EL PRECIO DE UN HOMBRE

Allá en el año 1998, cuando ya había iniciado estudios en ESAN (Escuela de Administración de Negocios para graduados) y comenzado a vislumbrar las ideas motoras y mecanismos que mueven el sistema capitalista desde dentro, estaba pasando por un período de desempleo y —¡cómo no!— muchas personas con la cuales conversaba asumían a priori que yo tenía toda la culpa y responsabilidad de estar desempleado o de no ganar lo suficiente para poder sustentar a mi familia. Fue entonces que llegó a mis manos la versión en español del libro L’horror economique (El horror económico) de Viviane Forrester, una lúcida escritora y ensayista francesa, cuyo libro había sido un éxito de ventas en Francia en el año 1996. Forrester diseccionaba con crudeza y sentido común los “principios” que guiaban —y siguen guiando— el capitalismo neoliberal que había cobrado vuelo a nivel mundial a partir de los gobiernos de Ronald Reagan en Estados Unidos y Margaret Thatcher en el Reino Unido. Y una de las consecuencias inevitables y perversas de este sistema era generar desempleo y luego hacer que los desempleados se sintieran culpables de no tener un trabajo. Fruto de las reflexiones suscitadas por este maravilloso escrito, ademas de componer una canción todavía inédita intitulada “No trabajando” (ver http://laguitarrarota.blogspot.de/2009/04/ineditas-no-trabajando.html), redacté posteriormente, en fecha cercana al fin del siglo XX, un texto que ahora quiero rescatar del olvido. Se trata de una reflexión sobre el desempleo y el significado del salario, que no ha perdido un ápice de actualidad. El texto, que ahora transcribo, parece como que hubiera sido escrito ayer.

________________________________________

EL PRECIO DE UN HOMBRE

Estamos en una de las peores crisis de la historia de la humanidad, y son pocos los que perciben la degradación en la que han sido sumidos millones de hombres de nuestro mundo, en base a las leyes económicas, o a lo que se llama la realidad, “lo que las cosas son”. ¿O habría que decir “lo que hemos hecho que las cosas sean”? La creciente carencia de un trabajo remunerado parece que tiende a convertirse en uno de los componentes ineludibles y esenciales de la así llamada realidad, dentro de un futuro avizorado como destino inexorable, en la ambigua promesa de un mundo profetizado como altamente competitivo.

El desempleo acarrea consigo el sentimiento de no valer nada. Lo cual es confirmado por el pensamiento único imperante, donde el concepto de “mundo competitivo” aparece como axioma innegable de los nuevos paradigmas que el neoliberalismo ha impuesto desde ya hace más de una década. En un mundo competitivo, aquél que no se encuentra en situación de ejercer un empleo es considerado como alguien que ha perdido el derecho a recibir un ingreso, por su propia incapacidad de ser competitivo —lo cual se asume como un hecho que no necesita ser demostrado—. Sus miserias económicas son el resultado matemático de su propia falta de capacidad competitiva, es decir, de su definitiva falta de valía.

¿Cómo extrañarse ante este tipo de pensamiento —aunque no expresado públicamente, sí asumido como un credo irrefutable— cuando el mismo concepto de sueldo o salario se ha desvirtuado respecto a lo que alguna vez fue? Érase una vez que la paga que recibía un hombre por el trabajo realizado se consideraba un derecho, mediante el cual se garantizaba no sólo su propia subsistencia, sino también la de su familia. El salario justo era aquel que bastaba no sólo para cumplir con esta función, sino además para permitirle obtener lo necesario para una vida humanamente digna, es decir, vivienda, vestido, salud, educación, cultura, recreación, futuro (mediante el ahorro).

Dentro del pensamiento único neoliberal, que manifiesta a ojos vista su fracaso por todas partes, carece de sentido hablar de justicia respecto al salario. El mercado laboral determina automáticamente el monto de las remuneraciones personales, y eso se considera necesaria e inexorablemente justo.

Sin embargo, ¿que diferencia puede haber en la actualidad entre el salario humano y el precio de una mercancía, en este caso el ganado humano que se emplea? Absolutamente ninguna. Pues en eso se ha convertido la remuneración que un hombre debe percibir por su trabajo. El salario es el precio que se paga por las capacidades de un hombre. De ahí que se haya instilado en la conciencia colectiva de nuestros tiempos que mientras mejor paga reciba un hombre, tanto más es su valor. Y no extraña, entonces, que se incuben sentimientos de inferioridad en aquellos que reciben un sueldo de bajo monto. Incluso el carácter de irreemplazable de un hombre se mide por unidades de miles de dólares, mientras que los sueldos bajos indican que un hombre puede ser reemplazado en cualquier momento, y, por lo tanto, su valor se sitúa al nivel de individuo, miembro de una especie, con un alma extirpada que sólo posee de manera nominal.

Nuestra época se vanagloría de haber logrado un alto desarrollo de evolución en el respeto de los derechos de la persona. Sin embargo, la práctica del salario sometido a las fluctuaciones de la oferta y la demanda nos retrotrae a los tiempos del tráfico de esclavos, con la diferencia de que el esclavo era apreciado por su amo en cuanto posesión suya, y, por lo tanto, tratado en condiciones de que pudiera seguir vivo la mayor cantidad de tiempo posible, mientras que los asalariados de ahora viven ante la constante amenaza del desarraigo y la indiferencia ante la amenaza de una paulatina muerte a plazos.

Ya no son personas humanas, cuyo valor es infinito por el simple hecho de existir, de tener una existencia humana insertada en un entramado de alegrías y dolores, gozos y esperanzas, vida y muerte. Son “mano de obra”, cuyo valor se mide por la eficacia y productividad que puedan demostrar en el “mundo competitivo” de hoy. Es lo que Viviane Forrester llama el “horror económico”, la tragedia acechando en cada momento de la historia cotidiana. Es la herencia de ese siglo XX, que recordaremos como un vitrina de carnicería y como un muestrario de las mayores atrocidades cometidas desde que el hombre existe sobre la tierra.

Anuncios

24 pensamientos en “EL PRECIO DE UN HOMBRE

  1. Sr. Scheuch. Buenos días, en este tema completamente de acuerdo con usted. Lo que causa más pena y tristeza es que muchos católicos en Latinoamérica , miembros de movimientos eclesiales asuman las cosas así. como si un calvinismo inconsciente se fuera apoderando de sus vidas, pero no por ello, no responsable, pues Dios realmente lo ve y lo sabe todo. Como lo pueden amar si no aman al necesitado que tienen cerca, quien también ha sido creado por Dios y redimido con su sangre.
    Aparte de la conchudez, la hipocresía y las costumbres arraigadas, así como de la pereza intelectual pues esperan que se les diga todo hay otra cosa que es bueno considerar, y lo expreso desde mi experiencia reflexiva y práctica pues he sido y sigo siendo pobre padeciendo con mi familia todo lo que implica. Cabe aclarar que todo lo anterior son condicionamientos pero que no determinan, pues quien quiere ser bueno lo puede ser. La teología de la liberación en su corriente marxista abrió una brecha en la misma Iglesia tanto entre clérigos como en laicos generando un problema ad intra en cuanto lo que había qué hacer ante un problema ad extra, cual era la situación económica y social generada por la pobreza, la explotación, el subdesarrollo, el sometimiento-dependencia, que generó desgaste, confusión y prácticamente detuvo la lucha por las reformas. Curiosamente los supuestamente más conscientes dividieron todas las propuestas en dos bloques , los que quieren cambios son marxistas y los que no, son los son buscan la paz, qué fácil, no se acuerda usted que los católicos con pedigree de Tradición, familia y propiedad acusaban a Luis Fernando de comunista disfrazado por proponer el estudio de la doctrina social de la Iglesia, todo el discurso a favor de la justicia social fue siendo tachado de marxista, de rojo, de subversivo y esto se fue expandiendo y consolidando en muchos, considero que hasta el día de hoy, de allí la defensa de Fujimori por parte hasta de un Cardenal entre otros muchos católicos así como que se traguen el cuento que el Perú está mejor que Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador y Bolivia y frente a nuestro Narco estado, no digan nada, a la situación de la educación pública, salud y seguridad, menos, pero la realidad no puede ser ocultada, donde hay más niños desnutridos, trabajando, en prostíbulos, donde hay más TBC y de un tipo que sólo hay aquí y en la India. Creo que sin teología de la liberación marxista en el Perú se hubiera generado una teología de la conversión y se hubiera proyectado socialmente en un movimiento por las reformas. Bueno, hay tanto por decir, pero nada justifica el egoísmo y la indiferencia.

    Me gusta

    • El problema queda en que el pobre extremo pierde muchas veces de vista la posibilidad de ser bueno. Imposible que lo sea, no sería. No veo razón para hacérsela más dificil, y aquí existe una relación entre lo ‘ad intra’ y lo ‘ad extra’. El rollo es que la ideología secuestró pues las formas de ejercer la caridad, pretendieron patentarlas. Luego se polarizó la situación, se crearon trincheras, y los pobres con todos sus problemas morales quedaron en el medio, sólo los salpicaban. Y la “derecha” no movió un dedo para desconstruír ese conflicto.

      La cosa es si es que uno está dispuesto a dejar de lado las aspiraciones de poder, a las que la economía tan serpenteantemente y sutilmente invita. Si sí, entonces estás con la iglesia y lo que ella ha rescatado de la TL.

      Ahora es al revés, muchos pretenden insistir en reducir viejos “frentes de batalla” a su contexto político, para permitirse todo el egoísmo que les da la gana. Con esto evidencian cuál era su interés todo el rato.

      Me gusta

      • Bueno Gerundio, más allá de algunas diferencias, estamos de acuerdo en muchas cosas, por ejemplo en lo siguiente que es muy claro:

        El rollo es que la ideología secuestró pues las formas de ejercer la caridad, pretendieron patentarlas. Luego se polarizó la situación, se crearon trincheras, y los pobres con todos sus problemas morales quedaron en el medio, sólo los salpicaban. Y la “derecha” no movió un dedo para desconstruír ese conflicto.
        Esto es cierto; la Iglesia, Docente para ser más precisos, no se mantuvo al margen no calló, así como hubo Obispos y sacerdotes así como muchas iniciativas y acciones de laicos, hay que decirlo de todos los sectores sociales, que actuaron y otros que no, que quizás fueron más fieles a sus privilegios de clase, a su comodidad, etc. Lo que me preocupa y créeme que da pena, es la adopción de muchos católicos, aparentemente formados de comunidades eclesiales, de un estilo de vida cómodo, arribista, de pose, snob, obviamente estoy generalizando, que viven igual que los no cristianos, consumiendo lo mismo, pago al club, camioneta como para recorrer medio país, viajecito al extranjero , empleada mal pagada y disfrazada que cuide a los hijos, etc, pero rezan, van a charlas. Por donde se mueven todo está bien, sus amigos, es decir otros como ellos, también están bien, por todo esto mi referencia a un calvinismo solapado. Si al final al momento de nuestra muerte, se nos preguntará por el amor, al hambriento, al sediento…
        Y por lo externo que se consigue con la plata, que les puedo decir, la pobreza realmente oprime y obstaculiza pero a quienes somos cristianos no nos está negado el acceso a la Gracia, a la ciencia y a la virtud que no dependen del monto de nuestro sueldo. Fácil es sonreír y disfrazarse,desde nuestro asiento por ejemplo minero, me quedo con las palabras del Salmo 127 (126). Dios,nuestro Señor nos bendiga.

        Me gusta

      • De acuerdo. Dios no le niega la virtud a nadie, ni aunque sea muy pobre. Pero piensa en lo sgte.: si una menor de edad – no muy inteligente y peor alimentada, con una enfermedad (a veces mortal) cuyos medicamentos no puede pagar – tiene a la vez los típicos problemas psíquicos que hay en los pueblos jóvenes, que fue violada por el padre p. ej., ella ya no es virgen, tiene una postura no muy íntima que digamos con el sexo, dado a las experiencias vividas. Ella no quiere morir pero encuentra una sola vía para sobrevivir : LA PROSTITUCION.

        Cuántas personas llevan “otra” vida moral para subsistir en la pobreza extrema – la que literalmente mata ?. Cuál es el rol del instinto de supervivencia en ésto ? Cuáles serían acá las virtudes que Dios posibilita y ofrece ?

        Muchas personas ‘de derecha’ no se pueden imaginar cómo es eso porque nunca lo han vivido ! Pero en la extrema pobreza, estas situaciones son el ‘pan de cada día’. Rateros, microtraficantes de pasta, prostitutas – muchas de 14 años -, extorsionadores, travestis, secuestradores, etc, etc., etc..

        Criminales ? Tienen ellos la culpa ? Pregúntales, pues, a los de “derecha” quién podría tener la culpa …

        Me gusta

  2. Hace 15 años yo compraba papas, y luego las freía. Luego me las comía con alguna salchicha o qué se yo. Las papas eran buenas porque tenían carbohidratos y vitamina C, etc. Por eso las papas eran buenas.

    Lios valores han cambiado.

    Para que son buenas las papas ahora ?:
    Para generar ganancias, lo cual es bueno para la industria agraria. Para que los agrarios paguen impuestos, y los gobiernos puedan comprarse sus juguetes explosivos, con los cuáles amenazarse mutuamente. Ya sé que ellos también hacen otras cosas buenas, pero me refiero a donde estamos yendo, no a donde estábamos antes. Las papas son buenas para el que las vende, para eso son buenas.

    Los valores han cambiado.

    Ahora toda la estructura social, en tantas ciudades que hay, tiene que solventar con sendos cambios culturales, y a semejante velocidad, que las prioridades sigan cambiando.

    La economía no es más para el hombre. El hombre tiene que servir, con su sangre, a la economía.
    El rol de trabajadores y desempleados está supeditado a eso.

    Las papas, el suelo, un regalo de Dios para TODOS. Pero algunos se adueñarán de todo eso y lo revenderán y/o realquilarán.

    Cómo se sentirá el Divino, viendo como malbarateamos sus hermosos regalos ? Podrá llamarse cristiano al que no le duela esto ? Podrán llamarse cristianos los que defienden el conservadurismo, y en vez de enfrentarse, solidarizarse con los que más sufren con esa impía, irreverente injusticia, se dedican a propagar valores que producen activamente la triste dirección en la que se desarrolla esto ?

    Me gusta

    • Y también por favor las acciones de redistribución de riqueza que realizas y también realizan las personas que están a favor de la Teología de la Liberación.Sino tampoco pasa nada.

      Me gusta

  3. Uy ! Allí sí metiste la pataza. 😀
    Con esto pareciera que estuvieras aceptando que los grupos católicos de derecha efectivamente no hacen nada al respecto.

    Las personas que están a favor de la Teología de la Liberación tienen una forma de vida – generalizando naturalmente – que definitivamente tú no conoces. Empezando por la tendencia a la austeridad, y ya desde hace muchos, muchos años. Allí no cunde el egoísmo – basado en propiedades materiales – que tú parecieres conocer (ojalá que me esté equivocando). Es definitivamente otra atmósfera. También esos grupos acá en Alemania tienen esa tendencia. Redistribuír beneficios económicos suele ser una cosa PERSONAL para una mayoría, dentro de esos grupos, ya que hay otra SENSIBILIDAD SOCIAL.
    Como he tratado de explicar varias veces, a menos narcisismo, más sensibles – socialmente – las personas. Más empatía.

    En cuanto a mi perrsona – he, he- he trabajado décadas en proyectos sociales, con una paga miserable, porque me gusta ese tipo de trabajo. Ideal es para mí, ese tipo de trabajo vinculado al arte, que es lo mío, incluyendo varias facetas y disciplinas del arte, que yo, por el talento que Dios me regaló, bien podría haberlo utilizado para llenarme los bolsillos si hubiera querido. No es sin embargo lo que he hecho. Ahora mismo estoy armando un proyecto, ojalá que lo pueda lograr, con la intención de generar algo que sea ‘repartible’, un ambiente laboral en el que las personas puedan trabajar poco y ganar lo suficiente como para poder vivir, incluyendo su seguro médico.

    Probablemente, en estos tiempos, en los que tanto las personas como los puestos de trabajo se han vuelto una mercancía, acabe contratando para eso a personas con impedimentos físicos, madres solteras o personas con problemas de salud, cuyo status acá el gbno. tenga dificultades en reconocer. Para esto estoy ya desde hace meses en contacto con Stiftungen (Fundaciones de donantes) y otras instituciones del gbno. Tengo que ver que yo mismo gane lo suficiente para vivir y ver por mi salud, que no es buena. Pero tampoco tengo intenciones de ganar más que eso. Algo así como un capitalismo social, posible gracias a la propia renuncia a las riquezas, y después de literalmente años de trabajo investigativo para saber que es lo que tiene sentido para mí, hacer, PERSONALMENTE.

    Así SÍ pasa algo. No como otros…

    Y cómo te quedó el ojo ? 😀

    Me gusta

    • Bueno no metí la pata, la pregunta fue sabiendo que tu respuesta traería una larga explicación de las supuestas acciones de los grupos pro Teología de la Liberación, lo curioso es que ha sido bastante escueta, argumentando únicamente la falta de apego a los bienes materiales, juzgando a los grupos de “derecha” y argumentando que todo depende de cada persona. Pero algo concreto como grupos, como redistribución de riqueza? Ojo que deben generar riqueza y redistribuirla entre los más pobres para ayudarlos a salir de la pobreza. Qué hacen concretamente en América Latina? Mi pregunta es sincera porque no conozco lo que hacen. Qué bueno que busques vivir redistribuyendo riquezas, aunque poca riqueza es la que generas y por lo tanto poca es la que distribuyes. Creo que debes mejorar tus métodos para generar riqueza, luego vendrá la siguiente etapa, suerte en tu proyecto, luego me cuentas a cuánta gente ayudaste a salir de la pobreza o mejoraste su nivel de vida de manera integral.

      Juzgas a los grupos católicos de “derecha” o mejor dicho a los católicos que pertenecen a grupos de “derecha”, bueno no puedo juzgar a nadie pero muchas personas de “izquierda” y de “derecha” tienen apego a los bienes materiales. Puedo decir con conocimiento de causa que existen muy pocas acciones para ayudar a las personas para que dejen de ser pobres en la Familia Sodálite, por hablar de un grupo de “derecha”, lo mismo con los marianistas y con los saleasianos. Pero no veo mucho en el otro lado. Por mi lado vivo con austeridad, comparto lo que tengo con los más pobres y prefiero una vida sencilla, austera y cercana a las personas más necesitadas. Me encanta mi trabajo que no tiene nada que ver con lo social o lo filantrópico, para horror tuyo y de Martín, les cuento que trabajo hace 10 años en una empresa que tiene sedes en más de 25 países y hace unos años fue elegida la empresa con mayor capitalización bursatil del mundo, gracias a Dios me va bien tanto a nivel económico, personal y profesional. Disculpen por ser un hereje de lo políticamente correcto.

      Por lo tanto mi ojo queda normal, sin mucho que ver de un lado o del otro.

      Quedo a la espera de tu gran comentario donde mezcles los problemas de ojo, narcisismo, psicologismo y demás etc.

      Me gusta

      • No nos horroriza ni una pizca que seas un hereje de lo políticamente correcto. Lo que nos preocupa es que seas un hereje respecto a lo que Jesús enseña en los Evangelios.

        Y te felicito de que te vaya bien ecónomica, personal y profesionalmente. Ya estás recibiendo tu recompensa en este mundo. ¿Podrá el camello pasar por el ojo de la aguja? Digo yo.

        Me gusta

      • Pues para Dios nada es imposible. O ya me he condenado? Quizás en tu concepción de la fe si mi estimado Martín.

        Siguen mis preguntas sin respuesta.

        Me gusta

      • En mi concepción de la fe tú te salvas, porque yo no condeno a nadie. El problema está en si te salvas según la concepción de la fe que nos enseña Jesús, el cual defintivamente condena la acumulación excesiva de bienes en detrimento de los pobres, junto con toda la tradición bíblica, y declara bienaventurados a los pobres y a los que sufren. ¿Qué pasa con los que tienen todo y sólo gozan en esta vida? Saca tu conclusión. Sospecho que algo de egoísmo debe haber en una posición así. Y el egoísmo autocomplaciente es cómo el cáncer: te llega a afectar el cerebro y no te das cuenta de tu situación.

        Por otra parte, la redistribución de las riquezas no es una solución, sino más bien una medida paliativa que pasa de largo frente al verdadero problema, que es un sistema que permite que unos puedan acumular bienes y dinero en cantidades pornográficas, mientras que a otros, incluso trabajando, no les alcanza para el sustento propio y de su familia. Lo que debe haber es una justa distribución de los bienes desde un principio, a fin de que nadie tenga que pasar hambre ni prescindir de lo necesario para tener una vida humanamente digna. Lamentablemente, el capitalismo, cuando carece de restricciones, se convierte en sinónimo de “canibalismo”, y unos cuantos hombres terminan devorando cruelmente a los demás.

        ¿Crees tú que Jesús hubiera sido un abanderado del capitalismo? ¿Te lo imaginas dándole palmaditas a los capitalistas de derecha, que invocan su nombre cada vez que pueden para justificar su sistema de vida? Vamos, que de repente Jesús se ha hecho burgués, y yo no me he dado cuenta. Tal vez he pasado por alto alguna enseñanza de Jesús que diga: “Bienaventurados los ricos, porque de la mierda que os sobra comerán los pobres y os estarán eternamente agradecidos”.

        Me gusta

      • Martín, me llama la atención como enfocas la vida, es decir, aquellas personas que por gracia de Dios tienen una vida tranquila en lo personal y profesional están cerca de la condenación? O te refieres a personas que siendo bendecidas por Dios en su vida no hacen nada por sus hermanos y viven en la opulencia gozando de la vida? Porqué asumes que yo vivo en la opulencia? Creo que prejuzgas, aunque al inicio mencionas que no lo haces. Continúan surgiendo preguntas: para ser fiel a la vivencia del evangelio tienes que vivir sufriendo o alguien que no se ha desarrolado a nivel laboral? Me explicas esta postura?
        No creo que Jesús sea abanderado del capitalismo, socialismo, comunismo, ecologismo, o de cualquier ideología de moda.

        Me gusta

  4. @ Jorge

    Hmm. veo que aceptas – indublitablemente – que los grupos “católicos” de los que hablamos son pues “grupos católicos de derecha”. Existen pues, y las características y consecuencias de ese acto político tenemos que sufrirlas todos, creyentes o no. Eso implica la interpretación de la palabra Divina bajo una condición política. :/
    Pero tú estás más enterado que yo, como es el sodalicio ahora. Aparte de los problemas con su, digamos, estructura.

    Veo también que el tema del narcisismo ha tocado uno de tus nervios. Bueno saber que los tienes ! Acá un poco más de lo mismo :
    http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2013100201
    http://noticias.starmedia.com/sociedad/papa-francisco-critica-repugnante-narcisismo-teologos.html
    http://www.20minutos.es/noticia/1934265/0/papa-francisco/entrevista/la-repubblica/

    Si te fastidia, espero que el feeling te dure, no te puede dañar. Tendrías que preguntarte qué es lo que te fastidia tanto …

    De dónde sacas que : “… Creo que debes mejorar tus métodos para generar riqueza…” Hablé de capitalismo social, no de socialismo, comunismo, marxismo, maoísmo o no sé que barbaridad. En el problema de “generar riqueza”, no sé si pueda coincidir contigo. En mi concepto de “generar riqueza” están presentes tanto la membresía orgánica de diversos componentes sociales (desde Rudolf Steiner hasta los pensamientos actuales acerca de la sostenibilidad, un tema bastante conversado hoy), como mi propia postura personal con respecto a valores que a través del capitalismo neto – como p. ej. en la firma donde trabajas – se han ido perdiendo estructuralmente.
    Sorry pero tu crítica no es una crítica muy madura que digamos, tomando en cuenta que no sabes absolutamente nada de mi proyecto. Tengo que confesarte que muchas personas de izquierda, acá donde vivo, no lo ven con buenos ojos. Pero luego de décadas de experiencia en estos temas, me ha tocado vivir lo no sostenible de diversos proyectos sociales.
    Y sea como fuese tampoco se trata de dañar a la economía, o de hacer de mendigo todo el rato, sino de darle a las personas la dignidad correspondiente, ganando su propio dinero, de una forma más que justa a través de TRABAJO. Y al que no pueda trabajar, lo ayudaré por igual, si puedo.

    Ganarás el pan con el sudor de tu frente… O con el sudor de la frente del otro ? Separando la paja del trigo.

    Prefiero voltear el plato y sacar la envidia del juego, no pretendo mirar en el plato de el que come bien y mucho. Bueno para él ! Pero me preocupa lo que le queda al resto, tomando en cuenta la forma en que consiguió llenarlo. Así es que, si tiene que haber envidia que sea la del rico hacia el justo, porque él no tiene las mismas ganas de compartir, y eso le va a fastidiar. La única forma de hacer coherente este juego, es renunciar desde un principio a la riqueza y dedicarse a compartir desde un principio, y mantener el delicado equilibrio entre las necesidades propias y ajenas, y la empresa, para que no quiebre.

    Por favor recen para que esto funcione. Tai-Chi Chuan, Jorge, no boxeo sino Tai-Chi Chuan. En toda colisión hay un deperdicio de energías por ambas partes. A buen entendedor, pocas palabras !

    Yo no defiendo a los grupos católicos “de izquierda”, yo defiendo a lo que la iglesia ha aceptado de la teología de la liberación. Puedes usar el buscador de este blog, si quieres, se ha conversado bastante. Mis ideas no tienen bandera ni límites territoriales, toda crítica bienintencionada es bienvenida. Yo no creo en una biblia política, creo en la palabra de Dios interpretada, en cuanto que esa interpretación es inspirada por Èl mismo.

    Considera, por favor, que la economía de los tiempos de Xto. no es la misma que hay hoy en día. Hoy, si quieres subsistir honradamente en base a tus propios medios, trayendo agua del rio, etc. > Eso ya no se puede, pues. Ahora cada centímetro cuadrado tiene un dueño. El agua en la piscina ahora, tiene sus propios límites. Es diferente. Todos dependemos de la económía. Hasta los ashaninkas, como sabrás, tienen fuertes problemas con esto.

    Sobre las personas a quienes, por ej., en los últimos 4 años de trabajo hemos ayudado, de una forma bastante personal (contestando tu pregunta), con asistencia psicológica y laboral, capacitación técnica y artística (si se puede llamar así), etc., puedo contar varias docenas.

    Cito : “Puedo decir con conocimiento de causa que existen muy pocas acciones para ayudar a las personas para que dejen de ser pobres en la Familia Sodálite, por hablar de un grupo de “derecha”, lo mismo con los marianistas y con los saleasianos”
    – Claro, eso sería muy caro, pues 😀

    No me horroriza que tu trabajo no sea social o filantrópico, así como están las cosas, casi nadie tiene la posibilidad de escoger su propio puesto de tr. Lo que me preocupa es la manera en que defiendes el egoísmo de otros, y las consecuencias de eso, y también me pregunto cómo llenarás tu plato (?) Pero el único que juzga es Dios, y allí no me meto, pero si tengo que defender a mis hermanos, me tocará hacerlo > (por eso también, mi proyecto).

    Te invito a que sigas una forma de vida realmente austera – fuera de toda riqueza – donde diferencies lo que quieres de lo que necesitas (estríctamente), donde compartas de una forma realmente fraterna, donde te olvides un poco de tí mismo y de la política. Igualmente invito a todos de la misma manera, esto es una invitación, y categóricamente ninguna declaración de guerra. Y si quieres invertir en un proyecto como el mío, no tengo nada en contra. Como dicen acá, el dinero no apesta (Geld stinkt nicht).

    Fuí lo suficientemente largo ? Si quieres me explayo.

    Me gusta

    • Realmente no me molesta, me causa mucha gracia el enfoque que le das al narcisismo, nada más y nada menos. En la descripción de tu trabajo dejas muy claro que no generas gran riqueza por una decisión propia y señalas que repartes lo poco que generas, eso es muy loable pero a cuántas personas has ayudado a salir de la pobreza con tu trabajo a cuántas personas has distribuido la riqueza de manera equitativa? Ciertamente el capitalismo ha perdido los valores y solo importa la generación de riquezas, te doy toda la razón. Te doy toda la razón sobre que no conozco tu proyecto y lo comento en base a la información que tú brindas. Pero debes generar riqueza de la manera que quieras para ayudar a otros a ser menos pobres de espíritu y también materialmente, no? Sería interesante discutir sobre lo que es trabajo digno, ustedes tienen una posición diferente a lo que muchos consideramos trabajo digno, eso es muy interesante, no te parece?

      Yo gano mi dinero con el sudor de mi frente, tengo personas a mi cargo, pero no los exploto y cada uno trabaja de manera libre en lo que quiere trabajar, porqué esa visión en la que a las personas siempre se las explota? No será su experiencia particular?

      Me parece muy interesante y cierto el comentario sobre la necesidad de vivir con lo necesario y en justicia. Eso me parece muy bueno. Debe aplicarse a cada persona según su propia realidad, dependerá como cada persona en conciencia quiera vivir. Es algo que creo los católicos debemos profundizar. Rezaré y profundizaré en lo que has planteado.

      En el mundo en que vivimos la economía pasa a un segundo plano, ahora hay una lucha encarnizada en mantener el status y los beneficios, es un mundo muy deshumanizado, pero de ahí ha plantear que cada persona es explotada y la única forma válida de vivir es la que plantean hay una gran diferencia, seré temerario en lo que señalo pero no pueden plantearse como los puros e inmaculados en temas laborales.

      No creo que sea caro, en mi experiencia la única forma de sacar a las personas de la pobreza es a través de un compromiso con las personas que va más allá del que muchos tenemos en la Iglesia, es un compromiso de involucrarse con el otro y de vivir su propia realidad, eso es muy difícil de vivir, pues se tiene que dejar las comodidas de la vida y partir con tu realidad concreta (familia y vida en general) a ayudar en un proyecto concreto. Pocas experiencias de ese tipo existen. Mi crítica al Sodalicio no es una crítica que no valore las acciones que realizan de ayudar al prójimo pero es poco eficaz en cuanto a lo que el Papa pide.

      No defiendo a nadie, sería bueno que me aclares en donde defiendo a las personas. Mi plato se llena con comida bien ganada, nada inmoral, al contrario mi trabajo consiste en evitar que otros no reciban lo que les corresponde.

      La invitación que realizas es muy buena, vale la pena vivirla, aunque no me creas sí me esfuerzo por vivir de esa manera. Siempre se puede mejorar y convertir más el corazón para vivir en libertad y de manera más fraterna.

      Solo una crítica nada de información sobre otros grupos en la Iglesia: acciones concretas? o proyectos concretos? O solo hay experiencias personales? Qué hacen los grupos que han seguido los “postulados” de la Teología de la Liberación y cuáles son sus resultados? .

      Me gusta

      • El ‘enfoque’ acerca del narcisismo’ lo puedes leer en libros de psicología. Patológicamente es una neurosis de carácter. El aspecto freudiano, por si acaso, me tiene sin cuidado.

        Dijiste : “Pero debes generar riqueza de la manera que quieras para ayudar a otros a ser menos pobres de espíritu y también materialmente, no?”

        – Totalmente de acuerdo. Desde el punto de vista de la sostenibilidad no puedes hacer grandes proyectos porque el componente social (y de taquito el económico) se vuelven tácitos e impersonales, los pierdes de vista y son absorbidos por la macroeconomía, a la que ya conocemos. En la historia la economía fue surgiendo a través de los lazos sociales, las condiciones naturales y las necesidades de supervivencia, y a través de la avaricia y las leyes que se escribieron para defenderla.
        No puedes generar si la gente no se respeta mutuamente, porque vas a destruír el medio natural. No puedes generar ecológicamente sin tomar en cuenta a las personas, porque los conflictos sociales te van a generar más costos. No puedes servirte de la naturaleza para tí y tu gente sin producir una economía específica. Hay que tener cuidado con : ‘… de la manera que quieras’.

        Al perder de vista las consecuencias nos convertimos todos como una pequeña barca en un tempestuoso mar que todos hemos ido llenando, gota a gota, a través de la historia. Existe, pues, una cultura económica, con un carácter muy tácito. Lo social, lo natural y lo económico están vínculados orgánicamente. Fuera de todo idealismo, tomando en cuenta la economía como es ahora – o sea como punto de partida – puede un proyecto social, trabajar simbióticamente, parasitariamente o bacterialmente. Lo simbiótico ofrece, según mi punto de vista, el mutuo respeto faltante a muchas propuestas políticas de antes, y ofrece convivencia. Cuando la gente renuncia a cojudeces y aprenden a tratarse como seres humanos, se da otra atmósfera, la calidad humana es otra. Yo no puedo obligar a nadie a seguir la Palabra de Cristo, sólo puedo ofrecérsela. Ponerla como condición de un proyecto sería regresar a una estructura fascista que va a destruír simple y llanamente todo. Cristo nunca obligó a creer en El. Y hay que ser otros Cristos.

        La única forma de mantener un nexo personal con el tema económico es dejar de lado los sueños de grandeza y PERSONALIZAR, tanto a la economía en pequeñas estructuras como a los lazos humanos que ‘se van dando’. En esto tuvimos ya muchos años de experiencia. El riesgo es que, siendo tan flexible y poco autoritaria la forma de trabajar, haya quienes pretendan aspirar autoritariamente dentro de ella y someter a los demás. Eso nos pasó en el último intento en el que tomé parte, acá donde vivo, y si aguanté hasta el final, fué para seguir experimentando lo que me lleve a mejores posturas. Con escorias ya no quiero trabajar, pero he pensado y leído tanto sobre esto, que ahora sé más.

        Trabajo digno se da cuando alguien se siente útil para todos, cuando el trabajo le hace bien y no lo enferma, cuando no tiene que trabajar tanto que tiene que descuidar los talentos que Dios le regaló, ni a su familia, ni a su salud, p. ej. Cuando puede pagar sus cuentas, alquileres, seguros, alimentos sanos, una vida social sana, cuando no hay el stress que genera conflictos. Cuando hay flexibilidad para elegir lo que quiere ganar y cuantas horas quiere trabajar por eso. Cuando siente que otros trabajadores y jefes ven por él y no contra él. Cuando saben que su puesto no daña a la naturaleza ni provoca hambre indirectamente a nadie. Y sobretodo donde no tiene la falsa promesa de hacerse con un fajón de billetes a través del cual someter a otras personas a su forma de pensar o peores cosas.

        “Rezaré y profundizaré en lo que has planteado.” – Gracias.
        “seré temerario en lo que señalo pero no pueden plantearse como los puros e inmaculados en temas laborales.” – Con mis experiencias me tocaría decir que eso de hecho no depende de un sistema económico o político, sino de cada quién. Eso es libre albedrío. Siempre habrá quien quiera más y quien nunca esté satisfecho.
        * El punto de conflicto empieza en el condicionamiento moral a través de la pobreza, allí hay conflictos que uno tiene que considerar (en este thread contaré un poquito de mi pasado y se podrá entender, creo, porqué el libre albedrío del pobre tiene condicionamientos en su perspectiva moral). A la gente tiene que irle bien, aún cuando – y sobretodo – uno tiene que negarse a sí mismo (condición). Porque hay para todos, ni la menor duda. Pensar como rico y vivir como pobre, astuto como el ‘sol de la playa’ (en inglés) de Rockefeller, y con la forma de vida de la Madre Teresa de Calcuta. Porqué no ? Acaso no nos organizamos en trincheras y nos armamos hasta los dientes y cambiamos todos nuestros quehaceres a diario para asumir guerras sociales y/o proteger nuestro ‘capital’ ? Esto es vida ?
        Bueno, pues, con menor esfuerzo, se puede lograr mucho más. Sólo renunciar a todo lo innecesario y nuestro ámbito, trabajadores, amigos, vecinos, familia, … será generoso. Que se acaben las guerras. Apelo a la iniciativa INDIVIDUAL de toda persona que se ha dejado polarizar, por la historia y sus dialécticas (sin decir que fueron falsas), o por manipuladores artificiales, como es tan común. Adiós a las grandes empresas, adiós a las aspiraciones de cambiar el mundo (no es mi intención, en ningún caso). Bienvenidos todos en toda su hermosísima pluralidad.

        Una conciencia ecológica y acorde a la sostenibilidad. Una estricta renuncia a lo innecesario. Y una disyuntiva, o el cariño por tus hermanos o someterte a las reglas de lo justo. Jurídicamente hablando, es posible en un proyecto. La solución no es que todos seamos ricos, la solución es que todos seamos pobres, en la biblia hay hartas citas en las que fuimos advertidos sobre esto. Que vivan la pobreza y la libertad ! (ojo, no la miseria)

        “Qué hacen los grupos que han seguido los “postulados” de la Teología de la Liberación y cuáles son sus resultados?”
        -Los grupos de la ‘Teología de la Liberación’ no hacen grandes proyectos a nivel económico porque el capital está, pues, al otro lado del río. Ayudar económicamente es algo que no pueden, por lo tanto eligen el conflicto para igualar la balanza. Para ser dignos elijen la lucha con la biblia en la mano, y esto tampoco está mal, MIENTRAS LA HISTORIA NO OFREZCA MEJORES SOLUCIONES. La ‘Teología de la Liberación’ tiene pues una historia con diferentes etapas, y según la etapa hay grupos más – o menos – radicales.

        Porqué es tan difícil para un rico, o un cómodo entender esta lucha ?
        Por que él no conoce las implicancias morales de la pobreza, no las ha vivido. No las puede entender.
        Dejar de lado las aspiraciones económicas y sus injustas consecuencias, tanto para uno mismo como para sus hermanos, como lo hizo Cristo, es el alma de la intención de esa Teología. En esos grupos la gente se ayuda ‘entre ellos’, y con mucha eficacia y solidaridad.

        El problema fué el componente político e ideologizado, pero eso ya se quedó atrás – temáticamente hablando.
        Lo que no se quedó atrás es la economía como tema. ***
        Los resultados de la TL son la sensibilización personal e intelectual de sus integrantes. Un problema es de hecho la instrumentalización política y la perennización de su pasado ideológico. Los que más contribuywen a esa perennización son el opus dei y los sodálites, los yunques, etc.

        Toda experiencia es personal.
        Conocí en Potsdam un edificio abandonado donde vivían personas con pocos recursos, y el único que tenía un puesto de trabajo ‘decente’ era un médico que vivía en el piso de arriba. Era una ‘casa ocupa’. El médico les pagaba a casi todos, las cuentas de luz y deudas sin hacer más preguntas. El mismo vivía de una forma muy modesta. El contraste entre su vivienda y su puesto de trabajo era inmenso. Siempre sonriente y con su bicicleta. Tampoco tenía carro y se sentía muy bien, siempre lo andaban invitando a todos lados. Su mujer era la mujer más hermosa que he visto (lo digo con respeto). Ambos muy sencillos y nada problemáticos.

        Allí tienen su reconciliación.

        Ahora voy a contarles en los siguientes días lo que vive un muchacho de la clase media alta de Lima con sus amigos de la parada (La Victoria). Prepárense.

        Me gusta

      • Interesante toda la reflexión. No la comparto en cuanto al seguimiento de Cristo de las personas que tienen la posibilidad de tener un nivel de vida “cómodo”, pero creo que todos estamos llamados a vivir la pobreza que Cristo nos invita, una pobreza de espíritu y material.

        En Perú conozco un proyecto de cambiar el mundo o mejor dicho de mejorar un espacio de la sociedad peruana a cargo de Salesianos, esto se da en Chacas, en el departamento de Ancash, han cambiado toda la ciudad y tienen un hermoso proyecto de ayuda a los pobres, formación a los jóvenes en carpintería, escultura, vitrales, etc, catequesis a los niños y jóvenes, ayuda a los más necesitados y han cambiado por completo la ciudad, al extremo que la red eléctrica la construyeron y la mantienen ellos, inclusive la luz es generada por turbinas importadas desde Italia. Conocí este año el proyecto y la ciudad, me quedé encantado con el proyecto que se expande a otras ciudades del Perú.

        Los voluntarios del proyecto son en su mayoría extranjeros, católicos y no católicos extranjeros, en su mayoría italianos. Jóvenes, adultos solteros, familias enteras que viven de manera voluntaria en Chacas para sacar adelante este proyecto. Imagina una familia de italianos que viene al Perú, deja todo en Italia y con sus hijos, en edad escolar, se va a vivir a un pueblo en el Perú a ayudar voluntariamente en un proyecto de ayuda a los más necesitados por varios años. Hay casos de familias con hijos discapacitados, con más de tres hijos pequeños la mayoría, casos de padres que han visto morir a sus hijos en Ancash por accidentes de tránsito que continúan en el proyecto y darán sus últimos días al proyecto. Eso es loable porque su fe es muy sencilla, “hay que ayudar a otros”, eso es lo que te dicen y “solo se puede ayudar desde Cristo.”

        El proyecto se sostiene con donaciones y con la venta de los muebles, esculturas y vitrales que venden. Los muebles son caros pero cada mueble es una joya de arte. Un juego de comedor de una mesa con 10 sillas cuesta alrededor de 10 mil soles. Estos ingresos siguen manteniendo todo el proyecto.

        El fundador del proyecto no tiene nada que ver con los grupos conservadores ni de la Teología de la Liberación, es el Padre Ugo de Censi, ahora tiene cerca de 90 años

        Me gusta

  5. Lo del proyecto de los Salesianos suena estupendo, así como tú lo has descrito. Me inspira !
    Tienes un link sobre eso ?

    Ahora bien, eso de cambiar el mundo es algo cuya estructura sólo funciona desde Cristo. Intentarlo desde el hombre y sólo el hombre, desemboca en banderas y territorios – lo de siempre – luego en guerras. Visto de esa forma ningún proyecto ‘humano’ puede cambiar algo, si no que a fín de cuentas destruye. Toda estructura fascista es casi una prueba de que allí Xto no está siendo tomado en cuenta y que no es el punto de partida. Lo cual me preocupa del Sodalitium, dicho sea de paso > Fascismo o inspiración cristiana ?

    Qué quieres decir con “en cuanto al seguimiento de Cristo de las personas que tienen la posibilidad de tener un nivel de vida “cómodo” ?
    A lo que me refiero es que es CASI IMPOSIBLE LLEVAR UN NEGOCIO – BUSCANDO COMODIDAD – SIN CORROMPERSE. Abundan los ejemplos.
    Yo me quedo con el Papa y la austeridad. Tú qué dirías ?

    Me gusta

  6. Entran a trabajar allí sólo los católicos o algo así ?. Hay condiciones ? Plantean ‘cambiar el mundo’ , con eso ? Hay simpatizantes de la Teología de la Liberación, allí ? Están las puertas abiertas para todos ? Hay filtros directos y/o indirectos ?

    En mi proyecto se trata únicamente de la gente que lo necesita, y calculo que con mis ganas de compartir – supongo – , pero tampoco me quiero echar flores. Sólo espero que Dios me ayude a que no me vuelva corrupto.

    Otra cosa que me atrae del planteamiento es que de esa forma no pierdes una fricción con el piso, con la vida, con la realidad. Esa fricción, para mí al menos, es importante. Me conecta perennemente con ‘el sudor de mi frente’. Me hace distinguir entre lo relevante de la vida y lo superfluo, de lo que nos habla la biblia.

    Me gusta

    • Tengo un tiempo para entrar y responder: No entran solo los católicos. Según entiendo no hay condiciones, solo el interés de ayudar en lo que el proyecto necesite. Han cambiado la sociedad y han ayudado a que muchas personas salgan de la pobreza, no tienen la intención de dominar el mundo. No se si hay simpatizantes de determinada ideología o teología, lo que vi es que siguen el evangelio, entiendo que deben estar abiertas las puertas para quien quiera ayudar. No se si hay filtros directos y/o indirectos.

      Creeme que los voluntarios que vi, saben bien lo que es ganarse la vida con el sudor de su frente.

      Me gusta

      • Bueno, y porqué tú no haces lo mismo ? Porqué los sodálites no hacen hartos proyectos como ese, si están vinculados a personas que manejan un capital ? Porqué no hacen de la austeridad una forma de vida ?
        Yo mismo realicé “trabajo social” con los sodálites en los 80s, cuando les pregunté porqué, teniendo medios económicos, no veían por las necesidades de esas personas en esa barriada, recibí como respuesta que ‘la riqueza es espiritual, y no material’. Yo mismo oí como la gente se quejaba, de bido a sus necesidades.

        Y cuántos otros ejemplos ‘abiertos’ como los de los salesianos existen ? Y porqué no hay más ? Y porqué están ellos allí rajándose el hombro, sin que personas como tú, o los que defienden a yunques, sodálites y opus dei generen hartos ejemplos como ese ?

        Con ese solitario ejemplo – de los salesianos – confirmo la necesidad de repetir lo que dijo Ghandi :
        “El que acepta la injusticia, calladamente, se hace culpable”.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s