por la intimidación en las redes sociales, como, por ejemplo, los católicos que son agredidos, los sacerdotes blogueros que son silenciados, que son intimidados por una horda de personas absolutamente violentas, vulgares y maleducadas. […] yo descubro [esto], que me corresponde hacer como apologista católico, y que comprendo que no a todos les gusta, no todos se sienten cómodos, y que algunos católicos apologistas no tienen esta vocación, que probablemente su vocación es la vocación de hablar cosas más hermosas, más serenas, más bellas, cosas más edificantes, más testimoniales, más agradables, más gratas. Pero, hermanitos, alguien se tiene que encargar de la basura en una ciudad, y si me toca a mí, yo lo tomo. Y eso es lo que hago. […] Yo comprendo que, cuando yo debato con los cristianófobos, empujo para atrás y utilizo un lenguaje duro, corro el riesgo de faltar a la caridad. Es verdad. Y que algunas veces he cruzado esa frontera, faltando a la caridad, también es verdad. Muy probablemente. No recuerdo instancias específicas, pero estoy seguro de que he fallado. Sin embargo, la otra opción sería que yo no empuje para atrás y que permita, por miedo a cometer un error, […] que otros ataquen, agredan, insulten a mis hermanos católicos y los intimiden, los escandalicen, los hagan entibiar su fe, o enfriar su fe para aquellos que la tienen tibia. […] En consecuencia, yo no voy a buscar faltar a la caridad. Pero [hay] hermanos que constantemente se escandalizan del hecho de tener que salir a defender la fe, a defender la verdad, a responder, intimidando a quienes tratan de intimidar a los católicos, y no intimidando insultándolos, porque ustedes verán el nivel del lenguaje de estas personas. Yo sé que hay personas que en Facebook o en Twitter han leído los ataques contra la Iglesia católica que ponen en mis cuentas, y han tenido pesadillas. Bueno, han leído uno o dos y han tenido pesadillas. Yo me los soplo todos. O sea que no es ninguna cosa grata que me guste hacer, y por tanto, a los que me dicen “Alejandro, no te preocupes, no vale la pena darle atención a estas personas”, [les digo] “sí vale la pena”. No por ellos, sino por quienes dicen “bueno, la fe es defendible, hay católicos que se plantan, en consecuencia yo también puedo”, y eso es un servicio invalorable. Y no le pongo yo el carácter de invalorable; lo ponen otros, que justamente con suficiente autoridad me han pedido que haga este apostolado. Que no peque. Que no falte a la caridad. Que sea consciente de ese riesgo. Pero que haga ese apostolado.»

¿He entendido bien, o Bermúdez pretende ser en lo que respecta a los católicos una especie de “vengador anónimo”, ese personaje interpretado por Charles Bronson en varias películas de acción de bajo presupuesto, que toma la justicia por su mano de forma violenta, aunque en el caso de Bermúdez se trate sólo de violencia verbal?

El “vengador anónimo”

El “vengador anónimo”

¿El “vengador católico”?

¿El “vengador católico”?

¿Me equivoco, o entiende esa “misión” como un encargo especial que le da licencia para “matar”, para convertirse en un talibán cristiano defensor de la fe y de los muros de la Iglesia católica a cómo dé lugar, en un terrorista del apostolado verbal, sin temor de faltarle al respeto y a la caridad a sus interlocutores, aunque ‒según él‒ va a tratar de no hacerlo? ¿A quién se refiere con el término de “cristianófobos”, término relativamente nuevo que parece surgir como reacción a la palabra “homófobo”, tan odiada por Bermúdez y a quien se le aplica con todas sus letras? ¿Quiénes son aquellos otros con suficiente autoridad que le han pedido que haga este apostolado? Como miembro consagrado del Sodalicio, ¿no le debe Bermúdez obediencia a otros sodálites que ostentan cargos de responsabilidad? ¿No serán éstos quienes le han pedido que se involucre en refriegas orales al estilo kamikaze en las redes sociales?

Pues lo cierto es que Bérmudez, dotado de una personalidad neurótica ‒que él mismo admite tener‒, cree hablar con palabras fuertes a semejanza de Jesucristo, cuando en realidad confunde insultos con argumentos, y se siente con carta libre para lanzar improperios gratuitos contra quien le venga en gana. Y que yo sepa, Jesús habló fuerte con argumentos teológicos y éticos basados en la Palabra de Dios, y cuando en ocasiones tuvo que denostar a personajes de su época, como los fariseos, los sumos sacerdotes y los ricos, lo hizo con palabras proféticas que invitaban a la conversión, de ninguna manera con injurias que buscaban denigrar y humillar a sus adversarios.

Para que los lectores puedan juzgar por sí mismos, he seleccionado tres conversaciones relativamente recientes de la cuenta de Twitter de Alejandro Bermúdez. Lo más interesante de todo esto es que los interlocutores de Bermúdez en estas conversaciones no pueden ser identificados como “cristianófobos”, sino que se trata simplemente de personas que mantienen una diferencia de opinión con Bermúdez en algún asunto específico, siendo la mayoría de los participantes católicos comprometidos. Aún así, Bermúdez no vacila en lanzarles improperios a diestra y siniestra.

A fin de facilitar la lectura, he corregido gramatical y ortográficamente las frases donde fuera necesario y reemplazado las abreviaturas que, por razones de espacio, se suelen usar en Twitter.

________________________________________

PRIMERA CONVERSACIÓN (27 de junio de 2013)

Jaime @stinglikeabee:
– @VIVErevista: recibiendo inscripciones a CONGRESO MUNDIAL PROVIDA en ECUADOR. Nov 8, 9 y 10 en http://fb.me/2sEaJfSfv

Daniel @elalispruz:
– @VIVErevista tiene buenos conferencistas, pero ¿qué hace Alejandro Bermúdez en un congreso como ése? ¿Qué sabe del tema?
– ¿Qué conocimiento tiene usted en el tema provida, @albermudezr, como para ser invitado a un Congreso Provida?
– ¿Es experto en biología, estrategia, síndrome post-aborto, abogado especialista?

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Ésa no es la pregunta, @elalispruz, sino ¿quién eres TÚ para tener que darte explicaciones?
– No eres más que un “alispruz”, o sea, un pájaro necio imaginado por tu abuelo.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Ataca las ideas falsas y la mentira. No ataques a las personas. Eso no lo hace un discípulo de Jesús.

Daniel @elalispruz:
– ¿Así contestas a todos los que te preguntan? ¿Qué relevancia tiene quién sea o no sea yo para no contestarme?
– Eso se llama ataque ad hominem. Queda muy bien para alguien que se dice católico representativo.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No estás preguntando, estás disputando. ¿Qué autoridad tienes para disputar?

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Y tú, Alejandro, no estás explicando; estás ridiculizando y eso te quita toda autoridad.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Perfecto, si he perdido toda autoridad, voy a evitarte el mal rato. ¡ADIÓS!

Daniel @elalispruz:
– Bueno, al fin me quedé con la duda. Podría haber quedado con una buena respuesta, pero recibí evasivas e insultos.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Recibiste el trato que te mereces. Da la cara y haz preguntas inteligentes.

Daniel @elalispruz:
– Eres bueno evadiendo. Sea disputa o pregunta, ¿por qué no contestas?

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No, pigmeo, tú ni siquiera das la cara. Primero dime quién eres, porque no te debo explicaciones a ti.

Daniel @elalispruz:
– Y seguimos con los insultos. Explícame qué relevancia tiene quién sea o no sea yo para no contestarme.
– Si no quieres dar explicaciones no las des, pero no saques excusas en quién sea, no sea, haga o no [haga] yo.
– Según @albermudezr, uno merece ser insultado y humillado por hacer preguntas.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¿Estás bromeando? Si no conoces mi trayectoria, investiga. Si la conoces, lo que dices es que no debería estar [en el Congreso Provida].
– OK. Te doy explicaciones si primero me explicas quien eres tú. NADIE tiene que dar explicaciones a cualquier imberbe.

Daniel @elalispruz:
– No la conozco. Por eso te pregunto. Pero como soy cualquier “imberbe” o “pigmeo”, no se atreve a contestarme directamente.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No, @elalispruz merece ser cuestionado cuando es un mocoso ignoto que cuestiona una organización por invitarme.

Daniel @elalispruz:
– ¡Qué creatividad la que tienes para insultar! Sí cuestiono a la organización, pero antes quería oír sus razones. Quizás existan.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Busca en Google, pigmeo. ¿Quién eres para cuestionar una organización provida?

Daniel @elalispruz:
– Puedo ser nadie, y aun así tengo todo el derecho a preguntar cuál es su currículo y experiencia, [a lo cual] usted no quiere contestar.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Vuelvo a lo mismo. ¿Por qué una organización que da la cara le debe explicaciones a un pigmeo que no la da?

Daniel @elalispruz:
– No se las estoy pidiendo a la organización, se las estoy pidiendo a usted. Dígame qué entiende usted por “dar la cara”.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Tienes el “derecho” a preguntar, y yo tengo el derecho a mandarte a volar por pigmeo anónimo.
– Y me siento MUY contento de ejercer ese derecho.
– Y ahora voy a ejercer el derecho de bloquearte. ¡Así que saludos! ¡Que disfrutes del resto de tu vida!

Daniel @elalispruz:
– No, no tiene usted derecho ni a insultarme como lo ha hecho, ni a tratarme con insultos en cada frase.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Claro que lo tengo, pero no voy a discutir con un niño recién graduado en derecho y envidioso.

Juan Sebastián @JuanSAP9519:
– Alejandro, tenía una buena imagen de ti, pero tu posición incapaz de debatir deja mucho que desear.

Daniel @elalispruz:
– Ni siquiera es debatir, es dar una respuesta.

Juan Sebastián @JuanSAP9519:
– Eso es cierto, pero igual no hay razón para atacar de esa manera.

Alonso Paredes @joc_alonso:
– Estimado Alejandro, ¿su actitud hacia @elalispruz no es una falta de caridad? Sólo pregunto. Quizás más sensato sería el silencio.

Daniel @elalispruz:
– Puede usted ser la cara de EWTN, pero eso no le da derecho a insultarme.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No tengo derecho a insultarte y no lo he hecho. Te he descrito por lo que eres: un pigmeo mezquino.

Daniel @elalispruz::
– Claro, presentar las notas del Papa da derecho a insultar.
– ¿Envidia de qué? ¿De ser una persona que insulta porque presenta las notas del Papa? Uff, muero de la envidia…
– ¿Con fundamento en qué? ¿En que te hice una pregunta? Vaya conclusiones a las que llegas.

Juan Sebastian @JuanSAP9519:
– Tu agresividad, @albermudezr, es parte de la razón por la cual nos creen ignorantes a nosotros los católicos.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Curioso, @JuanSAP9519, tal vez a ti te crean ignorante, no a mí.

Juan Sebastian @JuanSAP9519:
– Yo estudio una ciencia. Sé lo que digo. Para algunos científicos somos una partida de retrógrados.

Daniel @elalispruz:
– Claro, tu agresividad e insultos denotan tu credibilidad.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Me importa un rábano mi credibilidad. Nunca fue el tema. Me importan los traidores como tú, así que adiós.
– Y los traidores tienen que ser repudiados como un cuerpo sano repudia una enfermedad.

Daniel @elalispruz:
– Llevas mucho tiempo despidiéndote. Y todo por no querer contestar una pregunta.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Penoso, Alejandro, penoso. Qué vergüenza tu hostilidad.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– La “hostilidad” es merecida. Me parece increíble que defiendas a un mocoso irracional.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Me parece terrible que ofendas sólo [porque quien] te molesta parece un adolescente.
– Rezaré por ti. Eres muy agresivo cuando te ofendes y eso te quita autoridad moral y profesional.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No reces por mí. Reza por ti para que aprendas a entender y no pretender que eres maestra espiritual de la humanidad.
– Te repito: no sé quien eres, no has demostrado madurez que me impresione, pero te voy a facilitar la vida.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Estoy defendiendo a mi amada Iglesia católica. Tu actitud hace mucho daño a la imagen de la Iglesia.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Perfecto. Si lo haces mejor, dedicate a esto, haz público que soy un incompetente y reemplázame. ¡Así de simple!

Jreslava @jreslava:
– Nunca complacerás a todos con lo que hagas u opines, ni creo que sea tu motivación. Por ejemplo, yo disfruto tus programas.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¡Toda la razón! ¡Amén!

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– No se trata de complacer, se trata de responder con respeto y de manera cristiana.
– El punto no son sus programas. El punto GRAVE son sus actitudes públicas hostiles hacia el que no lo reverencie como tú.
– A ése sí le das la razón porque te alaba.
– ¿Que haría Jesús en tu lugar? ¿Ofendería a los que le preguntan algo? No conoces bien a Jesús. Él es manso y humilde.
– Sus programas están bien, los he visto y defiende la verdad. Su actitud es incongruente con el cristianismo que defiende.

Jreslava @jreslava:
– El punto es éste: ¿a qué la pregunta de por qué invitan a un Congreso Provida a alguien que se ha manifestado abiertamente sobre esto?

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Te entiendo, pero eso no justifica que le diga a las personas traidoras, pigmeos, mezquino, inmaduras, ignorantes.
– @albermudezr, te expreso esto por que veo que es un trato muy habitual tuyo a todos los que te cuestionan.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Eso significa que no te gusta lo que escribo. Perfecto, entonces actuaré en consecuencia.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Sé humilde sobre tu falta de caridad.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Primero sé humilde sobre tu irracionalidad. No tengo nada de que arrepentirme. Tarjeta roja para ti.
– Lo último que puedo es perder el tiempo con ustedes.

biztweet @jasarmiento09:
– La soberbia de creer que nadie debe disputarnos es justo el “non serviam”. Responder es un servicio.

L@u @laubrachito:
– Y yo me pregunto: ¿qué profesión debe uno tener para defender la vida?

Daniel @elalispruz:
– No se requiere una profesión, pero si vas a hablar en público en un congreso necesitas conocimiento.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– No necesitas profesión, necesitas preparación.

L@u @laubrachito:
– Para mí, Alejandro es una persona muy preparada.

Daniel @elalispruz:
– Está bien y eso le hemos preguntado: ¿cuál es su preparación al respecto de la defensa de la vida?
– Yo simplemente lo ignoro, pero como soy un “pigmeo ignoto”, él no me lo comparte.

Juan Sebastián @JuanSAP9519:
– Y es precisamente porque algunos se encierran en ideales y se enfurecen si les presentan una perspectiva distinta.

Daniel @elalispruz:
– Ésa es la actitud que tiene un impacto grande y para mal en la fe de muchos.
– El cuestionamiento en el sano debate intelectual debe dar una respuesta, no evadir con insultos.

Luis Felipe Toro @luisefe61:
– ¡Qué soberbia tan repudiable, señor! ¡Increíble que una persona que es punto de referencia para tantos católicos se exprese así !

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– ¡Que tristeza! Alejandro Bermúdez no tiene ni idea de quién es Daniel. Sólo los humildes son grandes.

Daniel @elalispruz:
– ¿Y qué importa quién sea o no sea yo? El punto es que hay una pregunta sin respuesta.

Zoraida Merlo @zoraida_merlo:
– Estas conferencias no invitan a cualquiera, sino a personas preparadas en el tema. En caso contrario, te hubiesen invitado a ti, @elalispruz.

Daniel @elalispruz:
– ¿Y acaso no pueden equivocarse? ¿Se pide una justificación y no da razones? Y tienes razón: no soy la persona para asistir.

Jorge Llanos @JORGELLANOSV:
– También me basureó mientras lo enfrentaba por maltratar a otros. No vale la pena. Un fariseo a bloquear.
– No es un error de comunicación. Es arrogancia de un fariseo, que usa su poder para vomitar alguna frustración. No vale la pena.

Ana María Restrepo @AnitaRPO6:
– Qué tristeza, pero es cierto. Maltrata a todos sentado en su peldaño público.

Daniel @elalispruz:
– A todas éstas no entendí, luego de insultos y evasivas, por qué @albermudezr no contestó mis preguntas.

Juliana Restrepo @Jurestrep:
– ¡¡Porque no sabe contestar, sí insultar!!

Daniel @elalispruz:
– En eso sí probó su experticia.

Juliana Restrepo J@Jurestrep:
– ¡De la abundancia del corazón habla su boca! ¡¡Triste, triste!!
– Está para mandar a EWTN, la Madre Angélica, y ver qué piensa de sus “diálogos” en Twitter. ¿También me llamará PIGMEA?

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Sí, también. Me tiene sin cuidado lo que hagas. No actúo por temor sino por convicción.

Daniel @elalispruz:
– Si actúas por convicción, ¿por qué no contestas las preguntas que te hacen? Parece más bien que actúas por pasión.

M Alejandra V @Acruoris:
– No le hagas caso a ese señor. Está mal. A mí también me ha insultado en otra oportunidad. ¡Bah! ¡Ánimo!

Daniel @elalispruz:
– “El insulto no es un argumento válido, por eso no resuelve conflictos.”

________________________________________

SEGUNDA CONVERSACIÓN (del 1° al 2 de julio de 2013)

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Punto de Vista ACI de hoy: El fin de la teología de la liberación http://bit.ly/12gHrWV

Un Católico @CanalUnCatolico:
– Es increíble que todavía existan personas que traten de resucitar esa basura marxista de la teología de la liberación.

Antonio Solache @antoniosolak:
– NO todo es malo en la teología de la liberación. También las congregaciones más “ortodoxas” han destruido familias. Por ejemplo: los Legionarios [de Cristo].

Un Católico @CanalUnCatolico:
– Tampoco todo es malo en el nazismo y, sin embargo, no hay que perder tiempo rescatando de la basura cosas “buenas”.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Magnífica tu lógica, Antonio. ¿Porque cualquiera destruyó familias, debemos aceptarlo de la teología de la liberación?

Un Católico @CanalUnCatolico:
– Es lo que le dije: también hay cosas buenas en el nazismo y no por eso hay que hurgar en la basura para encontrar lo “bueno”.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Fantástica defensa de la lógica, el bien y la razón, ¿no? @antoniosolak, ¿qué otro eructo tienes para nosotros?

Antonio Solache @antoniosolak:
– El del Padre Solalinde, amenazado de muerte aquí en México, aplicando esta misma lógica.

IlichMtz @IlichMtz:
– Creo que si recorremos la historia, toda fe, religión, corriente tiene mancha. No por eso es mala.
– Tan viva está la teología de la liberación [como] la congregación de los Legionarios de Cristo, cada una evolucionando.

Antonio Solache @antoniosolak:
– Comparto la opinión de @IlichMtz. Era mi punto para Alejandro Bermúdez. No porque ALGUNOS se hayan desviado, TODOS deban ser juzgados mal.

Alejandro Bermudez @albermudezr :
– ¡Ah! ¿O sea que la teología de la liberación es una religión para ti? El ejemplo de@IlichMtz no se aplica a una corriente.

Antonio Solache @antoniosolak:
– Lo que @IlichMtz plantea es una generalidad, se aplica a un contexto interno. No es religión, pero sí CORRIENTE de una religión.

IlichMtz @IlichMtz:
– Efectivamente, es generalidad. Jamás dije que la teología de la liberación era religión. Hablé de fe, religión, corriente. No lo saquemos de contexto.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Por eso es importante mantenerse en el contexto. La teología de la liberación fue un horror y una catástrofe sin excusas.

IlichMtz @IlichMtz:
– Creo que mis ejemplos causaron más confusión que apoyo al análisis. En el caso de la teología de la liberación, como cualquier otra corriente, tiene fallas.
– No creo que por esas fallas se considere mala, ni considerarla extinta. Más bien, como mencioné, está en evolución.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No, @IlichMtz, fallas tengo yo o tú. La teología de la liberación destruyó la fe, promovió el terrorismo. Ésas no son “fallas”.

lichMtz @IlichMtz:
– Son aberraciones. Tienes razón. Al igual que la pederastia de los Legionarios, las Cruzadas de la Iglesia católica.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Pierdo tiempo contigo. Lo que dices es una estupidez. ¡Las Cruzadas NO fueron un error de la Iglesia, la teología de la liberación SÍ!

Antonio Solache @antoniosolak:
– En el sur de México se ha incrementado, principalmente de mano de dominicos y jesuitas. Lo mismo en Centroamérica.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– La teología de la liberación ha destruido el sur de México en el conflicto sin fin que es hoy y y sólo trajo caos a Centroamérica.

Antonio Solache @antoniosolak :
– Si la teología de la liberación destruyó la FE de alguien, ese “alguien” nunca tuvo una FE real.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Con todo respeto al Padre Solalinde, Antonio, amenazas de muerte no te hacen un héroe a pruebas de análisis.

Antonio Solache @antoniosolak):
– Las amenazas no te exentan de análisis, pero el punto es que el análisis de la teología de la liberación NO puede reducirse a BUENO o MALO.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¿Quién dice que no? ¡Claro que sí! ¡Y la teología de la liberación ES MALA! Punto.

Antonio Solache @antoniosolak:
– Como quien dice que el catolicismo es “malo” por la Inquisición, o por las Cruzadas, etc.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Tu rampante estupidez con esta afirmación demuestra que no eres católico. Eres simplemente liberacionista.
– Y no pienso seguir perdiendo el tiempo con tu estupidez.

Antonio Solache @antoniosolak:
– Significa eso o que de los mismos dominicos lo he escuchado (y visto). Insisto. La prueba: Gustavo Gutiérrez ES dominico.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¿Y qué tiene que ver? Dominicos y jesuitas han tenido y tienen una tonelada de herejes.

IlichMtz @IlichMtz:
– La teología de la liberación nació en la Iglesia católica latinoamericana y no se fundamenta en movimientos armados.
– Sin embargo, inspiró a realizar movimientos armados, pero también no armados. Ejemplo: Martin Luther King en EE.UU.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¿¿¿¿Qué???? ¿La teología de la liberación inspiró a Martin Luther King? ¿Por qué no tomas unas clases de historia? No te vendrían mal.
– No importa dónde nació, sino en la traición en la que se convirtió.

Antonio Solache @antoniosolak:
– Es al contrario. Martin Luther King inspiró a parte de los teólogos de la liberación.
– Sólo digo que tus argumentos contra la teología de la liberación son los mismos que el protestantismo usa contra el catolicismo en general.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Dices estupideces por efecto de tu fanatismo. Gutiérrez escribe “al rico se lo ama COMBATIÉNDOLO”. ¿Te parece bien?
– Porque eres un fanático liberacionista, estás tratando de argumentar lo imposible jugando con palabras.
– “El marxismo es una herramienta social válida y necesaria de análisis”, dice Gutiérrez. ¿Te parece [bien]?
– Creo que le pongo punto final a esta necedad fanática tuya. Estás gastando tiempo y espacio.

________________________________________

TERCERA CONVERSACIÓN (del 1° al 4 de julio de 2013)

Javier Andrés Pérez @javi_perez_raga:
– Quiero preguntarte si existe un «Punto de Vista» sobre la película Harry Potter, ya que he escuchado sobre mensajes ocultos allí.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Leí todos los libros. Se puede discrepar si gusta o no, ¿pero mensajes ocultos? Paranoia evangélica.

Javier Andrés Pérez @javi_perez_raga:
– Conscientes de lo que están leyendo. Hechizos, brujas, magia, etc. Si somos católicos debemos tener cuidado con lo que leemos, ¿no?
– No quiero controversia, simplemente es cuestión de estar alertas. Como con el libro “50 sombras de Gray”. Gracias por orientarme.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Conozco magníficas familias cristianas cuyos hijos han leído Potter sin volverse brujos.
– ¡Y conozco magníficas familias cristianas cuyos hijos NO han leído a Potter sin volverme menso!

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– Potter fue condenado por el Vaticano en su momento. No podemos ser relativistas, colega.

Carlos Daniel @40_daniel:
– Alejandro, he escuchado a muchos decir que SS Juan Pablo II y el Padre G. Amorth rechazan esa saga. Si es verdad, ¿por qué? Saludos.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Juan Pablo II jamás comentó al respecto. O sea que has escuchado MAL. Y el P. Amorth la condena, y es su opinión personal.
– NO promuevo a Potter ni le tengo simpatía. Me opongo a que alguien diga qué es lo que se debe hacer, siendo opinable.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– ¿Por que usted, colega, descalifica al Padre Amorth? ¿No cree usted en la existencia del demonio? Catequesis de Paulo VI.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Por favor, aprende a leer. 1) ¿Dónde descalifico a Amorth? 2) ¿Discrepar con él en algo es no creer en el demonio?
– Si no me conoces, primero aprende. Cito a Amorth constantemente en mis Puntos de Vista. No quieras ser famoso a mi costa.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– COLEGA, SEA CLARO EN LO QUE DICE Y ESCRIBE. PREOCUPAN SUS CONCEPTOS. Y HÁGALO CON CALMA.
– SÍ DESCALIFICA Y SÍ MUESTRA NO CREER EN EL DEMONIO. Y ESO, DISCÚLPAME, ES RELATIVISMO. MEJOR NO ESCRIBIR NADA, MI HERMANO.
– POTTER ES PROMOCIÓN DE LA BRUJERÍA Y EL SATANISMO. NO HAY DUDA. NO DEBE OCULTARSE CON OPINIONES PERSONALES SUYAS.
– PREOCUPANTE LA NEGACIÓN QUE HACE DE LA BRUJERÍA Y DEL DEMONIO UN DIRECTOR DE UN MEDIO CATÓLICO CON ESPACIO EN EWTN.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No me llames colega, porque no te conozco. Y si pides calma, ¿qué te parece acusarme de promover la brujería?
– Obviamente no tienes idea de quién soy y qué enseño, y no te voy a promocionar gratuitamente.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– ESCUCHO SIEMPRE SUS PUNTOS DE VISTA Y NO NECESITO QUE ME PROMOCIONE. DEJE DE SER EGÓLATRA, MI HERMANO.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Interesante. Me acusas de relativista, de adorador del demonio y ahora de ególatra. ¿De qué te acusas a ti?
– Comparte tu perfección con nosotros. Así aprenderemos a ser humildes y precisos como tú. ¡Dale! ¡Háblanos de ti!
– Irrumpes escribiendo en altas, gritando, diciendo que soy relativista, ególatra y adorador del demonio.
– ¿Qué tipo de perfil psiquiátrico puede escribir de esa forma y con ese contenido a alguien que llama “colega”?

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– MÁS RESPETO, SEÑOR BERMÚDEZ. USTED TRABAJA PARA MEDIOS CATÓLICOS Y DEBE MOSTRAR A DIOS, NO AL ENEMIGO. CÁLMESE.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No tengo idea de quién es @elcenaculo, pero me acusa de promover la brujería y de rendirle culto al demonio ¿Opiniones?

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– NO HAGO ESAS ACUSACIONES, ALEJANDRO, Y NO CREA QUE USTED ES EL ÚNICO CONOCIDO. OJO, NO SE PONGA DE VÍCTIMA. CUIDE SU IMAGEN.
– AGRESIVO, INTOLERANTE, OFENSIVO. NO TENEMOS QUE PENSAR TODOS COMO USTED. USTED SE SALE DE LA DOCTRINA Y QUIERE IMPONER IDEAS

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Estás acusando, ignorante que no conoce mi trayectoria. Y no me la doy de famoso, pero tienes 273 seguidores.

Rodrigo Mora Cárcamo @RodrigoMoraCrca:
– Eso si suena ególatra e ignorante. Cuenta más la calidad que la cantidad, porque si te siguen miles de estúpidos, no cuenta.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– ¿Eres uno de ellos? Parece que sí, ¿no?

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– COMO SIEMPRE GROSERO, BAJO E INSULTANTE. POBRE EWTN.
– LO IMPORTANTE ES LA CALIDAD, NO LA CANTIDAD, MI HERMANO. DIOS NO LE VA A PREGUNTAR CUANTOS SEGUIDORES TIENE EN TWITTER. JAJAJA.
– TODAS LAS NOCHES SALE A BUSCAR PELEA CON ALGUIEN EN TWITTER. TENGA PAZ. SEA TOLERANTE.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Tampoco te va a preguntar cuántas cosas fanáticas y estúpidas dijiste a otros cristianos. Así que no has ganado puntos.
– No salgo a buscar pelea. Me encuentro con simplones con deseos de fama como tú y les doy la cara.
– Si no te gusta, puedes irte. ¿O quieres que te haga el favor?
– Ahora te haces la víctima cuando el que ha insultado, y gravemente, en la identidad cristiana eres tú.
– De mostrar a Dios preocúpate tú. Yo no salgo a decir que son adoradores del demonio porque no piensan como tú.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– POR ESA FORMA DE TRATAR A LAS PERSONAS DECIDÍ NO VOLVER A TRANSMITIR SU PUNTO DE VISTA EN MI RADIO. CALMA.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Magnífico. Si Radio Rosa Mística te tiene a ti, yo no pertenezco allí, así que me alegra.
– Una vergüenza para Radio Rosa Mística tener a un irracional que escribe en altas, gritando e insultando.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– BUENA Y SANTA NOCHE, ALEJANDRO. DIOS LE DE PAZ Y MESURA… Y RESPETO POR LOS DEMÁS.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Dios te dé justicia y decencia, porque no tienes ninguna de las dos, y ciertamente el “buenas noches” va con tarjeta roja.
– ¿Y piensas irte a dormir sin disculparte por llamar a un hermano satanista relativista? Buenas noches.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– Me parece que es lo mismo escribir en ALTAS o en bajas. No veo la diferencia, pero hay gente que se ofende. Escribir en ALTAS no es mal genio

José Flórez @joseflorez69:
– Es una simple regla de netiqueta. Escribir todo en mayúsculas equivale a gritar y es de mala educación. http://es.wikipedia.org/wiki/Netiqueta

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– No sabía que escribir en altas era gritar. ¿Quien inventó eso?

golem @golem:
– Creo que Bermúdez se describía más a él cuando sale en TV que a otra persona.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– @albermudezr, la mayúscula fue circunstancial. Perdón si lo ofendí. NO sabía que la mayúscula era ofensa.

Qriswell Quero @qriswell:
– Oye. Jajajaja. ¿Alejandro Bermúdez un brujo? ¿Entonces la Madre Angélica es una sacerdotisa negra? Qué cosas dices.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– El fanatismo los lleva a no entender e idolatrar a Alejandro. Eso no es así.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Magnífico. Ahora yo soy satanista y mis amigos en Twitter son fanáticos. Magnifica objetividad y caridad.

Henry Gómez Casas @elcenaculo:
– Por favor, muéstreme dónde escribí que usted es satanista. Esa posición de víctima no le queda.

Harold Segura @haroldsegura:
– Me alarma ver como el señor [Bermúdez] pierde su lugar de comunicador para entablar polémicas que lo dejan muy mal, a él y a su canal.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No tengo ningun canal, y si te alarmas por tan poco, no salgas a la calle.

Harold Segura @haroldsegura:
– El mejor ejemplo de cuando la altanería se vuelve ministerio.
– Quien confunde apologética con agresión, termina creyéndose profeta de la altanería y considerándola sagrada.

Jeanette Fernández @jeanetteferna20:
– ¿Qué promueve Harry Potter? La brujería. Eso debería ser suficiente a la vista de la influencia que ejerce. Hay monstruos, etc.
– Como si el demonio tuviera que ser “más evidente” por notar su presencia. ¿Tú mismo no dices que la magia “blanca” no existe?

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– La conversación no da para más. No entiendes lo que digo y no pienso seguirla.
– Chilla todo lo que quieras sobre el punto. Los cristianos siguen siendo libres de opinar.

Jeanette Fernández @jeanetteferna20:
– Te aprecio, pero no me gusta ser tratada así. Soy una dama, no un niño impertinente o un objeto.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– No sé a qué te refieres por “así”. Si te he ofendido, me disculpo. Lo que me importa es que entiendas el punto.
– Y lo más importante: que no insistas queriendo que piense como tú en esta materia.

Jeanette Fernández @jeanetteferna20:
– NO INSISTO, sólo usé varios tweets para expresar mi idea completa. ¿De qué se trata esto? ¿De qué sólo tú digas lo que piensas?
– ¡¡Increíble!! ¡¡Con el cariño que te tengo y me vengo a dar cuenta de que no puedo opinar!! Amén, amén, amén, etc.

Alejandro Bermúdez @albermudezr:
– Magnífico. Es tu opinión. La mía es parecida. Pero no es dogma de la Iglesia. No entiendes mi punto.

Jeanette Fernández @jeanetteferna20:
– Claro que no es dogma, pero tampoco daría a entender que es inocua. Ése es en resumen mi punto de vista.

Gabriel Da Silva @gabbodasilva:
– Agradece que no te trató de ateílla, pues Alejandro Bermúdez es la personificación de los fariseos de la antigua Palestina.

Jeanette Fernández @jeanetteferna20:
– Quien no está contra uno, está a favor. En este caso, fue brusco con una seguidora que dio un punto de vista, pero se disculpó.

________________________________________

Le extiendo una invitación a Alejandro Bermúdez, que sé que me va a leer, para que haga todas las aclaraciones que crea convenientes en este blog. Espero que esté agradecido por haberle mostrado “instancias específicas” en que ha cruzado la frontera y faltado a la caridad. Estoy dispuesto a dialogar con él, a fin de ayudarle a mejorar el servicio que presta a la Iglesia. Sólo quisiera precisarle que de ninguna manera responderé a cualquier insulto, injuria o adjetivo calificativo con el cual quiera agraviarme. Pues el insulto
1) no dice nada objetivo sobre la persona que es insultada;
2) dice mucho sobre la calidad humana de la persona que insulta;
3) no tiene ningún contenido al cual se pueda responder con argumentos racionales.

Y así como a Alejandro Bermúdez no le falta ingenio para ser enormemente creativo en el arte del insulto, a mí no me falta sentido del humor como para reírme abiertamente de sus ocurrencias. Que es la única manera saludable de reaccionar ante aquello que difícilmente puede ser tomado en serio y que caerá por su mismo peso en el limbo de la irrelevancia y el descrédito. Que así sea.