TAMBIÉN SON HUMANOS Y TIENEN DERECHOS

Odfried Hepp, ex-terrorista, en la actualidad

Odfried Hepp en la actualidad

Odfried Hepp fue mi compañero de trabajo durante más de tres años, en el servicio de atención al cliente a nivel internacional de una empresa importante que fabricaba equipos computarizados de diagnóstico de vehículos motorizados. Odfried, que frisaba los 50 al igual yo y se encargaba de los clientes germano y francoparlantes, siempre fue un trabajador ejemplar, dedicado, meticuloso, preocupado en dar lo mejor de sí mismo, de trato correcto y amable.

Un día supe que Odfried había sido en los ’80 fundador de la célula terrorista neonazi Hepp-Kexel, agente doble de la Alemania comunista, miembro del Frente de Liberación Palestino y el terrorista alemán más buscado por la Interpol entre 1983 y 1985. En 1985 fue capturado en París y pasaría 8 años en la cárcel entre Francia y Alemania. Cuando terroristas palestinos secuestraron el crucero italiano Achille Lauro en octubre de 1985, él fue el único europeo en la lista de presos cuya liberación era solicitada.

Odfried estaba convencido de haber seguido un camino equivocado, pero no había renunciado a sus ideales de lograr una sociedad mejor, pero esta vez a través de una vía pacífica que pasaba por la mística musulmana. Y también quería trabajar y prestar su aporte a la sociedad.

Odfried no es una excepción. En Alemania, antiguos terroristas de la Fracción del Ejército Rojo tienen trabajos reconocidos, algunos de ellos en el sector educación, viven integrados en la sociedad y se les reconoce el derecho al olvido de su pasado.

¿Habrá en el Perú algún día la sensatez para integrar a los ex-terroristas en la sociedad, en vez de seguir condenándolos por su pasado?

(Columna publicada en Exitosa Diario el 21 de mayo de 2014)

________________________________________

Si alguien tiene interés en saber algo más sobre Odfried Hepp, puede leer mi post HISTORIA DE UN TERRORISTA.

Anuncios

21 pensamientos en “TAMBIÉN SON HUMANOS Y TIENEN DERECHOS

  1. Suscribo 100% esta columna, todos tenemos derecho al olvido y a lograr una reinserción social. El problema en el Perú es que ni el gobierno ni la sociedad quieren realizar esfuerzos reales en la reinserción de los delincuentes sean terroristas o no.

    Me gusta

  2. es un tema amplio debido a que muchos siguen con sus antiguas costumbres e ideologias y no han cambiado sus actitudes, y eso lamentablemente no se puede saber, por eso pienzo que las personas les tienen mucha aprenhension a las personas que han sido terroristas o antiguos militares, ademas si es que han cambiado toda esa vivencia genera traumas que a la larga se van despertando en el ser humano, y llegan a salir totalmente de una manera muy violenta, un familiar mio trata a soldados traumatizados por la guerra terrorista y terroristas y ambos tienen traumas muy grandes y muy complejos, pero que se debe reinsertar en la sociedad a estar personas esta bien el problema es que se necesitan de fundaciones y centros que les hagan un acompañamiento serio y seguro a la sociedad y eso es muy dificil pero esa es una muy buena opcion.

    Me gusta

    • El problema fue que los que dejaron de lado todo camino violento se ganaron fuertes y poderosas enemistades de sus antiguos ‘camaradas’. Acá donde yo vivo he podido conocer a tres personas que dejaron la RAF (Rote Armee Fraktion). Textualmente lo que pude oír varias veces fue algo así como “no estamos precisamente orgullosos de lo que hicimos antes”. La gran mayoría de ellos – aparte de las cabezas – por no decir casi todos, se hallaban en edades muy jóvenes cuando hicieron las porquerías que hicieron. Muchos de ellos, que tienen una mentalidad social bastante ‘cultivada’ tienen sin embargo semejantes problemáticas de orden psíquico, y responsablemente se “entregaron” a las correspondientes terapias. En otros fue casi una condición del gbno. acá que lo hagan de esa manera. Los terapeutas – en general – tampoco los podían escoger ellos. La gran mayoría tuvieron problemas en lo empático – no todos – en el aspecto social de su personalidad. Ese fue el gran problema. Ahora bien, el orden establecido no es, ni sigue siendo precisamente ideal, y por esa razón muchos de ellos siguieron activos, ya no en alguna organización de orden violento sino que realizan trabajo social e intentan una postura humanista. Es algo que nos sirve a todos.

      En el caso de los neonazis el promedio de inteligencia no es precisamente muy elevado que digamos. Inteligentes son los ‘ideólogos’, las cabezas, hay estudios sobre eso, los demás son pues un poquito corchos, y como siempre que hay ideologías – los usaban sin que se den cuenta. Esa cuestión prácticamente siempre funciona así. El desprendimiento para con el dinero que protagonizan, p. ej., los ex-RAF es ejemplar, eso sí. Pero los RAFs si eran bastante inteligentes y lo que hacen ahora es en gnrl. trabajo de índole intelectual. Muchos acá trabajan en instituciones gubernamentales de desarrollo social, en las áreas de avanzada. P. ej. institutos de linguística donde tratan de vislumbrar las relaciones de la lengua con la sociabilidad – sociedad y comunicación – (allí yo conocí a una, ella tenía sesenta y algo años).

      Si alguien nos puede enseñar cómo no cometer semejantes errores son precisamente ellos, en cuanto puedan reinsertarse, integrarse en la sociedad. Ya después de las terapias del caso sería muy difícil que insistan en una mentalidad asocial o antisocial, y acá al menos no se conocen casos de reinsertados que vuelvan a caer en lo mismo. Los que no salieron de eso están todos presos. En algunos casos los juicios todavía siguen.

      Todo esto funciona mucho con intereses. Por ejemplo, a sendero los apoyó el ala izquierda del partido de derecha alemán. La razón – al parecer – tenía más que ver con el hecho de proteger a la industria alemana en Sudamérica de la inclusión e influencia de la industria de USA. Muchos millonarios del partido de derecha, a pesar de estar totalmente reinsertados desde hace décadas cooperaban por eso con la extrema izquierda en el Perú (en los 80s). Al saberse en los 90s lo que hizo sendero, y la pésima calidad moral de sus ‘estrategias’, tanto derecha como izquierda dejaron automáticamente de trabajar con ellos. Se quedaron solos. Por eso me sorprende que sendero siga existiendo y siga activo. Más pienso que debe haber un fuerte trabajo de la CIA para ‘concentrar’ a potenciales terroristas y mantenerlos bajo control. Esa estrategia de concentrar y controlar es uno de los denominadores comunes en la actualidad. Muchos ex terroristas conocen bien todas estas manipulaciones y pasan luego a otra mentalidad. Tratan de salirse pero no tiene sus problemas resueltos, ni intelectual- ni psíquicamente, siendo difícil que le tengan confianza a la sociedad, se salen y luego nadie los espera con los brazos abiertos, ni los perdona. Su desconfianza se vuelve mayor.

      Lo único que puedo decir es que si se trata de decirles que lo que hicieron fue una calamidad humana, es porque a ellos les faltó la cvonfianza del caso, con la sociedad. Habría, pues, que ser coherentes, perdonar y olvidar y a la vez prevenir. En prevenir son ellos una gran ayuda. Las terapias sociales son cruciales en estos casos.

      Me gusta

  3. La gran diferencia entre Odfried Hepp y los terroristas peruanos, es que Odfried está arrepentido de su pasado violento, en cambio los fanáticos del MOVADEF, Sendero o MRTA no han cambiado nada, justifican la violencia y hasta, en forma delusional, niegan las barbaridades que hicieron. Abimael Guzman y su gente no ha cambiado un ápice. Si no hay arrepentimiento, no hay perdón.

    Me gusta

      • Tienes razón, Berenson si parece arrepentida y me pareció abusivo toda esa batahola en su contra. Pero difiero contigo, no necesitas empuñar un fusil para ser considerado terrorista, ella era cómplice al trabajar juntando inteligencia para la toma del congreso, acción terrorista que fue abortada luego que esa célula fue apresada y que Cerpa Cartolini cambió por la toma de la Casa del embajador japones. Ella fue encontrada culpable 2 veces, un juicio en la época de Fujimori y luego cuando la democracia volvió.

        Me gusta

      • Ni terrorista ni turista de paso. No se puede entender a un ser humano aplicándole etiquetas, sino conociendo su historia personal, y si es posible, conversando con la persona. Lori Berenson era entonces una joven confundida que quería comprometerse con causas revolucionarias, y terminó colaborando con un grupo terrorista. Fuera de haber sido condenada como colaboradora del terrorismo, es alguien que tiene una historia interesante que contar.

        Me gusta

    • Es precisamente este tipo de generalizaciones tajantes lo que constituye el humus para que se desarrollen prejuicios y actitudes discriminatorias en la sociedad. Cada caso hay que analizarlo individualmente, y no se puede requirir más de lo que permite la ley. Por ejemplo, la redada contra el MOVADEF ha sido una acción muy torpe, pues no se les está acusando de haber cometido acciones delictivas, sino de tener una determinada ideología, sin haber pruebas de que esta asociación haya actuado contra los principios democráticos que rigen el Perú. Más áun, su accionar hasta el momento se se ha inscrito dentro de los mecanismos democráticos que estipula la ley peruana. Y por tener una ideología, aun cuando uno no esté de acuerdo con ella o se pretenda justificar las acciones realizadas por Sendero Luminoso, no procede ir a la cárcel. En Alemania tenemos el caso del terrorista neonazi Karl-Heinz Hoffmann, que pasó 8 años en la cárcel, y salió sin haberse arrepentido en lo más mínimo. Aún así, nadie le impidió fundar empresas inmobiliarias y de construcción e integrarse en la sociedad, no obstante que siguió defendiendo sus ideas neonazis en reuniones del Partido Nacionaldemócrata Alemán. Mientras todo se mantenga en el plano ideológico y no pase a la acción, no hay razón justificada para discriminarlo o meterlo en prisión.

      Una vez que un ex terrorista ha cumplido la condena que establece la ley, ¿tenemos el derecho de aplicarle sanciones sociales? No considero que eso sea justo. Precisamente, el que les demos un espacio en las sociedad permitirá que se recconcilien con ella y tal vez que modifiquen su pensamiento. Pero forzar a alguien a pensar distinto, o condicionarle sus derechos como persona a que piense de una u otra manera no condice con las sociedades civilizadas.

      Por otra parte, en el Perú hay gente que niega los crímenes cometidos por Alan García y Alberto Fujimori durante sus gobiernos, e incluso justifica las acciones violentas que ordenaron y permitieron, y nadie dice nada. Las barbaridades también las cometieron miembros del Ejército y de la Policía. ¿Quién les está pidiendo que se arrepientan? En estos casos, la impunidad es el pan de cada día.

      Me gusta

      • Lamentablemente, yo no puedo ser tan objetivo y tolerante, mi familia proviene de Andahuaylas y he perdido familiares y allegados producto del terrorismo. Un fanático terrorista de Sendero, MOVADEF o MRTA, no es alguien que se va a quedar en el plano ideológico, sería ingenuo creer eso. Un fanático no va a negociar, cambiar de parecer o prestar atención a alguien que piense distinto. Cree en el “odio de clase”. Conozco terroristas y son irreductibles en su posición violenta y en la necesidad de la “guerra popular”. No sé donde leí esto: “errar es humano, perdonar es divino, pero persistencia en el error diabólico”, creo que viene ad hoc…

        Me gusta

      • Lamento con dolor la pérdida de esos seres queridos. Pero la actitud que propones no es cristiana, ni mucho menos razonable. No soluciona absolutamente nada. Más aún, generalizar y ponerles etiquetas a las personas que han pertenecido a un grupo subversivo empeora las cosas y puede llevar a más violencia. ¿No has oído nunca esas historias donde las víctimas se convierten en victimarios y terminan perdiendo por partida doble? Hubo casos a fines de la Segunda Mundial, en que judíos sobrevivientes de campos de exterminio terminaron asesinando cruel y sádicamente a sus captores alemanes. ¿No era suficiente tragedia ser víctimas para terminar al final perdiendo lo que les quedaba de dignidad manchándose de sangre las manos?

        Un consejo: Nunca decidas tú lo que el otro está pensando. Pregúntaselo. ¿Te has sentado alguna vez a la mesa con alguno de esos a los que llamas fanáticos para ver qué piensan y qué historia personal se esconde tras lo que hizo? Te aseguro que resulta difícil odiar a quien se conoce personalmente. Por eso mismo, el odio se alimenta de caricaturas, etiquetas, generalizaciones, prejuicios e ideas prefabricadas, que parten del supuesto de que “todos son iguales” y, por lo tanto, pretendiendo saber de antemano lo que el otro va a pensar y hacer. Lo siento, pero el respeto a las personas me lleva a analizar cada caso de manera individual y a no establecer principios generales que sólo sirven para colgar etiquetas y matan toda posibilidad de diálogo y reconciliación.

        Me gusta

  4. Muchas cosas en el mundo no van por buen camino. Sin miedo a equivocarme pienso : es por la falta de Perdón. Si comenzáramos, al menos nosotros, por reconocer y arrepentirnos de nuestros yerros y con ello dejar de culpar a los otros… habríamos dado un gran paso.

    Me gusta

  5. Habría que empezar preguntándoles si quieren ser perdonados. El terrorismo, sea de estado o de grupos organizados, es la peor lacra que destruye a un grupo humano, empezando por sí mismos como grupo. Los valores, que intentan profesar, se encuentran en un estado dependiente de estrategias y convicciones, casi siempre ideológicas, que conllevan en su color una meta pragmática, tanto derecha como izquierda, tanto gobierno como terroristas. En esos casos sólo es posible polarizar y atrincherarse. Después de tanto tiempo con estos problemas, yo al menos he aprendido que esto de las estrategias no conlleva a NADA. No cambia nada. No transforma nada, ya que la condición para un cambio se da tan sólo a través de las personas. Una ciudad no puede cambiar si no cambian primero las personas. O qué va a cambiar entonces ? los parques ? Las calles ?

    Sólo una persona puede cambiarse a sí misma. Ni aún con toda la presión del mundo una persona ‘X’ puede cambiar a una persona ‘Y’, si esta no quiere. Sólo cada quien puede cambiarse a sí mismo. La única excepción es Dios, El cambia lo que le parece, gracias a El.

    El ejército peruano, en su fascismo, tampoco se disculpó con todos esos senderistas que torturó, ni con las partes de la población que asesinó, etc. Tanto y cuánto. De nada sirve parcializarse en ese conflicto, por que el problema es que, para un conflicto como ese, nadie está lo suficientemente preparado para sonsacar algo valioso. Facto es la miserable justicia de ese entonces en el Perú, lo cuál no ha cambiado mucho. Y facto es que ambas partes fueron horriblemente criminales. Y con criminal no me refiero sólamente al contexto jurídico.

    De mi experiencia, una persona que sigue a una ideología, y que no se arrepiente de la barbarie que ha cometido por esa razón, no ha intentado cambiarse a sí misma. Cómo podría protegerse una sociedad de personas como esa ? Estos niveles subterráneos de la política trabajan con una red e implican en su trabajo a instituciones que no necesariamente comparten su ideología cuando hay intereses en común y de por medio. Todos esos caminos son caminos sin salida, no pueden ofrecer nada bueno ni nada pragmáticamente bueno. Si la lucha es por ciertos valores, no hay más remedio que vivirlos uno mismo, o tener dos dedos de frente para reconocerse un hipócrita. Esto para la izquierda como para la derecha. Pero si terroristas y gobiernos siguen tratando de dañar y no tienen la más mínima intención de ser perdonados, e insisten en dañar, y por otra parte un conflicto directo no puede parar, sólo queda un resultado = que uno de ambos se acabará autodestruyendo, mientras que el otro quedará débil luego del conflicto. Y esto a quién le sirve ? Entiendan por favor, si la gente acepta pasivamente el establishment no es porque crea en él, sino porque lo utiliza para sus propias metas. La gran masa de personas simple y llanamente no tiene la calidad humana para solventar EL SENTIDO DEL ÉXITO de alguna de sus partes, en ese conflicto.
    No tiene sentido verlo como lucha.

    Repito, en una colisión salen dañadas ambas partes. Qué desperdicio ! Pero si ninguna de ambas es capaz de solventar lo que hace con el cariño correspondiente por sus congéneres, solo quedaría como solución y salida la vía deconstructiva. En el área individual – en la iniciativa privada – el trabajo social basado en ese cariño, en aquellas excepciones, o sea personas, que sí lo tengan.

    Si realmente alguien le quiere sacar cachita a los capitalistas netos, que se atreva a hacer empresa, en su terreno, pero con otras condiciones sociales basadas en la austeridad. Contra eso la derecha no puede hacer nada, sino perder terreno e irse a freír espárragos. Por eso, insistir en conflictos armados le quita a la sociedad la oportunidad de plantearse otras soluciones que deconstruyan el capitalismo neto. Le roba a la sociedad la única puerta de salida, que es constructiva y no colisiona porque no necesita colisionar. Acá donde vivo, un buen sector se ha pasado a trabajar de esa forma. El cambio empezó alrededor del año 94′. Pero lo que muchos hasta ahora no intentan, sino muy pocos, es utilizar a la economía como herramienta para deconstruír al capitalismo neto. Los pocos que sí, tienen éxito. Piensen sobre eso.

    Sólo el partido comunista acá, sigue en sus trece, pero de buena fuente sé que hasta ellos ven hoy un problema en el trabajo ideológico. Hasta el año 2006 estaban en busca de una ‘nueva ideología’. Yo, por mi parte, ni intentaría cambiar el mundo, ni a nadie, sin empezar por mi mismo. Lo demás es hipocresía, y eso tiene horribles consecuencias.

    Regresando al tema, y que hacemos con el terrorismo de estado ? Lo perdonamos ? Le dejamos que se integre ? O de qué estamos hablando finalmente ?

    De la asimetría de los grupos de hasta los 80s, aprendió más la derecha de la izquierda, que la izquierda de la derecha. Muchas provocaciones que parecieren de la izq. son realizadas en realidad por la derecha bajo la alfombra. La única forma de resimetrizar es utilizando las estructuras de la economía.

    Disculpen tantaos párrafos pero, a mal entendedor muchas palabras.

    Me gusta

  6. El perdón se dona, se otorga y antes que sea pedido, o mejor dicho, ya está pedido por la fe en el Señor. El mismo en la Cruz fue quien lo dio a aquellos que lo ajusticiaban : “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. He recordado la historia de Maria Goretti quien perdonó a su agresor, el tal Alejandro quien posteriormente acompañaría la beatificación de su víctima, la joven María o del mismo Juan Pablo quien perdonó en su lecho a Mehemet Ali Agca y más tarde terminada su postración caminó hacia la prisión para abrazarlo y escucharle.

    Me gusta

    • Sip, pues tienes razón, creo. Ahora el problema es cómo se defiende uno de quien quiere seguir dañando ? Al parecer perdonar y protegerse y/o proteger son cosas diferentes, que no impliocan la una a la otra. En el arrepentido puedes confiar, en el que no se arrepiente, yo al menos no podría confiar. Tú qué piensas ? Por una parte el terrorismo de estado y por otra los terroristas, los vándalos. Cómo aplicas eso en ambos terrenos ?

      Me gusta

      • Pienso en el perdón como una necesidad para construir. No podemos o mejor dicho no deberíamos subestimar su valor. (no anda el Perdón por encima de la estratosfera, no creo que lo pienses, es una figura nomaa ) Solo desde allí, desde el perdón podemos construir o reconstruir nuestra vida. Si la persona o grupo que nos dañó sigue en sus mismas “andanzas” ese problema es de ellos. Nosotros tenemos siempre nuestra mano tendida para ayudarles. Si lo que han cometido demanda una reparación y sanción, la ley y jueces les reclamarán, ella – ley y jueces- deben seguir su camino. Les toca. La protección y la reacción natural de desconfianza será natural y totalmente comprensible. Quien te robó en casa no le puedes dar la misma confianza y, exponerte a un nuevo hecho, sería una imprudencia; pero ojo, el tal ladrón está perdonado, no deseo venganza para él, ni que se le trate mal pese a que aquel obró mal conmigo. Si la justicia humana ve prudente una sanción, la que sea, estaré en conformidad e incluso en la circunstancia que le toque le tenderé siempre una mano de apoyo. Y, si no le dan sanción y pena a lo mucho podré demandarla y poner en evidencia su falta, pero sin rencor, que no este no lleva a nada. La caridad creo no es pasividad, ni una mera resignación. ¡que va! El Señor mismo cuando le dan el bofetón le dice al soldado “si he hablado bien ¿por qué me pegas?” . Sobre el terrorismo del Estado, precisaría que son de los gobernantes que ejercen el poder o que lo ejercieron y tanto estos como los terroristas que lo hacían contra el Perú merecen una sanción proporcionado al daño cometido. Un juicio justo sí, no un juicio cargado de venganza. Termino: Al final habrá un juicio para todos, o sea que se nos juzgará y, será de misericordia para quien actuó con misericordia, dice la Palabra. ¡Buena semana Gerundio!

        Me gusta

    • ¿Y cómo se asegura Ud. de eso? ¿Sometiéndolos a peritajes psiquiátricos, interrogatorios, exámenes de aptitud psicológica? Y mientras no tenga Ud. la certeza, ¿los margina, sin darles oportunidades ni ayuda para reinsertarse? ¿No será más bien que tiene Ud. ciertas obsesiones que debería sacarse de la mente?

      Me gusta

      • Martin, no seas maletero con Cisco de Melk, trata de empatizar con su posición. La preocupación de Cisco de Melk, es un miedo real en todos los que sufrimos violencia política de SL, el miedo que se libere a alguien peligroso solo porque dice que “esta arrepentido”. Es obvio que no hay manera de tener certeza del cambio de una persona: peritajes, exámenes y demás pueden ser fraguados (y te lo digo con cierto conocimiento porque trabajo en salud mental y si hay forma de “pasar” esos exámenes). Tal vez, la mejor forma de ver el cambio, no es en lo que dice, si no en lo que hace. El comportamiento me dice mucho más de lo que tiene dentro de la cabeza.
        Estoy releyendo esta entrada del blog y creo que el tema principal aqui, es el tema del perdón que Guillermo y Gerundio exploraron arriba. El perdón de la sociedad contra el violento para que luego se pueda reinsertar. Obviamente perdonar es mucho más dificil cuando el infractor cree que no tiene nada de que arrepentirse y ese es el caso del fanático de SL.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s