EL CURA SODÁLITE JAIME BAERTL: ¿MITÓMANO O MENTIROSO?

jaime_baertl

P. Jaime Baertl Gómez

Hay personas que se rodean de un halo de importancia y pierden todo contacto con la realidad, convencidos de su propia e irreemplazable grandeza. No estoy hablando de Donald Trump —aunque las palabras le caen a pelo— sino de alguien que probablemente sienta ser uno de los pivotes sobre los cuales se asienta el Sodalicio, a saber, el inefable cura Jaime Baertl.

Pues Baertl declaró en la Fiscalía que fue él quien entre 2008 y 2010 investigó las denuncias contra Germán Doig, llevando a que se determinara que los abusos denunciados eran reales y a que se cancelara el proceso de beatificación en curso. En fin, deberíamos creer que es el héroe de la película, a quien estaríamos agradecidos, a no ser porque en sus declaraciones siempre ha manifestado una relación muy ambigua con la verdad.

Ha dicho que no recuerda haber sido confesor de los denunciantes, «porque la labor de confesión no permite ver el rostro de la persona que se confiesa», cuando las confesiones en las comunidades eran cara a cara, porque no habían confesionarios.

Dijo que «los rigores de formación —entiéndase abusos— no eran informados por escrito, pero todos los conocían». ¡Por supuesto! ¡Y todos deben haber estado muy contentos de que se los aplicaran con conocimiento de causa, pues sólo se admitían masoquistas en el Sodalicio!

Precisó que «nadie es sometido a tests psicológicos para ingresar al Sodalicio», cuando José Ambrozic declaró que «se realizaban algunos tests básicos que eran caracterológico y de inteligencia».

Después de éstas y otras falsedades, ¿es Baertl creíble cuando afirma que «no ordenó a Martin Scheuch desnudarse y fornicar con una silla»?

(Columna publicada en Exitosa el 28 de enero de 2017)

Anuncios

Un pensamiento en “EL CURA SODÁLITE JAIME BAERTL: ¿MITÓMANO O MENTIROSO?

  1. El curita está medio loco, recuerdo una ocasión en que estacioné el automóvil de mi padre atrás del suyo en el centro pastoral de san borja y al terminar la misa salí rápido pues sabía que impedía la salida, sin embargo no fue suficientemente rápido para él. El cura me recibió con una gritada y un jalón de patillas, me acordé de mis profesores del colegio, la verdad es que ganas me dieron de mandarlo a las cloacas del infierno, lamentablemente en ese tiempo mi respeto era bastante ciego y no le dije nada. ¿Esto aplicaría para ser considerado víctima del sodalicio?

    No he conocido mucho al cura Baertl, sin embargo en el 1992 si llegue a unas oficinas donde me aplicaron los test previos a la promesa del 8 de diciembre, fueron algunos test y una entrevista con el cura. El cura miente si ha dicho lo que indicas. Personalmente nunca lo vi como una persona equilibrada, muchos en el sodalicio no lo son, pero es parte de la variopinta realidad de nuestro país y mundo. Como dicen: hay de todo en la viña del señor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s