SER Y NO SER PERUANO

pedro_pablo_kuczynksi

Pedro Pablo Kuczynski, presidente del Perú

Nací y crecí en el Perú. Tengo ancestros alemanes, ingleses, escoceses, españoles y peruanos de la selva iquiteña por mi abuela Hernández. Mi abuelo Scheuch nació en Chile, hijo de un alemán que tuvo que exiliarse por razones políticas en el siglo XIX.

De niño mi jornada cotidiana se dividía en dos: la mañana, que transcurría en un ambiente alemán en el Colegio Alexander von Humboldt, y la tarde, dentro de un entorno de clase media limeña.

Y aunque nunca he llegado a dominar el alemán a la perfección, adquirí la nacionalidad alemana —sin perder la peruana— cuando a la muerte de mi abuela salieron a la luz documentos que demostraban que mi padre había sido registrado como alemán por mi abuelo en la embajada alemana.

Cuando fui descubriendo que el estilo de clase media burguesa era una ilusión, un sueño entre murallas ajeno a la cruda realidad del común de los peruanos, me atreví a saltar el muro y a convertirme en un disidente de mi estrato social, comprometido de corazón con el Perú profundo.

Tuve que emigrar a Alemania por razones similares a las que emigran otros peruanos: falta de oportunidades laborales y hartazgo ante la injusticia, la discriminación y la corrupción que uno encuentra volteando la esquina.

Y aun sintiéndome en parte alemán, al Perú lo llevo siempre adentro. Como también debe ocurrir con PPK [Pedro Pablo Kuczynski], hijo de padre alemán de raíces judío-polacas y madre franco-suiza, peruano por su historia personal y por decisión propia.

Ser peruano —o alemán— ya no depende de la sangre, sino del amor por la gente del país en que uno vive o ha vivido.

(Columna publicada en Exitosa el 30 de julio de 2016)

4 pensamientos en “SER Y NO SER PERUANO

  1. Claro, el que no tiene de Inga tiene de Mandinga, dicen. Pero querer a la gente te da ese cariño sin banderas ni aspiraciones territoriales.
    Ya que Cipriani tiene una evidente ascendencia extranjera, pero al parecer no quiere a la gente, se le podrá considerar peruano ?

    Me gusta

  2. Saludos en Xto. Si pues, ser de una de nacionalidad ya no es sólo cuestión solo de sangre, sino como bien apunta Ud. por el amor a la gente con la que se rodea. Por la identificación que se tiene con la historia, tradición, costumbres, realidades, riquezas y miserias que nos toca experimentar.

    Sin embargo querido hermano (permítame tratarlo así) no todos tenemos las mismas condiciones, unos mas complicadas que otros. También soy un migrante, migré a un país que no hablaba ni hablo su lengua, ajeno a su cultura, ni un lazo mínimo que me una a este país. Que “suerte” la suya de sentirse parte de ese país que lo acoge, hablar su idioma y tener la oportunidad que el estado lo ayude cuando no tiene con que ganarse el sustento.

    Los que salimos del Perú en busca de otras oportunidades y/o cansados de lo que Ud. menciona, sin tener los documentos en regla, con la carga de la familia en nuestras espaldas, sin contar con ninguna ayuda, más que la de nuestras manos, se nos hace muy cuesta arriba. Solo el hecho de tener a la familia con uno hace que todo sea llevadero, se crea una felicidad infinita el saber que las oportunidades de nuestros hijos será otra.

    Será el hecho de contar con antepasados de origen muy peruano, del Perú profundo, que nos hace sentir a la patria (sobre todo cuando se está lejos de ella y no poder visitarla) muy importante y valorar lo que antes no hacíamos. Nos queda transmitir estos sentimientos a nuestros hijos nacidos o no en el país que migramos, al punto que estos, acostumbrados a las costumbres y condiciones de esta sociedad, que manejan los dos idiomas, se sientan tan peruanos como nosotros, valoren y quieran al Perú aunque no lo conozcan.

    No sé si el presidente actual (Pedro Pablo Kuczynski) sienta al Perú en sus venas, me queda la duda. Aunque valgan verdades es mejor un “foráneo” que se “peruanice” que un peruano vendido al mejor postor.

    Que mi Dios los bendiga siempre, es gratis

    Me gusta

  3. Pienso que en el caso de Kuczynski, a él no le tocó muy difícil que digamos como inmigrante ya que vino de y con una familia pudiente, lo que casi nunca pasa en el mundo de los que emigran. Por otra parte, de los cientos de inmigrantes que yo, en mi caso, he conocido en Europa se suele dar el fenómeno que (desde) las segundas generaciones se identifican muy poco con la cultura de sus padres, si es que estas generaciones han nacido allá. Si nacieron con anterioridad en el Perú, puede que sea diferente, aunque no necesariamente.
    También tengo serias dudas en lo que respecta a Kuczynski, más que nada luego de leer lo que dijo con respecto a lo dicho por Cipriani, con tanta distancia y tan poco compromiso, algo que no calza en la responsabilidad de un presidente y sobretodo luego de leer la “disculpa” de Cipriani tan sí pero no, tan llena de contradicciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s