SEXO Y ESCÁNDALO… ¿Y LA VIOLENCIA?

fifty_shades_of_grey

50 sombras de Grey ha llegado a las pantallas peruanas y se ha convertido en el Perú en la película más taquillera en días recientes, además de provocar las iras de los defensores de la moral puritana, para quienes abordar gráficamente temas como la sexualidad humana —y peor aún si viene revestida de sadomasoquismo— es también un acto perverso.

Aunque entre ellos haya quienes pregonen que nada de lo humano les es ajeno, siguen manteniendo un muestrario de temas que no debería permitirse tocar en el arte cinematográfico. Olvidan que el arte es en sí mismo amoral, y cuando se pretende instrumentalizarlo como vehículo de enseñanza moralista, se traiciona su esencia y se cae en la mediocridad y en el cliché.

Si así es el escándalo ante un producto tibio y de dudosa calidad artística pergeñado por Hollywood, ¿por qué no ha habido semejante reacción ante esa obra máyuscula de arte que son los dos volúmenes de Ninfómana del cineasta danés Lars von Trier, donde se muestra sexo sin tapujos pero insertado en una historia personal estremecedora acompañada de reflexiones existenciales y plasmada en imágenes de cruda pero cautivadora poesía? ¿Tal vez por ignorancia, porque ni siquiera saben que existe esta película?

Y aquellos mismos que se rasgan las vestiduras ante el sexo, ¿por qué no han hecho el mismo escándalo ante películas que glorifican la violencia o la banalizan, convirtiéndola en un espectáculo sangriento, como Hostal: Parte II (2007), Rambo: Regreso al infierno (2008) o El gran torneo (2009), cuya difusión comercial en sus versiones completas está prohibida en Alemania?

¿Por qué los mismos que satanizan el sexo suelen tener manga ancha con la violencia?

(Columna publicada en Exitosa Diario el 18 de febrero de 2015)

________________________________________

Los títulos originales de las películas aquí mencionadas son:

  • Fifty Shades of Grey (Sam Taylor-Johnson, 2015)
  • Nymphomaniac: Vol. I (Lars von Trier, 2013)
  • Nymphomaniac: Vol. II (Lars von Trier, 2013)

Estás películas obtuvieron en Alemania una calificación de edad de mayores de 16 años, debido a que se concluyó que las escenas de sexo incluidas no son pornográficas.

  • Hostel: Part II (Eli Roth, 2007)

Mientras que la primera parte Hostel (Eli Roth, 2005) obtuvo la calificación de edad más alta en Alemania (mayores de 18 años), la segunda parte en su versión completa está sujeta a decomiso, y tanto su venta como su difusión son consideradas delitos, debido a que su contenido de violencia extrema atenta contra una o más leyes penales del país. Una versión cortada está disponible en el mercado.

  • Rambo (Sylvester Stallone, 2008)
  • The Tournament (Scott Mann, 2009)

Estas dos últimas películas en sus versiones completas están incluidas en Alemania en el Index, una lista oficial que incluye ítems potencialmente dañinos para menores de edad. Su venta está permitida a mayores de edad, pero está prohibido colocar los filmes en estanterías, ofrecerlos en tiendas online y hacerles publicidad, por lo cual una difusión comercial en sentido estricto no es posible. A nivel comercial sólo es posible encontrar versiones cortadas de ambas películas.

 

5 pensamientos en “SEXO Y ESCÁNDALO… ¿Y LA VIOLENCIA?

  1. Buenos dias:

    Esa reflexion es de mucho sentido quizas porque la opcion V dirigida por el cura Sodalite Jurgen Daum le ha declarado la guerra abiertamente a esta pelicula, tratando de conservar la pureza e las mujeres y este cura no se da cuenta que quiere tapar el sol con un dedo lo que tendria que hacer en vez de decirle al mundo que no lean este libro o que no hagan una cosa u otra ni vean esta pelicula u otras peliculas es enseñarles a tener criterio y a sacar lo bueno de lo malo a apreciar el arte en todas sus facetas, la sexualidad con todas sus facetas, en realidad la mentalida de este cura de la opcion V es muy paternalista y no deja que una persona madure ni llegue a apreciar la vida con todos sus altibajos.

    Me gusta

  2. Y eso que la película es una versión ‘light’ del libro en especial las tan esperadas escenas BDSM,
    ningún punto de comparación con Nymphomaniac donde sí se muestran con intensidad y crudeza.

    Me gusta

  3. No es más que la enfermiza obsesión con el sexo de los puritanos, es su mayor tabú. Por ejemplo, algunos olvidan que hay infinidad de pecados, muchos de gravedad similar, y sólo condenan la sexualidad “ilícita”; pensemos en Bermúdez, poseído por Amón (demonio de la ira) y él tan tranquilo, pero de inmediato lanza toda la artillería de sus medios contra cualquier tema de sexualidad alterna. Lo más risible de esto es que digan lo que digan, condenen lo que condenen, maldigan lo que maldigan, y por más que pretendan imponer su miserable represión a todo el mundo, la mayoría de las personas viven su sexualidad libremente como les viene en gana, para bien y para mal.

    Saludos a todos.

    Me gusta

  4. Pingback: LA CENSURA EN ALEMANIA | LAS LÍNEAS TORCIDAS

  5. Porqué siempre los que condenan la sexualidad que no conocen – la de los otros – son los que pretenden no ejercer ninguna, soliendo ejercerla a escondidas ? De eso todos nos enteramos demasiado tarde.
    hmmm…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s