OBEDIENCIA PERFECTA

obediencia_perfecta

El 1° de mayo de 2014, tras un rodaje mantenido en secreto, fue estrenada en México Obediencia perfecta, ópera prima del cineasta Luis Urquiza. Este film, posteriormente galardonado con el Gran Premio de las Américas en el Festival de Cine de Montreal, está basado en los abusos cometidos por el P. Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo.

Narra la historia del joven Julián (Sebastián Aguirre), quien ingresa a un seminario de los Cruzados de Cristo, congregación sacerdotal dirigida por el P. Ángel de la Cruz (Juan Manuel Bernal). Éste irá iniciando a Julián en una relación turbia llena de complicidad, donde la ferviente devoción religiosa se mezcla con pasiones carnales ilícitas.

Para el P. Ángel se trata de moldear al joven a fin de hacerlo totalmente dócil y sumiso, pasando por las tres etapas de aprendizaje de la obediencia. «Usted es el elegido de Dios —piensa el P. Ángel sobre su discípulo—. Para llegar a la obediencia perfecta, yo le obligaré a sentir placer hasta de lo que no le gusta. Conocerá lo que más aborrece y le atemoriza, que es usted mismo. Sólo así va a lograr una transformación definitiva».

Sin escenas sexuales explícitas, contemplamos la vida cotidiana de los personajes en un ambiente religioso tradicional, pero lo que ocurre fuera de cámara nos genera angustia y zozobra. Y horror ante el drama de jóvenes adolescentes cuya voluntad va siendo debilitada para someterse a los oscuros deseos de un obseso. Pues los abusos sexuales son sólo la culminación de un proceso más profundo y destructivo: la manipulación de las conciencias y la consiguiente pérdida de la libertad interior.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 28 de enero de 2015)

________________________________________

Éste es el problema que suelen presentar aquellos grupos de la Iglesia católica con estructuras institucionales verticales y autoritarias, y que ponen la obediencia como uno de los valores supremos: el debilitamiento de la capacidad de decisión propia de sus miembros, el enajenamiento de sus conciencias y, finalmente, la sumisión total a los deseos del líder y de aquellos que lo representan en la cadena de mando. Me refiero en concreto a grupos como los Legionarios de Cristo, el Opus Dei y el Sodalicio de Vida Cristiana, en el último de los cuales yo mismo pasé por experiencias extremas relacionadas con la disciplina de la obediencia, las cuales he descrito anteriormente en mi post OBEDIENCIA Y REBELDÍA.

Estoy convencido de que ahí reside el núcleo del problema, y no en los abusos sexuales que se han cometido, pues a fin de cuentas lo que se quiere lograr es el sometimiento absoluto de la libertad personal, aunque se pretenda justificar esto sobre la base de una causa encomiable, a saber, la conformación de la persona con el Señor Jesús. Lo cual no deja de ser problemático desde el momento en que el concepto de Jesús que propone el Sodalicio sigue siendo una más de las tantas interpretaciones que hay de la figura de Jesús.

Recuerdo que Luis Fernando Figari, entonces Superior General del Sodalicio, nos decía que la obediencia sodálite debía adelantarse a las intenciones del superior, de modo que el subordinado hiciera lo que éste quería antes de que se hubiera dado una orden explícita. Dicho de otro modo, la obediencia del sodálite se consideraba perfecta cuando estaba pendiente de la voluntad del superior y cumplía sus deseos antes de que éste los formulara verbalmente. En fin, la enajenación completa de la propia voluntad. Y hay que ver los malabares intelectuales que hacía Figari para justificar ideológicamente la sumisión total, presentándola como libertad plena.

Es cierto que también decía que hay que obedecer al superior en todo excepto en aquello que es pecado. Aparentemente, una cláusula de salvaguardia de la conciencia moral. Sin embargo, en aquellos que habían pasado por el proceso de formación sodálite —que incluía técnicas de manipulación psicológica y control mental— las posibilidades de objeción de conciencia a una orden emitida por un superior eran muy reducidas, pues eso implicaba ir contra la convicción metida a hierro y fuego entre ceja y ceja de que el superior siempre buscaba el bien personal de uno y de que él sabía mejor que uno mismo lo que le era más conveniente. Además, juzgar uno mismo según su propia conciencia qué era pecado y qué no, se consideraba un acto de soberbia e individualismo, pues este tipo de asuntos debían ser consultados precisamente… con un superior. Un círculo vicioso, del cual era muy difícil salir. Y el perfecto caldo de cultivo para dar el paso del sometimiento psicológico al sometimiento sexual.

En el film de Luis Urquiza la etapa de la obediencia perfecta de tercer grado se expresa así: «Piensas y actúas como aquel a quien amas, ya no tienes voluntad propia». Después de consumar un acto de pederastia con el joven Sebastíán —a quien acabamos de ver en la playa contemplando el horizonte y derramando una lágrima en silencio—, el P. Ángel le dirá: «Usted ya alcanzó la obediencia perfecta, y eso ya nunca lo va a abandonar».

________________________________________

La película está disponible en Vimeo.

Finalmente, dos textos interesantes sobre el film:

‘Obediencia Perfecta’, una película que va más allá de Marcial Maciel
http://www.elmundo.es/america/2012/09/29/mexico/1348945699.html

Las buenas intenciones: crítica de la película mexicana “Obediencia perfecta” (Luis Urquiza, 2014)
http://pijamasurf.com/2014/05/las-buenas-intenciones-critica-de-la-pelicula-mexicana-obediencia-perfecta-luis-urquiza-2014/

14 pensamientos en “OBEDIENCIA PERFECTA

  1. Transcribo este texto, que sin ser muy específico y exagerado en lo simplista, define las pautas necesarias para organizar algo como lo que Luis Fernando Figari ideó con el Sodalicio, al menos desde mi sesgada perspectiva personal. La intención es aportar la idea: que el Sodalicio es una gran maquinaria para la adquisición de poder, de una forma evidentemente organizada y con intenciones que día a día van tocando superficie (aquí una relación directa con este post). Que cada cual revise y entienda mejor lo que sucedía delante de los ojos de todos pero que no era evidente casi para ninguno de los que permanecía dentro. La historia de Franceso Giuseppe Borri (1653) podría tal vez haber sido inspiradora. FYI

    “La Ciencia del Charlatanismo o como crear un culto en cinco fáciles pasos.” The 48 Laws of Power. Law 27. GREEN R. & ELFFERS J. 1998.

    Paso 1: La vaguedad y la indefinición, dos grandes imanes.

    En primer lugar, para crear un culto deberá atraer la atención. No debe hacerlo por medio de sus acciones, que resultarán demasiado evidentes y fáciles de interpretar, sino a través de las palabras, que suelen ser brumosas y engañosas. Sus discursos, conversaciones y entrevistas iniciales deben incluir dos elementos: Por una lado, la promesa de algo grandioso y transformador, y por el otro, hacer gala de una vaguedad absoluta. Esta combinación habrá de generar todo tipo de sueños vagos e indefinidos entre los integrantes de su público, que harán sus propias conexiones y verán lo que deseen ver.

    Para que la vaguedad resulte atractiva, utilice palabras de gran resonancia pero de significado indefinido, palabras llenas de ardor y entusiasmo. Siempre es útil emplear títulos rimbombantes para denominar cosas simples, así como recurrir a los números e inventar palabras nuevas para aludir a conceptos vagos. Todo esto crea la impresión de un conocimiento especializado, que le confiere un barniz de profundidad. Por la misma razón, procure que el objeto de su culto sea algo novedoso y reciente, a fin de que muy pocos lo entiendan. Si se la maneja con habilidad, la combinación de promesas vagas, conceptos brumosos pero seductores y un ardiente entusiasmo condicionará el ánimo de la gente y convocará un grupo en torno a usted.

    Si habla con demasiada vaguedad, sin embargo, carecerá de credibilidad. Pero más peligroso aún es ser específico. Si explica en detalle los beneficios que la gente obtendrá al seguir su culto, todos esperarán que los cumpla. Como colorario de su vaguedad, su elemento de atracción también debe ser simple.

    Los problemas de la mayoría de la gente tienen causas muy complejas: Neurosis profundamente arraigadas, factores sociales interconectados, raíces que se remontan en el tiempo y que son muy dificiles de desentrañar. Sin embargo, muy pocos tienen la paciencia para ocuparse de esto. La mayoría de la gente quiere encontrar soluciones simples para sus problemas. La habilidad de ofrecer este tipo de solución le conferirá gran poder y le generará una cantidad de seguidores. En lugar de las explicaciones complejas de la vida real, vuelva a las soluciones primitivas de nuestros antepasados, a los viejos remedios caseros, a las misteriosas panaceas.

    Paso 2: Enfatice lo visual y lo físico por sobre lo intelectual.

    Una vez que la gente haya comenzado a congregarse alrededor de usted, aparecerán dos peligros: el aburrimiento y el escepticismo. El aburrimiento hará que los adeptos lo abandonen por otro; el escepticismo les permitirá distanciarse para pensar de manera racional lo que usted les ofrece, y así disipar la niebla tan artísticamente creada por usted y desenmascarar la verdad de sus ideas. Deberá aprender a divertir a los aburridos y a mantener alejados a los cínicos.

    La mejor forma de hacerlo es a través de una buena actuación u otros recursos similares. Rodéese de lujos, deslumbre a sus seguidores con esplendores visuales, lléneles los ojos con espectáculos deslumbrantes. Esto no sólo les impedirá ver cuán absurdas son sus ideas y cuán hueco es su sistema de convicciones, sino que también llamará más la atención y atraerá a más seguidores. Embelese los sentidos: utilice incienso para el olfato, música sedante para el oído, y cuadros y gráficos para la vista. Incluso puede incentivar la mente, quizá recurriendo a algunos novedosos elementos tecnológicos que darán a su culto una pátina de pseudo-ciencia; cualquier cosa que impida que su público piense. Utilice lo exótico -culturas lejanas, constumbres foráneas- para crear efectos teatrales y hacer que lo más banal y ordinario parezca señal de algo extraordinario.

    Paso 3: Copie las formas de las religiones organizadas para estructurar el grupo.

    El grupo de sus seguidores ha ido en aumento; ha llegado el momento de organizarlo. Busque hacerlo de manera tal que eleve el espíritu y a la vez reconforte. Las religiones organizadas ejercen incuestionada autoridad desde hace tiempo sobre un gran número de gente, y siguen haciéndolo aun en nuestra época poco religiosa. Aunque la religión en sí misma ha palidecido, sus formas siguen trasuntando poder. Las excelsas y sagradas asociaciones de la religión organizada pueden explotarse hasta el infinito.

    Invente rituales para sus seguidores; organícelos de manera jerárquica, asignándoles un rango específico según su grado de santidad y dándoles nombres y títulos que tengan connnotaciones religiosas; pídales sacrificios que aumenten su poder y que llenen sus arcas. Para enfatizar la naturaleza sagrada de su congregación, hable y actúe como un profeta. Después de todo, usted no es un dictador; usted es un sacerdote, un gurú, un sabio, un chamán o cualquier otro término que oculte su verdadero poder entre la bruma de la religión.

    Paso 4: Disimule su fuente de ingresos.

    Su grupo ha crecido y usted lo ha estructurado de manera eclesiástica. Sus cofres empiezan a llenarse con el dinero de sus seguidores. Sin embargo, nunca deben verlo como un líder ansioso de obtener dinero y el poder que éste da. Es en este momento cuando usted debe disimular la fuente de sus ingresos.

    Sus seguidores quieren creer que, si lo siguen, todo tipo de cosas positivas les caerán en el regazo. Al rodearse de lujos, usted se convierte en la prueba viviente de la solidez de esas convicciones. Nunca revele que, en realidad, su fortuna proviene de los bolsillos de sus seguidores. Procure, en cambio, que parezca provenir de la verdad de sus métodos. Sus seguidores copiarán cada uno de sus movimientos, en la convicción de que ello les dará los mismos resultados que a usted, y ese entusiasmo imitativo los cegará al fraudulento origen de su riqueza.

    Paso 5: Estableza la dinámica de “nosotros contra ellos”.

    Ahora el grupo es grande y próspero, un imán que atrae más y más partículas. Sin embargo, si usted no pone mucho cuidado, la inercia irá instalándose en su grupo, y el tiempo y la monotonía terminarán por desmagnetizarlo. Para mantener unidos a sus seguidores, es necesario que haga lo que han hecho siempre todas las religiones y otros sistemas de convicciones: crear una dinámica de “nosotros contra ellos”.

    En primer lugar, asegúrese de que sus seguidores crean que forman parte de un club exclusivo unido por los lazos de los objetivos en común. Luego, para reforzarlo, cree la noción de que algún enemigo intenta arruinarlos, una fuerza de no creyentes que harán cualquier cosa por frenarlos. Ahora, cualquier tercero que intente revelar la naturaleza fraudulenta de su sistema de convicciones podrá ser identificado como miembro de esas fuerzas malignas. Si usted no tiene enemigos, invéntelos. Si les da alguien contra quien actuar, sus seguidores se unirán y ganarán en cohesión, pues tendrán una causa que defender e infieles que destruir.

    Me gusta

  2. En otras ordenes religioosas se da mucho valor a desarrollar el propio criterio con ayuda del Espíritu Santo, pero en el Sodalicio no. Desde las agrupaciones marianas el que decide y dice todo es el animador. Nadie puede pensar o discernir por su propia cuenta. Ése es el error fundamental, ése es el gran error de la estructura del Sodalicio: no se les enseña un discernimiento propio, y sí lo hacen, está muy equivocado. Cuando lo comparé con otras estructuras religiosas, se notaba mucho la diferencia y si ese error sigue así, el Sodalicio simplemente caerá por su propio peso.

    Me gusta

    • Sergio, no comparto tu idea “…el que decide y dice todo es el animador.” Diría q depende de muchos factores, sobre todo edad y madurez de los agrupados, asi mismo, uno de los objetivos personales de cada agrupado es el de aprender a discernir por cuenta propia que es lo que Dios quiere para su vida. Este proceso es de largo plazo y no esta en manos “exclusivamente” del animador.

      Me gusta

      • Hola Edwin, alguna vez has sido animador? te han enseñado las cosas que debe hacer un animador?? y como manejar su grupo pues a mí si un individuo de la generacion fundacional. Saludos

        Me gusta

      • Al parecer en el SCV se reemplazan a la ayuda e inspiración desde el espíritu santo > por la de los ‘padrinos’ y el dinero. De allí su ‘estilo’.

        Me gusta

  3. Tuve el gusto de ver la película en el cine en abril del año pasado (estuvo en muy pocos cines y duró escasísimo tiempo en cartelera). Fue sumamente impactante su contenido. Es una excelente película, que trata de manera muy cuidadosa y sutil, pero muy clara e interesante, parte de los crímenes de Maciel. Recomiendo también el texto de Carmen Aristegui al respecto, con entrevistas a muchos de quienes sufrieron sus crímenes, desde algunos de los jóvenes abusados hasta la hija de una mujer millonaria a quien despojó de su fortuna con engaños y amenazas. El problema no es que haya locos como Maciel et al., sino que exista un marco institucional que, arropado en secrecías, dogmatismos, obediencias irrestrictas, complicidades y maquiavelismos, permita que gente como él pase por la vida haciendo el mal impunemente.

    Saludos a todos.

    Me gusta

  4. Dios nos habla – a cada uno de nosotros – a través de nuestras conciencias, pero no necesariamente a través de las conciencias ajenas. La conciencia propia siempre existirá, dado que es un canal de comunicación que Dios selló en nuestros corazones desde que existimos. Esta es nuestra brújula. Este principio ha existido siempre, existe ahora y siempre existirá.

    Por otra parte hay que tomar en cuenta que el perfil psicológico de un megalómano, que vincula toda interpretación (p. ej. bíblica o institucional) a su ego, y que por lo tanto reemplaza a la Autoridad Divina por la suya, es un aspecto decisivo para entender por qué las jerarquías en una estructura social pueden tender a una forma fascista de coexistencia.
    Para esto hay que diferenciar, tanto la inercia cultural que todos solemos llevar desde la existencia de las ‘culturas tribales’ (un tema bastante discutido hoy en día), como la forma jerárquica a la que obliga un sistema autoritario que se basa en el ego de una persona que está enferma, como diferenciar también al fenómeno de las culturas tribales de las posibles influencias que a través de la historia se han dado socioestructuralmente hacia ellas > debido precisamente a personas enfermas como la mencionada.

    Ante la pregunta de “si se trata por lo tanto de un problema sistémico (?)” no podemos echarnos atrás y contribuír a las críticas actuales contra las religiones e iglesias que hoy en día se han vuelto tan populares > Y es que Xto no es la cabeza de turco de los crímenes que cometen los miembros de su Iglesia.
    Pero si sólo somos capaces – sistémicamente – de darle una respuesta al llamado de la Iglesia con todo nuestro fascismo a cuestas, queda la pregunta sobre el sentido de la religión y de las religiones en gnrl (?). Pero es que queda una salida !

    Es por esto, que educarse en un proceso de discernimiento entre la conciencia propia y la ajena, en el respeto basado en ambas, y en nunca dejar de cuestionarse sobre el sentido de una jerarquía desde un punto de vista realista se ha vuelto demasiado importante e imprescindible. Y por lo tanto, el que cuestiona y no obedece sino que escucha a su propia conciencia, como prioridad, es el único que es realmente obediente.

    Aquí no queda alternativa : el cómodo fascismo o la difícil responsabilidad de conciencia ? Cada quién escogerá y será (igualmente) responsable de su elección. Cuándo vamos a aprender que la responsabilidad es ineludible ?
    Quién sabe, sea esto lo que diferencie a un niño de un adulto …

    ——————————-
    Sobre el tribalismo :
    http://es.wikipedia.org/wiki/Tribalismo

    Me gusta

  5. Qué pretendes decir con ‘alter ego’ y qué es lo que quieres lograr con tu suposición ?

    Por si acaso somos dos personas distintas y no la misma persona con dos nicks.
    No entiendo qué es lo que te fastidia, qué tal si te explicas …

    Me gusta

    • No hay porque molestarse Gerundio, se me ocurrio que asi podia ser ya que generalmente comentas muy largo (incluso mas largo que los mismo escritos de Martin) y siempre o complementando o dandole un aire mas contundente a sus opiniones. Pense: no sera que el autor deja salir su lado duro tras el pseudonimo? ya que apuntan siempre a la misma direcion con tonos distintos, pero ya lei que no, hecha la aclaracion, salvada la duda.
      Saludos

      Me gusta

  6. Me consta que Geundio y Martín son dos personas distintas. Qué tal si el Señor “Cisco de Melk” va descubriendo que no sólo Gerundio y Martín coinciden, con profudidad, en sus apreciaciones acerca de la gran manipulación que existió ( o tal vez sigue) en el Sodalicio. En ese caso somos muchos los “alter ego” de Matín”

    Me gusta

  7. En su prédica proselitista de los 80s los sodálites hacían énfasis en los peligros del “mundo”, el ‘principado de satán’, lugar
    de pecado y perdición…pero si uno se unía a ellos o su entorno (agrupaciones, mvc) estaría a buen recaudo en
    lugar seguro, eso sí, requisito fundamental : la obediencia al animador / consejero / superior.
    Triste y cruel ironía que algunos que creyeron y confiaron terminaran sufriendo esas calamidades a manos de quienes
    supuestamente debían mantenerlos a salvo del ‘mundo’.

    Me gusta

    • Claro. Y es que cuándo van a entender los sodálites que la brújula no está en su cabeza ni en sus ideas, ni en la ‘autoridad’ (>autofundamentada) de un ‘animador’ sodálite o caudillo o dirigente o lo que sea, sino en su propio corazón, a través de su propia conciencia ? La responsabilidad siempre va a ser la propia, no existe la “responsabilidad ajena”.

      Cuándo lo van a entender ?

      Ellos dirían : “Si pues, la única obediencia que debo es a Xto, a Dios, a las escrituras, y eso necesita una interpretación que es la que da la Iglesia, y que es la que por extensión nos da el SCV”.

      El problema es que no están considerando todos los problemas hermenéuticos del caso, los problemas que también se extienden y originan desde que la interpretación siempre ers plural, contradictoria, interesada y por ende corrupta. Sino no habría tantas contradicciones en todas las interpretaciones que se conocen. Y las contradicciones recontraabundan a más no poder. Cada quien tira el carro para donde le interesa y los sodálites tienen de hecho un interés político hacia la derecha, empezando por quienes lo financian !

      Si quieren acercarse a un principio de autoridad más fidenigno vean por favor como la Iglesia ha beatificado a Mons. Romero, defensor de la Teología de la Liberación de los 80’s, asesinado por el gbno. salvadoreño de derecha en 1980 por razones políticas.

      Tomando en cuenta las diferentes posturas de la Iglesia a lo largo del tiempo, para con la Teología de la Liberación, deberíamos ya darnos cuenta que en su historia e interpretación se dan todas esas contradicciones y versiones interpretativas, y problemas hermenéuticos de los que escribo. La brújula del propio corazón es inevitable desde, que pase lo que pase, siempre habrá un criterio con el que pensaremos y tomaremos decisiones que están vinculadas a la huella que Dios dejó en nosotros desde que existimos.

      En la propia conciencia está nuestra culpa, o nuestra libertad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s