EL NEO-GNOSTICISMO DEL “ILUMINADO” FIGARI

figari_en_blanco_y_negro

Luis Fernando Figari creía ser poseedor de un pensamiento único, recibido por inspiración del Espíritu Santo, que lo convertía en un elegido, apto para liderar un grupo cristiano de élite capaz de transformar el mundo.

Han pasado más de 40 años desde que se iniciara esta empresa religiosa, y ese pensamiento ha mostrado no ser más que una colección de lugares comunes agrupados en una síntesis fundamentalista mediocre que más se parece a una ideología que a una espiritualidad viva y en desarrollo.

Por otra parte, es casi nula la influencia que ha tenido el Sodalicio en la configuración del mundo a lo largo de estas cuatro décadas. Lo que la institución sí ha logrado cambiar drásticamente son las vidas de decenas de jóvenes, que han visto truncadas sus esperanzas y han sido gravemente dañados en sus historias personales.

Reproduzco a continuación, con la debida autorización, un texto de Rocío Figueroa, donde analiza el tipo de conocimiento que postulaba Figari y que yo recuerdo como una amalgama de teología tradicional y espiritualidad vetusta con parches de filosofía trasnochada, integrismo fascista, esoterismo hindú, psicología especulativa y ciencia-ficción apocalíptica.

________________________________________

LOS PROBLEMAS TEOLÓGICOS DEL SODALICIO: EL NEO-GNOSTICISMO DE FIGARI
por Rocío Figueroa

No se puede deslindar la teología de la vida moral de Figari, justamente porque la teología es la reflexión sobre la Revelación y de cómo se vive la fe en la historia. La teología no nace en una biblioteca, sino en el discipulado. Si el fundador fue un pederasta, hay que revisar la reflexión de la fe y su aplicación en la historia que nace del perpetrador. Porque fe y vida, teología y vida, espiritualidad y vida no se pueden separar.

Como bien sabemos, el gnosticismo fue una secta al interior de la Iglesia que confundió a muchos creyentes y buscaba llegar a la salvación a través del “conocimiento” y la “iluminación”. Un elemento típico de un grupo con características sectarias es que el fundador se presenta como el “iluminado”. Figari nos hacía creer que él con la mirada podía analizar el alma de los otros y que su pensamiento era único. Él mismo desarrolló una teoría que siguió vigente al menos hasta el año 2010. A todos sus cercanos nos mandó a leer la novela El hombre demolido de Alfred Bester, que trataba de una sociedad con un grupo de “ésperes”, telépatas iluminados que podían leer la mente de los otros y tener cierto poder sobre los demás. Figari además decidía quienes eran los “ésperes” de la comunidad y a éstos se les rendía un respeto reverencial, porque tenían algo que los demás no teníamos. No sólo eso, un par de consagrados tenía la responsabilidad de darle un fundamento teórico desde la psicología a esta teoría. Y así lo hicieron.

Esta teoría de los “iluminados” es la misma que tenía la secta del gnosticismo en los inicios del cristianismo. Obviamente, esta doctrina de los “ésperes” no llegó al Movimiento de Vida Cristiana —¡gracias a Dios!—, sino que se quedó en el grupo de los “iluminados”, o sea, los consagrados.

Figari se consideraba tan iluminado que no dejaba que nadie escribiera libros. Los que logramos publicar alguno, fue bajo su total revisión y control. Y siempre señalaba: «tienes que ser fiel a mi pensamiento». Es más, recuerdo que la parte más creativa, personal y experiencial de uno de mis artículos me la cortó sin problema, pues no expresaba “su pensamiento”. O sea no expresaba el pensamiento del “iluminado”.

Creo que uno de los aspectos de esta “iluminación” y “gnosis” que influyó a todos fue la desmedida importancia que Figari le dio a la “fe en la mente”, justamente al “conocimiento como medio de salvación”. Una importancia que puede ser muy dañina si no se equilibra con la fe en el corazón y la fe en la acción.

Como bien sabemos, Figari tenía una actitud muy negativa hacia toda la dimensión afectiva de la fe y de las relaciones humanas. En sus estudios sobre perpetradores sexuales (Comprehending and Rehabilitating Roman Catholic Clergy Offenders of Child Sexual Abuse, Journal of Child Sexual Abuse, 24:7, 772-795), Jane Anderson afirma que estos tienen serios problemas afectivos y éstos los manifiestan en medidas represivas hacia los sentimientos de los demás.

Si un sodálite era muy afectivo, Figari lo llamaba públicamente “desordenado” y este calificativo se hizo famoso en el Movimiento. Alguien que fuera muy sensible era llamado susceptible, alguien muy afectivo o emocional era acusado despectivamente de “feeling” o “hembrita”. Por eso incluso las canciones tenían que ser militantes, agresivas y mostrar poca sensibilidad.

Al mismo tiempo la “fe en la acción” de Figari dejaba mucho que desear: nunca lo vimos trabajando con los pobres, ni visitando a los enfermos, ni siendo caritativo. No sabía pedir perdón y si alguien se equivocaba, tenía todo menos caridad. El juicio sobre Figari se lo dejo a Dios, pero sí puedo evaluar sus actos. Entonces al presentar una fe desvinculada de los afectos y del núcleo de la caridad nos quedamos con una ideología, una doctrina vacía.

El cardenal John Henry Newman consideraba un gran peligro sobrevalorar aquello que se puede argumentar explícitamente y olvidar que las “razones reales” comprometen a toda la persona y no sólo la capacidad de articular un argumento. Según él, «una cognición desencarnada era un camino reductivo y falso; sólo una razón existencialmente integrada podría alcanzar la verdad religiosa»1. En este sentido, una persona que creó una espiritualidad y ésta no estaba integrada en su vida, ¿podía acaso alcanzar realmente la verdad religiosa?

Por ello, creo que es importante re-evaluar el equilibrio entre las dimensiones de la fe y la valoración que se da a éstas y sobre todo desterrar toda pretensión de “iluminación”. Considero además que la dimensión afectiva y cordial de la fe es un elemento a integrar de manera más sana.

El peligro de darle una sobre-importancia a la “fe en la mente” es que se corre el riesgo del empirismo racionalista del que habla Newman, de creernos nuestras ideas, de pensar que somos buenos porque pensamos cosas buenas, de creernos dueños de la verdad o superiores al resto. En eso Dietrich von Hildebrandt es muy agudo al darle la centralidad al “corazón” como centro de pensamientos, afectos y emociones.

Figari, en cambio, todo el tiempo centraba la importancia en la mente refiriéndose a San Pablo. que invitaba a convertirse a través de la renovación de la mente. Sin embargo, no se puede leer sólo un pasaje de la Biblia para definir la conversión. Hay que leerla toda integralmente y el centro de la conversión Jesús la repetía sin cesar: «ama a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo». Éste fue el núcleo del mensaje de Cristo.

En eso creo que es importante la recomendación de Romano Guardini, quien señala que la bondad es el valor por excelencia que incluso valida el criterio de verdad: con frecuencia se olvida de que uno puede «saber mucho, ser un experto, crear, tener poder, disfrutar de la vida en los más diferentes aspectos…, pero si no soy bueno me falta lo verdaderamente definitivo»2.

Verdad sin bondad es ideología. Recordemos que incluso los demonios reconocían que Jesús era Hijo de Dios, estaban muy bien formados, pero no eran buenos. Entonces la validez de la espiritualidad estará no tanto en tener ideas muy “ortodoxas”, sino en la bondad de seguir el Evangelio con sinceridad de corazón y rectitud de conciencia.

1 Romano Guardini, Ética. Lecciones en la Universidad de Munich, BAC, Madrid, 2000, 75.
2 M. P. Gallagher, «Allargare l’intelletto verso l’amore», en: L. Leuzzi ed., La carità intellettuale. Percorsi culturali per un nuovo umanesimo, Città del Vaticano 2007, 20.

Texto original: http://rocio-figueroa.blogspot.de/2015/12/los-problemas-teologicos-del-sodalicio_12.html

10 pensamientos en “EL NEO-GNOSTICISMO DEL “ILUMINADO” FIGARI

  1. Estoy seguro que no llegaron a lavarme el cerebro, pero recuerdo de manera muy clara las frases “Es una hembrita” o “cuadriculado” “marciano”. Igual, lo que siempre me llamó la atención fue el exceso de ostentación en las actividades. Nunca fuimos a ver a los más necesitados ni nada por el estilo.
    Las charlas, las famosas charlas o “jornadas” como las llamaban ellos, eran regadas (Sin importar quien diera la charla) por frases como: LUIS FERNANDO DICE…O COMO DICE LUIS FERNANDO EN SU LIBRO…

    Me gusta

    • Otra expresión (despectiva): “Cantas como una AMI”
      (en la época en que había misas separadas en San José y La Reparación y el aludido no cantaba con suticiente virilidad y tono marcial)

      Me gusta

      • Esto pasa cuando uno rechaza y reprime su propia sexualidad – en el caso de Figari : homosexualidad -, entonces uno proyecta este rechazo hacia un grupo humano y le ‘obliga’ a no ser sensible de ninguna forma (tampoco le deja ser homosexual), sino tan sólo en las áreas en las que figari se lo permitía a sí mismo = pseudoespiritualmente.
        > Porqué se proyectan patologías hacia afuera ? Aquí hasta el momento solo hay teorías, basadas en escuelas.
        Supongo que es una forma de ‘darle’ inconcientemente a la sociedad la posibilidad de resolver los conflictos que uno tiene dentro de sí mismo. Es una suerte de resonancia que se busca en lo social. En mi opinión es la única forma en que un sujeto con un módulo social malogrado puede ser ‘sociable’ de alguna forma, es decir tomando al grupo humano como referente.

        Al final la propia sensibilidad y sexualidad se buscan otros caminos (bastante tenebrosos) para expresarse. Esos caminos, como el abuso o violación, son un reflejo de la estructura a través de la cual el sujeto en cuestión ha reprimido su líbido.
        En estos caminos hay mucho sentimiento de culpa, que se reprime por igual, mucha oscuridad y poca realización personal. Hay por ejemplo la necesidad de experimentar poder, como un paliativo del poder perdido desde la sexualidad negada entre otras cosas, sea por los padres y la familia como por la sociedad misma. Y también una forma de ‘sentirse completo’ otra vez, aunque es un poco más complicado.

        La gente enferma de todo esto con frecuencia, pero sólo los que son realmente necios no se percatan de que algo en ellos no funciona bien, y si son asociales no les importará las consecuencias para con el resto. Solo reaccionarán cuando la sociedad les retire la reacción a la imagen que ellos le habían vendido anteriormente, la llamada “provisión”.

        > Uno de los grandes crímenes del sodalicio (en general) es no haber reconocido la situación psicológica de los integrantes de su cúpula, y haber arriesgado de una forma tan increíblemente inmadura a la salud de todas las generaciones posteriores (y las propias, naturalmente).
        Dejar que la estructura social de un grupo que uno mismo ha fundado genere una cultura enferma, como se ha dado desde hace miles de años, implica necesariamente que el grado de madurez y el sentimiento de responsabilidad de quienes autocráticamente manejan eso sea más que miserable. Y ponerle por chapa “espiritualidad”, es una pretensión que viene de la misma fuente enferma, apunta nuevamente a recibir una ‘provisión’, primero ‘entre ellos’ y luego de los demás.

        Ay, sodálites, si hubieran buscado a terapeutas competentes hace 40 años y no a payasos de circo a quienes uds. mismos promovieron, presionaron y motivaron a prolongar ideologías en un contexto pseudocientífico, no estarían mirándose los pies esperando el milagro a que les crezcan las raíces que nunca han tenido !

        Xto nunca dijo “mi forma de pensar” es la verdad y la vida. Tampoco dijo “reemplacen la iluminación del camino por sus interpretaciones”. Más bien habló de cosas muy concretas. Pero también dijo (Juan 8) :
        —–
        28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.
        ó :
        54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.
        55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.
        —–

        Sodálites, porque no vuelven a fundarse y empiezan otra vez desde el principio ? Pero esta vez con cordura …

        Me gusta

  2. También un elemento del gnosticismo presente en el Sodalicio además del “voluntarismo” y del “creerse superiores”, ya aceptados por lo menos por algunos, lo que se expresa en la carta de fin de año de Alessandro Moroni, por lo demás obvios, es el “estar moralmente por encima, o el manejar una moralidad distinta”.
    Pues recuerdo que de adolescentes bajo la influencia de aquella agrupación insignia, se nos decía cosas como las siguientes: si vas a comer a un restaurante y el mozo no te cobra no tienes porque pagar, te puedes ir, o, si necesitas fotocopias para tu agrupación puedes sacarlas en tu trabajo ,o, porque un agrupado mayor trabajaba en la BACKUS, esta empresa no tiene la culpa del grado de alcoholismo de nuestro pueblo (agrego que muchísimos años después este agrupado, ya casado me dijo que sí, que la Backus si tiene la culpa). Aparentemente minucias pero acaso no tienen conexión con mentir cuando las mamás o papás llamaban a sus hijos sodalites y con el hecho que otro sodalite haga la tesis para otro o que se hayan negado los hechos durante años que revelaron Escardó y Salinas y el cuento de los monjes, y las contradicciones entre lo que dijo el Padre Jean Pierre y Moroni….

    Me gusta

  3. Buen trabajo de Martin y de R. Figueroa, pero es que todo eso es una locura, no es sano ni normal, entendiendo normalidad desde el fuero del sentido común. Dónde quedaba la resiliencia de los integrantes ? Realmente, mientras mayor la cercanía a la cúpula, menos cordura.
    Todo esto explica muchísimas cosas. Ahora sí que con toda seguridad estamos hablando de una secta.
    Con qué cuentos escritos fueron al vaticano para que el Papa de entonces los reconociera ? Sabe el Vaticano ahora de todos los acontecimientos explicados por Figueroa ?

    Y una pregunta que me preocupa de sobremanera : por favor discúlpenme los que se sientan mencionados pero, qué rayos hacían allí ustedes ? Que no se daban cuenta que andaban junto a un loco ? Si moroni en ya no sé qué tipo de ceguera aguda se ha preguntado ‘como los abusos fueron posibles’, yo le preguntaría cómo es posible que él no se haya dado cuenta de semejante locura colectiva ? Y cómo no se da cuenta ahora del grado de dependencia que aún subsiste en él y en lo que él espera a partir de ahora del sodalicio ?

    Y del Castillo, en su calidad de “psicólogo”, estudió en Azángaro o qué ? Qué se supone que pasó allí ? No le recomiendo a nadie seguir una terapia en ninguna institución proveniente de su cercanía, ni de la del sodalicio. Cuándo se van a despertar ?

    Creo que la Dra. Maíta García Trovato se ha metido en camisa de once varas, o escribe un informe con todas las de la ley o su reputación va a quedar literalmente regada por el suelo. Lo digo de una manera objetiva y realista. El ministerio de salud debería entrar a tallar y mandar a un especialista al sodalicio.

    Bajo las circunstancias de lo que he leído aquí, el sodalicio no puede convertirse en un movimiento ni siquiera relativamente sano sin un trabajo psicológico masivo de parte de especialistas, y dejarlo como está es muy peligroso para la sociedad.

    Me gusta

  4. LFF no aprobaba el estudio de la psicología dentro de las comunidades como carrera profesional, no le daba ningún peso o valor, ya con el pasar de los años se fueron abriendo paso algunos casos pero muy específicos. En el caso de Humberto siempre hubo un interés con lo que respecta a la Psicología, era uno de los que aplicaba los test a todos aquellos que discernían vocación. Existía también una institución que se llamaba COP en donde a mediados de los noventa se mandaban a evaluación a todos los posibles ingresantes a comunidades. Esta institución COP estaba dirigida por las fraternas. En el tema psicológico son bastante nuevos.

    Me gusta

    • Yo diría más bien que han reemplazado a ciencia por ideología. Idéntico a los que hablan de una “ciencia marxista”.
      Figari tiene un evidente conflicto entre ciencia y fe, la típica de quienes llevan una fe como una proyección neurótica. Eso no es una fe sana, porque la fe sana existe.

      Me interesaría de sobremanera conocer los argumentos de figari para negar la psicología, eran otra vez argumentos nebulosos con componentes esotéricos ? (que “viene del diablo” …, o qué se yo ?).

      Me gusta

  5. Muchas personas se preguntan ¿cómo?. Para empezar a considerar esta situación hay que tomar en cuenta que nos captaron en una etapa complicada de nuestro desarrollo personal, en la adolescencia. Si bien se expresa un afán de independencia con manifestaciones de rebeldía y cuestionamiento, en realidad es mayor la vulnerabilidad y la necesaria orientación, además apelaban a lo más autentico que posee el ser humano, el hambre de Dios, el deseo de felicidad y de aquí el el grado de malicia de la mal llamada espiritualidad sodalite, en realidad la expresión pervertida de un falso profeta, que presentó cosas verdaderas y buenas mezcladas con su aberraciones que condujeron al sometimiento mental colectivo. ¿Quienes principalmente se quedaron o fueron más afectados?, creo que por un lado hubo gente sincera y con problemas de algún tipo en su núcleo familiar, la ideología en todo caso sustituyó como ya se ha dicho varias veces aquí, la propia conciencia y el “estilo” contribuía a esto. Que me disculpen algunos si esto no se entiende, también me lo hacía notar una persona que alguna vez fue agrupado, mientras más inteligente eras y comprometido (con lo verdadero y bueno que te presentaban) peor, un recto camino para convertirte en fanático.

    Y sobre por qué Luis Fernando no permitía o no quería que la gente estudiara psicología(aunque se jugaba mucho con esta ciencia, también en el MVC) da pena percibir que esto sería un signo que evidenciaría que él sabía lo que estaba haciendo y sucediendo y no quería ser ni descubierto ni enfrentado, o sea de puro “pendejo” (según el uso peruano no caribeño).

    Ahora recuerdo, una buena agrupada, líder, comprometida, de la Víctoria se retiró después de estudiar psicología, se llamaba V.

    Me gusta

    • “expresión pervertida de un falso profeta, que presentó cosas verdaderas y buenas mezcladas con su aberraciones que condujeron al sometimiento mental colectivo”
      ———————-
      – De lo ‘bueno’ que quedó, qué es de allí específicamente ‘sodálite’ ? Qué de allí es nuevo o subrayado (resaltado) que no le pertenece exclusivamente al cristianismo ? Porque si no, entonces la “espiritualidad sodálite” no existe.

      ———————
      ” mientras más inteligente eras y comprometido (con lo verdadero y bueno que te presentaban) peor, un recto camino para convertirte en fanático”
      ———————
      – Eso es un fenómeno común y conocido en las instituciones fascistas, pero nunca se da sin una condición psíquica que implica a una estructura inestable en la personalidad. Esas personas necesitan compartir un lenguaje ciego para poder hablarlo. No hay otra salida. La chica ‘V’ se dió cuenta y se fue, de la que se salvó.

      Me gusta

  6. Después de algunos años de agrupados la otra agrupación mayor que nosotros, de nuestro barrio y cercana también a la parroquia se fue extinguiendo, por varios motivos entre ellos la cada vez mayor intromisión en la vida personal y una exigencia desproporcional. Recuerdo que le preguntamos a uno de ellos, músico con mucho talento y nos contestó: “te piden hacer cosas que ni ellos mismos hacen” y otro “tienes que pensar igual a ellos” y “para los sodalites Luis Fernando es dios.

    En mi infancia estuve bajo la influencia exclusiva de mujeres, mi madre, mi profesora, mi abuela, tías, primas, hermanas.
    Me llamaba mucho la atención el marcado y persistente menosprecio a la mujer que existía en el MVC, que principalmente provenía de aquella agrupación cercana al CP de San Borja, recuerdo que uno de ellos, animador nuestro nos dijo que para los griegos la mujer era un animal de pelo largo, luego a través del tiempo seguirían otros comentarios pronunciados por muchos, sin ningún reparo hasta antes o después del rezo del rosario de los sábados. “Las mujeres no piensan” “Mujer que no jode es porque tiene huevos” “Las mujeres son cojudas” etc. ¿Y dónde quedaba todo el discurso de reconocimiento, admiración y veneración por la Virgen María? y el insistente rezo del rosario a lo largo del día, en muchas ocasiones no era una especie de “mantra” para silenciarnos y mantenernos domados.
    Uno de los efectos, considero, del menosprecio a la mujer fue la poca capacidad de algunos de no tolerar en una relación, muestras de una pecabilidad normal (que padecemos todos) en las mujeres. Los que cambiaban de enamoradas con frecuencia decían: no me comprende o no entiende, es muy sensible, muy engreída, muy susceptible, si va a estar con esas cosas no pasa nada y los más conchudos: pero si hace poco ha terminado con otro porque me acepta, por qué se deja, sigo con ella pero no creo que vaya a ser mi esposa…
    Cuántos solterones ha habido en el MVC, cuántos promiscuos, cuántas agrupadas eran hinchadas porque les daban pastillas anticonceptivas sus buenos enamorados ya que usar condón es pecado. No se percibe acaso en estas actitudes y practicas una especie de superioridad moral (asumida).

    El grado en que se cuidaba la imagen, el cuidarse del escándalo y la hipocresía no era acaso algo muy arraigado, muy propio del estilo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s