LOS HEREDEROS PERUANOS DEL SARGENTO PIMIENTA

beatles leusemia

​Hace 50 años, el 1° de junio de 1967, salió publicado en el Reino Unido Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, octavo álbum de los Beatles. Un disco que marcó un antes y un después en la música rock, pues el cuarteto de Liverpool se dedicó a experimentar con sonidos como nunca antes lo había hecho, elevando este género a la categoría de arte.

En 2003 la revista Rolling Stone lo puso a la cabeza de los 500 álbumes más grandes de todos los tiempos.

La influencia del álbum fue tal, que revolucionó toda la historia del rock en adelante. Y esa influencia llegó también a tierras peruanas.

En 1969 salió el primer sencillo de The (St. Thomas) Pepper Smelter, una banda de rock psicodélico liderada por Gerardo Manuel, tomando su nombre de un mapa de St. Thomas y del disco de los Beatles, que se encontraban en el local donde ensayaban. En Soul & Pepper, el único LP que grabaron para la discográfica El Virrey, se pueden escuchar covers y temas propios que asumen el legado de creatividad experimental del álbum de los Beatles.

Sin embargo, la banda que tomaría realmente la posta del Sargento Pimienta en el Perú sería otra.

Al igual que los Beatles, se inició con el sonido del Mersey Sound de Liverpool, pero añadiendo la influencia áspera y cruda del punk vía Sex Pistols y Ramones. Y así como los Beatles se cansaron de su imagen de jóvenes alocados, esta banda peruana también se hartó de su propio mito creado en los ‘80 y decidió reinventarse en 1995 con un álbum doble: A la mierda lo demás (Asesinando el mito).

Pero donde realmente se sentiría el impulso experimental que parece tomado de los Beatles, aunque esta vez con una marcada influencia de Pink Floyd, sería en su siguiente álbum doble de 1998, que lleva el críptico título de Moxón: el estokástiko viaje de Defekón I a través de los tiempos. Ésta sería la primera obra maestra entre otras que seguirían —Yasijah, Al final de la calle, Hospicios— de Leusemia , sin lugar a dudas la mejor banda de rock peruano de todos los tiempos.

A diferencia del álbum de los Beatles, el de Leusemia pasaría inadvertido excepto para los seguidores de la banda, entre los cuales orgullosamente me encuentro. Pues los mejores artistas peruanos son ignorados en su propio país, donde mucho se mide según la mediocridad de la cultura imperante. Y donde un Paul McCartney en decadencia jala más público que Leusemia en todo su esplendor.

(Columna publicada el 3 de junio de 2017 en Exitosa)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s