PERIODISTAS COMPRADOS

Udo Ulfkotte en los '80 durante la guerra Irak-Irán

Udo Ulfkotte en los ’80 durante la guerra Irak-Irán

Udo Ulfkotte es un personaje controvertido del periodismo alemán. Durante 17 años trabajó para el Frankfurter Allgemeine Zeitung, el periódico “serio” de mayor difusión en Alemania, de tendencia liberal conservadora derechista. En el año 2004 fue investigado por incitación a la revelación de informaciones confidenciales de los servicios secretos, aunque el caso fue archivado por falta de pruebas. Actualmente es un activista populista de derechas, islamófobo y contrario a la inmigración. Es uno de los fundadores de Pax Europa, asociación fundamentalista cristiana que lucha contra la supuesta islamización de Europa.

En septiembre de 2014 publicó Periodistas comprados [Gekaufte Journalisten, Kopp Verlag, 2014], un best-seller que fue ignorado por la prensa renombrada de este país. No es para menos. En ese libro Ulfkotte denuncia la injerencia de intereses pro-norteamericanos a través de lobbys y de los servicios secretos en la cobertura informativa de los medios más importantes.

Basándose en fuentes confiables, menciona con nombres y apellidos a numerosos periodistas que pertenecen a ONGs y organizaciones internacionales monitoreadas por la CIA, además de las vinculaciones que mantienen con políticos de los partidos más poderosos de Alemania, la Unión Demócrata Cristiana de Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata. De este modo, las noticias terminan sesgadas y cumplan más una función de propaganda que informativa. Ulfkotte describe este proceso como una especie de lavado de cerebro de los lectores.

El mismo Ulfkotte se avergüenza de haber sido también un “periodista comprado”, que informaba no de acuerdo a la verdad, sino según intereses nada transparentes.

Se trata de un fenómeno mundial: la desaparición del periodismo ético, pues ante un sueldo jugoso la mayoría no sólo venden su pluma sino también su conciencia.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 6 de mayo de 2015)

Anuncios

5 pensamientos en “PERIODISTAS COMPRADOS

  1. Eso es un monopolio informativo que se está dando en muchos países del mundo, menos en los países de izquierda en general > a los que los acusan de atacar a la libertad de prensa cada vez que desmonopolizan. El monopolio peruano con el grupo de el Comercio fué ya bastante peleado y las agrias consecuencias las vemos. Ahora ese pasquín se basa en copy & paste y en noticias tendenciosas, no sin una exorbitante porción de ignorancia, que la mayoría de ‘lectores’ critican abiertamente.
    Son redes que protegen intereses y subordinan los valores democráticos a sus propios intereses por transformar el mundo en un terreno de ‘fuertes’ y ‘débiles’ con muchas estrategias que ya se conocen.

    Hmmm, … y el flaquito Bermúdez … qué recibirá a cambio de su ‘trabajito’ en casi prensa ? Oro no es, plata no es (plátanos tampoco creo) … o le será suficiente el reconocimiento – como extensión narcisita – de sus allegados ? Y cuánto gana de los neocons, si se puede preguntar ?

    Me gusta

  2. Yo creo que fue justamente ignorado por la prensa seria de Alemania. Lo que me sorprende es que legitimes tus argumentos sobre ética periodística (corrígeme si me equivoco) en un periodista que se revuelca en el mismo lodo de lo que el critica en su libro y que des por sentado que su información es confiable, cuando ya ha sido ampliamente rebatido y criticado por su demagogia y su PR tan parecidos a grupos de extrema derecha alemana. Hace ya tiempo que ese Sr. al parecer no distingue entre realidad y fantasía producto de la histeria por la actual coyuntura europea. El es parte de la maquinaria islamofóbica que manipula los medios (como lo hacen también algunos medios “noticiosos” católicos ultraconservadores que tú muy bien conoces). Como olvidar el triste y vergonzoso post que publicó después de la caída del avión de Germanwings, en el cual atribuía al copiloto ascendencia turca (según Ulfkotte dato de “fuentes confiables”, mismo argumento que utiliza en sus libros). Así mismo sus libros se basan en una serie de dichos y teorías de la conspiración sobre los cuales no presenta ninguna prueba y en la mayoría de casos hace referencia a fuentes que conoció a lo largo de su carrera. Para más referencias está este buen artículo que dejo aquí: https://krautreporter.de/46–die-wahrheit-uber-die-lugen-der-journalisten
    En vez de tomar a Ulfkotte como un referente a la crítica de la ética periodística se le debería mostrar como un ejemplo a no seguir.

    Me gusta

    • El meollo no está en si Ulfkotte es un ejemplo a seguir o no en lo referente al periodismo. Para mí no lo es. Por eso mismo, no he tenido ningún reparo en poner datos sobre los ámbitos en que se mueve, indicando cual es su postura ideológica, con la que evidentemente no estoy de acuerdo. Salta a la vista que el sujeto es una joyita. Y que incurre en lo mismo que él denuncia.

      El artículo que mencionas es interesante, pues menciona algunos puntos en los que la manera de informar de Ulfkotte resulta floja, lo cual no anula otros aspectos en los que el libro tiene solidez y presenta análisis a tener en cuenta, aún cuando no necesariamente se esté de acuerdo con las conclusiones. Me refiero a los testimonios que pone Ulfkotte sobre su propia experiencia como periodista y su juicio de primera mano sobre algunos periodistas que conoció personalmente, además de las listas de nombres indicando las asociaciones lobbistas a las que pertenecen en calidad de miembros numerosos representantes de la prensa escrita y televisiva.

      Ciertamente, un aspecto que me ha desagradado del libro es el estilo con que está escrito, que bordea con frecuencia la provocación y el sensacionalismo. Pero lo interesante es que, a pesar de todas sus deficiencias, las opiniones de Ulfkotte coinciden con las de otros analistas, entre los cuales cabe destacar el español Pascual Serrano, autor de obras como Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo (2009), Traficantes de información. La historia oculta de los grupos de comunicación españoles (2010), Periodismo canalla. Los medios contra la información (2012), La prensa ha muerto: ¡viva la prensa! De cómo la crisis trae medios más libres (2014), entre otros.

      Me gusta

  3. La manipulación sensacionalista, que es una perversión deshonesta de la información, ha llegado hasta ser utilizada por agencias de noticias ultraconservadoras católicas y blogs cursis de miembros de una organización retrógrada peruana. Un ejemplo de ello es la marcha por la vida que supuestamente congregó 500mil personas, siendo ello histéricamente propagado con bombos y platillos. El tiro les salió por la culata porque al quejarse de la poca difusión en los diarios y medios periodísticos se destapó la contraria verdad cuando Perú 21 (que es parte del grupo conservador de EC) probó que habrían sido 15mil personas las participantes y con generosidad podría concederse que hubiesen participado a lo máximo 50mil. Como muestra de esa manipulación ahora ha salido publicado que se trató de una campaña marketera llevada a cabo por dos agencias de publicidad contratadas por el arzobispado. Así mismo no olvidar las quejas de padres a cuyos niños se les habría obligado a asistir, por no decir que en Arequipa y en Lima gran parte de los “marchantes” eran los numerosos hijos de los miembros de las organizaciones, que me imagino no tendrían todavía mucha idea sobre todo lo que implica el movimiento pro-vida o déjala decidir… en fin, hasta acá se cuecen habas… slds

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s