EL DIABLO METIÓ SU COLA

Fotograma de la película “The Exorcism of Emily Rose” (Scott Derrickson, 2005)

Fotograma de la película “The Exorcism of Emily Rose” (Scott Derrickson, 2005)

En un juzgado de instrucción de Burgos (España) se está viendo actualmente el caso de una joven de 18 años que fue sometida a tratos degradantes, coacciones, inducción al suicidio y violencia tanto física como psíquica. Sus padres, miembros de la Milicia de Santa María, interpretaron un cuadro de ansiedad con anorexia como un estado de posesión demoníaca y la sometieron a un exorcismo. La muchacha terminó arrojándose de un tercer piso, aunque todavía es incierto si cometió esa acción antes o después de la intervención del P. Jesús Hernández Sahagún, canónigo exorcista de Valladolid. O debido a las presiones “devotas” de sus progenitores.

Lo cierto es que todavía existen, sobre todo en grupos fundamentalistas y conservadores, quienes consideran que la causa principal de los problemas actuales —incluidos aquellos que se explican por causas naturales: epidemias, terremotos, huracanes; o por acción humana: guerras, masacres, injusticias— se halla en la acción de espíritus diabólicos y creen que se pueden solucionar a punta de exorcismos, rezos y prácticas espirituales que tienen mucho en común con los conjuros chamánicos de tribus ancestrales.

Según esta mentalidad, los abusos cometidos por guías espirituales son atribuidos a la acción del demonio, que querría de esta manera corromper lo mejor que hay en la Iglesia. En otras palabras, serían señales de que se pertenece a una comunidad religiosa floreciente, sana y buena en doctrina, fiel a la Iglesia y en pleno crecimiento.

Para ello se suele utilizar una frase que explica todo sin explicar nada: «El diablo metió su cola». Cuando la cola que se metió donde no se debía meter no es precisamente la del diablo.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 10 de diciembre de 2014)

________________________________________

FUENTES

Diario de Burgos.es
Investigan el intento de suicidio de una menor sometida a varios exorcismos (05 de diciembre de 2014)
http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZEB029B08-FB6B-4792-B15659A36ACE0F9F/20141205/investigan/intento/suicidio/menor/sometida/varios/exorcismos
La diócesis admite los exorcismos pero niega que causaran el intento de suicidio (06 de diciembre de 2014)
http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z20B54192-F021-2D5C-64632EB283102489/20141206/diocesis/admite/exorcismos/pero/niega/causaran/intento/suicidio

Religión Digital
Jesús Hernández: “Era un caso de posesión y mi trabajo ya acabó” (07 de diciembre de 2014)
http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2014/12/07/jesus-hernandez-era-un-caso-de-posesion-y-mi-trabajo-ya-acabo-iglesia-religion-dios-jesus-papa.shtml
15 exorcistas para luchar contra el Maligno en España (08 de diciembre de 2014)
http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2014/12/08/15-exorcistas-para-luchar-contra-el-maligno-en-espana-iglesia-religion-dios-jesus-papa-fortea-exorcista-diablo.shtml

________________________________________

El ritual del exorcismo sigue siendo una práctica válida en la Iglesia para casos en los que se tienen evidencias de una posesión demoníaca. Un buen resumen al respecto lo encontramos en el artículo “Te conjuro, Satán, príncipe de este mundo” de José Manuel Vidal, director de Religión Digital y periodista nada sospechoso de comulgar con posturas conservadoras (ver http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2014/12/06/te-conjuro-satan-principe-de-este-mundo-iglesia-religion-dios-jesus-papa-exorcismo-diablo.shtml).

Como católico creyente, admito la existencia del diablo en los términos en que los plantea el Catecismo de la Iglesia Católica (ver http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s2c1p7_sp.html). Pero no comparto la obsesión presente en ciertos grupos cristianos fundamentalistas de resaltar a tal punto la acción del demonio, que dejan de ver las causas humanas y naturales que se esconden detrás de los males que aquejan a este mundo. Pues ciertas perversidades cometidas por los hombres pueden solucionarse con una buena dosis de sentido común, analizando racionalmente las circunstancias que llevaron a que se cometieran tales actos. Y ello sin negar que la gracia de Dios es una ayuda indispensable para poder realizar el bien.

ACI Prensa es un ejemplo de medio periodístico conservador que “informa” con cierta frecuencia sobre el demonio, prácticas de exorcismo y actividades de la Asociación Internacional de Exorcistas, incidiendo de manera sensacionalista en el supuesto aumento de los casos de posesiones diabólicas y, por lo tanto, en la necesidad de crear más exorcistas para luchar contra Satán. Al diablo lo ve hasta en la sopa.

Finalmente, reproduzco aquí un texto del P. Jean Pierre Teullet, miembro del Sodalicio de Vida Cristiana, incluido en su artículo ¿Qué hay detrás de los abusos sexuales? (ver http://infovaticana.com/blog/teullet/2014/03/19/que-hay-detras-de-los-abusos-sexuales/), como muestra de esa mentalidad fundamentalista que manipula la doctrina católica sobre el diablo para explicar los errores y delitos cometidos por clérigos y guías espirituales de la Iglesia, en detrimento de la plena responsabilidad que les corresponde al respecto, además de atribuir a la acción del demonio aquellas iniciativas con las que ideológicamente discrepa —como, por ejemplo, ciertas interpretaciones del Concilio Vaticano II o la teología de la liberación—:

El demonio sabe que la Iglesia Católica es su máximo enemigo en esta tierra por ser el Cuerpo de Cristo, y siempre en la historia ha buscado atacarla; pero en el siglo XX planeó una estrategia diversa, la cual creo tiene su culmen en los abusos sexuales que ciertos miembros de la Iglesia Católica cometieron. La estrategia fue atacarla desde dentro y ya no desde fuera, pues como decía Tertuliano, «la sangre de los mártires fue semilla de cristianos» y las persecuciones que promovió Satanás en la historia terminaron siendo lo contrario a lo que planeó. El siglo XX se caracterizó más bien por una persecución desde dentro, buscando desacreditar a la Iglesia y golpearla en sus mismos ministros, ya que como decía Santo Tomás de Aquino, «corruptio optimi pessima» (la corrupción de los mejores es lo peor). Lo vemos al inicio del siglo XX con el modernismo que llevó a gente de Iglesia a dudar de las verdades de la fe y de la veracidad de la Sagrada Escritura, dañando a muchísimas personas. También Satanás atacó a la Iglesia cuando puso en duda su actuación frente al terrible mal del nazismo, desacreditando especialmente al Papa Pío XII. La mala interpretación del Concilio Vaticano II por parte de gente de Iglesia que derivó en un abandono masivo de religiosos, no fue un acto meramente humano, había detrás una presencia maligna. La crisis litúrgica que aún padecemos significó el deterioro gravemente de lo más sagrado que tenemos, y en ello ha estado presente el demonio. La teología de la liberación marxista extendida especialmente en América Latina dañó muchísimo desde dentro, en especial al sacerdocio y la vida religiosa. Finalmente, los abusos sexuales por parte de algunos miembros de la Iglesia Católica fue el culmen de esta estrategia, ya que la Iglesia terminaba siendo una institución no solo desconfiable, sino mala y terriblemente dañina para la humanidad. Buscó el demonio generar, como decía el pensador Introvigne, un pánico moral con respecto a la Iglesia Católica, llevando a cabo la inversa pero a la estrategia que los primeros evangelizadores de Europa llevaron adelante: evangelizar primero a la cabeza. Sucedió con los romanos, con los francos y otros pueblos en los que los monjes evangelizaron al rey y los demás súbditos se convirtieron. El demonio quiso que cayeran los de arriba, los que deberían ser modelos, faros y guías, para así cayeran los demás.

Para sustentar la tesis quisiera presentar dos argumentos; primero ver la cronología de los abusos sexuales en la Iglesia Católica. Éstos han sucedido más o menos entre las décadas del 60 al 90 (más o menos 30 años). Nunca en sus dos mil años la Iglesia Católica había sufrido esta aberrante situación; de repente sucedieron durante la historia cosas aisladas fruto de pecados personales, pero una hondonada tan grande de abusos sexuales, jamás. No estamos entonces ante hechos fortuitos. Como segundo argumento quisiera que veamos el dónde han sucedido estos casos: mayoritariamente: en comunidades sanas y florecientes. La Iglesia de Estados Unidos o de Irlanda eran comunidades florecientes; varias comunidades religiosas que han sufrido esto en los años 60, eran comunidades florecientes. Y en los últimos años los casos que hemos ido encontrando curiosamente son de comunidades nuevas o nuevos movimientos religiosos, sanos y buenos en doctrina, fieles a la Iglesia y en pleno crecimiento. Es el caso de los Legionarios de Cristo (en México), de Karadima (en Chile) y algunas otras comunidades más. Uno se pregunta: ¿Por qué justo surge el problema allí? ¿No será que justamente Satanás quiere «corruptio optimi pessima»? Si la tesis de los que denuncian a la Iglesia como pedófila es cierta, entonces es una institución mala y merecedora de desconfianza, por lo que debería ser retirada del ámbito público. Como consecuencia los padres de familia no deberían poner a sus hijos en manos de católicos, los estados deberían perseguir a la Iglesia y no se le debería dejar trabajar con niños y jóvenes (como de hecho ya sucede en algunos países como Estados Unidos o países europeos, que desconfían de la Iglesia cual si fuese una cueva de maleantes y a la cual se persigue legalmente). El demonio entonces habría ganado alejando a la Iglesia de las personas, especialmente de los jóvenes.

Durante décadas, «como general competente que asedia un fortín, estudia el demonio los puntos flacos del hombre, a quien intenta derrocar, y lo tienta por su parte más débil». Y ha visto que desprestigiar a la Iglesia es un buen camino para lograr su meta; por eso con los abusos sexuales no solo ha querido hacer daño a niños y jóvenes católicos inocentes, o corromper a sus ministros y religiosos, sino que ha buscado por medio de las campañas difamatorias, desprestigiar a la Iglesia injustamente. Y también golpear la credibilidad de sus mismos miembros.

De ser cierto lo que dice este texto, uno debería sentirse orgulloso de pertenecer a una asociación religiosa que cuenta con abusadores sexuales entre sus miembros. Y aquellas asociaciones que están libres de esa plaga, más bien deberían avergonzarse de ser tan mediocres y tibias, a tal punto que el demonio ni siquiera se molesta en suscitarles pederastas dentro de su membresía. Como se decía antiguamente, «el papel lo aguanta todo».

Anuncios

7 pensamientos en “EL DIABLO METIÓ SU COLA

  1. Llegaría a la conclusión que si el diablo tentó a alguien, fue a través del inflado ego de quien se alucina más cercano a Dios por ser pedófilo o pederasta. Doble razón para mandarlo ipso facto donde un buen terapeuta. Realmente, en los movimientos religiosos ultraconservadores los buenos terapeutas – prácticamente siempre – brillan por su ausencia, porque ellos creen que en muchas formas de terapia van a ser vulnerables espiritualmente dejando utilizar aspectos científicos que nunca han querido aceptar y que consideran – otra vez, para variar – obra del diablo.

    Simplemente están locos de atar, pero no me sorprende que precisamente por los problemas psíquicos que protagonizan hayan llegado al ultratradicionalismo para defenderse de fantasmas que no son sino proyecciones de sus propias enfermededades > como se sabe en la psicología. Una estrategia del diablo puede ser confundir para que el afectado no sepa diferenciar entre su propia proyección y él diablo. Allí caen todos los que se inflan el ego, ser narcisista es ser débil.

    A través de esos conflictos rayan con el CV II y lo atacan muy sutilmente, como quien no quiere la cosa, y lo “interpretan”, sin tomar en cuenta que el CV II en sí ya es una interpretación desde las escrituras, y que no puede necesitar otra.

    Bermúdez es el perfecto ejemplo de todas esas patologías, manipulaciones y malosentendidos voluntarios semiinconcientes.

    Me gusta

  2. Como bien afirma Martín, no se trata de negar la existencia del mundo espiritual maligno. Pero esta obsesión con atribuir todos los males directamente a una omnipresencia demoníaca conlleva, en mi opinión, varios problemas: 1) fanatismo extremo, que desemboca en el fideísmo, pues, o bien se niegan o ignoran a la razón y la ciencia, o éstas se manipulan sofística y tendenciosamente a conveniencia; 2) condonar la plena responsabilidad humana de estos actos, pues el demonio no es omnipotente, es un tentador, un seductor, nadamás, y el libre albedrío humano jamás se anula; no lo anulan ni la gracia de Dios (“la gracia no anula la naturaleza, sino que la perfecciona”, dice Santo Tomás de Aquino) ni la tentación del demonio (“Aunque Satán actúe en el mundo por odio contra Dios y su Reino en Jesucristo, y aunque su acción cause graves daños […] esta acción es permitida por la divina providencia que con fuerza y dulzura dirige la historia del hombre y del mundo”, dice el Catecismo, Núm. 395); además, se trata de problemas que merecen análisis realistas, científicos y desapasionados, para comprender sus causas humanas y circunstanciales reales, y buscar solucionarnos; 3) un retroceso del tiempo, pues parecieran borrarse los procesos históricos que (¡desde el siglo XIII con Santo Tomás!) distinguieron claramente entre el orden natural y el sobrenatural (Divino o maligno), entre las causas primeras y las secundarias, y pretenden atribuir todo a fuerzas sobrenaturales casi mágicas, sea Dios o el Maligno, como en la etapa más oscurantista de la Edad Media, cuando las enfermedades eran causadas por demonios y hasta había un demonio especializado para distraer a los escribas y a la gente en Misa: Titivillus; 4) demonizar al “mundo”, pues al ver al Maligno hasta debajo de la cama, como los niños imaginan a los monstruos, se desemboca una “cruzada” contra el mundo, se pregonan conspiraciones por doquier, las cuales, como no son asunto sólo humano (con los claroscursos que esto implica), sino diabólico (maldad pura), deben combatirse por el medio que sea; y lo más grave: 5) se induce a seguir a Dios y la Iglesia por temor, incluso terror, y no por amor; personalmente no concibo a un padre que reciba el “amor” de su hijo sólo por miedo a que de otro modo lo entregará al viejo malo y feo que pasa por la calle, eso no es amor, sino simple temor; a Dios se le teme en cuanto que se le respeta radicalmente, pero si no se le ama por ser “El que Es”, por ser el “único Bueno” y porque “Él nos amó primero”, no veo mérito alguno en ese “amor” a Dios. Bien afirmaba el célebre grabado de Goya: “El sueño de la razón, produce monstruos”.

    Para concluir, dejo un vínculo con una nota de ACI de hace un año, que ejemplifica este problema y trata de un tema de mi personal interés: “Obispo hará oración de exorcismo ante aprobación de ‘matrimonio’ gay en EEUU”.
    https://www.aciprensa.com/noticias/obispo-hara-oracion-de-exorcismo-ante-aprobacion-de-matrimonio-gay-en-eeuu-33935/

    Saludos a todos.

    Me gusta

  3. Me parece Martín que interpretas mal algunas cosas cosas. De ninguna manera un lector sin sesgos deduciría a partir del segundo argumento que de tener estos casos de abusos sexuales a menores uno debería sentirse orgulloso por su comunidad, y menos que habría que considerar a las otras tibias y mediocres.

    Por otro lado, bueno estoy totalmente en desacuerdo con la tesis de Teullet. 1) Uno porque no sabemos si en la antigüedad también se daban estos casos con tanta frecuencia o no, y hacer una inferencia por falta de datos no sería correcto. Freud alguna vez postulo que parte de los síntomas neuróticos que presentaban sus pacientes en la edad adulta eran por eventos traumáticos relacionados a lo sexual en edades tempranas (llámese tocamientos, violaciones, etc.), estos casos eran relatados por los propios pacientes, pero se llego a creer (posteriormente) que estos “recuerdos” no eran más que confabulaciones (es decir recuerdos mezclados con otros y distorsionados). Si estos se daban en aquel tiempo con frecuencia, ¿por que no también en la Iglesia? Y 2) porque en diócesis como la nuestra (Perú), en los EE.UU y otras, que no son nada “sanas y florecientes” tambien se dan estos casos.

    Sin embargo, pese a todo, no se debe pensar que la acción del demonio tiene poca o ninguna relación con estos casos. La tiene y mucha, así como también esas cosas oscuras (por desconocidas) del comportamiento humano.

    Me gusta

  4. Existe el problema en las terapias, al tratar de diferenciar el contenido de un recuerdo en un paciente/cliente acerca de los modulos de memoria que han sido “puestos” no intencionalmente por el afectado en su discurso, y es cierto que en casos extremos al terapeuta se le hace difícil filtrar el contenido real del discurso. No se sigue sin embargo en este contexto. > El terapeuta puede enviar al afectado a una sesión de hipnosis, o puede utilizar técnicas de dilusidación para filtrar o, sobretodo, puede referirse a las llamadas “cicatrices” psíquicas, síntomas visibles del daño realizado por la violación en cuestión. Solo cuando el discurso viene de un niño es muy difícil filtrar, no sin que por ello no hayan especialistas – específicamente en ese área.
    Los niños no suelen, frecuentemente, dierenciar la realidad de la fantasía. Por otra parte las violaciones de las que hablamos ahora, suelen “salir” cuando el afectado es adulto. Un niño violado por un sacerdote necesita a veces años para digerir el conflicto hasta que se atreve a hablar de él.

    Lo de las cicatrices no falla, ya que son bastante claras, p.ej. conflictos sexuales difíciles de conciliar – lo cual se complica mucho cuando el entorno social del paciente es moralista – fuertes problemas de valoración, incl. el acto sexual como elemento de valoración/integración autovaloración o aceptancia social (lo que lo hace más vulnerable en el futuro), etc., etc.

    Un punto estadísticamente claro es que los gays que no tienen un problema en aceptar su homosexualidad y por lo tanto no la reprimen, no “se vuelven violadores”. Los que sí pueden seguir ese triste camino son los que no aceptan su sexualidad. En el contexto homosexual suele ser el tipo de persona que se la pasa haciendo “chistes y bromas” sobre sexo en un tono exagerádamente masculino, una persona que tiene dificultades para aceptarse y quiere dar la imagen de que es “macho”. Esta persona tiene más que fijo un fuerte problema de valoración y suele buscar autovalorarse e integrarse en la sociedad inflando su ego para protegerse, situándose en una posición social donde sea “intocable”. El problema viene cuando quiere ejrcer su sexualidad como es connatural en todo ser humano. Allí se le complica la cosa …

    En la antigüedad, si un niño era violado por un clérigo : nadie le habría creído + vaya uno a saber qué le hubieran hecho al niño por “mentiroso” + la familia del niño se habría metido en un serio e insoluble problema con toda su sociedad y con los poderosos sacerdotes. Él hubiese tenido que llevar toda su vida a cuestas, con todos sus conflictos estando totalmente solo.

    Me gusta

    • Es interesante lo que dices. Leí hace algunas semanas una investigación hecha aquí en el Perú sobre masculinidades, por una investigadora de la ex-PUCP, en la que hacia expresaba como, en un ámbito cultural machista y homofóbico como el nuestro la necesidad de autoafirmación de los individuos varones los llevaba a tener relaciones homosexuales (sin serlo realmente) usando al “pasivo” como medio o herramienta para autoafirmarse como superior y dominante que son características del “macho”. Tambien en otro tipo de conductas que no involucran sexo, pero sí violencia.
      Esto pasaba en adolescentes y adultos jovenes.

      Por otra parte, pienso, que una sexualidad se puede vivir plenamente sin relaciones sexuales de por medio, no es una necesidad intrinca al ser humano. Habrá problemas sí, si es que la persona desea hacerlo y esta impedida o si existe un factor moral o cultural que interfiera en su normal desarrollo.

      Cuando hablas de los niños abusados por clerigos que tienen que llevar a cuestas estos traumas o conflictos, se me viene a memoria el mecanismo de defensa conocido como “Identificación con el agresor”. Seguro entenderás a los que me refiero. Hay que notar también que personas que han sufrido estos problemas (ya sean abusos de cualquier tipo) pueden llegar a ser victimarios.

      Me gusta

      • Bueno, para los que creen en una forma inflexible y sobretodo absoluta de “orden natural” se entiende que los órganos reproductivos fueron hechos para ser usados, indudablemente. Si no, habría que interpretar el “orden natural” de otra manera o darse cuenta de que nadie está a la altura para contestar ni la mayoría de preguntas que tenemos.

        El esquema para ser agresor en el futuro – desde esa fuente -nada tiene que ver con el síndrome de Estocolmo, si te refieres a eso, o “identificación con el agresor”, como también le dicen. El niño violado se convierte en agresor por un sinfín de causas. En líneas muy muy generales, tiene “más” que ver con el aspecto cognitivo en las etapas que siguen, en la poca valoración de sí mismo y de los demás, a quienes ha aprendido a considerar como objetos sexuales – su sexualidad se basa en objetos sexuales, porque es lo primero que aprendió -, y sobretodo con la enorme dificultad de aceptar lo íntimo de la agresión que recibió, que solo puede revertirla con la misma intimidad. Muchas veces son problemas de memoria, que hay violaciones que se dan cuando es muy niño y luego no puede acordarse y ni siquiera puede formularse el problema.

        Aparte : de aquí, que un pederasta se crea en una especial relación con Dios, y tentado por el diablo para destruír a su movimiento ? Con todo el daño que es capaz de hacerle a un menor de edad, un enfermo como ese no debería estar al mando de nada, nunca recibir autoridad de ningún tipo, sería alucinantemente irresponsable. Está enfermo, y antes que ponerse a fundar movimientos tiene que preocuparse por su salud mental, para eso hay psiquiatras, neurólogos, psicólogos, psicoterapeutas y especialistas para esos casos, gente con experiencia.

        Me gusta

  5. CUANDO ALGUIEN LE LLAMA LA ATENCION A UN SODALITE ESTE REUNE A TODO SU GRUPO MARIANO ORGANIZA TODO UN CONVERSATORIO PARA DECIR “ESTE HOMBRE ME LLAMO LA ATENCION ME DIJO QUE NO INSULTE A LAS MUJERES NI LES FALTE EL REPETO DICIENDOLES SANDECES Y CHISTES BAJOS DE MORAL NI MALCRIADESES SIN MOTIVO Y SIN RAZON ” Y ESTE SODALITE TERMINA ADOCTRINANDO A TODO SU GRUPO PARA QUE PIENSE ” EL DIABLO METIO SU COLA”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s