LA INOCENCIA PERVERTIDA

kindergarten_mainz

El 2 de junio fue cerrado un kindergarten católico en la diócesis de Maguncia, debido a abusos físicos, psicológicos y sexuales cometidos sistemáticamente en la institución educativa. Días después, los educadores (seis mujeres y un varón) fueron despedidos inmediatamente. No por haber cometido los abusos, sino por no haberse dado cuenta de ellos, no obstante tener la responsabilidad directa sobre 55 niños menores de siete años y haber sido advertidos por algunos padres y madres de familia sobre los incidentes.

Los abusos fueron cometidos por unos niños en perjuicio de otros. Encuentros en los baños donde se obligaba a unos a mostrar sus órganos genitales —siendo golpeados si se negaban— o a bajarse los pantalones para luego serles introducidos objetos en el ano, otros obligados a remangarse el prepucio para ser inmediatamente golpeados en el miembro, otros más obligados bajo amenaza a orinar sobre las alfombras o en el rincón de las muñecas, otros amenazados verbalmente de muerte si no traían y entregaban sus juguetes. Los abusos sexuales, agresiones físicas y extorsiones se efectuaron regularmente durante meses por lo menos dos veces al día.

Cuando una madre de familia decidió escribirle al párroco, recién se tomó cartas en el asunto. Muy tarde. El daño ya estaba hecho y varios niños necesitarán ayuda profesional.

El vicario general de la diócesis, Dietmar Giebelmann, no se explica cómo se llegó a tal situación, pero habló de un «cártel del silencio». Como ha ocurrido frecuentemente en la Iglesia católica, los responsables no han puesto la voluntad para enterarse de problemas graves, y si se han enterado, han guardado silencio en todos los colores del arco iris.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 17 de junio de 2015)

________________________________________

Los incidentes habrían ocurrido en el kindergarten “María Reina” de la Parroquia de la Asunción de María, en el distrito de Wiesenau de la ciudad de Maguncia, capital del estado de Renania-Palatinado.

53 de los 55 niños habrían estado involucrados en los hechos —según el comunicado de la diócesis de Maguncia—, tanto como autores de ellos así como víctimas de amenazas, extorsiones, robos y abusos sexuales, aderezados con una nota de sadismo. Además de que se habrían verificado lesiones corporales en algunos niños, muchos de ellos estarían traumatizados.

Por el momento, existe la certeza de que los educadores no estuvieron involucrados en los incidentes. No obstante, tendrían responsabilidad en los hechos, pues varios padres de familia les imputan haber pasado por alto varias señales de que algo estaba ocurriendo y haber hecho caso omiso de las advertencias.

Todavía no está claro cuántos serían los niños abusadores, pero los cálculos fluctúan entre un número de tres y quince. Según el psiquiatra Michael Huss de la Clínica de la Universidad de Maguncia, todo apunta a que hubo al principio un pequeño grupo de tres a cinco niños abusadores. Tras conversaciones con varios padres de familia, la Radio de Hesse informó que habrían sido tres niños de seis años los principales abusadores, y varios niños y niñas que fueron al principio víctimas se habrían cambiado de bando y unido al grupo, cometiendo también abusos contra otros menores.

En estos casos, no se puede hablar en sentido propio de “delitos” ante la ley, pues los “delincuentes” todavía no son responsables de sus actos y, por lo tanto, no son punibles. Las investigaciones de la fiscalía se orientan a determinar en qué grado hubo negligencia en el cumplimiento de las obligaciones de vigilancia y educación de los menores por parte de los educadores y de quienes tenían la responsabilidad sobre el kindergarten.

Por el momento, la Iglesia quiere que sean profesionales de la Clínica de la Universidad de Maguncia quienes conversen con los niños. Según Michael Huss, director del Policlínico de Psiquiatría Infantil y Juvenil, se va a requerir de paciencia, pues muchos niños no habrían tomado conciencia del alcance de los incidentes. Tampoco él puede explicarse lo sucedido. Considera que esas conductas no son normales y sobrepasan todo límite. Probablemente haya material pornográfico de por medio. Es difícil concebir que los niños mismos hayan pensado estas cosas por sí mismos. Eventualmente habría uno que otro menor que habría sido anteriormente víctima de abuso y que habría llevado su experiencia al grupo.

Una madre de familia tuvo una conversación con la diócesis, señalando que había enviado al kindergarten un certificado médico con un diagnóstico verificando extrañas lesiones en los órganos sexuales de su hijo, pues quería saber que es lo que había pasado, pero fue rechazada.

Si bien la parroquia tomó cartas en el asunto cuando fue alarmada por la carta enviada por una madre de familia, la reacción fue tardía, pues ya en diciembre de 2014 tres padres de familia habrían advertido a la dirección del kindergarten sobre posibles agresiones sexuales en el jardín de infantes.

La indignación se dirige no sólo contra la pasividad y negligencia de los educadores, que hicieron caso omiso de las advertencias de los padres de familia y de lo que alguno que otro niño les señaló —«allá atrás hay unos niños que se están haciendo doler mucho»—, sino también contra otros padres de familia que retiraron a sus hijos del kindergarten guardando silencio sobre los motivos y permitiendo que los abusos siguieran su curso, y contra la Iglesia misma, que recién denunció el caso ante la fiscalía cuando el diario Allgemeine Zeitung de Maguncia publicó un informe sobre el tema.

En todo caso, se repite el esquema que se da en muchas comunidades de la Iglesia católica, donde una cierta conciencia de pertenecer a una especie elegida que se regodea en su propia moralidad y decencia, obnubila la visión de la realidad y no permite ver que las peores perversiones pueden surgir precisamente en el seno de esos ambientes resguardados que pretenden ser hogares de inocencia, pureza y santidad. Como dice el refrán, «no hay peor ciego que el que no quiere ver».

________________________________________

FUENTES

Die Welt
Missbrauch in KITA: “Da hinten tun sich Kinder ganz doll weh” (13.06.2015)
http://www.welt.de/vermischtes/article142439879/Da-hinten-tun-sich-Kinder-ganz-doll-weh.html

Frankfurter Allgemeine
Missbrauch in KITA: Es ging über Wochen (14.06.2015)
http://www.faz.net/aktuell/gesellschaft/kita-in-mainz-sexuelle-gewalt-ueber-wochen-13645578/blick-in-den-eingang-der-kita-13645580.html

Bild
Kinder missbrauchten Kinder: Ermittlungen in Horror-Kita (15.06.2015)
http://www.bild.de/news/inland/kindergaerten/ermittlungen-horror-kita-41369314.bild.html

________________________________________

POST SCRIPTUM (8 de diciembre de 2015)

El 24 de octubre de este año la Fiscalía de Maguncia archivó el caso, pues no se encontraron pruebas ni indicios de que se hayan cometido los supuestos abusos sexuales en el kindergarten. 32 niños de ambos sexos fueron interrogados por personal especializado de la policía. Asimismo, se interrogó a 35 padres de familia y personas relacionadas, así como 10 testigos además de algunos pediatras. No se halló nada que pudiera atribuirse a abusos sexuales. Los investigadores asumen que ciertos acontecimientos en la institución educativa fueron malinterpretados por algunos padres de familia, y finalmente los rumores generaron en sus mentes una realidad que en verdad no existía. De todos modos, cómo se llegó a tales sospechas es algo que todavía no ha sido aclarado y permanece aún en el misterio.

________________________________________

FUENTES

Frankfurter Allgemeine
In der angeblichen Skandal-Kita ist wohl gar nichts passiert (24.11.2015)
http://www.faz.net/aktuell/gesellschaft/in-der-mainzer-skandal-kita-ist-wohl-gar-nichts-passiert-13929729.html

Süddeutsche Zeitung
Mainzer Missbrauchsskandal hat offenbar nie stattgefunden (24.11.2015)
http://www.sueddeutsche.de/panorama/kindertagesstaette-mainzer-missbrauchsskandal-hat-offenbar-nie-stattgefunden-1.2752410

SWR
Kita in Mainz-Weisenau: Keine Hinweise auf Missbrauch unter Kindern (24.11.2015)
http://www.swr.de/landesschau-aktuell/rp/kita-in-mainz-weisenau-keine-hinweise-auf-missbrauch-unter-kindern/-/id=1682/did=16525518/nid=1682/ltmsyp

2 pensamientos en “LA INOCENCIA PERVERTIDA

  1. “Eventualmente habría uno que otro menor que habría sido anteriormente víctima de abuso y que habría llevado su experiencia al grupo”.
    ———————-

    – Esto conlleva a pensar sobre el carácter piramidal de este problema, que la responsabilidad de el que hiere a un niño de esta manera es inmensa debido a la influencia sistémica, tanto del problema en sí, como del carácter institucional en las comunidades.

    Los educadores y directores se han hecho de la vista gorda, y las razones por lo que esto se ha dado así todavía no están claras y hay que tratar de entenderlas.
    Sin embargo : una razón tiene que haber. No creo que se trate de ‘indiferencia’ en los educadores (frente a las advertencias de los padres de familia). Algún tipo de interés tiene que haber habido. Toda persona con un título en pedagogía conoce los peligros y consecuencias psíquicas de bestialidades como estas y lo que van a producir en los niños, en las instituciones y en la sociedad.

    Toda política represiva y moralista acarrea consecuencias, y uno se pregunta si la obligación que tienen estos niños ahora, de entregarse a diversas terapias, tanto agresores como agredidos, no hubiera sido posible antes de que ocurran semejantes desgracias.

    Puede un sistema moralista dejar área de acción a los terapeutas – por no decir a la ciencia en gnrl. – antes de que sucedan abusos como estos, o tiene que ser siempre cuando el daño está hecho ?

    Claro que los moralistas entre las instituciones religiosas que conocemos, instituciones ultratradicionalistas que tanto se han nombrado en este blog, no dirán ni pío.
    Parece que contribuír al ‘cártel del silencio’ del que habla el vicario general de la diócesis, Dietmar Giebelmann, genera una mezcla entre no hablar de temas incómodos (de los que urge hablar), y/o de no dejar que las personas se enteren de la realidad, de preferir que se acostumbren a juzgar y condenar, pero nunca a hablar de eso, a analizar y entender el problema.
    Típico de los moralistas > no describir un problema, sino prescribirle a la realidad como debe ‘ser’, juzgar y condenar todo lo que no ‘encaje’ en sus ideas y fantasías. Nada de realismo.

    De estas personas, para variar : interés = cero. Contribuyen a la prolongación y expansión de este problema = éste es el carácter sistémico del moralismo sobre la ciencia. Son cómplices de pederastas y del abuso infantil, entre muchas otras cosas.

    Me gusta

  2. “Tras conversaciones con varios padres de familia, la Radio de Hesse informó que habrían sido tres niños de seis años los principales abusadores, y varios niños y niñas que fueron al principio víctimas se habrían cambiado de bando y unido al grupo, cometiendo también abusos contra otros menores.”
    ————————–
    – Así se aprende el fascismo desde edades muy tempranas. Muchos se vuelven en victimarios para no ser víctimas. “Como no tengo integridad ni independencia en mi pensamiento, entonces me sumo a la mayoría y daño al resto, activa- o pasivamente, es más cómodo y conforme”.

    Un niño puede ser cruel, un niño no piensa mucho, sobretodo si un adulto junto a él no realiza un trabajo responsable para con él > pero que un adulto asuma esa misma forma de comportamiento, que deje de cuestionarse en su contexto, para con un grupo humano, y se convierta en agresor cómodo ? Eso es otra cosa …

    Los niños que se “cambiaron de bando”, fueron muy ‘obedientes’ para con sus agresores a pesar de que los agredidos eran muchos más !

    Así funcionan los fascistas, dejan que otros decidan por ellos y no admiten ninguna responsabilidad realmente personal. Los fascistan nunca defienden al débil, a pesar que esto es imprescindible para que una sociedad no entre en una crisis de valores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s