EL TERRORISMO DE DERECHA

victimas_mortales_de_violencia_derechista

Víctimas mortales de la violencia derechista en Alemania

Berlín, 19 de diciembre de 2016. El tunecino Anis Amri enfila un camión contra los asistentes a un mercado navideño. 12 personas mueren en este atentado terrorista de trasfondo islámico, mientras 55 quedan heridas.

Se trata de las primeras —y hasta ahora únicas— víctimas mortales del terrorismo islámico en territorio alemán.

Alemania es un país que ya ha tenido experiencias con el terrorismo en su pasado. El grupo de izquierda revolucionaria Rote Armee Fraktion (RAF) —Fracción del Ejército Rojo, en español—, que se mantuvo activo entre la década de los ‘70 y los ‘90, arrojó un saldo de 33 muertos y más de 200 heridos en acciones terroristas.

Pero el peor atentado terrorista de la posguerra se le atribuye no a la izquierda, sino al extremismo de derecha, de orientación ideológica neonazi. El 26 de septiembre de 1980, Gundolf Köhler, miembro del Wehrsportgruppe Hoffmann, hizo estallar una bomba a la entrada principal del Oktoberfest en Múnich, causando la muerte de 13 personas —incluido él mismo— e hiriendo a otras 211.

Hasta ahora no se sabe exactamente el número de víctimas mortales que ha causado la derecha extremista en Alemania. El Bundeskriminalamt (Oficina Federal de Investigación Criminal) reseña oficialmente 75 muertos entre 1990 y 2015, mientras que la Fundación Amadeu Antonio —una sociedad sin fines de lucro que combate el antisemitismo, el racismo y el extremismo de derecha— indica que son por lo menos 178 las víctimas mortales en ese mismo período.

El panorama internacional al respecto en el mundo occidental no es muy distinto al de Alemania. En Estados Unidos, el Nation Institute junto con el Center for Investigative Reporting han publicado recientemente una investigación que llega a la conclusión de que entre 2008 y 2016 hubo en el país 115 atentados ejecutados por supremacistas blancos de extrema derecha, mientras que sólo fueron 63 los atentados con un trasfondo islámico. Y aun en estos últimos casos, el terror no suele venir de mano de inmigrantes, sino de personas nacidas en suelo estadounidense. En total, 87% de las personas que cometieron los atentados nacieron en los Estados Unidos.

La decisión de Donald Trump de impedir el ingreso de viajeros de 6 países de mayoría musulmana —Libia, Irán, Yemen, Somalia, Sudán y Siria— por razones de seguridad no tiene ningún sustento en la realidad, pues según señala el estudio mencionado, sólo el 1% de los autores de los atentados provenían de alguno de estos países.

El peligro real no se halla más allá de las fronteras de los Estados Unidos, sino que se encuentra en el seno de una sociedad donde, al igual que en Alemania, aumentan los adeptos a los grupos radicales de derecha de orientación fascista. Lo cual se agrava en Estados Unidos cuando se antepone el derecho a portar armas al derecho de vivir en paz, o cunado se tiene un Presidente que ha tenido declaraciones que suscribiría cualquier supremacista blanco y que, cabalgando sobre el lomo de una ignorancia supina, busca un chivo expiatorio en la religión islámica y mira para otro lado cuando los criminales son de casa. Por ejemplo, se demoró tres días en condenar el asesinato de dos hombres en Portland (Oregon) el 26 de mayo de este año, que fueron apuñalados por salir en defensa de dos jóvenes musulmanas, cuando no duda en condenar de inmediato cualquier acción criminal realizada por terroristas islámicos.

Además, no tiene en cuenta —o no le importa— que la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo a nivel mundial son musulmanes, y negarles la acogida cuando huyen de una situación que pone en riesgo su integridad o sus vidas, lesiona derechos humanos fundamentales y constituye un crimen de lesa humanidad.

Mientras la muerte de personas de rasgos occidentales en atentados terroristas islámicos siga siendo noticia de primera plana, a la vez que se “invisibiliza” a las víctimas musulmanas —mucho mayores en número—, muertas por mano tanto de extremistas islámicos o filo-fascistas como por obra de dictaduras antidemocráticas o potencias militares de ocupación, el mundo seguirá siendo para las grandes mayorías un lugar ingrato para vivir, donde la paz se vislumbra cada vez más como un sueño lejano.

(Columna publicada en Altavoz el 10 de julio de 2017)

________________________________________

FUENTES

HuffPost
Most Of America’s Terrorists Are White, And Not Muslim (24/06/2017)
http://www.huffingtonpost.com.au/2017/06/25/most-of-america-s-terrorists-are-white-and-not-muslim_a_22980088/

ZEIT ONLINE
US-Studie: Rechtsextremisten in USA größere Gefahr als Islamisten (26. Juni 2017)
http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2017-06/us-studie-terrorismus-rechtsextremismus-islamismus

Wikipedia (en alemán)
Todesopfer rechtsextremer Gewalt in der Bundesrepublik Deutschland
https://de.wikipedia.org/wiki/Todesopfer_rechtsextremer_Gewalt_in_der_Bundesrepublik_Deutschland

Mut gegen rechte Gewalt
Todesopfer rechter Gewalt seit 1990 (30.07.2015)
https://www.mut-gegen-rechte-gewalt.de/news/chronik-der-gewalt/todesopfer-rechtsextremer-und-rassistischer-gewalt-seit-1990

LA DEMENCIA DIGITAL

evolucion_del_hombre_a_la_computadora

En su último libro publicado en el año 2015 —¡Ciberenfermo! Cómo la vida digitalizada arruina nuestra salud, según reza su título traducido del alemán—, el psicólogo y psiquiatra alemán Manfred Spitzer describe una enfermedad producto del mundo civilizado actual: la demencia digital. Un síndrome psicológico pandémico no reconocido aún oficialmente, que se ha ido acentuando con el pasar de los años gracias a la invasión de una tecnología de la información cada vez más accesible a todos.

Según Spitzer, creemos que nuestro bienestar depende directamente del dominio de la nueva tecnología. Y si alguien se niega a formar parte de esto, está desubicado, o por lo menos esa impresión causa.

Muchos mayores, nacido antes del auge de la vida digital, se lamentan de que les cuesta aprender el manejo correcto de Internet, las PCs, los smartphones y compañía. Y quisieran que las jóvenes generaciones la tengan mejor y, en consecuencia, sean introducidos desde muy temprano en la nueva tecnología.

De este modo, se busca fomentar el uso de tablets en los kindergarten, así como de smartphones y consolas de juego en la escuela inicial, y posteriormente el uso extendido de laptops a partir de determinado año escolar.

Todo con el fin de lograr un buen desarrollo de las competencias cognitivas del educando. Al final, todo resulta pura ilusión. Estudios recientes han evidenciado las alarmantes consecuencias de un acceso temprano a esta tecnología: falta de movimiento y tendencia a la obesidad, reducción del espectro sensorial, disminución de la capacidad de concentración, incapacidad para un actuar no reflejo y racionalmente reflexivo, trastornos de lenguaje, empobrecimiento de las relaciones interpersonales, etc.

Además, el peligro de que una adicción sea perdurable se da con mayor fuerza cuando ésta surge en la infancia y en la juventud. Los adultos con un cerebro ya desarrollado pueden hacer resistencia a una conducta adictiva. Los niños y jóvenes, no. Lamentablemente, ya son innumerables los casos de trastornos adictivos en menores de edad, que no pueden prescindir de una pantalla para sentirse que están realizando una actividad con sentido.

Twitter hizo posible a Donald Trump. La nueva tecnología de la información —no obstante todas sus ventajas— hizo posible el surgimiento de una generación de votantes que han perdido noción de la realidad y sólo ven la verdad en sus pantallas.

(Columna publicada en Exitosa el 8 de abril de 2017)

UNA PRESUNTA TERRORISTA

familia_siria

Familia de refugiados sirios en Alemania (2013)

Es habitual en Alemania que todo joven en edad escolar tenga que hacer alguna práctica en alguna empresa o institución, para ir conociendo el mundo real del trabajo y poder tener así una orientación adicional en la elección de su futura profesión u oficio.

Al asilo de ancianos donde trabajo actualmente acuden escolares de ambos sexos para realizar prácticas de unas pocas semanas.

Una de las practicantes es una muchacha siria de 19 años, de religión musulmana, que acude a la escuela en una ciudad cercana. Su familia llegó a Alemania en el año 2015. Llevando un velo que le cubre la cabeza, propio de la cultura árabe, ya ha aprendido a hablar alemán y se ha hecho muy querida entre el personal y los inquilinos del asilo por su solicitud, dedicación y sencillez.

Para el presidente estadounidense Donald Trump, esta muchacha sería una “presunta terrorista”, a la cual se le negaría el ingreso a los Estados Unidos sólo debido a su procedencia territorial.

En Alemania las estadísticas muestran que que el índice de criminalidad es menor entre los refugiados que entre los alemanes natos. Además, muy rara vez alguien de nacionalidad siria, afgana o iraquí se ve involucrado en un acto criminal.

En el año 2016 el crecimiento de la economía alemana ha sido un 0,3% mayor de lo previsto, gracias a la afluencia de refugiados, que paulatinamente se van integrando al mercado laboral y generando una mayor base de consumo.

La crisis que Donald Trump cree ver no existe. Y el mayor crimen sería el suyo: la discriminación y criminalización arbitraria de poblaciones enteras basándose en su religión y su cultura.

(Columna publicada en Exitosa el 4 de febrero de 2017)

________________________________________

FUENTE

ZEIT ONLINE
Bundeskriminalamt: “Zuwanderer sind nicht krimineller als Deutsche” (8. Juni 2016)
http://www.zeit.de/gesellschaft/zeitgeschehen/2016-06/bundeskriminalamt-statistik-straftaten-asylbewerber
Deutsche Wirtschaft profitiert von Ausgaben in der Flüchtlingskrise (30. Dezember 2016)
http://www.zeit.de/wirtschaft/2016-12/konjunktur-deutsche-wirtschaft-ausgaben-fluechtlingskrise-konsum

CATÓLICOS A FAVOR DE DONALD TRUMP

donald_trump_raymond_arroyo

Donald Trump entrevistado por Raymond Arroyo de EWTN (26 de octubre de 2016)

En las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos el 52% de los católicos votó por Donald Trump, contra el 45% que votó por Hillary Clinton.

Sin embargo, ese resultado no se explica sólo por una opción religiosa. Detrás se esconde una creencia turbia y peligrosa: la de la supremacía blanca en el marco de un chauvinismo centrado en la pretendida grandeza norteamericana.

Pues mientras 60% de los católicos blancos votaron por Trump, sólo el 26% de los católicos hispanos le dieron su voto, prefiriendo el 67% a la candidata demócrata. Incluso cuando la influyente cadena televisiva católica EWTN —a la cual pertenece ACI Prensa— tomó partido desvergonzadamente por el candidato republicano, difundiendo en la víspera de las elecciones un seductor mensaje suyo dirigido a los católicos.

Lo cierto es que los sectores más conservadores y reaccionarios del catolicismo están satisfechos con las últimas elecciones, pues según ellos se logrará por fin revertir la despenalización del aborto vigente en Estados Unidos desde 1973, se evitará que las clínicas católicas suministren anticonceptivos a pacientes que lo soliciten y se podrá anular la decisión de la Corte Suprema que legaliza el matrimonio homosexual. Sin que les importe dar solución a los problemas humanos que subyacen a estos temas.

A cambio, se considera como un mal menor el anuncio de la deportación masiva de indocumentados, el trato discriminatorio contra los musulmanes y otras minorías, el posible uso de armas de destrucción masiva si la situación lo requiere, etcétera. No creen que Trump vaya a poder hacerlo.

Como los obispos católicos que apoyaron a Hitler, no queriendo creer que fuera a cometer los crímenes que cometió.

(Columna publicada en Exitosa el 26 de noviembre de 2016)

________________________________________

El siguiente es el texto traducido del mensaje de Donald Trump que fue propalado a través de la señal de EWTN:

«Los católicos son una parte importante de la historia de Estados Unidos. Estados Unidos se ha fortalecido con católicos que trabajan duro. Desde Nueva York a California, la historia católica es realmente extraordinaria y grandiosa.

Desde custodiar los derechos civiles a educar a millones de niños, sirviendo a los pobres y ayudando a definir el movimiento provida, sacerdotes y laicos católicos en todo el país han hecho innumerables contribuciones al éxito de Estados Unidos y a la historia de éxito de Estados Unidos.

Los políticos de Washington han sido hostiles a la Iglesia, han sido hostiles a los católicos, han sido hostiles a los miembros del catolicismo. Mi gobierno estará al lado de los católicos estadounidenses para promover los valores que todos compartimos como cristianos y estadounidenses. Que Dios os bendiga y Dios bendiga a los Estados Unidos de América. Haremos que Estados Unidos sea grande de nuevo».

Basta con tener dos dedos de frente para darse cuenta de que se trata de propaganda manipuladora, que subordina el catolicismo al fin patriotero de hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo. Lo que Trump hizo realmente con este astuto mensaje fue hacerle una pasada de mano al egocentrismo colectivo de muchos católicos, que creen que deben votar por un gobierno simplemente porque no los va a molestar, aunque haya prometido molestar a millones de otras personas, atropellando sus derechos humanos. Además, sin tener en cuenta que la mayoría de los indocumentados que Trump piensa deportar son tan católicos como los católicos que se dejaron seducir por sus palabras y le endosaron su voto.

En otras palabras, Trump parece estar diciendo que apoyará a los católicos que apoyen sus planes de hacer América grande de nuevo, pero dudamos que haga lo mismo con aquellos católicos que tengan la valentía de criticarlo o poner en duda su ideal chauvinista. Y en esto se parece mucho a Adolf Hitler, que apoyó a la Iglesia católica en Alemania siempre y cuando estuviera subordinada a su proyecto pangermánico y mirara hacia otro lado cuando se trataba de crímenes de lesa humanidad.

El 26 de octubre el periodista católico Raymond Arroyo había entrevistado a Donald Trump en el programa World Over que se transmite a través de EWTN. Se vio a un entrevistador complaciente que parecía creer a pie juntillas —sin cuestionamiento alguno— la autoproclamación del entonces candidato republicano como un “provida” declarado, además de que omitió temas importantes pero incómodos para el entrevistado, como el trato a los inmigrantes mexicanos, la aplicación de la tortura por parte del ejército norteamericano, la pena de muerte, las relaciones con la comunidad internacional, etc. Da la impresión de que había un compromiso por parte de Arroyo de evitar tocar esos temas. A cambio, Donald Trump le habría respondido al entrevistador lo que éste quería oír, aun cuando lo que decía no tuviera mucho sustento en su biografía personal.

De lo que no nos queda duda es que el estilo autoritario, prepotente, impositivo, agresivo y poco dialogante de Trump ejerce un cierto atractivo sobre los sectores más conservadores del catolicismo, que prefieren poner su confianza en alguien que en esto se les asemeja aun cuando ello pueda derivar en una dictadura disfrazada de democracia. Pues la democracia no parece formar parte del acervo de sus valores.

________________________________________

FUENTES

InfoCatólica
Trumpazo: la mayoría de los católicos USA votaron por Trump (7 puntos de diferencia) (11.11.16)
http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1611110218-trumpazo-la-mayoria-de-los-ca

gloria.tv
Mensaje de Donald Trump a los católicos estadounidenses
https://gloria.tv/video/4L8iNB6o4mfF67J3RdjPRqxUU

Hispanidad
Carta de Trump a los católicos: “Los políticos de Washington han sido hostiles a la Iglesia” (09/11/2016)
http://www.hispanidad.com/carta-de-trump-a-los-catolicos-los-politicos-de-washington-han-sido-hostiles-a-la-iglesia.html

ACI Prensa
VIDEO: Entrevista de canal católico EWTN a Donald Trump con subtítulos en español (28 Oct. 16)
https://www.aciprensa.com/noticias/donald-trump-concede-entrevista-al-canal-catolico-ewtn-76827/