TODOS SOMOS CULPABLES

todos_somos_culpables

El 22 de octubre Luciano Revoredo, frustrado candidato sempiterno de rancios proyectos políticos de derecha, publicó “Acerca del Sodalicio” (ver http://laabeja.pe/opinión/columna-del-director-luciano-revoredo/348-acerca-del-sodalicio.html), breve apología de una institución católica que está siendo gravemente cuestionada por los abusos sexuales, psicológicos y físicos cometidos en ella en perjuicio de adolescentes y jóvenes.

Conocí a Revoredo cuando era agrupado mariano y se sentía atraído por el lado nacionalista y filo-fascista de la prédica de algunos sodálites de las primeras generaciones. A decir verdad, nunca pensé que una personalidad tan gris y opaca llegara a convertirse algún día en aspirante a intelectual. Y digo “aspirante”, porque en todo lo que he leído de él encuentro mucho fárrago literario de estilo decimonónico a la vez que poca sustancia estimulante del cerebro. Si es que acaso se le puede llamar “sustancia” a los lugares comunes de derechas que vierte en sus ocasionales escritos.

Yo no soy intelectual, pero a diferencia de Revoredo, tampoco pretendo serlo. Ni tampoco Pedro Salinas, que conoce sus limitaciones en ese sentido y se dedica sólo a aquello que sabe hacer bien: periodismo. Por eso mismo, resulta comprensible que Salinas se haya indignado por las expresiones despectivas hacia él que desparrama el tal Luciano Revoredo en su monserga escrita, y como reacción haya publicado tres días más tarde su artículo “Sobre bufones y cretinos” (https://lavozatidebida.lamula.pe/2015/10/25/sobre-bufones-y-cretinos/pedrosalinas/).

Si bien —en mi opinión— a Salinas se le va un poco la olla al devolver injurias con injurias, el artículo “Mi respuesta a Pedro Salinas” (ver http://laabeja.pe/opinión/columna-del-director-luciano-revoredo/359-mi-respuesta-a-pedro-salinas.html), publicado por Revoredo el 28 de octubre, sobrepasa en toda medida lo escrito por Salinas. Tratando aparentemente de hacerle competencia a Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa, en las malas artes del insulto, Revoredo se explaya en agravios y ultrajes contra Salinas, revestidos de alcurnia literaria con olor a naftalina, confundiendo argumentación con vituperio pomposo. Parece que nadie le ha dicho hasta ahora que el insulto dice muy poco sobre el agraviado, pero sí dice mucho sobre la calidad humana del agraviador. Por eso mismo, le estamos muy agradecidos por este autorretrato involuntario que nos ha brindado.

Esta breve introducción es necesaria para poder situar en su contexto el siguiente aporte que me ha enviado el ex sodálite Gustavo Salinas.

El valor de esta extensa reflexión radica principalmente en el hecho de que se aborda el escándalo del Sodalicio no de manera aislada, sino como síntoma de un problema que afecta a la sociedad entera. Yo añadiría que este escándalo evidencia incluso problemas graves que presenta la Iglesia católica. No podemos acurrucarnos tranquilamente en nuestro rol de espectadores, como si nada tuviéramos que ver en el asunto, pues —de una u otra manera— todos somos culpables.

________________________________________

¡QUÉ POCAS LUCES!
por Gustavo Salinas

El 90% del artículo del Sr. Revoredo es una lluvia escatológica de improperios desprovistos de todo arte y ciencia. Este señor parece no sólo desinformado, sino desprovisto de todo sentido común. En todo caso, con un sentido común y crítico secuestrado/condicionado por una ideología o una fe ciega (de pocas luces, o ninguna) que le impide hacer uso del mismo. Desconoce y desmerece a priori, sin leer al parecer nada de nada, el trabajo de investigación de dos personas, simplemente porque cuestionan su ideología o creencia. La imagen perfecta de los monitos que se tapan los sentidos. Se cierran las puertas de la verdad, con una asquerosa arrogancia, no sólo a los 30 testimonios del libro sino quizás a muchos que siguen apareciendo y que ya existían desde antes. ¿Son todos mentirosos? La verdad parece no importar. Está en segundo plano. Lo importante es defender la institucionalidad, la ideología, la fe, la Iglesia, etc. Todo lo que esté en contra de ello es simplemente descartable, indigno de credibilidad. ¿Quién es el que generaliza entonces?

Tampoco es válido el argumento de los defectos personales. Porque entonces nadie podría ejercer su profesión hasta que no haya superado todos sus defectos de personalidad. ¿Un peluquero es sospecho de cortar mal el pelo porque es un chismoso y vanidoso? No tiene ni pies ni cabeza. Es decir, vamos a suponer por un instante que el autor del libro realmente fuera vanidoso, oportunista, arribista, patán, achorado. Ninguna de estas características o “defectos” de personalidad le quita seriedad y credibilidad a su trabajo e investigación. Ni siquiera si fuera confeso y parcializado detractor de la Iglesia católica. El libro contiene 30 testimonios de personas ajenas a cualquier vicio del autor. A no ser que Ud. considere, en su gran sentido común, que los 30 son oportunistas de fama y gloria (si algo de gloria y buena fama tiene salir a decir “fui abusado”) o, peor aún, son simplemente invenciones del autor. Si estuviera tan seguro de eso, entonces, en lugar de llenarse la boca de improperios, vaya Ud. y presente una denuncia por difamación y compruebe la veracidad o no de los testimonios. Cosa que ni el Sodalicio ha hecho, porque sabe que son «verosímiles».

Estas mismas pocas luces de mezquindad espiritual e intelectual las encuentro en “el otro bando”, si cabe la expresión. Sí pues, pareciera que se tratara de bandos y no de realidades. Leí un artículo de Rocío Silva Santisteban cuyo título era “Pederastas ricos, pederastas pobres” [ver http://larepublica.pe/impresa/opinion/713515-pederastas-ricos-pederastas-pobres] y fui criticado sin mayor argumento sólo por osar tocar a una de las vestas intelectuales de izquierda y decirle que su artículo era más que mezquino y puro cliché. Cualquier excusa es buena para ilustrar o fundamentar mi ideología. Y no faltan los moralistas que claman la sangre de Figari o los fanáticos anticatólicos que desean quemar a todos los curas. Sólo algunos se preocupan por las víctimas (aunque no siempre con sinceridad), pero casi nadie reconoce su parte de responsabilidad. Nadie reflexiona más allá. Todos señalan la paja en el ojo ajeno. Es muy fácil. Nadie ve la enfermedad de la sociedad, de la humanidad, de sí mismo. Sólo se escuchan defensas cojudas («no generalicemos»), como si se quisiera salvar el propio trasero, o condenas inmisericordes dispuestas a lanzar la primera piedra a su hermano sin darse cuenta que es su propio reflejo. ¡Sí! ¡Aunque sea un monstruo! Aunque tú no seas pederasta ni asesino ni ladrón, participas de toda esa “contaminación”. Esas personas no nacieron enfermas, las hicimos enfermar, en el seno de las familias, de las religiones, los colegios, etc., etc. Esa “mierda” está en todos lados, nos rodea, la respiramos y la transmitimos. ¡No se salva nadie! Ni el Papa. Que no es lo mismo que decir “todos somos pecadores” o “culpables”, flagelémonos. ¡NO! Esa basura de la culpabilidad es justamente parte de lo que nos hace enfermar. Se trata de asumir la propia parte y colaborar. Cada uno sabe de qué pie cojea.

Como decía alguien, «no es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma». Vemos que TODA la sociedad y sus instituciones están enfermas. Basta prender la TV para darse cuenta, ¿cierto? Corrupción por aquí, homicidio por acá, pederastia, proxenetismo, abusos, robos, violencia, guerra, incestos, suicidios, explotación, miseria, hambruna, protestas, quejas, insultos, etc. ¿Y yo me creo inmune a todo eso? Si yo pertenezco a una institución que justifica la agresión y el exterminio de su “enemigo” (aunque sólo sea virtual) y me parece aceptable, debo estar yo también enfermo. Esto se aplica desde la Iglesia católica y todas las religiones, pasando por todos los Estados, hasta las empresas privadas ¡e incluso a las familias! Sí se entiende, ¿verdad? Es una mentalidad enfermiza que está en todos lados. Justificamos las peores atrocidades con la frase «es lo mejor para ti» o «lo hice por ustedes» o «dios así lo quiere». En nombre del amor, de dios, del bien común, del progreso y la economía, se comete todo tipo de crímenes. Lamento informarles pero, todos ustedes que me leen y yo pertenecemos a más de una de estas instituciones. Se los garantizo. Esta generalización sí es válida, porque entonces yo me comprometo, asumo mi responsabilidad y tomo conciencia de que me puede tocar enfermar. Tengo que estar alerta y esforzarme por crecer en la virtud y en la salud (física y mental). En fin, es mucho lo que se puede decir al respecto. Creo que es una de las reflexionas más importantes de todo esto. Porque es lo único que realmente nos hará cambiar. ¿Quieren hacer “justicia”? ¿Quieren cambiar el mundo? Dejemos de señalar, saquemos la paja del ojo ajeno y dejémonos ayudar a sacar la viga del nuestro. TODOS ESTAMOS ENFERMOS Y ENGAÑADOS en mayor o menor medida.

Punto aparte, sólo para dejarlo muy claro. Toda su fe y lo muy cristiano que Ud. se pueda creer, Sr. Revoredo, se contradice con su artículo. De seguidor de Cristo Ud. no tiene más que el nombre. Su artículo carece de cualquier virtud cristiana. No digo que no pueda escribir lo Ud. desee, pero si pretende defender su Iglesia o su fe, mejor cámbiese de profesión o cámbiese de fe, una que vaya más acorde con la calidad de su corazón. No pretenda engañarse y pensar que sirve a dios defendiendo sus principios de esa manera. Dudo mucho de que su fundador (Cristo) estuviera “orgulloso” o aprobara sus métodos (como Pedro cortándole la oreja al guardia).

Por otro lado, jamás ha habido generalización, ni por parte del libro ni del autor. Basta leer o ver cualquier entrevista. Siempre ha tenido cuidado de salvar la bondad de la mayoría de los miembros del Sodalicio y de la Iglesia. ¿Que hay gente fanática comecuras que aprovechan para prender fuego a la hoguera? ¡Sí, obvio! ¿Y? Entonces, ¿mejor no investiguemos nada? ¿Tampoco investiguemos entonces la corrupción del Estado? «No pues, pobrecitos, no los vayan a generalizar». El estúpido discurso de «los enemigos de la Iglesia» (Don Sata y sus enviados) cada vez que alguien denuncia algún escándalo eclesial es tan pueril como Toledo diciendo «¡todo es un montaje!» cada vez que le mencionan Ecoteva, o tan fanático y fundamentalista como un talibán volando en mil pedazos por la “guerra santa”. ¡HAY QUE ESCUCHAR antes de hablar, razonar un poquito más allá de los prejuicios personales. Me resulta muy irónico, o más bien tristemente patético, ver cómo los fanáticos católicos se golpean el pecho con los escándalos producidos por las acciones anticristianas (o sea demoníacas) de sus propias instituciones eclesiales y ruegan que no se les satanice o generalice, cuando ellos luego están en primera fila para satanizar y generalizar todo lo que se les ponga en frente que esté en contra de sus principios o dogmas. No estoy diciendo que haya que tratarlos a ojo por ojo. Sólo digo que es como para echarse una pensadita autocrítica, para ejercitar ese sentido común tan atrofiado.

Sin embargo, yo sí creo que es bueno y saludable generalizar, como ya he “demostrado”, pero sólo si me incluyo yo también en el paquete, con un poco de autocrítica. No podemos ser tan ingenuos y creer que esto que ha sucedido en el Sodalicio es un hecho aislado y puntual si analizamos la historia de la Iglesia y de la humanidad. El Sodalicio es sólo un caso más de tantos. Eso no quita que existan buenas personas. O personas con buenas intenciones. Hitler también creía que lo que hacía era por el bien de la humanidad. De verdad lo creía. Me decía alguien que «20 malos no anulan 300 buenos». Yo le respondí: «¿Pero si esos 20 son los que en gran medida manejan a los 300?» No podemos ser ingenuos y pensar que una institución así es saludable y liberadora. Lo que hay que preguntarse es por qué esos 300 son tan cojudos. Yo me tengo que preguntar: «¿Cómo no me di cuenta? ¿Tan enfermo o idiotizado estaba?» Esto sucede no sólo en las instituciones de la Iglesia católica sino en todo ámbito humano. No dudo que hay muchísima gente “muy buena” en el Sodalicio. Los considero siempre mis hermanos y con mucho cariño. Pero han sido engañados. Esta vez por sus autoridades directas. No es suficiente decir «yo no vi nada». Es una ignorancia responsable. Debimos ser más críticos con respecto a lo que sucedía en nuestro entorno y no ser simples “borregos” ciegos. Hay que darse cuenta de la esclavitud mental, liberarse de los condicionamientos mentales no sólo del Sodalicio y las religiones sino también del Estado, de las ideologías, de la TV, del colegio, de la familia, etc.

Por eso, que Figari pague por sus culpas (si es hallado culpable) no es suficiente. No es ni siquiera lo más importante, creo yo. Por eso, ¡qué pocas luces! ¡Qué miopía la del Sr. Revoredo! El análisis de Pedro Salinas es mucho más profundo que simplemente denunciar abusos y pedir la cabeza de Figari. Trata de entender por qué ha sucedido todo eso. Para él, el problema se centra en la figura de Figari y la estructura verticalista, fascista, etc. Y en gran medida tiene razón. Pero se puede profundizar aún más, como hice líneas arriba. La cosa es mucho más grave. Se trata de un modus operandi y de una ideología que daña profundamente a las personas. Testimonios sobran. Yo he pertenecido al Sodalicio y doy fe de todo lo que los testimonios hablan. Mi experiencia personal fue distinta. No me siento “resentido” ni “abusado”. Por el contrario, siempre creí que todas esas “exigencias” (para otros, “abusos”) me fortalecieron y forjaron mi carácter. Sin embargo, tampoco soy ingenuo y soy consciente de los muchos “defectos” de personalidad que me han generado (o acentuado) y que aún no logro “sanar”.

Sólo por poner un ejemplo. Pasé de ser hiper recontra nerd y tímido a ser excesivamente extrovertido, confiado (o patán a veces para algunos, lo acepto) y hasta agresivo o colérico. Cualidades no muy compatibles con las virtudes cristianas, ¿verdad? Me convertí en un “psicomatón” dispuesto a destruir intelectualmente todo lo que me sepa a mentira. ¡Claro, me creía dueño de la verdad! Sigo haciendo mucho daño, sin querer queriendo, a mucha gente por esta razón. Incluso seguramente en estas mismas líneas. Se me entrenó a reaccionar como un perro rabioso ante todo aquello que mi intelecto o mi intuición detectara como “mentira” o “falsedad”, sin importar nada más. Aunque en la teoría siempre debía primar la caridad hacia la persona que tienes al frente. En la práctica es diferente. Las personas se sienten muy agredidas a pesar de que, en mi mente, ataco la mentira mas no a la persona. Mi intención no es dañar a nadie. No es nada personal, ni es de mala intención, al contrario. Después de decirle “sus verdades” a alguien yo no suelo guardar ningún rencor o mala leche. Pero, ¿se puede realmente hacer esa separación entre mentira/verdad y la persona que la cree? La realidad o la consecuencia de mis actos me dice que muchas veces toda caridad queda de lado en nombre de una supuesta “verdad”. Sobre todo si la otra persona se reafirma en “su verdad” (“mi mentira”) y no reconoce “su mentira” (“mi verdad”). Es entonces cuando el conflicto es inevitable y la violencia se convierte en agresión. Lo peor de todo es que aún me creo muy intuitivo y tengo supuestamente cierta facilidad para darme cuenta cuando alguien miente o esconde algo. No puedo evitar reaccionar ante ello. Sin embargo, muchas veces no es más que pura proyección personal de mi ego sobre el del otro. Obviamente, no puedo siempre saber cuándo estoy en lo cierto o cuándo equivocado. Pero aún cuando esté totalmente convencido de que tengo “la razón”, ¿tengo derecho a decirle a otro que está equivocado? Creo que debemos respetar “su error”, porque para él no lo es. Ya la vida, el sufrimiento, dios, el demonio, o su tía, qué sé yo, le harán ver otras realidades. O no. No nos toca a nosotros “convencerlo” de lo contrario, que es justamente lo que nos entrenaron para hacer: convencer a otros de nuestra verdad. «Porque claro, ¡¡¡está clarísimo!!! ¿Que no lo ves?» Y en nombre de esa “verdad” hicimos mucho daño, del cual recién ahora me doy cuenta. Quizás la persona no estaba lista o preparada para ver esa “verdad” específica. Decirle a otro lo que debe pensar es una falta de respeto, porque es usurpar su conciencia. Sufro a causa de estos condicionamientos, pero lamentablemente creo que más es lo que hago sufrir a otros. Hay un proverbio oriental que dice algo así: «Quien se cierra a la mentira, renuncia también a la verdad». Este “vicio” o cualidad personal no es sólo mío, ni sólo sello evidente y característico de Figari y el Sodalicio, sino que es propio también de la Iglesia católica y de todas las religiones fundamentalistas, incluso muchas veces de la misma ciencia y de cualquier forma de imperialismo. Está en la base de cualquier justificación de agresiones, de guerras, ideologías totalitarias, etc.

Todo lo que acabo de escribir es, pues, pura vanidad. No es nada nuevo, nada original. Pero necesitaba hacerlo para exorcizar yo también “mis demonios”. Todo lo que he tratado de decir en estas largas líneas puede resumirse en este poema/canción de Silvio Rodríguez.

El problema no es
si te buscas o no más problemas
El problema no es
ser capaz de volver a empezar
El problema no es
vivir demostrando
a uno que te exige
y anda mendigando
El problema no es
repetir el ayer
como fórmula para salvarse
El problema no es jugar a darse
El problema no es de ocasión
El problema señor
sigue siendo sembrar amor

El problema no es
de quién vino y se fue o viceversa
El problema no es
de los niños que ostentan papás
El problema no es
de quién saca cuenta y recuenta
y a su bolsillo
suma lo que resta
El problema no es de la moda mundial
ni de que haya tan mala memoria
El problema no queda en la gloria
ni en que falten tesón y sudor
El problema señor
sigue siendo sembrar amor

El problema no es
despeñarse en abismos de ensueño
porque hoy no llegó
al futuro sangrado de ayer
El problema no es
que el tiempo sentencie extravío
cuándo hay juventudes
soñando desvíos
El problema no es
darle un hacha al dolor
y hacer leña con todo y la palma
El problema vital es el alma
El problema es de resurrección
El problema señor
será siempre
sembrar amor

Anuncios

53 pensamientos en “TODOS SOMOS CULPABLES

  1. Wow ! Este es el perfecto ejemplo de quien tuvo la suerte de no ser narcisista y pudo reconocer el camino a su propia conciencia, a su propia mitad. Uno que pudo recoger la montura de su caballo, que dejó botada en medio del camino.

    “El valor de esta extensa reflexión radica principalmente en el hecho de que se aborda el escándalo del Sodalicio no de manera aislada, sino como síntoma de un problema que afecta a la sociedad entera. Yo añadiría que este escándalo evidencia incluso problemas graves que presenta la Iglesia católica.”

    — Aquí si vamos llegando al meollo del problema, y será más facil confrontarlo ya que intentamos describirlo.
    To love or not to love, that is the dilemma !

    Me gusta

  2. Leí lo de Salinas y lo de Revoredo : una guerra de adjetivos provocada desde el primer artículo de Revoredo, quien empezó con los insultos.
    Tengo que decir que Revoredo ha logrado todo un hito en la literatura, y es mantener el delicadísimo equilibrio entre la ignorancia solemne y la huachafería orgullosa. Nunca había leído algo así antes, es todo un innovador.

    Me gusta

  3. increíble todo lo que ocasiona el fanatismo, la confusión mental y el miedo a perder la base del sustento económico y familiar de muchas familias sodálites. Solo por eso me puedo imaginar los ataques personales hacia las personas que hicieron públicas las denuncias. Los culpables o los sospechosos a sindicar no son los que han cometido abusos, los pedófilos, los delincuentes, no, los culpables son los que escribieron y difundieron los cimientos podridos de esa institución sodálite, esos periodistas, ex-sodálites a los que hay que atacar personalmente, usando adjetivos y supuestos fracasos profesionales, lo raro es que las personas que atacan no muestran sus fastuosos logros intelectuales, profesionales, personales, solo lanzan adjetivos y tratan de manchar con barro. Otros como el comentarista Manuel se encierran en la negación y en el enredo conceptual seudo teológico para tratar de legitimar la existencia de una institución cuyos pilares “espirituales” son dos perversos abusadores. Indigna ese tal Manuel cuando dice que figari fue instrumento de Dios, el abusador figari usó los instrumentos de Dios para su propio beneficio y fines dudosos, o cree de verdad que DIos inspiró a tremenda joyita a crear una institución? En fin, esas estrategias las seguiremos viendo, cada vez más virulentas ahora que se les pasó el shock inicial. No creo que cambie nada y como dije, muchas personas no saldrán de eso a pesar de los cuestionamientos porque no tienen el valor ni el futuro para encontrar algo más allá de la red familiar, económica, seudoespiritual creada por figari.

    Me gusta

    • “… cuando dice que figari fue instrumento de Dios, el abusador figari usó los instrumentos de Dios para su propio beneficio y fines dudosos…”

      – así reemplaza un narcisista el poder Divino por el propio. Los sodálites no tienen la menor idea de lo que han causado en la estructura de todo el movimiento sodálite al – aún ahora – seguir haciéndose los de la vista gorda e insistir en encubrir directa e indirectamente.
      Los síntomas del problema van a ir saliendo uno tras otro, con todas las pruebas requeridas, y al final quedarán tan apabullados que se van a quedar pasmados como una planta voladora que no sabe donde quedaron sus raíces.

      Rebélense ! … y reencuentren su dignidad, todavía están a tiempo …

      Mientras más lejana la presencia de los miembros de la familia sodálite de la cúpula, mayor la empatía y las posibilidades de refundarse. Ya se irán dando cuenta que han sido instrumentalizados como herramienta de confrontación, dado que los narcisistas no pueden confrontar. La técnica del parachoques : “otros realizarán mi contenido mental por mí a través de una estructura vertical”. Todos los fascistas de la historia han tenido el mismo procedimiento.

      Me gusta

  4. Saludos en Xto. En los últimos días el hermano Martin ha tenido mucho material para compartir. Me declaro seguidor de su blog, aunque no siempre participe en los comentaros que se van dejando.

    Es desgarrador escuchar o leer ahora, a raíz de los sucesos, que curas, obispos y otras autoridades de nuestra (realmente es nuestra?) Iglesia salgan a “indignarse” por los “errores” o digamos mejor horrores de los que tenían que marcar más notoriamente la diferencia.

    En este blog se ha hecho comentarios de todo tipo, los que valoran a la institución a pesar de sus “lideres”. Los que la descalifican de raíz, pero mantienen esperanza en que los miembros de bien encuentren el espacio donde poder seguir practicando su espiritualidad. Los que tratan de hacer primar a la “iglesia” a pesar del grupo. También de los psico-sociólogos y demás.

    Algo que leí en el blog me hace recordar una máxima que usábamos con un grupito veinteañeros de disque, anarquistas que rezaba así: “de que estás hablando para oponerme”. Tratando de ridicularizar al contrario con “teorías intelectuales”. “Aclarando” un panorama “oscuro” con herramientas “dialécticas”.

    Me causa curiosidad y discúlpenme, un poco de risa, cuando alguien dice que esta agrupación le enseñó a comer de todo cuando visitaba los barrios de clase media del sur de lima, algo que su mama no pudo enseñarle. O que aprendió a ser mejor padre, porque ahora puede pasar las noches en vela, cuidando a sus hijos, ayudando a su esposa. Me pregunto es esto en serio?. A la mayoría de peruanos no se le ensena a comer de todo, se come lo que hay. Todo aquel que se haga llamar padre aprende su responsabilidad sin miramientos.

    También leí que hacían trabajo pastoral en las universidades. Me imagino que en la de Lima, Pacifico y dudo que en la Católica. En San Marcos jamás los vi, tampoco en la UNI o en la Cantuta. En los 80 si habíamos algunos que nos atrevíamos en estas universidades, pero a los de esta agrupación jamás los vi.

    Hace un tiempo hice un comentario que lo repito ahora, los integrantes o ex, de esta agrupación creen que son toda la Iglesia. O que todo gira alrededor de ella y que los demás somos satélites que no hay que perder de vista. Que lejos de la realidad.

    Discúlpenme por lo que voy a decir, pero, de veras, no entiendo por más vueltas que le doy, como se puede controlar a otra persona, al punto de hacerle perder su identidad y reemplazarla por otra. Todo lo que conozco de esta agrupación es por lo que he leído de ustedes, no puedo opinar mas allá ni detallar nada de nada, una vez más discúlpenme pero, parecen o son palomillas de ventana.

    No es nuevo decir las cuatro frescas a los “jerarcas” de la Iglesia, el anuncia y denuncia, es viejo, mas aun que las tapaderas solapadas o no de los que se creen dueños de la verdad de Cristo. La Iglesia y el mensaje del nazareno trasciende mas allá y a pesar de estos personajes.

    Quizá algo que nos hemos olvidado es el sabio consejo de Francisco de Asís, el de predicar en todo momento y solo si es necesario hablar. O el de Agustín cuando decía: “deseo poco y de lo poco que deseo, deseo poco”

    Cuantas veces nos hemos repetido o revisando en nuestra memoria el pasaje de la mujer adúltera, y a Jesús diciendo “Yo tampoco te condeno, vete, y no peques mas”. Sintiéndonos liberados por el mismo Jesús. Y cuantas veces nos sentamos en la noticia y volvemos a lo mismo?

    No sé qué planes tendrá Dios para estos personajes, tampoco sé que tan arrepentidos o no puedan estar. Lo real es el daño hecho, las consecuencias que estamos viendo. Los defensores de hoy, los del silencio cómplice. Los que piden justicia hoy, los profesionales de las duda. Los valientes de hoy, los amigos que ya no son.

    Añadiría a lo de Silvio
    El problema no es solo que te creas dueño de la verdad, sino que otros te lo crean
    El problema no es que otros hablen o miren, sino que lo hagan por ti,
    El problema es no considerarme tierra para que se siembre el amor

    O como leí alguna de vez de Gerundio, el problema es ser la flor que brota en medio de las baldosas. Cuantos podremos ser como Gerundio, esa flor terca aferrada a la vida, terca a mostrar la belleza de la creación a pesar de las baldosas?

    Abraham Artelet

    Me gusta

    • @Abraham, yo no digo que ellos me enseñaron a ser mejor padre y mejor hijo, y que ellos hayan sido los unicos capaces de hacerlo, y qu sin ellos yo seria un padre desgraciado -si fuera padre- o que seria un “hijo de mami” q solo come en Roky’s, Bembo´s y Pizz Hut. No malentiendas la experiencia.

      Lo que compartí para Gerundio -que hizo algunas preguntas- y todos los demás participes de este blog, fue mi experiencia personal, que si he sacado cosas buenas de mi vida en el MVC. Obvio que esa disciplina, esas cosas igual pude aprenderlas en otro lado, pero en mi caso no fue asi, fueron experiencias para la vida que aprendi con ellos, y eso lo valoro, asi como las valoraria de haberlas aprendido en otro lado.

      Saludos

      Me gusta

  5. Creo que esa terquedad tiene que ver con la misma actitud que me ha tocado aprender desde que entendí el riesgo de que me den palmaditas en la espalda. Que el reconocimiento es peligrosísimo, no sólo porque es una invitación a la complicidad y varias formas futuras de ceguera, sino porque genera ciertos lazos entre las personas que pueden terminar deformando la estructura social del grupo humano en el que uno vive. Sin embargo es un buen feeling. Pero tampoco es un mal sentimiento el prevenir : que uno no es un ejemplo para nadie, que uno es – como ya dije – un pecador promedial, y que la conciencia siempre es la propia, es decir cada quien con la suya. Sin embargo se agradece.

    Lo que sí extraño son tus deseos de bendiciones que hacías antes. 😀

    Me gusta

    • “(…)… no entiendo por más vueltas que le doy, como se puede controlar a otra persona, al punto de hacerle perder su identidad y reemplazarla por otra.”

      El fascismo está enraizado no solo en el sodalicio, sino que está presente en las instiuciones sociales, entendiendo esta noción de una forma abstracta. Considero que el camino cristiano se define en gran parte por deshacerse de todo tipo de estructura que se condiciona desde esa fuente. Ese camino es liberador. Miremos, p. ej. a los orígenes de la Iglesia.
      En los sodas, no es una persona que controla a la otra, es que la otra se pone en disposición del control de la una para no perder reconocimiento y sentimiento de grupo (adolescencia) entre muchas otras cosas que le hacen sentir seguridad > Implica una gran desconfianza para con el Espíritu Santo. No implica aprender a soltar y a caer, que hay una Mano que te va a recoger.

      Para los sodas está el problema que ellos consideran que no seguir todos la misma “línea”, o el mismo estilo, lleno de uniformes, obediencias, insignias y banderas, les implica ser concientes del horror a la libertad que igual tienen todo el rato, de salirse de la línea y cometer errores, sin darse cuenta que para asumir una desición de vida para con Xto tienen – necesariamente – que pasar por la libertad absoluta, conocerla, practicarla y describirla apasionadamente, y que la unidad en la Iglesia la pone Xto y no la verticalidad, ni mucho menos ellos.

      Considero que para toodos estos errores y taras es necesario tener una disposición psíquica y disfuncional. Una persona con una autoestima y una personalidad bien definidas difícilmente cae en estructuras como esas. Una cosa es decir que todos somos culpables y otra darse cuenta real de ello.

      Me gusta

  6. Saludos en Xto hermanos. Hermano SJRM, discúlpeme si le ofendí con el comentario, pero así como Ud. aprovechó la experiencia en su agrupación, que con la disciplina que le inculcaron es lo que es hoy. Bien dice Ud. que quizá lo hubiera aprendido en otro lado. Otros crecimos con la disciplina de la vida misma, con las necesidades que acompañan. Los ejemplos de solidaridad, despojo de la pobreza para compartir la riqueza de la pobreza, Y que a partir de ahí, contemplar la gracia de un Dios vivo que nos acompaña a pesar de nosotros mismos.

    Hermano, viví al sur de lima, no sé si en el barrio de clase media baja que Ud. visitó. En mi comunidad parroquial y en otras en las que participaba no me enteré de la visita de alguien de su agrupación. Tengo que indicarle con honor a la verdad que hace 13 años no estoy en el país y muchos carros han pasado bajo el puente atocongo.

    Una vez más le pido me disculpe si le causé algún malestar, pero siendo honesto, desde mi experiencia no lo logro entenderle completamente.

    Gerundio, nos es mi intención hermano, darle palmaditas en la espalda. Aunque no me avergüenza decir las cosas que pienso y siento, tampoco reconocer meritos a alguien, sobre todo si me permite aprender y crecer.

    Tengo claro mi querido hermano, que si uno es consciente, de veras consciente, que somos sólo un mero instrumento del Creador. Si realmente somos agradecidos por los regalos preciosos como: la vida, inteligencia y albedrio Si reconocemos que eso no lo conseguimos por nuestros medios, sino, que nos fue regalado por amor, no debemos temer reconocimiento alguno, Ud. hermano sabe para quién es ese reconocimiento, y si, siéntase contento con lo conseguido usando los regalos que tiene entre manos.

    Que mi Dios los llene siempre de bendiciones, no se resistan, es gratis.

    Me gusta

  7. Y ya van dos semanas y las denuncias en la fiscalía brillan por su ausencia, dónde están las denuncias de los 30 que buscaron a Salinas? y sus deseos de búsqueda de justicia y verdad? Salinas tiene la obligación moral de invitar a los 30 a realizar las denuncias correspondientes o es que busca publicar cinco libros más. Qué es lo que les detiene? Uhmmm se abren entonces nuevas hipótesis…

    Me gusta

    • Dale tiempo al tiempo. Salinas tiene mucho que administrar por el momento, incluídas nuevas informaciónes. Lo que lo detiene es que un día no tiene más de 24 horas. Por otra parte tiene que buscar que 30 (!) personas cambien un pseudónimo por su nombre real y redacten, firmen documentos y estén dispuestos a afrontar una guerra contra todos los contactos de figari, incluídos sus contactos en los medios y en las transnacionales que algunos conocemos, y eso no es fácil y obviamente cuesta tiempo. Sobretodo las nuevas informaciones…
      Con los medios vamos a estar muy, pero muy atentos, y jurídicamente más que dispuestos, pero esperamos que los medios insistan en la dignidad peruana, precisión y decencia que amerece el tema de los menores de edad, como hasta ahora.
      Si intentas inculcar dudas con que según “tu nueva hipótesis” a los testigos ‘entonces no hay que creerles’, – según mis cálculos – te vas a meter un encontronazo con la realidad.

      Lo de los 5 libros más es una fabulosa idea ! Porque material para eso basta y sobra …

      Me gusta

    • Las denuncias más graves se encuentran en documentos con firmas legalizadas notarialmente, con los datos completos del denunciante, etc. Así se encuentra señalado en el mismo libro de Salinas. Y están a disposición de la fiscalia que está investigando. Saludos.

      Me gusta

  8. Pues tomando las palabras de Clarita les puedo comentar que acá e Colombia, ya esta semana, se van a consignar las denuncias en las arquidiócesis correspondientes. Aprovecho para animar a todos aquellos que hayan sufrido los atropellos que el SCV ha llevado a cabo durante estos años para que no se callen y denuncien. Estas denuncias NO son venganza, son la verdadera expresión de la verdad manifestada en los conductos regulares:el civil y el eclesiástico. La verdad nos sanará a todos, tanto a los victimarios como a las víctimas. Así que no callemos, hay que denunciar y sacar a a la luz todo lo que haya que sacar y ponerla a consideración e las autoridades correspondientes. Tendremos que sentar un precedente histórico, para que estas barbaridades no vuelven a suceder. La iglesia y la sociedad tendrán que estar mucho más atentos a prevenir estas locuras que tantas personas han dañado.

    Me gusta

  9. Cuando uno obtiene dinero a partir de la venta de un libro por más que este contenga información verdadera o falsa, eso aquí y en la China se llama “conflicto de intereses”. Todos queremos saber la verdad, que están esperando los “30” para proceder a sus denuncias antes las entidades legales correspondientes? o es que no creen en la fuerza de sus pruebas? si realmente creen en su verdad, deben proceder. Ojo que los arreglos extrajudiciales de carácter económico no ayudan al esclarecimiento de la verdad, muy por el contrario deja muy mal parados a las supuesta victimas y a los victimarios. Finalmente, la búsqueda de justicia no es un tema económico es un tema de dignidad que hay que sobrellevarla con valentía. La mejor prueba que el libro contiene información real es que se proceda a la denuncia legal.

    Me gusta

    • Como sabes que ya no se está haciendo nada? este tipo de denuncias ante fiscalía tienen un periodo de reserva, justamente para que los delincuentes no puedan borrar pruebas antes de encontrarlas.

      Me gusta

      • Creo que es igual qué argumento le des, ella va a repetirse por igual y ni va a leer las respuestas que le dan. Chequea los argumentos que le han dado y como los ignora, de tal forma que su rol se reduce a generar ‘dudas’ y de esa forma a apoyar criminales y seguir encubriéndolos. Quién será “clarita verdad” en el sodalicio ? Figari, Bermúdez o alguno de sus títeres en casi prensa …?

        Me gusta

    • ¡Por Dios! ¡Qué mezquindad! ¿O sea que el único libro válido es aquel que se regala o se distribuye gratuitamente? Las ganancias que pueda generar la venta del libro no compensan en absoluto el costo personal en sufrimiento e inconvenientes que han tenido el mismo Pedro Salinas y todos aquellos que decidimos dar un paso adelante y dar nuestros testimonios para que sean publicados. Porque has de saber que yo soy uno de aquellos que dio su testimonio para ese libro.

      Muchos hemos guardado silencio durante años y no hablamos por consideración a otras personas amigas y conocidas que siguen afectivamente vinculadas a la Familia Sodálite, o porque teníamos miedo de las consecuencias que ello acarrearía a nuestras vidas, o simplemente debido a las represalias de que podíamos ser objeto. A mí me costó mucho tiempo poder hablar de lo que yo había vivido en el Sodalicio, y tuve que asumir las consecuencia familiares de ello. Recién ahora la cosa ha mejorado, cuando los hechos me han dado la razón y desbaratado las hipótesis de aquellos que difamatoriamente me tachaban de loco. Por esas razones que he mencionado, nunca presenté una denuncia formal, aunque estuve a un paso de hacerlo.

      Y lo siento mucho, Clarita, pero la verdad es la verdad y no necesita ser confirmada por la justicia para ser válida. Aun si yo presentara una denuncia y mi caso fuera archivado por el tiempo transcurrido, lo que yo he vivido no dejaría por eso de ser cierto y merecedor de ser conocido por la opinión pública. Para que la historia no se repita y para que quienes han pasado por situaciones similares sepan que no están solos en su sufrimiento.

      Esto no es un asunto de dinero ni de compensación económica. Argumentos como éstos sólo sirven para revictimizar a quienes hemos sido víctimas y que sólo buscamos que se reconozca la verdad de lo que hemos vivido, a fin de poder cicatrizar definitivamente las heridas del alma que nos han quedado.

      Me gusta

      • Estimado Martín Scheuch, Pedro Salinas, Gerundio y todos los que pareciera juegan en pared con el tema del Sr. Figari y el SCV, a mi me parecen validos los cuestionamientos de Clarita, porque según ha trascendido, lo que está faltando para hacer justicia contra el Sr. Figari es precisamente que se hagan las denuncias correspondientes, sin seudónimos… pues que lo hagan y ya! Si han embarrado a una persona, de la peor manera, con denuncias tan graves, tienen el deber de ir hasta el final para saber la verdad, pues si no lo hacen, es se llama DIFAMACIÓN y eso TAMBIEN es un delito…

        Ahora bien, también coincido con Clarita que al menos es “poco elegante” que se lucre, así sea con 1 sol, con el dolor de las supuestas víctimas del Sr. Figari.. Esperemos a ver que se hará con el dinero que se recaude con la venta del libro, quizá para pagar los abogados de los denunciantes???… Vamos a ver…

        Finalmente, basta de hacer trizas a todo aquel que tiene una opinión distinta a la de uds. respecto al tema de los supuestos abusos que habría cometido el Sr. Figari… un poquito más de respeto con las opiniones porque no todos nos dedicamos a responder todos y cada uno de los argumentos que uds. pareciera si tienen el tiempo de formular, como si fuera una suerte de profesión… Si acaso no estoy leyendo mal, arriba dice DEJA UN COMENTARIO, y no INICIA UN DEBATE…

        Saludos,

        Manuel

        Me gusta

      • Manuel,
        Y qué hicieron los sodálites con el dinero que ganaron con los cachivaches que han publicado ? Ese dinero, indirectamente sigue sirviendo para pagar la estadía de figari en su condición de ‘no habido’. Preparar un libro cuesta un montón de plata, y créeme que conozco el tema : acá donde vivo hay instituciones que te pagan de antemano un platal si es que necesitas un período de investigación (entre muchas otras cosas) si es que tienes un pre-contrato con una casa editora y ya publicaste antes.
        Y quién te ha dicho que no se está haciendo todo lo que tu `dices ? Finalmente la desición de salir con nombres reales no le competen ni a tí, ni a Salinas SINO A LAS VÍCTIMAS ! Qué triste falta de respeto …

        Las opiniones son libres, la tuya, la mía, la de ellos y la de todos. Si no te gusta la libertad, lo siento mucho.

        Me gusta

      • Se trata de un caso complejo, en países desarrollados se han realizado investigaciones al respecto. Por un lado, con respecto a los casos de acoso o abuso sexual, no todos se notifican, y de los notificados, no todos se denuncian ni se sancionan. Por otro lado, existe una importante proporción de denuncias falsas y eso que estamos hablando de denuncias formales. Como ninguno de nosotros tiene comunicación directa con la Verdad, sólo nos queda proceder de la manera correcta: denunciar los supuestos delitos formalmente ante las instancias respectivas y esperar que haya justicia humana. Eso incluye el debido proceso y derecho a la defensa.

        Me gusta

    • Clara, no se la razon por la cual las victimas no han hecho las denuncias en el poder judicial, lo que si se y lo sabe la mayoria de peruanos es que en poder judicial no se encuentra justicia. Los primeros en transgredir la ley son los jueces y fiscales, que la transgreden en sus dictamenes sin el mayor temor. No es un juez, es el sistema. Cuando presentas una denuncia se ve en primera instancia, no estas de acuerdo con el fallo apelas a la sala (en el caso de provincias) sigues apelando llegas a la suprema y de ahi al T.C. y por ultimo la corte internacional de derechos humanos. Estamos hablando de 10 años o mas de tu vida. Cuantas denuncias fueron archivadas en el caso del alcande de chiclayo, cuantos años pasaron para que sea sancionado. El caso de Alvarez lo mismo, cuanta gente este hombre mato, y cuantas denuncias fueron archivadas. Estas personas estan presas es porque hubo gente que a pesar del temor lucharon para que esto pase y creo que la presa tuvo mucho que ver para que esto pase, que se haga publico. En el caso de utopia, los padres de los chicos que murieron pasaron mas de 10 años buscando justicia ¿la encontraron?
      ¿Cres que una persona que lucha con el sufrimiento que le genero un abuso sexual? Tiene la fuerza para luchar contra un sistema corrupto, donde la victima vuelve a ser victima pero esta vez de los funcionarios publicos. Quien cree que va ha encontrar justicia en el poder judicial vive en una realidad paralela. Hay mucho que hacer en el Perù, pero hacemos muy poco, queremos una sociedad justa pero queremos que otro la construya.

      Si, figari es inocente que hace en Roma y no esta en el Perù, porque no mira de frente a sus acusadores y les dice que estan mintiendo, porque se esconde. Les pides a las victimas que denuncien y no le pides a figari que luche, que de la cara por sacar la verdad a la luz o sera porque lo que el quiere es mantenerla oculta.

      Clara este tipo de comentarios dañan SVC, porque te genera la sensacion que ellos abalan los abusos sexuales, ¿te has puesto ha pesar que sentira Dios al ver que en su casa son dañados los mas inocentes, que se usa su nombre para lastimar a los niños? o ¿no te importa?. Por ultimo no se si lo unico que quiere Pedro Salinas es llenarse de dinero, pero si creo que las denuncias de sus libros son verdaderas y puede generar que los miembros del SVC tomen conciencia que la lucha contra el mal es una realidad y no solo parte de un discurso.

      Me gusta

  10. Solo te puedo decir Manuel que yo fui víctima, yo aporto mi testimonio en el libro, yo he consultado con amigos sodalites de recta intención y me han aconsejado que denuncie porque la denuncia hará bien a todos. Ya denuncié. Eso no lo has hecho tú que viviste en comunidad en las épocas más agrestes, por lo tanto es muy probable que tengas muchas cosas qué decir ( probablemente que denunciar) pero has asumido desde hace algunos años una posición muy acomodada y ahora parece que te ofende que se señale al SCV, cuando muchos de tus amigos desde dentro luchan para que el SCV se purifique y hacen todo lo posible para que la verdad se sepa. Con respecto a la defensa que haces de Clarita es irracional, extraño en una persona como tú que pareciera que hace un esfuerzo por pensar. Espero, sinceramente más de tus posiciones, porque tienes una buena reputación, pero ahora pareces con miedo, con rabia de que a lo blanco se le diga blanco.

    Me gusta

    • Estimado J.A., acaso no se trata aquí de investigar la verdad y sancionar a los responsables de delitos? Eso no es lo que sale a decir el Sr. Salinas en todos los medios? Yo no se si tu hayas sido víctima o no, pero lo que sí sé es que si no hay denuncia clara, no habrá ni investigación ni sanción…

      A mi no me interesa defender a nadie, pero eso si te digo, lo único que tenemos hasta hoy son testimonios anónimos, un libro que pretende generar un escándalo y lucrar con ello y una maquinaria que parece orquestada para eliminar al SCV totalmente.

      Esperaremos pues que las denuncias se formulen porque así como ya hicieron pedazos la reputación de una persona, con nombre y apellido, acusándola de abusador sexual con todo el tema mediático, esperemos también que las supuestas víctimas revelen sus identidades, con nombres y apellidos, si es que están hablando con la verdad.

      Repito e insisto, respaldando lo dicho por Clarita, esto es ya SOSPECHOSO…

      Saludos

      Manuel

      Me gusta

      • Lo que mencionas es inexacto. Si te asesoras un poco las víctimas de abusos sexuales tienen derecho a guardar su nombre. Lo que si puede hacer cualquiera que tenga alguna duda es corroborar las denuncias, eso está a la mano. Yo fui víctima, no sexual, pero víctima, mi denuncia está hecha en Colombia. Estoy dispuesto a hablar con quien lo requiera cara a cara, pero no esperes que en el blog ponga mi nombre, hablaría contigo porque sé quien eres. Otra cosa que mencionas que es inexacta es que no todas las denuncias son anónimas, ya ha salido Oscar Osterling dando la cara, ya sabemos que el P.Jean Pierre, hasta hoy sodálite tiene denuncias internas, ya sabemos nombres como Rocío y el mismo Pedro( que aunque no sea de tu agrado tiene un testimonio desgarrador que sabemos que no sólo le sucedió a él) y mi querido Manuel, utilizando las palabras de un buen hombre que todavía está en la comunidad : “que todo, todo se sepa, para que lo que sea de Cristo tenga luz en medio del abrojo”. Además, no faltaba más, que ahora pase yo de ser víctima a victimario… no quiero acabar con el SCV, no, quiero que esos vicios nocivos, antievangelicos, de los cuales usted ha sido testigo, desaparezcan para siempre del obrar de la Iglesia.

        Me gusta

      • Ah, y recuerda que en la misma comunidad obtuvieron ellos mismos dos testimonios de abuso sexual de aquel personaje. Cabría preguntarte si dentro de esa maquinaria que existe para acabar con el SCV están lis mismos miembros de la comunidad? Estarían aquellos que desde adentro y con autoridad moral han denunciado , están denunciando y denunciarán ? Está interesada la propia comunidad en autodestruirse? Existe un complot lleno de testimonios falsos desde adentro? Podrías responder, francamente como es tu estilo, a estas preguntas?

        Me gusta

  11. Amigo J.A. disculpa la expresión pero QUE TAL RAZA pretender que las supuestas víctimas guarden anonimato cuando han salido a denunciar con seudónimos a una persona, a quien SI SE HA SEÑALADO con nombre y apellido y literalmente la han “matado en vida” en todo el mundo, a través de los medios !!!!

    Y también me disculparás pero aquí se trata se saber y castigar si hubieron o no delitos…

    Si te abusaron de otra forma, bueno pues, como dices, te vas de ese grupo y ya! Hablas con las autoridades de la iglesia y ya!

    Creo que ya es hora de enfocar bien el tema…

    Me gusta

    • Insisto amigo J.A…. Quieren justicia? DENUNCIEN COMO DEBE SER….

      Aquí se trata de conocer la verdad pero como dije, hasta hoy 11 de Noviembre del 2015 sólo tenemos testimonios anónimos, un librito que busca vender mucho y una persona cuestionada y marcada de por vida como abusador sexual, sin que se le haya juzgado o declarado como tal…

      Me gusta

    • Pues eso de “qué tal raza” te cabe a ti a sabiendas de que si no se hubiera ventilado todo esto en los medios todo hubiera seguido calladito ( eso lo dicen, repito, lis mismos miembros que desde hace 4 años luchaban para cambiar las cosas.
      Con respecto a este tema, repito, ya denuncié. Recuerda que no solo son graves los abusos sexuales, por Dios!
      Cuenta, que muy a diferencia tuya que tomaste distancia simplemente, yo que sigo siendo católico, me siento en el deber de anunciar a quien más pueda de todas las irregularidades, porque no quiero que a más muchachos de buen corazón les pase lo que ami y a más de treinta nos sucedió y que ha traído consecuencias amargas a nuestra vida. De la misma forma, cuando el SCV haya superado con transparencia este doloroso episodio, también lo anunciaré a todo pulmón.

      Me gusta

    • El 31 de octubre, cuando las réplicas del terremoto generado por las denuncias contra Figari sólo podían producir asco e indignación, Manuel decía:
      “Conocí en persona a todas las personas que ahora sabemos cometieron actos abominables y delincuenciales… creo que en lo que todos estamos de acuerdo, es que éstas personas deben ser sancionadas de acuerdo a la gravedad de sus crímenes y no sólo ellas, sino también todas aquellos que los encubrieron y encubren actualmente todavía”

      Hoy, 11 de noviembre, el mismo personaje se indigna por que a quien acusó de “actos abominables y delincuenciales” “SE (le) HA SEÑALADO con nombre y apellido y literalmente le han “matado en vida””.

      ¿Cambio de opinión?

      Me gusta

      • Más de Manuel: el 29 de octubre dijo: “Lo que me parece importante señalar es que este tema NO CREO que se agote sólo como Luis Figari, Doig, Murguía y Daniels. Creo que este “estilo” ha sido sembrado en muchísima gente quienes a su vez lo han ido haciendo a otras personas a través de los años. (…) Por eso, pienso que aquí se trata de arrancar de raíz este “estilo” que muchísima gente con problemas ha aprovechado para canalizar allí sus propios apetitos desordenados.”

        Me gusta

      • Que bueno que te tomaste el trabajo de traer a colación esas intervenciones de Manuel. La verdad no se entiende, es muy confuso y contradictorio. Vamos a ver si puede aclarar esto y algunas preguntas concretas que le he dejado.

        Me gusta

    • “QUE TAL RAZA pretender que las supuestas víctimas guarden anonimato”
      -Sigues sin entender ciertos principios básicos del respeto y del derecho. Te de la gana o no > eso lo deciden las víctimas, ni tú ni Salinas. Pedro Salinas sí entiende ese principio básico de derecho y de respeto.

      “Si te abusaron de otra forma, bueno pues, como dices, te vas de ese grupo y ya! Hablas con las autoridades de la iglesia y ya! Creo que ya es hora de enfocar bien el tema…”
      – Qué enfoque tan cómodo es ese y qué tiene que ver con la realidad ? Dónde queda lo jurídicamente necesario ? Parece que no percibes las contradiciiones en las que entras por pura deseperación.

      Me gusta

  12. Cuanta pobreza espiritual e inmoralidad personal al pretender que las víctimas dejen el anonimato, desconociendo también cosas básicas del derecho penal. AL parecer quieren saber los nombres para descalificar a esos exmiembros y tratar de descalificarlos como hicieron con Escardó, Salinas, el mismo Martin entre otros En fin, algún comentarista se precia en un blog de escribir huachafadas sobre caridad católica pero eso solo alcanza a los que no critican a las instituciones sectarias. Hablando de secuestrado me queda claro que todavía hay muchos secuestrados mentales que abogan por el abusador figari. figari y doig estarían felices al ver como sus defensores ponen en raya a sus ovejitas sumisas para que lo defiendan en todo foro, blog o red social. Víctimas son también aquellos que tienen que acatar las ordenes de sus superiores, temiendo por sus puestos en empresas o universidades facilitadas por familiares, rancios miembros del sodalicio. Hasta en Arequipa se sabe de alguno que otro que fue humillado y acallado por sus críticas o acercamiento a las personas que destaparon la basura de esa institución y hoy defienden a sus líderes, que pena, me imagino el sufrimiento interno.

    Me gusta

  13. Francamente que tal demostración de ignorancia pensar que se “lucra” al escribir un libro. Me pregunto quién le paga el desayuno, almuerzo y comida al autor mientras investiga y escribe el libro durante meses o años? Quien paga la pensión escolar de sus hijos mientras gasta en llamadas y pasajes? Quién le paga la luz y el agua mientras se reúne en algún sitio con víctimas y consultores? o no les invita ni agua?
    De un libro se sacan escuetas ganancias, y a veces ninguna. Los únicos que lucran con los libros son los grandes autores contemporáneos (merecidamente), por su largo tiraje.
    Otra demostración de ignorancia: pensar que constituye delito de difamación una denuncia anónima. La difamación implica hacer declaraciones FALSAS en contra de la reputación de una persona.

    Me gusta

    • Javier,
      Suscribo tus argumentos por claros, ciertos y precisos. Los costos de preparación para escribir un libro son altos, las ganacias en cambio al principio son miserables, al igual que las posibilidades de convencer a una editora (contrato o pre-contrato). Los sodálites deberían saberlo por los panfletos políticos que han publicado, sobretodo al principio. La difamación se cimienta en la mentira y no en la verdad, al margen de como se haya exteriorizado. El responsable del daño es el que cometió el acto, no el que lo hizo notar.
      Por otra parte J.A. ya explicó que SÍ existen varias denuncias formales con nombre y apellido en diferentes países, y yo ya dije que a ninguna fiscalía se le puede “apurar”. Son argumentos válidos.

      Se deja entrever, en algunas respuestas, la calidad moral de algunos sodálites. De Manuel sólo diría : creo que él no se ha dado cuenta de lo que han deformado en su cabeza a través de los años, hay perspectivas que simplemente no están presentes, y en el resto sí. No se trata de “atacar” o “difamar”, hay algo que figari y otros han hecho, pues. El carácter sistémico del problema tampoco lo contradicen, a pesar que ha sido explicado un montón de veces. Qué más ?

      Me gusta

  14. Si se lee detenidamente la participación de Manuel, GA, Jorge y Fernando en el blog Jeffery Daniels, Sodalite, se puede observar el método utilizado por el Sodalite para acallar cualquier denuncia. Aquí Manuel se muestra como uno mas atrapado en el sistema sodalite.
    Manuel empieza denunciando que un médico sodalite se propasó con él, luego GA lo ablanda, primero incriminándolo por no haber hecho la denuncia y amenazándolo con la figura legal de la difamación. Luego se ve cómo Manuel entra en pánico y luego Fernando le dice que lo conoce y Jorge lo reencauza al carril SCV. El resultado: Manuel se suma a la defensa de Figari, detrás del esquema formalista.

    Me gusta

    • Asu yo he reencauzado a Manuel? Sorprendente deducción lógica. La verdad no la vamos a encontrar en el sistema judicial. Lamentablemente no se puede iniciar un proceso penal en base a denuncias anónimas. Eso es Derecho Constitucional y Derecho Procesal Penal básico. Veremos si los abogados de la fiscalía logran encauzar este problema. Espero de corazón que la fiscalía logre saltar los problemas que se presentan en este caso:
      1. Identificación de los denunciantes, algunos mencionan que pronto se animarán a presentarse, ojalá sea cierto para que pueda existir una denuncia.
      2. Medios probatorios y testimoniales que generen convicción en un juez. Este es un problema, la fiscalía ha ordenado a la PNP que realice las investigaciones incluyendo las pericias médicas de abuso. Esto es ilógico 20 años después habrá algún rastro en el cuerpo de alguna víctima?
      3. Prescripción, aquí dependerá si Figari aplica la prescripción. Si lo hace moralmente estará destruido igual que Karadima.

      Yo confío por el contrario en la Iglesia,en su investigación y en la próxima intervención del SCV.

      Y sobre el libro de Pedro Salinas, hasta hace una semana no había sido incorporado en la carpeta fiscal. Me parece una estupenda investigación, pero que tiene algunas inexactitudes, como el caso Poggy y la información de Rocío Figueroa. Por lo demás el estilo literario es malo, pero lo importante es que ayudó a destapar la verdad y tuvo una reacción en la sociedad peruana como nadie lo había hecho antes contra el SCV y los abusos y supuestos delitos que se han cometido en sus comunidades. Y si Pedro tiene que ganar plata, que lo haga total es su trabajo. Y esperemos el siguiente libro pues Pedro dice que tiene material para un libro más.

      Me gusta

    • Hmmm…, al final queda el argumento más ridículo de la historia : “nosotros no somos culpables, sino uds. por no acusarnos” :/
      Entre la insensatez, lo infantil y el mal sentido del humor.

      Me gusta

      • Gerundio, no aplico ese argumento para nada. Comentando un tema legal, un tema de derecho. En ese caso las reglas son las del sistema jurídico, si tienes alguna duda sobre ese sistema consulta y me darás la razón. El argumento que mencionas yo no lo señalo para nada. LFF de lo señalado en el libro, que relata las tres denuncias presentadas ante el Tribunal Eclesiástico, puede ser considerado culpable, y de hecho yo creo que lo es. Lamentablemente, parece que no será juzgado en el Perú y pero si en la Iglesia.

        Si lo consideramos culpable, esto no tiene ningún efecto jurídico ni eclesiástico hasta que culmine un juicio y eso no es utilizar el argumento que mencionas es utilizar el derecho penal y eclesiástico. Eso es lo más triste. No aplica el argumento citado a lo que yo he señalado.

        Me gusta

      • Extendía en realidad el comentario de Roberto Rodríguez, no era una respuesta al tuyo. Pero ahora que mencionas eso te preguntaría entonces cuál es el rol de la sociedad en todo esto (?). No creo que todo sea ley nacional y derecho canónico, te olvidas de la parte más importante y más grande : toda la sociedad. Que pasa si ambos sistemas legales se corrompen y fracasan, qué puede hacer la sociedad ?

        Me gusta

  15. Bien Jorge, muestras que tienes cintura.

    Primera declaración en la que el personaje Jorge se desmarca de Figari. Es posible que tenga razón en cuanto a la posibilidad que Figari escape del juzgamiento civil. Estamos en un estado de derecho, el cual estamos en la obligación de reformar, justamente porque no logra encausar ni sancionar casos tan flagrantes como éste.

    Pero, de lo que trata este blog no es de argumentos jurídicos; Martín y muchos participantes han venido denunciando desde hace años los abusos sistemáticos de Figari y otros líderes Sodalite y cómo estos fueron posibles por la manera como se diseñó y funcionó el SCV. Ello le significó a Martín y otros que denunciaron, campañas de desprestigio, insultos, etc. Luego de este escándalo que termina por dar la razón a las denuncias, sólo hay un caso (Every Cerquín) en el que hay reconocimiento de haberse equivocado y que pide disculpas por el trato agraviante vertido contra Martín. En otros casos no hubo esa entereza, pero quedaron callados. En el caso de Jorge, quien fue partícipe de esa campaña de desprestigio (invito a que se lean los posts antiguos) se puede observar cómo desde la ambigüedad, trata de mantenerse vigente, orientando la discusión, no al aspecto moral de la misma, sino al aspecto formal, que no es otra que la estrategia de Figari y sus abogados.

    Me gusta

  16. Observo que hay un serio desconocimiento del sistema legal. La única vía para procesar a un criminal es DENUNCIANDO y dar ese paso implica proporcionar la identidad de las victimas a las personas correspondientes y conforme a ley. No pongan palabras ni actitudes que mis comentarios no contienen. La realidad es compleja, mi opinión es una mirada distinta desde la perspectiva de las probabilidades. Si de verdad creen en Dios, procedan con la denuncia legal y formal, con testigos si los hay, o con todas las pruebas que sean necesarias, y todas las personas que creemos en la justicia que viene de Dios, los apoyaremos. Pero, primero debió ser esto y luego cualquier otra cosa. Lo que hicieron (camino inverso) revela una profunda energía destructiva y negativa, no hay reconciliación de corazón, pues se trata de totalizar un problema afectando la vida de personas inocentes mediante la generalización cuando se dice que tal cosa está institucionalizada, y ustedes saben que no es así, pero lo permiten. Pues bien hasta en la búsqueda de la justicia se debe tratar siempre de mantener el balance y la caridad. Finalmente, denunciar dar miedo? claro, pero la fuerza siempre la da Dios.

    Me gusta

    • ‘Clarita’, hasta tú misma admites que se trata de criminales. Repites otra vez la misma cantaleta sin tomar en cuenta todos los argumentos (que son varios) que se te han ofrecido. Si no me equivoco, todos los comentaristas acá creen en Dios, y sin embargo proceden como proceden : eso contradice lo que tú escribes.
      No sé cuanto te vas a demorar hasta entender que otras personas no comparten tu postura, que no es siquiera una interpretación sino una repetición. Después de encubrir tantos años creo que tu postura es bastante cínica (“nosotros no somos culpables, sino uds. por no acusarnos” ). Es a lo que en español se le dice ‘bla, bla, bla’. Hay sin embargo otros adjetivos que prefiero regalárselos al olvido, y ni aunque el olvido me los devuelva a las patadas los usaría, aparte que no quiero herir las reglas de juego de este blog.

      La sociedad procesa a criminales de diversas maneras, no sólo como a tí se te ocurre, y no es una condición que te guste o no. Tu perspectiva me recuerda a la forma en que figari pretendió entender a la reconciliación, de una forma unívoca y con condiciones interesadas.

      Ideal sería que hayan denuncias formales en absolutamente todos los casos y no sólo en los más graves como ya dijo Eduardo Ávila (“Las denuncias más graves se encuentran en documentos con firmas legalizadas notarialmente, con los datos completos del denunciante, etc. Así se encuentra señalado en el mismo libro de Salinas. Y están a disposición de la fiscalia que está investigando. Saludos.”). El resto de denuncias, y las posibilidades que existen, es algo que de momento administra Pedro Salinas.

      Ya se te dijo también que la fiscalía necesita tiempo para procesar. Puedes ir allá a quejarte de tu forma de entender la reconciliación. Se te dijo aparte que el derecho a una denuncia formal le pertenece más a las víctimas que a figari, e indirectamente que (en algunos países latinos) las víctimas tienen un derecho a la anonimidad sobre unas base jurídica. Pero te orinas en el respeto a las víctimas, para quienes el sistema legal peruano no ofrece muy justas posibilidades, tristemente.

      J.A. ya te dijo que “(…)…puedo comentar que acá en Colombia, ya esta semana se van a consignar las denuncias en las arquidiócesis correspondientes”. También dijo : “(…)… mi denuncia está hecha en Colombia”. Y dijo : “Ya denuncié”. También refirió : “Por Dios señor, lea! Escuche! Denuncias hechas hay ya en Lima, en Colombia, en Brasil!! Ya se denunció señor por Dios, qué más quiere repetir! Perdone, pero parece que usted no quiere escuchar!”, > que lo escribió para ‘Manuel’, pero no creo que no lo hayas leído.

      En otras palabras : o no sabes leer, o no quieres leer, o no te conviene leer, o simplemente eres víctima de la manipulación del sistema sodálite. Otra teoría es que seas uno de esos criminales, encubiertamente, es decir que intentas encubrirte a tí mismO. Nadie puede ser tan sordo y tan poco hábil para entender tan simples argumentos, así que creo que defiendes intereses ya que lo tuyo no es ni el diálogo, ni el debate sino LA PROPAGANDA. Tu forma de dialogar no existe, es un mito a todas luces. Puedes repetirte hasta el cansancio, finalmente demostrar tu necedad es bastante fácil. Tu forma de PROPAGANDA ES INTENTAR REDUCIR JURÍDICAMENTE ALGO QUE LE PERTENECE A LA MORAL SOCIAL. En realidad la única propaganda efectiva que dejas es reforzar la imagen que todos tenemos del sistema sodálite. Mala estrategia, que refleja un miserable grado de empatía. No sé quién serás, pero eres todo un sodálite.

      Suerte y más saludos.

      Me gusta

  17. Clarita, sigues insinuando que las denuncias se han quedado en el anonimato. En innumerables posts se te ha aclarado que SI hay denuncias en curso. Lo que pasa es que ni tu ni yo somos las personas con la atribución de conocer los nombres de los denunciantes (víctimas, testigos, colaboradores eficaces). Eso le corresponde al fiscal y al juez.
    Si bien no se puede decir que las violaciones sexuales (esa es el término exacto, sin eufemismos) sean algo institucionalizado, si lo son los abusos físicos y psicológicos, el secuestro mental y material de menores de edad y otras acciones descritas clara y recurrentemente en este blog.

    Me gusta

  18. Es muy interesante la participación de Clarita Verdad, empezando por su pseudónimo, pues al parecer está en la búsqueda de verdad, de claridad. Pero veamos:

    Por lo que manifiesta, su paso por el mundo vinculado al SCV ha sido fuente de satisfacción espiritual y percibe que el terremoto (crisis le llama ella) amenaza con destruir ese espacio de aprendizaje. Con razón atribuye la crisis del SCV “al sistema vertical basado en la confianza de un líder (donde) el puro activismo podría esconde personalidades mórbidas”. Un buen punto para captar la atención de las personas indignadas.

    Por lo anterior, considera que es necesario que se investigue, de manera de poder determinar responsables y encubridores para que se los expectore. Es notable la empatía con quienes como ella sólo han obtenido beneficios del SCV: “la gran mayoría de personas del Sodalitium son excelentes personas que ahora ven impávidos como se manchan honras”. Metafóricamente, si la fruta está parcialmente podrida: victimarios, encubridores y víctimas), bastaría con raspar la parte dañada y continuar.

    Pero como el problema no ha sido detectado internamente, sino por la acuciosidad y persistencia de las víctimas, ex-sodalites desilusionados y/o abusados, con quienes no sólo no tiene expresión de empatía o solidaridad, sino que pasan a ser sujetos de sospecha: “Los denunciantes también tienen sus propias motivaciones, intereses, conflictos y re-invindicaciones personales”; teniendo con ellos además expresiones de amenaza: “Deberían tener mucha cautela en las afirmaciones que realizan pues el delito de difamación está tipificado en el código penal y cualquier persona afectada podría proceder”.

    Luego iguala a denunciantes, difamadores y denunciados. “… Rezo entonces por todas las personas afectadas, por las personas enfermas (pues las personas pedófilas son personas enfermas) que cometieron los supuestos delitos y por las personas destructivas cuyo corazón está siendo consumido por su sed de venganza”.

    Utiliza el necesario formalismo legal para reforzar sus argumentos y desprestigiar a los denunciantes: “Y ya van dos semanas y las denuncias en la fiscalía brillan por su ausencia, dónde están las denuncias de los 30 que buscaron a Salinas”, sugiere que los denunciantes tienen propósitos crematísticos: “Cuando uno obtiene dinero a partir de la venta de un libro”, “Ojo que los arreglos extrajudiciales de carácter económico no ayudan al esclarecimiento de la verdad, muy por el contrario deja muy mal parados a las supuesta victimas y a los victimarios.”. Alimenta la duda: “Uhmmm se abren entonces nuevas hipótesis…”

    Por supuesto, después de sus sinceros rezos, los condena al infierno: “Finalmente, el maligno siempre cree que ganará pero no será así.”

    Me gusta

  19. No se si este comentario se publicará o no…. sigo hace mucho este blog y sólo quiero comentar un par de cosas…Que asco los comentarios de “clarita verdad”…. Y que asco y decepcionante los comentarios de “manuel” mostrando CERO respeto a las víctimas, bastante cristiano de su parte.

    Me gusta

  20. El líder de la secta debe ser expulsado junto con la cúpula que controla a todos los zombies (que todavía no saben que de una u otra manera son víctimas de lavado de cerebro). Si los dos fundadores de la secta son violadores sexuales de menores de edad, su ideología está podrida. No existe reconciliación si no hay justicia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s