«SUS LÁGRIMAS DE DOLOR ME CONMUEVEN»

Nuestra Señora de la Reconciliación, advocación mariana de la Familia Sodálite

Nuestra Señora de la Reconciliación, advocación mariana de la Familia Sodálite

Poco se ha escrito sobre aquellos a quienes yo he llamado “las otras víctimas”, aquellos hombres y mujeres que han participado de buena fe y buena voluntad en los diversos grupos que forman la Familia Sodálite, y que ahora se sienten frustrados y decepcionados ante el escándalo suscitado en el Sodalicio de Vida Cristiana. Escándalo que no tiene sus raíces en quienes han dado a conocer los hechos de los victimarios a la opinión pública, sino en aquellos mismos que han cometido acciones tan execrables.

Ivonne Ospina, una ex agrupada mariana, que tuvo la bendición de tener sólo experiencias positivas mientras participó del Movimiento de Vida Cristiana, me ha enviado su testimonio para que lo publique. Conozco personalmente a Ivonne, pues mi mujer estuvo en la misma agrupación que ella.

En estas sentidas palabras que ha tenido la urgencia de escribir y que le salen de lo más hondo de su corazón se reflejan el dolor y la consternación ante la sombra moral que se cierne sobre una comunidad cristiana, de la cual —al igual que muchos— guarda principalmente buenos recuerdos.

Comparto la tristeza de Ivonne, pues ¡quién no se siente entristecido ante todo lo que está pasando y que afecta a tantas personas de recta conciencia y buen corazón, que constituyen la gran mayoría dentro de la Familia Sodálite!

Mientras tanto, sólo queda seguir caminando unidos tras las huellas de Cristo en una misma Iglesia. En cuanto a lo demás, que ocurra lo que tiene que suceder. Que así sea.

________________________________________

TESTIMONIO DE IVONNE OSPINA

Algunos amigos y familiares me preguntan: ¿No es el Sodalicio el grupo en el cual tú participabas?

La respuesta es sí.

Yo pertenecí al MVC (Movimiento de Vida Cristiana) desde fines de 1994 hasta 1999, en que me casé. Fui agrupada mariana, [miembro de las Agrupaciones Marianas], como se conoce a los grupos de perseverancia de los jóvenes. Los conocí a través de un congreso de estudiantes universitarios católicos en el año ‘94.

Conocí a varios sodálites y fraternas [integrante de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación], personas a quienes veía siempre con admiración por su entrega a Dios y por su afán por que más personas se convirtieran a Jesús. Y yo quería vivir de la misma manera que ellos: vibrar y transmitir a Cristo. Las misas del Centro Pastoral de San Borja eran para mí sublimes.

Fue un tiempo de mucho auto-conocimiento, de lectura y formación. Recuerdo los talleres [de formación] a los que asistía, en que me hablaban de la espiritualidad y la antropología sodálite. Todo me parecía muy cuerdo y respondía a muchas de mis interrogantes. Lo más hermoso fue que descubrí el gran amor de Dios por nosotros sus hijos y hacia mí. Descubrí que siempre había estado conmigo hasta en los momentos más tristes de mi vida.

Durante los años en que estuve participando, asumí pequeñas responsabilidades y ayudaba en el apostolado en provincias. Viajé a Chiclayo no sé cuántas veces por ese motivo.

Mi paso por el MVC fue para mí una experiencia que marcó mi vida. Enfrenté muchos miedos y mi corazón se abrió a las necesidades de los que más sufren. Conocí gente muy buena, de sólidos valores y de gran corazón. También conocí a algunos que sobreactuaban, un poco “marcianos” o cuadriculados, como les llamábamos en mi agrupación.

La primera agrupación en la que estuve maduró en su crecimiento espiritual. Hubo un tiempo en que estaba convencida de mi vocación para monja. Fue en el tiempo en que recién se estaba formando el primer grupo de las Siervas del Plan de Dios con la hermana Andrea, cuando aún era fraterna y el nombre aún no se planteaba. Fueron días que recuerdo con especial cariño, donde la fuerza del Espíritu Santo era evidente.

Discernir mi vocación me costó. Creo que de alguna manera el no estar en el camino de la consagración me entristeció. De mi primera agrupación, dos de ellas son siervas, otras dos son fraternas, sólo una se casó con un adherente sodálite.

Luego conocí a mi esposo, quien tuvo la buena intención de conocer el MVC y participó de un retiro para chicos en San Bartolo. Aunque no se sintió atraído, debido a mi insistencia se unió a una agrupación, pero tuvo la mala suerte de que su animador era un “marciano” total, con poca caridad y claridad para comunicarse. No entraré en detalles, pues no son de importancia. Después de varias reuniones, desistió. Ya de casados, no quiso saber nada de ellos.

También tuve decepciones. Como en toda relación, nunca faltan. Somos humanos.

En mi nueva agrupación hice buenas amigas, pero luego de casarme, ya no podía participar en la agrupación (sólo es para solteras). De alguna manera me sentí huérfana de mi pequeña comunidad. Y no me identificaba con las “betanias” [integrantes de Betania, asociación de la Familia Sodálite para mujeres maduras] por mi edad. Siempre las vi como mamás, ya que muchas eran mamás de agrupados y agrupadas.

Me perdí de vista y dejé encerrados mis anhelos espirituales. Luego de mucho tiempo, gracias a mis hijos y mi esposo, llegamos a una iglesia donde la Santa Misa la oficiaba un sacerdote sodálite. A ellos les gustó su estilo claro y didáctico. Yo me percaté de que me sentía en familia.

Me duele mucho todo lo que ahora está viviendo el Sodalicio. Comparto la tristeza de quienes son parte de la Familia Sodálite, entre ellos mi mamá que desde hace años dedica su tiempo y energías a nuestra Iglesia a través de las “betanias”. Sus lágrimas de dolor me conmueven.

Ruego a Dios con fe y esperanza por las víctimas que dieron su doloroso testimonio y por las que aún callan, para que Cristo Jesús sane sus heridas desde lo más profundo y les permita alcanzar la paz y felicidad en sus vidas.

Ruego también por los involucrados en estos crímenes (victimarios, testigos mudos y autoridades condescendientes) para que en un acto de dignidad se retiren del Sodalicio voluntariamente, reconociendo sus actos y poniéndose a disposición de la justicia.

Ruego para que quienes queden actúen decidida y enérgicamente en extirpar el tumor maligno que amenaza la vida de esta comunidad.

Anuncios

18 pensamientos en “«SUS LÁGRIMAS DE DOLOR ME CONMUEVEN»

  1. “Mientras tanto, sólo queda seguir caminando unidos tras las huellas de Cristo en una misma Iglesia. En cuanto a lo demás, que ocurra lo que tiene que suceder. Que así sea.”

    Muy claro Martin, lo que muchos optamos este tiempo, adherirnos conmás fuerza al Señor, y rezar para que “todo lo demás”, se resuelva segun el Plan de Dios, no de los hombres.

    Me gusta

  2. Al igual que Ivonne espero que Dios les de la fuerza para levantarse de esta situacion terrible que esta viviendo la institucion, a que aquellos sodalites y miembros del movimiento que tienen una vocacion sincera de servir a Dios.

    Dentro de la Iglesia, figari y doig no son los unicos que han cometido abusos sexuales contra menores, si se realizara un estudio a nivel mundial de cuantos miembros de la Iglesia pertenecientes a diferentes comunidades han realizado abusos ¿Que cifra tendriamos? El estudio se realizaria sobre los casos denunciados, para saber la cifra real que incluya los no denunciados por cuanto tendriamos que multiplicar al numero obtenido, 10, 100, 1000. 10,0000.
    Cuando las victimas han denunciado ante la Iglesia el abuso,todos han encontrado la misma respuesta de indiferencia, respuesta que roza con la complicidad. La pregunta es ¿Porque esta respuesta ? Acaso los miembros de la Iglesia se han olvidado de que su llamado es a luchar contra el sufrimiento, acaso no les importa que se utilice la casa de Dios para hacer el mal.
    Pareciera que los perversos han encontrado en la iglesia el lugar donde poder abusar de niños sin el menor obstaculo.

    Me gusta

    • “Pareciera que los perversos han encontrado en la iglesia el lugar donde poder abusar de niños sin el menor obstaculo.”

      – Ese es el problema, y eso es lo que hay que evitar, respetando a la vez a la Iglesia. Pero por actitudes como la de los sodálites, que obligan a la sociedad a una disyuntiva > la fuerzan a irse en contra de toda la Iglesia para poder pedir garantías.

      Creo que el plan de Dios en la tierra, es realizado por los hombres, desde Su voluntad. El riesgo es que no lo realice nadie …

      Me gusta

      • Tienes razón; en ese ecenario me supongo que el mal avanzara hasta que nos obligue ocupar el lugar que acá uno nos corresponde. Mientras tanto esperaremos que otros luchen nuestras batallas y construyan el mundo en donde queremos habitar.

        Me gusta

  3. Tomado del diario El Comercio, la entrevista que hacen a Lengua Balbi (abogado de Figari), se ve que contrató al abogado antes de la publicación del libro de Salinas, dice que no hay pruebas contundentes, y que sólo vendrá al Perú cuando fiscalía esclarezca los hechos. Surge una pregunta ¿Acaso un deprimido, mal de la cabeza, contrata a un abogado bueno y caro, y prepara una buena defensa? ¿No que estaba medio loco?:

    “—¿Hace cuánto tiempo que lo contrata Luis Fernando Figari para que lo defienda?
    Cerca de diez días.

    — ¿Antes de que la fiscalía lo empezara a investigar de oficio?
    Sí, unos días antes. Él sabía que el libro “Mitad monjes, mitad soldados”, de Pedro Salinas y Paola Ugaz, iba a ser publicado”

    http://elcomercio.pe/lima/ciudad/sodalicio-luis-figari-reconoce-excesos-no-abusos-sexuales-noticia-1853082

    Me gusta

  4. Sólo un detalle que se me pasó: Lengua Balbi es un zorro viejo, además sabemos cómo está nuestra justicia actualmente, y por último conocemos la calaña del acusado. Por tanto, que no nos sorprenda que la investigación de la fiscalía sufra influencias extrañas y termine sin formular denuncia ni ampliando la investigación. Es una posibilidad en nuestro país, donde la justicia está construida para favorecer al delincuente. Que no nos sorprenda, ya lo vengo advirtiendo.

    Saludos.

    Me gusta

  5. Leí la entrevista a Lengua Balbi. Trabaja mucho con respuestas evasivas y con contenidos lógicos negativos y reducciones jurídicas para evitar respuestas directas. Es un abogado. Aún siendo lo mismo que invocar a la prescripción, es ‘posible’ renunciar a ella, aún si el resultado es el mismo. La pregunta es entonces : es de “alguna” manera posible renunciar a la prescripción ?
    Ya veremos si figari, en un arrebato de decencia, formula esa renuncia. Pero creo que es igual a que “en un acto de dignidad se retiren del Sodalicio voluntariamente, reconociendo sus actos y poniéndose a disposición de la justicia” > es pedirle peras al olmo. No estamos hablando de gente decente, sino de criminales y encubridores.

    Para figari el futuro se presenta jurídicamente débil si los testimonios en el libro de Pedro tuvieren autores con nombre y apellido y no sólo pseudónimos. Hay varias vías posibles, no se crean el cuento simplista de la prescripción que no es tan simple, que es el que le conviene a figari y encubridores.

    Me gusta

  6. Completamente de acuerdo con lo descrito por Ivonne. También fui agrupada mariana por casi seis años y posteriormente estuve vinculada a la Asociación Maria Inmaculada -AMI (vinculada estrechamente con la fraternidad) por más de dos años, y puedo dar testimonio que los momentos de encuentro pleno con el Señor Jesús a través de la familia sodalite fueron únicas e irrepetibles. Fue en mi agrupación y con la guiada de las fraternas que pude conocer al Señor, quien me transformó la vida. Por todo lo vivido, me apena enormemente lo que sucede hoy en el SCV, si bien es cierto, siempre hubieron “marcianos” y “cuadriculados” como dice Ivonne, había y aún hay gente que no es perfecta pero que se esfuerza por vivir una verdadera vida cristiana.
    Creó, que a quienes la espiritualidad sodalite les sirvió como nexo para encontrar al Señor, tenemos el deber de levantar nuestra voz de protesta ante tanto encubrimiento y falsas verdades, porque aunque nos duela, se cometieron abusos impensables y los culpables deben pagar aquí, en la tierra… Y Dios, en su momento se encarga de juzgarlos.

    Me gusta

  7. Una luz en estos días oscuros y es la del Señor la que nos está iluminando a todos, para seguir. No sólo al autor del blog se le percibe más claro, con su posición sino también liberado; compartimos también la experiencia de dolor y la esperanza que nos está suscitando Dios.
    Como Iglesia pertenecemos a Cristo y libremente nos vamos abriendo a su amor y así respondemos a su llamado.
    Perdonar sí, también reconocer los pecados y defectos y cambiar ¿qué sucederá, no lo sabemos? pero, el amor de Dios es más grande y fuerte así como su verdad.
    Hubo maldad y también bondad,gente sincera y gente que no y que hasta el día de hoy sólo está barnizada de cristianismo.
    Un mea culpa considero que también es necesario por la persistencia y la prolongación de lo malo del estilo, para empezar por el creerse superior , esto en algunos se convirtió en excusa para permitirse incoherencias, por lo tanto hay que admitir que también Dios ha querido que todo esto se sepa no sólo por las víctimas sino también por “nosotros” para salir de las farsas y caminar en su verdad, Él es el camino , la verdad y la vida.
    De acuerdo con Ivonne y con Martín en sus últimos escritos.

    Me gusta

  8. QUISIERA PREGUNTARLES a los agrupados y sodas que han tomado parte en esta conversación y a los demás que hayan leído algo aquí :

    1. Cómo es que se dió que no hayan “visto” la atmósfera de verticalidad y abusos en el sodalicio ?
    2. Cómo así era difícil observar la forma en que otras personas en la familia sodálite, poco a poco, fueron renunciando a su Voz interior, a su conciencia ?
    3. Fue esto una suerte de inercia, o de situación en la que la verticalidad absolutista y sus consecuencias toman un carácter tácito, casi invisible ?

    Estas preguntas – que considero importantes – las formulo, NO para encausar las respuestas a mi opinión (prometido), sino para promover un esclarecimiento desde la sinceridad, un esclarecimiento al que todos le debemos algo. Mientras más sinceras e introspectivas las respuestas – creo – mejor la calidad del esclarecimiento.

    Gracias de antemano por su sinceridad y respuestas !

    Me gusta

    • @Gerundio,
      Para la audiencia en general creo que es necesario aclarar que la verticalidad y abusos se producían mayormente al interior de la comunidad de “consagrados” y sus aspirantes. Si bien era posible observar algunas actitudes autoritarias y dogmáticas desde afuera –digamos, desde el MVC–, es razonable pensar que el entusiasmo de los participantes bloqueaba su perspicacia. En mi caso, siendo cercano a algunos miembros sodálites, podía observar el absoluto control de sus tiempos, y la manera prepotente y casi arrogante de rezar el Dios te salve Maria. Los verdaderos responsables, a mi entender, pertenecen al núcleo del SVC, al que yo llamaba “los oficiales del ejército” en contraposición a “la tropa”.

      Me gusta

      • Ok. Y cómo te hacía sentir ese “manera prepotente y casi arrogante de rezar el Dios te salve Maria”. Pregunto fuera de toda área de interpretación, mas bien en el área sensible y personal. Pregunto por la influencia hacia el exterior de ese núcleo de consagrados, y de cómo los veías desde afuera. Pregunto por ese énfasis generalizado de un estilo, mayor o menor en toda la “familia sodálite (?) Si no fue así y no hubo ninguna influencia, puedes contar un poco dobre eso ?

        Contando de mí : en mi caso fue algo que empezó a distanciarme casi desde el inicio, me fue difícil encontrar con quienes poder compartir esa vivencia porque había mucha presión.

        Me gusta

    • @Gerundio… respondo tus preguntas, desde un punto de vista estrictamente personal -es decir, hablo por mi, no por los demás MVCistas-. Asimismo, aclaro que sigo vinculado a la Familia Sodálite, los escándalos no me han hecho alejarme de ellos, como tampoco me han echo salir a “recibir los balazos en nombre de ellos”, sino ver todo con más espiritu crítico. Aclaro esto pues supongo que parte de mis respuestas van a estar “impregnadas” del estilo “emevecisticosodalitico”…, lo cual no significa que este lavado el cerebro ni nada por el estilo -al menos, ahora ya no 😉 –

      1. Cómo es que se dió que no hayan “visto” la atmósfera de verticalidad y abusos en el sodalicio ?

      -Como MVCistas, no tienes mucho “acceso” a lo que ocurre al interior de las comunidades. Por mi parte, aunque nunca fui aspirante, tuve oportunidad de estar cerca de varias comunidades (me invitaron a almorzar en algunas, también un tiempo trabajaba -trabajo trabajo, no “trabajo apotólico”- dentro de algunas comunidades, y un tiempo también trabajé -nuevamente, trabajo trabajo, no “trabajo apostólico”- con sodálites, incluido mayores y cercanos a LF. En ninguna de esas ocasiones, se notaba indicios de abuso ni de verticalidad, y no, no siempre era porque “se cuidaban” ante alguien de afuera como yo, más de una vez fui testigo de discusiones que derivaban en peleas verbales con insulto incluido, entre otros “errores” cometidos por consagrados.

      Lo único que si se notaba, especialmente en actividades grandes, era una forma distinta de tratar a LF, como que siempre tenía que estar cuidado por alguien; asi como la importancia que se le tenia a todo escrito, charla suya, etc.

      Si en ese momento me parecía mal esa actitud hacia LF? Pues no, me precia de lo mas normal. Visto ahora, creo que eso era por 1. Eramos chuiquillos, con poco “conocimiento del mundo” como para tener una actitud crítica. 2. Aunque no te lo decian directamente, de parte mia -y creo que la mayoria- se tenia la idea de q LF “habia hecho todo”, fundado centros, comunidades, Solidaridad en Marcha, los colegios.. etc. Entonces, era normal admirar a alguien asi. Luego aprendi que, eso no era cierto, que no necesariametne LF o Germán tenian que estar directamente involucrados en la realización de todas las obras apostólcias. 3. Estábamos creciendo/formándonos con el estilo sodálite, y todas esas exigencias físicas y la obediencia, eran normales para nosotros (hacer ejercicios, exigirse al máximo, nadar en la playa fria, dormir pocas horas, etc), y en parte los consagrados eran nuestros modelos. Asi que, si nosotors MVCistas nos exigiamos, era de esperar que los consagrados se exijan más que nosotros !!

      Quiero mencionar aqui, que no todo lo del estilo con que nos formaron es malo. Mi caso, por poner un ejemplo, la verdad es que aprendi a comer de todo en las experiencias comunitarias !!! Cuántos años mi mamá intento hacerme comer “de todo” y nunca lo logró. Y esto sirvió, por ejemplo, cuando iba a zonas pobres a hace rlabor social/apostólica y me invitaban a comer, saber aceptar todo con gusto, sin ofender a nadie. Hoy mismo, ya con familia, esta formación me permite, cuando es necesario, amanecerme por el trabajo, o por ayudar a hacer trabajos escolares !! o desvelarme si mi esposa o alguno de mis hijos está enfermo. No es que no lo hubiera hecho si no hubiera sido MVCista, pero ese acostumbrarme a exigirme, me permite ahora poder cumplir mejor mi rol de padre y esposo.

      2. Cómo así era difícil observar la forma en que otras personas en la familia sodálite, poco a poco, fueron renunciando a su Voz interior, a su conciencia ?

      Quizás porque no todos renunciaron a ello. Personalmente, yo espero nunca habelro hecho, pero si lo hize, sé bien claro en que momento dejé de renunciar a mi propia conciencia. Esto debe haber sido cuando me tocó -por encargo del MVC- ir a trabajar a una zona de clase media aja al sur de Lima. Al conocer alli más de cerca la realidad, la necesidad de la gente -tanto de bienes materiales como espirituales-, y ver que los encargados de Lima sólo conocian San Borja, Camacho, Jesús Maria y Barranco, me hizo chocar más de una vez con ellos. Y no fui el único!! Eramos más de uno que, incluso en reuniones grandes, encarábamos a los entonces encargados de Lima por no poner un pie en dode se desarrollaban sus obras sociales, y sólo dedicarse a impartir órdenes, normas, etc. desde San Borja.

      Hubo, y todavia hay, personas que se olvidaron su espíritu crítico, su capacidad de confrontar hechos y analizarlos, etc? Si, no lo niego, y como dije, es posible que yo mismo haya sido de esos en mis primeros años. Pero, es gracias a esa formación crítica que me dieron en el MVC, que he aprendido a ser -justamente- crítico con algunas cosas que no considero correctas dentro dle SCV/MVC. Quizás, se acentúa mucho el tener ese esíritu crítico con lo externo, lo “malo”, lo q está fuera de la Iglesia o fuera de la Familia Espiritual; pero, como dije, los mayores, cuando vamos ganando experiencia -no en el MVC, sino en el mundo, en el trabajo, etc- hemos aprendido a ver el MVC y el SCV con ese mismo espíritu crítico, y quizás esa experiecia es lo que les falte a los chiquillos nuevos que se creen grandes héroes por ser los primeros en “defender” cualquier “ataque” que venga contra la Iglesia y el SCV/MVC:

      3. Fue esto una suerte de inercia, o de situación en la que la verticalidad absolutista y sus consecuencias toman un carácter tácito, casi invisible ?

      Como dije anteriormente, es el estilo con el que nos formaron, con el que crecimos muchos. Era algo normal !! Era lo correcto obedecer a tu animador. Dicho sea de paso, en mi caso nunca me pidieron ni tuve que hace nada extraño, ni contrario a la caridad. Si alguna vez lo hice, como “entrarle a alguien” , fue -quizás como dices- una reacción de inercia, como asi me corrigieron a mi, y funcionó !!! Era la única forma de corregir yo tb a los demás.

      Nuevamente, la experiencia de los años, la madurez ganada tanto dentro como fuera del MVC, hicieron que yo mismo comprenda lo que corregir a alguein con caridad no es “entrarle”, sino conocerlo primero, comprenderlo y hablarle de la forma adecuada -a un hijito de mami que le dan de todo no le vas a hablar igual que a un joven que desde los 13 años ha tenido que trabajar para comprarse sus útiles de colegio, no? -.

      Si hoy me preguntan que necesitan los sodálites para cambiar ? Les diria que, una de las cosas, es que se ensucien las manos!! Que antes de enviar a alguien a trabajar apostólicamente en zonas como Camacho, San borja, La Molina, etc… deberian pasar al menos un año trabajando en zonas pobres -donde el MVC tiene labor social y apostólica.. Que antes de poner un encargado en San Borja que coordine todo el MVC en Lima, lo pongan primero de encargado en una zona pobre.

      Espero no haberme enredado mucho en mis respuestas, y espero que te sirvan en algo.

      Saludos.

      Me gusta

      • En mi caso gané la experiencia social más fuerte, más dominante en mi vida, luego de intentar ser aspirante soda y luego de las amargas discusiones con Doig, luego de salirme.
        Muchas de mis amistades vienen de huecos muy oscuros y de distritos difíciles. Eran lugares en los que, si te invitaban a comer, con toda la pobreza a cuestas, nadie iba a poner una servilleta sobre la mesa sino que había quienes ponían un rollo de papel higiénico en el centro de la mesa. Esos eran los ‘finos’. Al principio me sentía un poco como ese niño de “un mundo para julius”, luego pensé que estaba allí para ellos, sentimiento que se quedó botado en el camino cuando dejé de creerme especial ; entonces descubrí que yo no estaba allí para ellos, sino con ellos.

        De allí tengo un par de amistades que conservo hasta hoy, son como mis hermanos.

        Pero en el ambiente soda nunca encontré un área que no dependa de un reconocimiento que alguien esperase de uno, entonces me sentía ahogado por no poder ejercer mi autenticidad. En mi caso esa cuestión tácita que yo observaba me hacía sentir relativamente solo ya que aquellos que también la notaban fueron exactamente los que también se fueron, todos.

        La disciplina ya la tenía de antes y no era una motivación especial, más bien la aprendí tras nueve años (desde mi infancia) de hacer karate, allí me enseñaron que la disciplina no la necesitaba porque alguien me la pidiera, sino porque me garantizaba realizar lo que yo mismo quería.

        Me gusta

    • En el 2011 salieron a la luz los abusos cometidos por Germán Doig.
      Sus obras y textos estaban en websites sodálites y bibliotecas de centros pastorales, se repartían estampitas con su imagen para rezar por su beatificación,
      pero de repente los “oficiales” intentaron borrar todo vestigio de su existencia.
      ¿No hubo ninguna reacción en la “tropa”, ningún cuestionamiento de que algo andaba mal?

      Me gusta

      • Si lo hubo. Quizás no tan notorio como ahora con las redes y todo eso. Pero, hasta ahora, x ejemplo, varios hemos cuestionado q los sodálites/aspirantes mas nuevos, incluso entrban a San Bartolo sin tener idea de quien habia sido Germán !! Con las justas si conocian el nombre algunos.

        Yo entiendo que se retiren sus publicaciones, etc., pero intentar conocer/entender la historia del SCV y del MVC sin Germán ? Imposible !! Lo mismo ahora con LF.

        Me gusta

  9. @SJRM,
    Has descrito muy claramente la diferencia en lo que yo llamo “los oficiales” y “la tropa”. Una visión común del sodalicio y otras organizaciones afines como el Opus Dei. Los oficiales no se ensucian las manos, y son formados para sentirse superiores al resto. Difícilmente se puede sacar algo bueno de ahi. Por el contrario, el resto de miembros, MVC, agrupados, fraternas, etc., son, generalizando un poco, las verdaderas personas con vocación por la caridad. Está claro que sólo es mi opinión, basado en lo que he podido observar. Siempre habrán excepciones, pero la tendencia es bastante obvia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s