QUERIDO CATÓLICO PEQUEÑO BURGUÉS

caricatura_burgueses_abortoEl 21 de marzo marchaste por la vida, en un evento que reunió en Lima a medio millón de cristianos que se pronunciaron contra el aborto y a favor del matrimonio y de la familia tradicional. Consideraste importante tu presencia a fin de detener los avances de una “cultura de muerte” que pretende asesinar a los niños en el vientre materno. Ciertamente, una conspiración de ésas que le quitan el sueño a cualquiera. Y al final del día te fuiste a la cama, con la conciencia tranquila por haber participado en una marcha que va a cambiar el mundo. Por lo menos, en lo que atañe al aborto.

¿Pero te enteraste previamente de cuáles son las causas que llevan a las mujeres a abortar? ¿Es suficiente una marcha —que no es una invitación al diálogo sino una demostración de fuerza— para ayudar a solucionar el problema?

¿No ignoraste acaso la Gran Marcha por el Agua y la Vida de febrero de 2012, donde los campesinos protestaron contra la minera Yanacocha, que pretende destruir las fuentes acuíferas que sirven de sustento a sus vidas? ¿Y dónde estabas cuando tantos jóvenes protestaban contra la Ley Pulpín a favor de condiciones laborales para una vida digna?

Probablemente, al igual que Mons. Cipriani, ignoraste las matanzas de campesinos perpetradas por el ejército en los Andes y defendiste la pena de muerte contra los terroristas. Y no te uniste a las manifestaciones de las mujeres indígenas esterilizadas sistemáticamente por el gobierno de Fujimori.

Curiosa manera la tuya de defender la vida: cuando recién se inicia, pero indiferente a la justicia social necesaria para una vida adulta digna.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 25 de marzo de 2015)

________________________________________

Soy católico y estoy en contra del aborto. Si bien no cuento con una certeza absoluta de cuándo se inicia la vida propiamente humana —tampoco la Iglesia la tiene con base en fundamentos bíblicos y teólogicos incuestionables, mucho menos la ciencia—, considero que truncar una vida que se inicia sin un motivo proporcional es contrario a la dignidad humana. Ese motivo proporcional puede ser un riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre, en cuyo caso estamos hablando de un aborto indirecto (no deseado en si mismo) por razones terapéuticas, considerándose el aborto como un mal tolerado por motivos justificables. Ésta es la opinión de varios moralistas católicos y así está en un documento oficial de la Iglesia (ver mi post LO QUE CIPRIANI NO APRENDIÓ SOBRE EL ABORTO).

Sin embargo, en la tarea por disminuir la cantidad de abortos que se practican actualmente no creo que las así llamadas Marchas por la Vida jueguen un papel importante. Estas marchas parecen tener sólo la función de influir sobre la legislación vigente en un país, mostrándole a los políticos qué cantidad de posibles votantes están en contra del aborto. Y a decir verdad, las leyes sobre el aborto no determinan la cantidad de interrupciones del embarazo que se practican. Pues con o sin ley, quien decide no abortar no lo hace, y quien decide hacerlo, lo hace clandestinamente si la ley no se lo permite, en buenas condiciones si se trata de una mujer de familia pudiente, o en condiciones riesgosas si se trata de una mujer pobre.

La solución no pasa por la concientización de que el aborto es un mal que debe ser evitado, sino más bien por darle una solución integral a las causas que llevan a que las mujeres aborten: situación de pobreza, abandono por parte de la pareja, falta de oportunidades formativas y laborales para mujeres con hijos, falta de atención sanitaria de calidad, abandono y olvido por parte del Estado, pocas esperanzas de vida digna para toda la familia, etc.

burguesa_contra_el_abortoQuienes participan en las Marchas por la Vida se manifiestan respecto al inicio de la vida y respecto a su final, incidiendo en el carácter perverso del aborto y la eutanasia. Pero cuando se trata de manifestarse a favor de otro tipo de derechos humanos que hacen que la vida merezca ser vivida, su ausencia se hace sentir, argumentando que se trata de luchas políticas en las cuales la Iglesia católica no debe inmiscuirse.

A fin de cuentas, las Marchas por la Vida terminan siendo eventos multitudinarios donde católicos y otros cristianos se celebran a sí mismos por tener un modo de pensar correcto, guiados por lemas pueriles que no son más que estrategias de marketing sentimental: «Que tu niño interior defienda al mío. Únete», «Que tu niño interior te mueva. Únete».

Para combatir la plaga del aborto se necesitaría un testimonio más encarnado y realista y un compromiso más decidido con los pobres. De nada sirve criminalizar a las mujeres que han abortado acusándolas de asesinato, sin comprender las razones que las llevaron a ello. En ese sentido, me inclino a favor de una despenalización parcial del aborto. Y a la implementación de una pastoral de misericordia, que incluya medidas sociales orientadas a generar mejores perspectivas de futuro para los más necesitados. Y que, además, no utilice el pretexto de fomentar el matrimonio y la familia para excluir y marginar a quienes no se ajustan al modelo de familia tradicional.

________________________________________

Una exposición profunda y analítica sobre las posiciones actuales ante el aborto redactada por alguien que comparte y admira la postura de la Iglesia que defiende la vida del embrión desde el principio y, sin embargo, favorece por motivos realistas y de sentido común una despenalización, es la del jesuita José Ignacio González Faus:

“Abortar el aborto” (14.02.2014)
http://blogs.periodistadigital.com/miradas-cristianas.php/2014/02/14/abortar-el-aborto

________________________________________

POST SCRIPTUM (28 de marzo de 2015)

En el blog de Roncuaz, un amigo sodálite de buenas intenciones al cual aprecio mucho, ha aparecido un comentario sobre este artículo, en que se me acusa de mentiroso (ver http://roncuaz.blogspot.de/2015/03/que-la-vida-marche-siempre.html). He aquí mi respuesta:

Querido Roncuaz:

Te aprecio y admiro personalmente. Sin embargo, me veo obligado a escribir debido a una acusación grave que haces en contra de mí: la de que estoy mintiendo de la manera más feroz.

Sabes muy bien que estoy en contra del aborto y que, siguiendo la moral católica, admito el aborto sólo por razones terapéuticas graves como un mal menor que debe ser tolerado. Nunca he considerado el aborto como un derecho de la mujer ni mucho menos como una práctica que pueda ser legitimada. Cuando hablo de una despenalización parcial del aborto, me refiero a que se deroguen aquellas leyes que criminalizan a las mujeres que han abortado, pues considero que mantenerlas afecta negativamente al bien común. No es lo mismo que legitimar el aborto, el cual debe ser siempre considerado como un mal que hay que evitar en la medida de lo posible.

Por otra parte, mis críticas a las Marchas por la Vida van en la línea de las declaraciones del Papa Francisco a la Civiltà Cattolica (ver http://www.vidanueva.es/wp-content/uploads/2013/09/entrevista-papa-Francisco-Antonio-Spadaro.pdf):

«No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo no he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar».

«Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente. El anuncio misionero se concentra en lo esencial, en lo necesario, que, por otra parte es lo que más apasiona y atrae, es lo que hace arder el corazón, como a los discípulos de Emaús». «Tenemos, por tanto, que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, de perder la frescura y el perfume del Evangelio. La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Sólo de esta propuesta surgen luego las consecuencias morales».

El aborto no es una causa sino la consecuencia de otros problemas serios, que son los que hay buscar sanar en su raíz. No se puede solucionar un problema sin ir a sus fuentes. Sabemos que en un país donde el aborto es ilegal se aborta igual o incluso más que en otros países donde está legalizado.

Las manifestaciones multitudinarias en contra del aborto pueden, por lo mismo, resultar contraproducentes, pues desvían la atención hacia un tema particular y nos apartan de lo esencial, que es la predicación del Evangelio, sobre todo con el testimonio de vida. La moral es siempre consecuencia de un compromiso personal y libre con Jesús, y no se puede pretender imponerla mediante la presencia de las masas en la calle.

Por otra parte, considerar el aborto como un crimen es ya prejuzgar el grado de conciencia de quien lo comete, sin considerar los atenuantes que pueda haber. Un crimen sólo es tal cuando se realiza con conciencia y conocimiento plenos de lo que se está haciendo y de manera deliberada, con voluntad plena. Aunque haya casos en que así sea, difícilmente se le puede aplicar esto a todas las mujeres que abortan. Más aún, si no hay conciencia de que el embrión abortado es una persona humana, no podemos acusar de criminales a quienes hayan abortado.

Creo, mi querido Roncuaz, que al dejarte llevar por la emotividad que te caracteriza terminas haciendo afirmaciones absolutas y te cierras al diálogo, necesario para poder analizar este tema con objetividad. Como ejemplo, la siguiente frase: «Rechazar un mal como el aborto es rechazar todos los males y las injusticias.» Y, sin embargo, conozco a personas que rechazan el aborto, pero justifican las matanzas de los penales durante el primer gobierno de Alan García, los crímenes de La Cantuta, la pena de muerte para terroristas y violadores de niños, los sueldos miserables de lo que ellos llaman mano de obra barata, la discriminación de quienes no pertenecen a su nivel social, y que incluso gozan de un bienestar económico de dimensiones pornográficas logrado sobre la base de ganancias exorbitantes injustificables, sin que les importe un carajo el bienestar de aquellos que sobreviven bajo el límite de la pobreza. Sin contar a aquellos que predican contra el aborto, pero que verían con muy buenos ojos que en Europa se les niegue el asilo a cientos de miles de refugiados islámicos que huyen del hambre y la guerra.

Por último, queda decir que cuando escribo, lo tengo que hacer en un escritorio —el cual, a decir verdad, no es muy cómodo—, pues no lo puedo hacer mientras paseo, reparto los periódicos de madrugada en mi pueblo, hago trabajos manuales en la casa, me dirijo en bicicleta al trabajo o participo en una obra de ayuda social. Además, escribir con fundamento sobre temas que resultan incómodos para católicos conservadores tampoco es así de sencillo como te imaginas. Y es un riesgo, pues uno se expone al desprecio, insultos e injurias de parte de los más fanatizados.

El hecho de que participes en una marcha no justifica necesariamente la causa por la que marchas, ni la hace necesaria y conveniente. Y probablemente estés haciendo caso omiso de la sana recomendación pastoral del Papa Francisco.

En fin, mi querido Roncuaz, lamento que en tu post caigas en la propaganda barata y la descalificación ad hominem de aquellos con quienes no concuerdas en algún tema particular. Sé que eres capaz de escribir sin caer en estos defectos. Espero que esto sea sólo sea un lapsus ocasional y nada más que eso.

Un fuerte abrazo

Martin

Anuncios

47 pensamientos en “QUERIDO CATÓLICO PEQUEÑO BURGUÉS

  1. Has mostrado correctamente la otra parte del problema, la parte más dominante y significativa. Si entendemos a los problemas sociales que provocan el aborto como ‘cultura de muerte’ > las marchas por la vida – al desinformar reduciéndolo simplistamente todo al tema del aborto y sin mencionar lo que lo desencadena – contribuye con ella (con la ‘cultura de muerte’).

    Yo también estoy 100% contra el aborto – salvo en las mencionadas excepciones – pero las ‘marchas por la vida’ apoyan indirectamente a la ‘cultura de muerte’ ! Es un facto ?

    Un ejemplo (2015):
    http://actualidad.rt.com/sociedad/165695-uruguay-despenalizacion-aborto-redujo-interrupcion-embarazo

    Lo triste, a pesar del éxito estadístico de esa ley, es que los ‘movimientos antiaborto’ habían intentado 3 años antes llevar a Uruguay ante la OEA para ‘denunciar’ esa ley de despenalización :
    http://actualidad.rt.com/sociedad/view/57036-uruguay-movimientos-antiaborto-denunciaran-oea-ley-despenaliza

    Al parecer, la guerra de poder – para esas personas – para obligar jurídicamente a la población a vivir según los principios ‘de los movimientos antiaborto’ fue más importante que la vida de todos esos fetos/bebés.

    Si tan sólo defendieran la vida de los nacidos con la misma energía y el mismo capital, pero QUÉ HIPOCRESÍA ! Allí NUNCA están presentes !

    Me gusta

  2. Estimado Martín,

    Suscribo cada unas de sus palabras, pues coincido con todas sus reflexiones. Efectivamente, es una paradoja insostenible el hecho de que los “provida” pretendan defender tanto a los nonatos, y muestren poca o nula compasión hacia sus semejantes adultos, e incluso defienden con dogmatismo férreo el derecho de la Iglesia a legitimar la pena de muerte o la “guerra justa”. Por otro lado, también es cierto que la causa del aborto no es la “perversidad” de las madres o de los médicos, sino que la raíz de fondo del problema es la miseria, la violencia, la soledad, el rechazo, el desamparo, etc., que orillan a pobres mujeres a transgredir uno de sus instintos más elementales y deshacerse de su hijo. No es criminalizando a estas mujeres como se consigue abatir el aborto (como bien dice, las mujeres que quieren o necesitan hacerlo, lo hacen de cualquier modo, con o sin dinero, con o sin leyes, pero en condiciones muy diferidas según su nivel socioeconómico), sino combatiendo sus causas: los embarazos no deseados (promoviendo la sexualidad responsable y los métodos anticonceptivos seguros), la miseria, el individualismo, el machismo, etc.

    Quisiera agregar dos comentarios más: 1) Me indigna que se utilicen tan a la ligera conceptos como “provida” o “cultura de la muerte”, con una visión maniquea simplista, prejuiciosa y sobregeneralizadora. Mi opinión es que la mayoría de las personas somos “provida”, si tenemos un mínimo de humanismo y filantropía, y la llamada “cultura de la muerte” no se encuentra donde se le pretende señalar (defensores de la descriminalización del aborto, homosexuales, promotores del control natal, etc.), sino en otros lugares donde es mucho más simulada (como los burgueses rapaces que despojan a quien sea y como sea, de su trabajo, su posibilidad de subsistir y su dignidad, o los cristianos fariseos que orillan a adolescentes homosexuales al suicidio o la infelicidad absoluta, etc.), o descarada (guerras, violencia social, violencia de género, violencia verbal, pena de muerte, etc.). Estoy convencido de que lo que más atenta contra la vida humana (y la calidad de vida, la dignidad) se halla en otro lugar. 2) Me parece preocupante el paupérrimo concepto de democracia que muchas personas tienen. Aspiran a una homogeneidad social, o cuando menos, a que sólo la mayoría sea visible y determine todo en la sociedad, incluyendo si le “otorgan” derechos a las personas (cuando los derechos no son negociables, son inalienables y sólo de proclaman, reconocen y protegen; no son nunca una concesión revocable). Aunque la democracia es mucho más que ello (y más aún debería ser), consiste cuando menos en un gobierno de, por y para el pueblo, entendiendo por este último concepto a todos, mayorías y minorías, aunque pueda desagradarnos aquellos con quienes tengamos que convivir. No, la democracia no son marchas que sólo buscan ser una manifestación de fuerza, chantajear a las autoridades e intimidar a las minorías. La democracia debe reconocer a todos, legislar para todos, proteger a todos.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Sr. Totalmente de acuerdo con Ud. No sé dónde estábamos cuando se requería nuestra presencia, nuestra voz y solidaridad, estábamos jugando quizá a ser Santiago Zavala, el de Vargas Llosa.
    No me queda claro sr. cuando Ud. menciona que la solución no pasa por la concientización de que el aborto es un mal que debe ser evitado… situación de pobreza, abandono por parte de la pareja…y olvido por parte del Estado. Pocas esperanzas de vida digna para todos, etc.
    Sr en los Estados Unidos después de la legalización del aborto ha ocurrido más de 55 millones en poquito más de 40 años, casi 2 veces la población del Perú. Solo en 40 años, no hubieran repoblado sin ningún problema.

    País Edad 25 – 29 Año #de Abortos
    España 2010 26789
    Reino Unido 2009 43331
    Francia 2007 49437
    Alemania 2010 25425

    Sr coloco estos países que no son conocidos por ser pobres, menos en extrema pobreza, salvo España que viene arrastrando una crisis económica en los últimos años, pero no podemos calificarla como pobre, supongo, no al nivel de los países en vías de desarrollo. Lo mismo con Estados Unidos para algunos aun la gran potencia mundial. Además el promedio de edad que coloco es de 25 a 29 años, personas me imagino conscientes de sus decisiones, aunque nadie escapa a alguna desgracia a cualquier edad.

    De acuerdo también con los comentarios de Gerundio y Merodak. Algo sr. estamos haciendo mal. Tanto en los estamentos de gobierno-estado, congragaciones religiosas, agrupaciones sociales y/o políticas, etc. Como diría mi mamá “estamos orinando fuera del bacín”. Disculpe la analogía.

    Abraham

    Me gusta

  4. Muy oportuno el señalamiento de Abraham, en el sentido de que no podemos reducir las causas del aborto a factores socioeconómicos, sino que también juegan un papel primordial cuestiones netamente éticas y axiológicas: la carencia de responsabilidad y compromiso de muchas parejas o mujeres, que se sienten completamente dueñas de la nueva vida que se forma en ellas (como parte de su cuerpo mismo), la falta de capacidad para el mínimo sacrificio y desprendimiento por el bien de los hijos, etc. Estos rasgos nihilistas también son causas del aborto, no lo justifican en modo alguno y deberían ser combatidos integralmente (no sólo criminalizando la práctica), buscando revertir las tendencias que sufrimos hoy en día: relativismo vulgar, hedonismo obsesivo, fetichismo del cambio y la novedad, cultura de lo efímero y desechable, individualismo egocentrista, etc. ¿qué compromiso moral puede tener una persona bajo estas premisas?

    Saludos a todos.

    Me gusta

  5. De acuerdo, un claro ejemplo es el tema de Alemania, ya que acá cuando alguien tiene un/a hijo/a el estado le da a los tutores una cantidad de dinero mensual y un sinfín de servicios financiados y semi-financiados para ayudar a la madre o padre o pareja con los costos, y eso durante muchos años, y sin embargo igual hay muchos abortos. Me atrevo a subrayar sin embargo, que si bien acá – en Alemania – la cantidad de abortos es significativa, es estadísticamente realizado por las clases menos pudientes.

    El factor socioeconómico sigue jugando un rol, aunque al parecer el aborto – en Alemania – está más al servicio del egocentrismo que a la necesidad económica. No estoy muy seguro, sin embargo, que esta proporción sea comparable con los países donde la pobreza es extrema. Una dolescente que se entera de su embarazo se plantea ese problema dentro de otras categorías. Quién sabe tengamos acá 2 temas que en una relación interdependiente no se dejan vislumbrar con mucha simplicidad :

    – el aborto en una proporción socioeconómica, más entendible de esta manera en los países del tercer mundo.

    – el aborto como consecuencia del nihilismo cultural, donde yo veo – interpretativamente – un acto fascista : matemos al débil que estorba,
    para que los fuertes puedan llevar una vida más cómoda. El feto no se puede defender.

    El compromiso moral, si bien se da en ambos casos pero a muy diferentes luces, es mucho más preguntable en el segundo caso, en comparación con el primero. Muchas veces en la esperanza de tener una vida cómoda, hay factores socioeconómicos semitransparentes.

    Me gusta

  6. La mentira consiste en afirmar que quien va a la marcha es necesariamente un católico burgués que no tiene sensibilidad social o que no conoce el problema de fondo y en el caso de la caricatura decir que los que rechazan el aborto aprueban por tontería o complicidad que se viole a una niña. Eso, mi estimado Martin es mentir, o si prefieres calumniar, o sugerir la maldad de determinadas personas. Y es también ad hominem. Y por si acaso el Papa Francisco manifestó una gran alegría por la inmensa multitud que congregó la marcha. Una cosa más que personalmente me indigna es saber a ciencia cierta que Cipriani les guste o no a sus detractores fue el único que tuvo el valor de oponerse frontalmente a Fujimori en lo de las esterilizaciones, yo trabajaba en el arzobispado en ese época, eso también es mentir. No estimado Martin, no es un exabrupto emotivo, es simplemente tratar de decir la verdad. Saludos y oraciones mutuas en la discrepancia querido amigo

    Me gusta

    • Estimado Roncuaz:

      ¿En qué momento he dicho que todo el que va a la marcha es necesariamente un católico burgués que no tiene sensibilidad social? Mi escrito se dirige a sólo a quienes encajan dentro de lo que yo describo, que pueden ser muchos, pero de ninguna manera he pretendido hacer una generalización que incluya a todos los participantes. Y no se trata de un argumento que busque refutar alguna verdad cierta, como que el aborto es un mal moral, descalificando a las personas. Y, por lo tanto, esa afirmación no puede ser calificada propiamente como ad hominem.

      Se trata de la descripción de un modo de ser católico, avalado por el hecho de que aquellos que encajan en ella están generalmente ausentes de las manifestaciones a favor de otros derechos esenciales. Así como también ha estado ausente Cipriani. Si estuvo en contra de las esterilizaciones, nadie se enteró. Ni siquiera lo hizo público en la página web del arzobispado de Lima. Y después tampoco habló del tema en público. Pero de lo que la gente sí fue testigo es de las buenas migas que hizo Cipriani con Fujimori y del apoyo que le dio a su gobierno. Y del apoyo de palabra que le sigue prestando al ex presidente convicto y a su hija. Lo cual constituye un escándalo para muchos.

      Por otra parte, ¿dónde está el apoyo de Cipriani a las mujeres esterilizadas que en una manifestación reclamaron porque el Estado archivó sus casos? Cipriani no dijo ni pío. Y eso es precisamente lo que he dicho. Nada más ni nada menos. ¿Es eso acaso una mentira?

      Ciertamente, puedes acusarme de mentiroso, siempre y cuando hagas interpretaciones de mis palabras que me hagan decir lo que realmente no he dicho. Sin lugar a dudas, puedo equivocarme y cometer errores, pero no está entre mis costumbres decir algo contrario a lo que yo mismo pienso y constato.

      Me gusta

    • Perdon Roncuaz… Cipriani le hizo frente a Fujimori? eso te lo dijo El? o tu lo supones? pues mira, te voy a dar un dato que te va a dar pesadillas por un par de noches: Fujimori (a quien dices que Cipriani le hizo frente) firmo un decreto, el decreto supremo 145-91 DF donde le reconoce a Cirpiani un sueldo homologado al de un ministro de estado, porque? porque se levanto un dia de buen animo y dijo: hoy le regalare plata a este cardenal tan buena gente?? sera quizá un funcionario publico de alto rango?? o sera porque sabe Dios que entripados tienen entre ellos… no me vengas con que se opuso frontalmente, Fujimori lo tenia domesticado y hacia lo que queria con la venia del cardenal y eso lo sabe cualquier persona, menos aquellos que por fanatismo quieren vendarse los ojos.
      Saludos

      Me gusta

  7. Estimado Roncuaz, eres una persona pensante, crítica e interesante. Además estoy convencido de que tienes muy buena voluntad, en este caso creo que te dejaste llevar por la emotividad y algún prejuicio? quizá. De igual forma también quiero aprovechar la ocasión para decirte que hace algún tiempo estoy esperando (decepcionado quizá) tu pluma aguda denunciando algunas barbaridades que sé que conoces del SCV y no han aparecido y ya no creo que aparezcan. En ese sentido tú sí eres un burgués, un burgués que denuncia muchas cosas de manera objetiva pero cuando se trata de desacomodar la propia vida (porque eso es el SCV para muchos) simplemente se acomodan plácidamente en el silencio o en el secretismo interno. Aquello que denuncias con estilo propio a los 4 vientos acerca de otros muchos, lo callas de manera cómplice. Declinaste, lo hiciste. Sabes mucho acerca de muchas cosas que pasaron y siguen algunas y tienes el respeto de muchos, pero lastimosamente, con respecto al SCV y sus muchos abusos callaste y declinaste la verdad, cosa que incluso no le ha hecho bien al SCV. Una pena.
    De igual forma con respecto a tu discusión con Martín estaría bueno que leyeras lo que escribió Martín y lo repasaras con objetividad, estás poniendo intenciones que yo no veo por ningún lado.

    Me gusta

  8. Ronquito, Martin no está generalizando, sino que está subrayando el aspecto pragmático de una despenalización que ha tenido buenos resultados en otros países, es decir que gracias a ella sobrevivieron más vidas, y sobretodo que las instituciones ‘provida’ no realizan actividad social fuera del tema del aborto, lo que deja entrever un grado de hipocresía que se basa en el evidente hecho – y esto lo pienso yo – de pretender ganar una forma de ‘reconocimiento’ entre sus allegados.
    Esa forma de reconocimiento, creo, de pretender sentirse héroe entre los cómodos, siendo uno mismo un burgués que se ha olvidado del desamparo material y espiritual de los necesitados. Todo un soldado de la burguesía, mitad sofa, mitad colchón. Dejar de lado la comodidad no significa dormir sobre una escalera, significa asumir riesgos, y por lo tanto confiar en la providencia Divina, significa que la cohesión de un grupo humano también se logra a través de sus diferencias, debates y desacuerdos.

    Ronco, buscar ‘reconocimiento’ entre los propios allegados es un arma muy peligrosa, por la que uno se acostumbra a hacer cosas que uno no ha pensado suficientemente. Uno termina protegiendo las barbaridades de los amigos a costas de los perjudicados.
    Esto no es auténtico, es más bien una forma de perder la propia conciencia y de esclavizarse moralmente. En mi caso prefiero no olvidarme que el compromiso lo tengo con mi Creador y no con mi grupo, es decir con los pecadores que me rodean – tan pecadores como yo – a quienes tampoco juzgo. Pero describo lo que observo porque me doy cuenta, y lo someto a debate esperando Iluminación para todos.

    Derrepente aún falta encontrar el punto de ebullición de la propia sangre, la motivación y entendimiento de las escrituras a través del cual estamos dispuestos a asumir riesgos reales, digan lo que digan los demás. Pregúntate si en tu movimiento este desenvolvimiento sería posible … Esta es una pregunta muy seria !

    Por favor trata de entender que el dolor ajeno es difícil de asimilar cuando uno mismo no lo ha vivido, menos aún desde la propia comodidad. El hambre de reconocimiento no creo qua salve a nadie, pero sigue siendo responsabilidad de cada quién. Este hambre busca siempre nuevas formas y nos engaña con enorme habilidad.

    Tratando – al menos – de ser constructivo, y con un saludo sincero,
    Gerundio

    Me gusta

    • Juan 12:43
      “Porque amaban más el reconocimiento de los hombres que el reconocimiento de Dios.”

      Juan 5:41
      “No recibo gloria de los hombres;”

      Juan 8:50
      “Pero yo no busco mi gloria; hay Uno que la busca, y juzga.”

      Juan 8:54
      “Jesús respondió: Si yo mismo me glorifico, mi gloria no es nada; es mi Padre el que me glorifica, de quien vosotros decís: “El es nuestro Dios.” “

      Me gusta

  9. Completamente de acuerdo con Martín, “La marcha por la vida” donde se ufanan de decir en Lima mas de un millón!, en Arequipa mas de 100 mil! lo que no dicen es que mas de la mitad de esa gente probablemente no tenga ni idea de por que “marcha” cuando muchos colegios católicos hicieron obligatoria la participación en la misma, o cuando la UCSP sortea IPADS entre los asistentes (según una denuncia circulando por internet)… entonces de que hablamos? El “católico pequeño burgues” no serán todos pero si hartos, que por vestir su polito blanco de “por la vida” y que por caminar 10 cuadras y sacarse fotos “pal face” creen pues que de alguna forma reducieron efectivamente el índice de mortalidad de mujeres en extrema pobreza por abortos clandestinos… No pues.

    Entonces es una marcha por TODA la vida? o es más bien una suerte de discurso pólítico/religioso condenatorio sobre el aborto? creo que todos sabemos la respuesta.

    Cuanta de esta misma gente ha participado u organizado una marcha por la VIDA de los MILES DE MILES de niños y menores abusados sexualmente por la Iglesia Católica (más de 12.000 casos sólo en Latinoamérica según el último informe de la ONU) ellos ya no son “VIDA”?… no vale la pena indignarse y salir a las calles por ellos?.. al parecer NO.

    Cuanta de esta agente ha marchado por la VIDA y los derechos de los homosexuales y de la comunidad LGTB, que son justamente uno de los grupos más maltratados, discriminados y marginados que sufren persecución y hasta muerte en manos de nuestra sociedad… no califican ellos como “VIDA” que valga la pena defender? al parecer tampoco. Mientras tanto el Papa Francisco se reúne comparte y almuerza con esta misma gente… sería Cipriani capaz de hacer lo mismo? creo que también sabemos la respuesta.

    Entonces donde está la coherencia de estos defensores de la “VIDA”? si pues, no existe… y si bien existe gente bien intencionada que asiste a estas marchas, las intenciones de los que las organizan no lo son tanto. Saludos.

    Me gusta

  10. Martín tu dices:

    “Quienes participan en las Marchas por la Vida se manifiestan respecto al inicio de la vida y respecto a su final, incidiendo en el carácter perverso del aborto y la eutanasia. Pero cuando se trata de manifestarse a favor de otro tipo de derechos humanos que hacen que la vida merezca ser vivida, su ausencia se hace sentir, argumentando que se trata de luchas políticas en las cuales la Iglesia católica no debe inmiscuirse.”

    Si este párrafo no es una generalización injusta, entonces que es??. Dime Martín, te consta que todos los que participaron en la Marcha por la Vida, hacen y argumentan lo que dices??

    En un párrafo anterior al que he copiado señalas:

    “La solución no pasa por la concientización de que el aborto es un mal que debe ser evitado, sino más bien por darle una solución integral a las causas que llevan a que las mujeres aborten: situación de pobreza, abandono por parte de la pareja, falta de oportunidades formativas y laborales para mujeres con hijos, falta de atención sanitaria de calidad, abandono y olvido por parte del Estado, pocas esperanzas de vida digna para toda la familia, etc.”

    Pero por supuesto!!. Escribes como si estuvieras descubriendo la pólvora. Parece que has olvidado que – al menos por estas tierras – la Iglesia desde hace décadas hace un trabajo que busca darle una solución integral al problema. Parece que no te has paseado por los hogares de mujeres abandonadas, promovidos por instituciones de la Iglesia en los que se busca atender todo lo que indicas. Parece que te has olvidado que hay muchos centros que acompañan a las mujeres encinta que se encuentran en una situación de extrema pobreza. Otra cosa es que por falta de recursos su impacto no sea el que se necesita.

    Más adelante indicaste:

    “A fin de cuentas, las Marchas por la Vida terminan siendo eventos multitudinarios donde católicos y otros cristianos se celebran a sí mismos por tener un modo de pensar correcto, guiados por lemas pueriles que no son más que estrategias de marketing sentimental: «Que tu niño interior defienda al mío. Únete», «Que tu niño interior te mueva. Únete».”

    Que afirmación tan mezquina mi querido Martín. Calculo que por lo años que llevas fuera del Perú, no tienes idea lo que significa organizar una marcha en cualquier ciudad (fuera de las trabas que te ponen, los costos de horas que implican, los riesgos que se asumen), en una sociedad en la que el católico no ha estado acostumbrado a manifestarse y hacer sentir su opinión ante tanta adversidad. No vives de cerca la frustración de no poder dialogar públicamente sobre estos temas, donde la prensa ignora o ridiculiza la posición de los católicos, donde te persiguen por pensar de esta forma. etc etc. Desde este contexto una Marcha por la Vida es una manifestación para alabar y no para desacreditar.

    Lo que esperaba de ti, es que seas crítico sin que ello implique que dejes de ser justo. La Marcha por la Vida es una acción que merece respeto. Que falta mucho, sin duda. Que aparte de Marchas debemos seguir avanzando en esfuerzos mayores para darle una solución integral al tema, por supuesto. Pero que las Marchas por la Vida sean eventos “donde católicos y otros cristianos se celebran a si mismos por tener un modo de pensar correcto.” , estás totalmente alejado de la realidad… tendrías que haber estado allí Martín….. me hubiera gustado verte allí…. Es muy fácil y muy injusto decir lo que afirmas, sentado en tu escritorio a miles de kilómetros del Perú, sin sudarla. Me haces recordar a un afamado novelista…

    Le gusta a 1 persona

    • Pablo y que es lo que no es fácil? caminar diez cuadras con tu polito de “por la vida” sin saber exactamente el porque y sacándote fotos para el face? a eso le llamas “sudarla”?

      Por otro lado no creo que sea NADA fácil el hacer una crítica bien fundamentada sobre una marcha cristiana “pro-vida” sin ser tildado de “loco”, abortista o pro-aborto, mentiroso, entre otros.

      Me gusta

    • Qué instituciones ‘provida’ realizan apoyo social – realizan un trabajo de esclarecimiento para con los problemas sociales y económicos que generan el oportunismo abortista – apoyan al pobre – apoyan económicamente a adolescentes en las ciudades satélite y pueblos jóvenes – o informan sobre métodos anticonceptivos, o intentan tener una eficacia en los problemas que generan el aborto en general ?

      Por favor incluír nombres y apellidos para constatar si son las mismas que salen a “marchar contra el aborto”. A ver, pues, si no es puro bla bla bla …

      Me gusta

      • Pregunté :
        “Qué instituciones ‘provida’ realizan apoyo social – realizan un trabajo de esclarecimiento para con los problemas sociales y económicos que generan el oportunismo abortista – apoyan al pobre – apoyan económicamente a adolescentes en las ciudades satélite y pueblos jóvenes – o informan sobre métodos anticonceptivos, o intentan tener una eficacia en los problemas que generan el aborto en general ?”

        >>> Luego de tres semanas no hay respuesta. Pero qué interesante !
        Al parecer los pequeños burgueses se quemaron las pestañas durante 3 semanas en google y no encontraron NADA.
        Muuuuuy sintomático. :/

        Me gusta

    • Estimado Pablo:

      Respecto al párrafo que mencionas, ¿te parece una generalización decir que quienes participan de las Marchas por la Vida están en contra del aborto y la eutanasia? ¿O más bien que yo diga que a esos mismos católicos no se les ve en manifestaciones a favor de otros derechos? Aquí no se trata de preguntar a los participantes si están de acuerdo con lo que digo, sino de verificar si están presentes en esas otras manifestaciones. ¿Podrías mencionarme varios ejemplos significativos que refuten mi “generalización”? ¿Dónde está la injusticia?

      Respecto a mi propuesta de una solución integral para afrontar el problema del aborto, no la presento como un descubrimiento que sólo se me ha ocurrido a mí —por si no te has dado cuenta—, sino que forma parte del razonamiento que hago en mi artículo. En cuanto a los hogares de mujeres abandonadas, no tengo la costumbre de ir a “pasear” por ellos, como hacen algunos católicos conservadores. Sé que esos centros existen, y es bueno que sea así. Pero no por eso voy a darme un “paseo” turístico por ellos, a fin demostrar desde mi condición burguesa que también estoy con los pobres. Además, creo que no has entendido bien el asunto. Esos centros de asistencia social buscan aliviar las consecuencias del problema, lo cual no está mal. Pero ¿qué tiene ver eso con lo que yo digo de ir a las raíces del problema? Tal como planteas el asunto, no pasa de ser un argumento populista, que en nada afecta lo que estoy planteando.

      Por otra parte, ¿qué tienen que ver los años que llevo fuera del Perú con el tema? ¿Acaso ha cambiado la situación sustancialmente? ¿Crees que vivo aislado sin contacto con otra gente que me cuenta como van las cosas? No niego que hay detalles que se me escapan, y que, por lo tanto, prefiero no abordar. Pero te aseguro que detrás de cada una de las ideas que expreso hay mucho trabajo de reflexión, lectura y comunicación.

      Sé que organizar una Marcha por la Vida cuesta dinero y esfuerzo. ¿Eso la convierte acaso en necesaria? ¿Eso la hace inmune a críticas legítimas que se pueda tener? ¿Porque a ti te parezca que es un gran evento donde los católicos pueden expresar su opinión, son mezquinos aquellos que con fundamento la critican? Además, estás presuponiendo que tu posición y la de otros participantes en la Marcha por la Vida es la posición de todos los católicos, cuando sólo es expresión de un sector, el de los católicos conservadores y fundamentalistas. Puedo coincidir contigo en que el aborto es un mal moral, pero de ahí a darle la importancia al tema que se le está dando con una Marcha por la Vida, hay un gran distancia. Creo que ese esfuerzo y dinero podría haberse invertido de manera más efectiva que en una manifestación que sólo busca ostentar mayoría numérica a fin de hacer presión sobre quienes hacen las leyes. A fin de cuentas, es una marcha por la vida aún no nacida, y de paso por la prolongación al máximo del declive de la vida que se está muriendo. Entre esos dos extremos está la vida real, con toda su ambigüedad, y sobre la cual poco se manifiestan los conservadores cuando se trata de defender derechos fundamentales de las poblaciones más vulnerables y de las minorías (campesinos, mineros, indígenas, homosexuales, etc.). Por lo menos, no suelen participar de sus luchas. Qué tal mezquindad, ¿no te parece?

      En cuanto a la prensa, no veo, por ejemplo, que ésta ridiculice lo que escribe José Alejandro Godoy, que es católico confeso, o lo que escribo yo, que también soy católico de cabo a rabo. Evidentemente, si presentas una opinión católica de contenidos fundamentalistas y con un estilo dogmático conservador, no debería extrañarte que seas ridiculizado. El Papa Francisco no cae en esos extremos, y no veo que la prensa lo ridiculice, menos aún que lo ignore, sino todo lo contrario.

      Por último, veo que eres otro de esos que esgrimen el argumento del escritorio, creyendo que con ese cliché se refuta válidamente a quien escribe. Para tu información, los contenidos de lo que escribo son reflexiones que van surgiendo en el día a día, mientas me dedico a otras actividades. Además, tengo otras ventanas abiertas que me permiten acercarme más ampliamente a la realidad (como el cine no hollywodense, los medios de comunicación alternativos, alguna que otra conversación con personas de otras culturas, etc.). El momento del escritorio es sólo para plasmar por escrito el jugo que le ha sacado a la vida. Y para precisar, yo no me siento en el escritorio, porque así no puedo escribir, sino en una silla no tan confortable, que me permite mover brazos y manos con comodidad sobre el teclado de mi PC de segunda, que está sobre mi escritorio barato de IKEA. De repente, puedo idear algunas situaciones más difíciles para ponerme a escribir. ¿Que te parece si me compro una portátil y escribo cuando camino entre los viñedos, o cuando estoy dirigiéndome en bicicleta al trabajo, o en las pausas que tengo cuando estoy ocupado laboralmente, o mientras pinto la pared o trabajo en el jardín, o cuando estoy reunido con otra gente o voy de compras, es decir, en medio de la vida? Tal vez escriba lo mismo, me cueste más debido a la falta de concentración, pero supongo que eso hará más creíble lo que escriba para alguien que todavía cree a pie juntillas en la falacia del escritorio.

      Finalmente, el hecho de que “la sudes” no necesariamente justifica el motivo por el que lo haces. En la Alemania nazi las Juventudes Hitlerianas la sudaban de veras, y hasta más que tú, pero eso no significa que su causa estuviera justificada.

      Me gusta

      • Estimado Pablo, esto es de la última publicación del Ronco sobre la marcha por la “vida”:

        “…Abierta y francamente expreso que no comparto para nada su visión de la libertad y de los derechos y lo digo con la misma pasión con la que comparto la humanidad con cada uno de ellos. En serio están en un gravísimo error y les ruego que cambien de camino.”

        No es eso un; “yo estoy en lo correcto, tu estás errado” ?

        Y esto es lo que tu mismo escribes más arriba…

        “Pero que las Marchas por la Vida sean eventos “donde católicos y otros cristianos se celebran a si mismos por tener un modo de pensar correcto.” , estás totalmente alejado de la realidad…”

        Te parece en verdad tan “alejado de la realidad”?

        Saludos.

        Me gusta

      • @ V,

        El ronco ha escrito eso diferenciándose de los abortistas, por si acaso. En el artículo de Martin no hay nada que pueda interpretarse como abortista, ni apoya al aborto (dicho sea de paso – yo tampoco). Eso, creo, no tendría conexión temática con la discusión bajo este artículo, ya que aquí hasta ahora nadie está defendiendo al aborto, sino que se duda de la atmósfera moral de los que suelen seguir y organizar ‘marchas por la vida’, ya que al parecer no les interesa los problemas sociales que causan el aborto, sino tan solo controlar jurídicamente la consecuencia, que por la misma razón ni siquiera es controlable de esa forma.

        Igualmente, lamento tener que expresar que en el explícito post del ronco nuevamente no habla sobre los problemas sociales que causan el aborto, ni ni siquiera recomienda investigarlos o hace alusión alguna al tema. De los dos asuntos que toco acá cito su texto :

        —–
        ” 2. Que manifestarse públicamente a favor de la vida quiere decir rechazar todo tipo de violencia injusta contra cualquier persona, sana o enferma, mujer, hombre, niño, no nacido, anciano, pobre, con educación o sin ella. POR LO TANTO el símbolo de la marcha sólo expresa lo que intento vivir todos los días.
        3. Que no tengo miedo de las personas que por alguna razón, que honestamente no he podido comprender nunca, PROMUEVEN EL ABORTO, la eutanasia o los atentados contra el matrimonio y la familia. Más bien las compadezco sin el más mínimo sentimiento de autosuficiencia, animadversión o desprecio. Abierta y francamente expreso que no comparto para nada su visión de la libertad y de los derechos y lo digo con la misma pasión con la que comparto la humanidad con cada uno de ellos. En serio están en un gravísimo error y les ruego que cambien de camino.”
        —–

        Creo que el problema se entiende mejor desde que el ronco no ve, o no entiende, o no quiere entender que gran parte del aborto es consecuencia de una agresión social, que en el punto #2 reduce a una generalización que se deja encausar a ‘defender’ la vida de los no nacidos, pero – otra vez – no a defender la vida de los nacidos en este contexto. (Estoy diciendo “en este contexto” para evitar malosentendidos). Ni tampoco a defender las condiciones sociales y económicas de quienes tienen que preguntarse, teniendo años de experiencia como pobres, o como miserables, si van a sobrevivir con un hijo a cuestas o no.

        Y es que un problema así no se soluciona con una ley de prohibición, eso es literalmente tapar el sol con un dedo, o poner el dedo en el termómetro. Dónde hay acá un claro análisis del problema basado en la doctrina social de la Iglesia ? Por ejemplo …

        Me gusta

    • Mi comentario es corto y simple y lo que te hago es una pregunta… tú dices que es muy fácil para Martín hacer lo que el hace estando en Alemania… osea que sería distinto si escribe el artículo estando en Lima?? sería más “difícil”?… pregunto, Qué es lo que no es tan fácil entonces?, cómo es que uds. la “sudan”?

      Luego indico que no es nada fácil para NADIE criticar una causa “pro – vida” sin ser llamado pro-aborto, abortista, etc, etc…Lo cual es también cierto. Entonces que es lo que te tengo que “fundamentar”?

      Me gusta

      • ÜDS. la sudan ? Tú que sabes sobre lo que hace Martín ? Pretendes usar un argumento ad hominem sin tener ninguna información (???) Qué piedras estás hablando ?
        Ya que dijiste ‘uds.’ en plural > Yo sí hago CUALQUIER CANTIDAD de trabajo social (y desde hace más de 15 años) – y no salgo a marchar con un polito ‘provida’ para luego regresar a mi sillón burgués, y no mover un dedo para ayudar a otras personas, que confundidas y en situaciones de vida recontradifíciles toman la horrible desición de abortar. Al igual que yo, conmigo se rompen el culo docenas de personas que están constantemente buscando soluciones pacíficas para problemas sociales conocidos, y sin financiamiento, por si acaso… En mi entorno no hay catolicoides, ni opus deis, ni sodálites adinosauriados, y la verdad ni siquiera tengo un sillón.

        Ah ! Y tampoco me dirijo a criticar el trabajo social de otros sólo porque no me dan el reconocimiento que tendría de los otros ‘politos’.
        Lo que estás haciendo no es una pregunta sino una acusación sin el menor conocimiento de causa, no es un comentario corto y simple, más bien uno muy cínico – según mi paciente opinión.

        Me gusta

  11. V: Si Martín hubiera estado en Lima, podría haber estado en el lugar de los hechos, hubiera podido observar quienes participan, entrevistarlos para poder averiguar que los motiva, de esta forma verificar sus hipótesis, etc etc. Procediendo así, hubiera hecho un trabajo de investigación periodística. Cuando tu no haces ese trabajo (que no es fácil), y generalizas o realizas afirmaciones categóricas – como Martín lo ha hecho -, estamos solo ante una crítica llena de prejuicios, sin valor probatorio.

    Me gusta

    • Y seguramente, mi estimado Pablo, pensaría lo mismo que tú, lo cual dudo mucho. No dudo de las buenas intenciones de los participantes, pero eso no los libra necesariamente de ingenuidad ni de falta de criterio. Cosas que probablemente se verían reflejadas en sus opiniones. Pues mi análisis se centra en consideraciones de orden práctico basados en el efecto que puedan tener las Marchas de la Vida y en el concepto de “vida” que se maneja, no en el entusiasmo que puedan poner los participantes.

      Por otra parte, te agradecería que me digas cuáles son los prejuicios que tengo ahora, y yo te podría mencionar los que tenía cuando pensaba como tú.

      Me gusta

      • Mi estimado Martín, debo reconocer que además de tus muchos dones, tienes también una gran habilidad para evadir críticas. Repito de manera resumida mi crítica a tu último artículo periodístico (tanto al texto publicado por un diario limeño como a los agregados que haces al mismo, en este blog) : i) En dicho artículo existen párrafos donde haces generalizaciones o afirmas de manera absoluta (las copie en mi comentario del 30 de marzo a las 17:28); ii) Dichas afirmaciones no están sustentadas – como hubiera correspondido – en una investigación periodística sino solo en tu respetable opinión (por favor lee nuevamente los párrafos que copie en dicho comentario y verás a que me refiero); iii) Quien conoce algo de periodismo sabe que en los artículos de opinión (y no de investigación) no se debe concluir de manera absoluta por razones evidentes (inclusive en las de investigación se recomienda no hacerlo salvo que se obtengan pruebas irrefutables); iv) Mi crítica es solo esa. No puedes sacar conclusiones tan absolutas sino has investigado (por más que te parezca evidente lo que afirmas, no deberías hacerlo); v) Si bien tenemos discrepancias en varios temas (y de verdad creo que no son muchos), ello no debería ser motivo para que no reconozcamos errores públicamente (y de reconocerlo no le quitaría valor a tu opinión que como repito es muy respetable); vi) De lo que te conozco y te leo, se que eres una persona honesta, por lo que estoy seguro que, al menos, tendrás en cuenta lo que te digo. Un fuerte abrazo!

        Me gusta

  12. Yo conozco a varios ‘provida’ que salieron a marchar en Madrid, y a un par de otras ciudades. Con tantos problemas jurídicos, económicos y sociales que hay en España, muchos se han venido a vivir a Alemania, otros tienen familia y están separados de ellas. De mi experiencia, algo así como el 80% de estas personas son de clase media venida a menos, nunca tuvieron la menor idea de lo que es un problema social, y ahora ellos mismos han caído en desgracia. Conozco también a una mujer de 29 Años – de misma procedencia – que tomaba parte en las mencionadas marchas, y que acaba de abortar el verano pasado. Antes salía a la calle con el lema ‘Por la vida, la mujer y la maternidad’. La gente que está atrás de eso, en el caso de España tiene conexión indirecta con los vínculos gubernamentales del opus dei.

    Qué tal si invierten todo ese dinero, tiempo, trabajo y energía en ayudar a resolver problemas sociales que provocan el oportunismo abortista, y en vez de discutir como criaturas en el patio del recreo, y nos ponemos más bien a trabajar juntos ?

    Lo que si – aviso – en mi entorno no hay personas que trabajan con ‘poses’.

    Saludos,

    Me gusta

  13. Luego de leer a Pablo con esa defensa tan débil que hace de sus acusasiones y ver cómo se desvanece su incipiente y burgués imputación, me pregunto: dónde está El Ronco??? y dónde están sus también burgueses acusaciones??

    Me gusta

  14. J.A: luego de leer tu comentario, lo único que provoca es quitarle el punto a tus iniciales y luego repetirlas incansablemente. Gracias por ponerle el toque de humor a este espacio.

    Me gusta

  15. Creo que no has respondido nada. Ese intento de chiste que acabas de hacer solo comprueba tu falta de argumentación. Hasta ahora no le respondes a Gerundio. No veo dónde. Por favor, si alguien ha leído la respuesta a los argumentos que Gerundio le da a Pablo por favor díganme dónde. Y si alguien ve la respuesta de Roncuaz a Martín, también háganmelo saber!!! Gracias

    Me gusta

  16. J.A. ¿porque tendría que haberle respondido a Gerundio, cuando Martín tampoco me ha respondido a mi??. Tranquilo, todo llega en su debido momento. Sigo pensando que eres muy gracioso.

    Me gusta

    • Qué tendrá que ver una cosa con la otra (?) —> Entonces no hay vínculo entre ‘provida’ e interés social real, y no estamos equivocados en nuestra crítica.
      Por otra parte creo que resulta evidente que nadie, ni los que viven en el Perú pueden preguntarle a cada uno de los cientos de burgueses que toman parte en esas marchas, como para asegurar que absolutamente todos y cada uno corresponde a lo expresado por Martin. Evidentemente habría – según veo yo – una malintencionada interpretación de ceñirse abstrusamente al pie de la letra y malinterpretar la intención expresada para puentear lo obvio y evidente, y realizar así un argumento cuyo valor es insubstancial y retórico.

      Me sumo, por lo tanto a la crítica de Martin. Aparte creo también que la gran mayoría de los ‘marchantes’ sufre del mismo tipo de hipocresía que la historia conoce de la clase burguesa desde hace muchisisísimos años : de darse mutuamente palmaditas en la espalda para aunque sea una vez en la vida poder sentir que se está con los necesitados. Naturalmente con los ‘necesitados’ que ya murieron o que nunca se conocerán.

      Ay, la burguesía siempre tan cómoda, falsa e impersonal.

      Caso cerrado ?

      Me gusta

  17. El ser gracioso tiene muchas cualidades intrínsecas, por ejemplo la alegría de vivir, gracias por recordármelo. Pero, para no desviarnos del tema, mientras sigues pensando que soy gracioso, yo sigo esperando las respuesta a los argumentos de Gerundio. Será que si tienes? mmm, no creo. Más bien pareces que repites cosas que te dictan. Eso es!! A menos que demuestres con argumentos lo contrario, sin insultar claro está!! Ah, lo digo porque ha pasado en este blog.

    Me gusta

    • Eso, eso, las respuestas a los argumentos de Gerundio 😀
      Las ‘marchas por la vida’, que indirectamente apoyan a una cultura de muerte por las muchas razones descritas aquí.

      El DESFILE DE LOS TIBIOS, de las poses, de los cómodos. Y que rifarán la proxima vez allí ? Un puesto de trabajo justo y digno para un adolecente de un pueblo joven ? O más bien una iPad Air 2‎, o algún otro cachivache ? Porqué más bien no hacen una tómbola, o organizan un bingo para las amas de casa de La Molina, y donan la ganacia a un hogar de menores ?

      Me gusta

      • Y saben porqué no se dedicarán a hacer tómbolas o bingos o a buscar medios para ayudar en serio ? :

        >>> PORQUE NO LES INTERESA.

        Ya sé que les fastidia que alguien les ponga un espejo frente a la cara, pero no se engañen, CONÓZCANSE !

        Me gusta

  18. Hola a todos, hasta ahora traté de mantenerme al margen de sus opiniones – comentarios, pues me parece que Uds. Se conocen desde hace mucho. Pero me ganó las ganas de decir algo.

    Sr. Toda marcha no importa de donde venga siempre tiene la intención de mostrar, dar a conocer, de cierta manera presionar, al fin y al cabo esa es la intención. Así es que no valoremos más unas que otras, ni descalifiquemos. Que estemos o no de acuerdo es otro tema

    He leído varias veces ya el comentario inicial que se hace aqui, y en realidad déjeme decirle sr. que si uno lee rápidamente su argumentación parece que dijera o deja entrever que la marcha en lima fue únicamente por la pequeña burguesía o la burguesía limeña.

    Pero es verdad lo que Ud. dice, Ud. no dice que TODOS los que participaron en la marcha son “pituquitos” católicos (palabras mias). Quizá su intención fue escribir pensando en alguien o en un grupo en concreto. Ud. sabe quienes son y cómo actúan. En otras palabras como decía mi papá “a quien le quede el saco, que se lo ponga”

    Reparé en algo que me causó algo de intriga, Ud. empieza dando una cifra, como la dieron casi todas las agencias noticiosas, leí un blog que decía “100 mil en Arequipa 500,00 en lima” o algo parecido. Medio millón, 500,000 personas, saqué mi calculadora y me dije: cuantos buses necesitaría para movilizar a toda esa gente?. Si lleno cada bus con 80 personas, voy a necesitar 6,250 buses. Otra más, (no crean que soy maniático de los numeritos) Qué espacio necesitaría para albergar a esa cantidad de personas?, si coloco a 2 personas por metro cuadrado, en una calle de 100 por 40, tengo 8,000 personas por cuadra aproximadamente. En total para tener al medio millón necesitaría 62 cuadras y media, pero la Avenida Brasil tiene 40 cuadras.

    Lo que si queda claro es que la marcha fue muy concurrida, decenas de miles, más que cualquier otra en los últimos tiempos. Pero medio Millón?

    En realidad no quiero descalificar la marcha en sí, cada grupo tiene la necesidad y el derecho de manifestarse. Lo que si me sorprende es como fácilmente puedo acusar a otro de “mentiroso feroz”, cuando ese mentiroso feroz argumenta desde su posición , y cuando la noticia que doy empieza con algo no tan claro. Una cosa es que este o no de acuerdo con lo que plantea u opina alguien y otra acusar por acusar.

    Los índices y la calidad de pobreza en los países desarrollados en comparación a los países del tercer mundo o en vía de desarrollo, no tiene comparación alguna. Si me preguntaran dónde quisiera ser pobre, obviamente diría que en un país desarrollado. La pobreza siempre va a existir en este mundo, así que a los pequeños burgueses y burguesía en general de aquí, allá o acullá, no se preocupen.

    Dándole pan al hambriento no se resuelve el problema, pero si el hambriento muere ese día dirá: “por lo menos morí con la barriga llena hoy, pa’ provecho de los gusanos”

    Me imagino que costó mucho programar la marcha, muchas horas de sueño, de tiempo invertido, para quien no está acostumbrado al trabajo de organización, para quien tiene una agenda programada, es salirse de los esquemas establecido y lógicamente cuesta y la sudan. También mucho dinero, si es qué se reunió medio millón , sólo en buses cuanto se gastaría?, no tengo la más remota idea de cuánto estaríamos hablando en dinero.

    No quiero pecar de fiscalizador, solo son preguntas que me hago y hago. Al margen de todo agradezco a Dios porque cada día me enseña más, al leerlos me muestra algo que no me es común. Dejémonos de tonterías y si hay algo que no nos queda claro, entonces preguntemos, particularmente a mí me gusta que se explique como “pa’ bruto”.

    Se me cuidan y que mi Dios los bendiga siempre.

    Me gusta

  19. Bueno, entre tanta discusion entre comentaristas quisiera agregar que ha habido innumerables denuncias de padre de familia que han manifestado que sus hijos escolares han sido obligados a participar en la famosa marcha por la vida y quienes no han asistido (ejemplo de una menor con descanso medico) han sido suspendidos o sancionados, no tengo nada en contra de las manifestaciones, cada quien tiene derecho a pensar lo que bien le venga en gana, pero intentar hacer numero obligando a menores en edad escolar a asistir coaccionandolos con sus notas y bajo amenaza de sancion me parece absurdo y ridiculo, Cipriani siempre haciendo “mancha” con escolares.
    Por otro lado respecto al tema del aborto, agrego que ni siquiera la ciencia (mucho menos la iglesia (ni la catolica ni ninguna otra)) se ha puesto de acuerdo sobre en que momento la vida humana se consdera como tal, algunos dicen que desde la fecundancion (que es imposible determinar en que momento se produjo), otros la anidacion, nuestra constitucion politica (que reconoce al catolicismo como iglesia oficial) indica que el estado protege al “concebido” sin especificar a quien o desde que momento se considera concebido, ya que existen multiples teorias acerca del mismo (revisar a Enrique Varsi en su “Fundamentos basicos del Derecho Genetico”). Solo para tener en cuenta.
    Saludos

    Me gusta

    • Bueno, claro, la Iglesia – consecuentemente – no bautiza a los prenatos, quén sabe debería hacerlo … Porqué no ?
      Pero eso de obligar a niños a participar ? De a pocos se entrevé el modus operandi, y la condición moral de algunos organizadores …

      Me gusta

  20. Y ante la repetida pregunta de si es que las ‘instituciones’ de la ‘marcha por la vida’ tienen relación real con otras instituciones de interés social – que apoyen al bien común, o intenten (p.ej.) socioeconómicamente ayudar a resolver los conflictos de los necesitados > no hubo ninguna respuesta (!)
    Cómo dicen en las películas en las que hay juicios, abogados y jueces ? > “no más preguntas !” 😀
    > Ni aún habiéndose quemado las pestañas en google han encontrado un vínculo entre “promover el juzgar y condenar a quien aborta”, y “ayudarlo en su estructura de vida para promover en el pobre una desición diferente al aborto”.
    Ya que estadísticamente son los pobres quienes representas la ‘masa’ de abortos, me permito copiar aquí parte del catecismo de la Iglesia católica :

    VI. El amor de los pobres

    2443 Dios bendice a los que ayudan a los pobres y reprueba a los que se niegan a hacerlo: “A quien te pide da, al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda” (Mt 5, 42). “Gratis lo recibisteis, dadlo gratis” (Mt 10, 8). Jesucristo reconocerá a sus elegidos en lo que hayan hecho por los pobres (cf Mt 25, 31-36). La buena nueva “anunciada a los pobres” (Mt 11, 5; Lc 4, 18)) es el signo de la presencia de Cristo.

    2444 “El amor de la Iglesia por los pobres […] pertenece a su constante tradición” (CA 57). Está inspirado en el Evangelio de las Bienaventuranzas (cf Lc 6, 20-22), en la pobreza de Jesús (cf Mt 8, 20), y en su atención a los pobres (cf Mc 12, 41-44). El amor a los pobres es también uno de los motivos del deber de trabajar, con el fin de “hacer partícipe al que se halle en necesidad” (Ef 4, 28). No abarca SÓLO la pobreza material, sino también las numerosas formas de pobreza cultural y religiosa (cf CA 57).

    2445 El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas o su uso egoísta :

    «Ahora bien, vosotros, ricos, llorad y dad alaridos por las desgracias que están para caer sobre vosotros. Vuestra riqueza está podrida y vuestros vestidos están apolillados; vuestro oro y vuestra plata están tomados de herrumbre y su herrumbre será testimonio contra vosotros y devorará vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado riquezas en estos días que son los últimos. Mirad: el salario que no habéis pagado a los obreros que segaron vuestros campos está gritando; y los gritos de los segadores han llegado a los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido sobre la tierra regaladamente y os habéis entregado a los placeres; habéis hartado vuestros corazones en el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste» (St 5, 1-6).

    2446 San Juan Crisóstomo lo recuerda vigorosamente: “No hacer participar a los pobres de los propios bienes es robarles y quitarles la vida; […] lo que poseemos no son bienes nuestros, sino los suyos” (In Lazarum, concio 2, 6). Es preciso “satisfacer ante todo las exigencias de la justicia, de modo que no se ofrezca como ayuda de caridad lo que ya se debe a título de justicia” (AA 8):

    «Cuando damos a los pobres las cosas indispensables no les hacemos liberalidades personales, sino que les devolvemos lo que es suyo. Más que realizar un acto de caridad, lo que hacemos es cumplir un deber de justicia» (San Gregorio Magno, Regula pastoralis, 3, 21, 45).

    2447 Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cf. Is 58, 6-7; Hb 13, 3). Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras espirituales de misericordia, como también lo son perdonar y sufrir con paciencia. Las obras de misericordia corporales consisten especialmente en dar de comer al hambriento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y a los presos, enterrar a los muertos (cf Mt 25,31-46). Entre estas obras, la limosna hecha a los pobres (cf Tb 4, 5-11; Si 17, 22) es uno de los principales testimonios de la caridad fraterna; es también una práctica de
    justicia que agrada a Dios (cf Mt 6, 2-4):

    «El que tenga dos túnicas que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer que haga lo mismo» (Lc 3, 11). «Dad más bien en limosna lo que tenéis, y así todas las cosas serán puras para vosotros» (Lc 11, 41). «Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen del sustento diario, y alguno de vosotros les dice: “Id en paz, calentaos o hartaos”, pero no les dais lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve?» (St 2, 15-16; cf Jn 3, 17).

    2448 “Bajo sus múltiples formas —indigencia material, opresión injusta, enfermedades físicas o psíquicas y, por último, la muerte—, la miseria humana es el signo manifiesto de la debilidad congénita en que se encuentra el hombre tras el primer pecado de Adán y de la necesidad que tiene de salvación. Por ello, la miseria humana atrae la compasión de Cristo Salvador, que la ha querido cargar sobre sí e identificarse con los «más pequeños de sus hermanos». TAMBIÉN POR ELLO, LOS OPRIMIDOS POR LA MISERIA SON OBJETO DE UN AMOR DE PREFERENCIA POR PARTE DE LA IGLESIA, QUE, DESDE LOS ORÍGENES, Y A PESAR DE LOS FALLOS DE MUCHOS DE SUS MIEMBROS, NO HA CESADO DE TRABAJAR PARA ALIVIARLOS, DEFENDERLOS Y L I B E R A R L O S. Lo ha hecho mediante innumerables obras de beneficencia, que siempre y en todo lugar continúan siendo indispensables” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Libertatis conscientia, 68).

    2449 En el Antiguo Testamento, toda una serie de medidas jurídicas (año jubilar, prohibición del préstamo a interés, retención de la prenda, obligación del diezmo, pago cotidiano del jornalero, derecho de rebusca después de la vendimia y la siega) corresponden a la exhortación del Deuteronomio: “Ciertamente nunca faltarán pobres en este país; por esto te doy yo este mandamiento: debes abrir tu mano a tu hermano, a aquél de los tuyos que es indigente y pobre en tu tierra” (Dt 15, 11). Jesús hace suyas estas palabras: “Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis” (Jn 12, 8). Con esto, no hace caduca la vehemencia de los oráculos antiguos: “comprando por dinero a los débiles y al pobre por un par de sandalias […]” (Am 8, 6), sino que nos invita a reconocer su presencia en los pobres que son sus hermanos (cf Mt 25, 40) : El día en que su madre le reprendió por atender en la casa a pobres y enfermos, santa Rosa de Lima le contestó: “Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, somos buen olor de Cristo”.

    ————————————–

    … pero eso sí, sigan saliendo a las calles para juzgarlos y condenarlos. Entre uds. no se dan cuenta de cómo se ve desde afuera, porque están adentro. Pero para el resto la hipocresía es inconfundible.

    Quiera Dios, cuando les llegue el día, no condenarlos como uds. lo hacen.

    Me gusta

  21. Está claro que hay un ida y vuelta de interpretaciones sobre temas que ya deberían estar claros para un católico adherido a la Fe que promete en su Bautismo y renueva en la Confirmación:
    a) La vida es un don de Dios que debe defenderse y no se opone a que un católico apoye otros derechos que despliegan ese derecho a la vida: pero el mandamiento de NO MATAR es divino y tiene un peso propio no sólo dado por Dios sino naturalmente, ya que de él se derivan otros derechos.
    b) El Papa Francisco no sólo apoya sino promueve la defensa de la vida y su apoyo al Cardenal Cipriani es explícito; si no, no habría mandado su mensaje. Otra cosa es que por interés ello se silencie.
    c) Objetivamente es la manifestación más exitosa convocada por la Iglesia en el Perú y que año a año crece en adherencia. Ningún político o “católico progresista” de las llamadas izquierdas sería capaz de convocar más gente. Es un dato objetivo, guste o no, pero que revela lo que hay en el corazón de los creyentes que no se dejan seducir por las ideologías.
    d) Dios no es ajeno a esta realidad (si tenemos verdadera Fe) y el respaldo explícito del Papa es un signo claro que el Señor está marcando estos tiempos, y en el Perú en particular, como un desafío la defensa de la vida del no nacido y de toda persona hasta su fin natural. Guste ello o no.
    e) No puede generalizarse que los que van a estas marchas son católicos desinteresados de lo social o de las causas que lo motivan. Eso es juzgar; y la mayoría de concurrentes son de clase media baja y de las periferias de Lima, no son la mayoría de clase alta. Pero aún cuando sólo pareciera, esa marcha es un buen comienzo para reentablar por ahí su vínculo integral con la Fe y la caridad en todos los demás aspectos
    f) Al fiscalizador de números sobre la cantidad de gente que fue, no toma en cuenta que muchos no llegamos en buses sino que somos gente y familias o vecinos de las parroquias cercanas a los lugares de la marcha. No todos necesitaron buses para llegar.
    g) Opinión personal. Si se trasluce un rechazo a priori de la marcha en el artículo de Martín motivado en parte, esto es ya una opinión, por la ideología de izquierda que suele quitarle el peso propio que tienen valores fundamentales que defiende la Iglesia de siempre (familia, matrimonio, vida, etc.) para pretender encajarlos en su ideología de izquierda en que se diluye el mensaje evangélico de salvación trascendente en sólo abstracciones sociales intramundanas. Sería bueno, sin embargo, que se dejara la ideología y se tomara más en cuenta la doctrina social de la Iglesia para evitar esos equívocos.

    Me gusta

    • Querido Enrique:

      Es evidente que un católico debe defender la vida. No es eso lo que está en discusión. La pregunta es si una marcha por la vida logra ese objetivo de manera eficiente, o si sólo sirve como medida de presión para que las leyes estén de acuerdo con la moral cristiana. En mi opinión, eso no basta para solucionar el problema del aborto. Así como una prohibición del alcoholismo no elimina el problema —e incluso puede agravarlo al ocultarlo y relegarlo a la clandestinidad—, de manera similar una legislación que criminalice sin restricciones el aborto no soluciona nada. La solución no está por el lado de lo legal, sino por el lado del compromiso social.

      Tampoco nadie duda de que el Papa Francisco defienda la vida. Lo que sí se puede cuestionar legítimamente es su apoyo al Cardenal Cipriani, pues las noticias al respecto nos llegan por lo general de fuentes allegadas al arzobispo de Lima, de cuya objetividad se puede dudar con razón. Además, los mensajes pontificios enviados con ocasión de eventos de este tipo suelen ser sólo un trámite burocrático. No sabemos en realidad si Cipriani es respaldado o simplemente tolerado por el Papa Francisco.

      La presencia de multitudes en la marcha demuestra tanto como los eventos de masa organizados por el partido nazi durante el Tercer Reich, es decir, que hubo una convocatoria bien organizada, en el caso de Lima a través de colegios y parroquias. Lamentablemente, los católicos no conservadores no cuentan con una infraestructura semejante. Y no creo que tampoco la necesiten para demostrar algo.

      Respecto a que Dios no sea ajeno a estas realidades, puedo decirte que Dios no es ajeno a ninguna realidad. Y se hace más presente donde se hallan las líneas torcidas de este mundo. Las marchas por la vida me parecen tan rectas, que no sé qué decirte.

      Asimismo, no basta con defender el inicio y el final de la vida, es decir, precuparse de que la gente nazca y de que se muera naturalmente. También es necesario luchar por aquello que hace que la vida valga la pena de ser vivida con dignidad. En ningún momento he juzgado las intenciones de la mayoría de los participantes de la Marcha por la Vida. Sólo he partido de una constatación: cuando se trata de otras luchas, donde está en juego la supervivencia digna de minorías marginadas u oprimidas, su ausencia se hace notar. A Cipriani no se le ve ni la sombra. Y esto nada tiene que ver con las intenciones que supuestamente puedan tener los susodichos.

      Por último, atribuyes a una ideología izquierdista mi crítica a la Marcha por la Vida. Fácil manera de explicar las cosas, o de intentar desacreditarme sin responder a mis planteamientos, que pretenden ser reflexiones de sentido común sin tomar bandera por nadie. Tampoco estoy contra la familia, el matrimonio y la vida, términos que ciertos sectores de la Iglesia llenan de sus propios contenidos y toman como estandarte para satanizar a quienes no estén de acuerdo con su interpretación ideológica conservadora y fundamentalista. Pues hay católicos que creen no estar ideologizados, pero no se dan cuenta de que sí lo están, con una ideología mas bien cercana al fascismo, que es mucho más peligrosa que una ideología de izquierda.

      Abstracciones puedes encontrar en las reflexiones espiritualistas de tantos que se autoproclaman defensores de la verdad y defienden la vida en concepto, pero poco saben de lo concreto de las realidades intramundanas y de lo complejo que pueden llegar a ser las problemáticas auténticamente humanas.

      Espero que estas reflexiones sirvan para aclarar tus inquietudes.

      Me gusta

  22. Hola Enrique
    Muy cierto lo que dice, hay temas que deben estar claros, muy claros para un católico sincero y honesto. Aquel que se precie de católico no va en contra de la vida y bien menciona Ud. el mandamiento de NO MATAR, pero hay otros sr. NO ROBAR, NO MENTIR y más como Ud. sabe.

    Jesús nos dice en Mateo 22, 36-40 Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley? Él le dijo: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas”.

    Como manifestación es cierto que fue muy concurrida. No sé porque relaciona al progresista con la izquierda. Es qué no se puede ser progresista sin ser de izquierda? Todos sr. tenemos alguna orientación ideológica, esta puede ser adherida desde los estudios y observaciones intelectuales como se puede formar una ideología desde la experiencia cotidiana, o afirmar una con la otra. Y eso sr. no tiene nada de raro. Lo raro seria no tener una ideología.

    Sr. Dios jamás da la espalda a su pueblo, a su creación, usando sus palabras “hay temas que deberían ser claros para un católico”. El asunto que pueda causar contradicción es lo que Ud. puede ver y lo que otros podamos ver.

    No encuentro alguna generalización en el artículo sobre que todos los que asistieron a la marcha no se interesan en asuntos sociales, pero si hay alguno que no logra ver esa realidad, a él va dirigido este comentario.

    Sr. No soy fiscalizador de nada, el comentario apunta a que se le acusa al que administra este blog de mentiroso feroz al decir lo que piensa, de dar sus opiniones. Podemos estar de acuerdo o no, pero decirle alegremente mentiroso feroz, no suena bien, sobre todo cuando quien lo dice, afirma que se concentró a 500,000 personas y Ud. sabe sr. que eso no es verdad. Que la marcha fue multitudinaria, miles de miles reunidos a una sola voz, muy digno de aplaudir. Pero no puedo decir lo que no es. Las cifras representan cantidades exactas, las opiniones carecen de valor de verdad. Es por eso que podemos estar de acuerdo o no. Se calcula que se reunieron 250,000 personas.

    Vivimos una realidad terrena, donde lo principal es la persona humana y su dignidad. Sr. Dios creo todo para todos los seres humanos, no para una persona o un pequeño grupo de personas. Estamos llamados a la participación plena de la vida, al desarrollo y el progreso de los pueblos, estamos llamados a acortar las distancias de las tenencias.

    Si solo concentramos nuestro trabajo en la ayuda social de todo tipo y no vivimos y crecemos en espiritualidad, somos como una silla con una pata rota, de igual modo si concentro todo en lo espiritual y no obro.

    De nada me sirve participar en todas las marchas habidas y por haber, ya sea pro vida, o pro familia, etc. Si el domingo por pereza no voy a misa. De nada vale reunir, si fuera el caso 500,000 personas o más si muchas de ellas usan métodos anticonceptivos (condones, dispositivos intrauterinos, etc.), si mucho codician a la mujer ajena, si muchas de ellas abusan de menores, si muchas de ellas no pagan un salario digno o roban a sus trabajadores y/o al estado, si muchas de ellas se golpean el pecho y rasgan sus vestiduras y no sufren el llanto de las mujeres esterilizadas sin consentimiento, cuando muchos vamos a misa mostrando nuestras riquezas en joyas como si fuera un desfile de pertenencias dándole una cachetada a la pobreza de las periferias de lima o de muchos pueblos olvidados del interior del país, cuando muchos hablamos de inversión sana y no sabemos que pasa en las comunidades mineras y pueblos aledaños.

    Se me cuida y que mi Dios lo llene de bendiciones.

    Me gusta

  23. @ Enrique,

    Podrías explicar – por favor, con lujo de detalles – a qué llamas tú una ideología, y que rayos tienen que ver el artículo del blog, como las opiniones vertidas aquí con algo por el estilo ?
    Tengo la impresión que no has leído nada de lo que se ha escrito, e intentas – de una manera autoritaria (a,b,c,d,e, etc.) – repetir argumentos que ya han sido comentados a lo largo del discurso del blog, del artículo y de los comentarios. Me huele a oportunismo retórico.

    Porqué, más bien, no utilizas tu tiempo, trabajo y energía en ayudar al pobre y solucionar la parte más abundante del problema del aborto. Para eso planteé hace rato el analizar el problema del aborto desde la doctrina social de la Iglesia, pero parece que a nadie le conviene hacerlo, ni al ronco ni a tí.

    Para eso ofrecí el texto del catecismo (“VI. El amor de los pobres”) – contextualizando – que ni siquiera comentaste. Pero nos acusaste de ideólogos. De cuándo acá un ideólogo propone estas dos cosas ? O es el catecismo una ideología ? O es la doctrina social de la Iglesia una ideología ? Qué intentas defender ?

    Me gusta

  24. Pingback: VOTAR EN CONCIENCIA NO ES PECADO | LAS LÍNEAS TORCIDAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s