PLAGIO Y CORRUPCIÓN

cesar_acuna_plagio

El 2 de abril de 2012 el Presidente de Hungría, Pál Schmitt, tuvo que renunciar a su cargo luego de que la Universidad Semmelweis de Budapest inhabilitara su título académico de doctor en ciencias deportivas debido a plagios masivos en su tesis doctoral.

Algo similar ocurrió en Alemania cuando el 23 de febrero de 2011 la Universidad de Bayreuth inhabilitó el doctorado en derecho del entonces Ministro de Defensa Karl-Theodor zu Guttenberg debido a que se comprobaron plagios en 369 páginas de las 393 que tenía su tesis. No obstante ser considerado un favorito como próximo candidato a canciller y contar con el apoyo de Angela Merkel, tuvo que renunciar a su cargo y retirarse de la política.

Lo mismo pasó con la Ministra de Educación e Investigación Annette Schavans, quien luego de ser inhabilitado su doctorado en ciencias de la educación en febrero de 2013, puso su cargo a disposición.

Desde marzo de 2011 la página web VroniPlag Wiki se ha dedicado a examinar tesis académicas que caían bajo sospecha y ha contribuido a que a 26 personalidades de la vida pública alemana se les inhabilite su título académico, con los consiguientes efectos jurídicos.

El plagio en una investigación académica no puede ser considerado una mera “criollada” que permita concederle un título que le abrirá oportunidades laborales, empresariales o políticas a una persona que demuestra de este modo ser incompetente en su área. Este tipo de plagio es una modalidad más del cáncer de la corrupción.

Que César Acuña, después de conocerse sus múltiples plagios, siga en campaña muestra que la tolerancia hacia la corrupción es una enfermedad incurable en el Perú.

(Columna publicada en Exitosa el 6 de febrero de 2016)

Un pensamiento en “PLAGIO Y CORRUPCIÓN

  1. La calidad de la clase política ha decaído tremendamente en los últimos 20 años, tanto en el Perú como en los países más vulnerables a la corrupción e inclusive en Europa. Los políticos y estatistas que conocíamos de antes difícilmente mantienen roles dominantes en la política, y es que el capitalismo ha asumido un rol político más abusivo y condicionante que no tenía en los principios de los 90s. Es que no hay quien los controle, ya que la población no lo hace desde que su consenso está impedido por los medios. Evidentes taras políticas como los carteles (empresariales) y los lobbys son una novedad relativa – en las dimensiones de ahora – que ha producido un nuevo carácter estructural en estas nuevas clases políticas.

    No es de sorprender que en medio de toda esta politopatía reinante hayan joyitas como Schmitt, zu Guttenberg, Schavans o Acuña, sin poner al último en el mismo nivel que los otros. Por otra parte, hay quienes obtienen un título, vaya uno a saber cómo, y luego de egresar escriben estupideces, tonterías ideológicas y pseudociencia. Pero que la cultura chicha en el Perú tenga tan obligada presencia que a nadie le pique que Acuña siga siendo candidato, o que figari y el sodálite del castillo sigan pretendiendo influír = ayayayayyyy !
    Este es nuestro Perú …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s