EL INFORME DE LA CVR: HABLA EL DIRECTOR DE ACI PRENSA

El extenso comentario incluido en mi post LA CVR Y ACI PRENSA, que compartí originalmente con un círculo reducido de amigos, terminó llegando a manos de Alejandro Bermúdez, director de ACI Prensa. Eso originó un agrio intercambio de e-mails, que considero de interés público y transcribo a continuación. Quienes conozcan personalmente a Bermúdez reconocerán en estos mensajes su estilo inconfundible.

En ese entonces yo todavía seguía siendo un adherente sodálite (persona casada que hace un compromiso formal de seguir el estilo y espiritualidad del Sodalicio de Vida Cristiana). Sin embargo, también tenía la honestidad de manifestar mis discrepancias con algunos aspectos de la institución y plantearlas de manera abierta. Asimismo, compartía la misma valoración negativa de la teología de Gustavo Gutiérrez que ha tenido el Sodalicio desde sus inicios, pero con algunas matizaciones producto de haber leído los mismos textos de Gutiérrez y haberme informado sobre el tema. También hay alguna que otra opinión en mis e-mails, que no reflejan el estado actual de mi pensamiento.

La reacción de Bermúdez, que pretendió ser una llamada de atención antes que una invitación al diálogo, refleja el proceder de muchos sodálites, que buscaban de esa manera hacer callar a a aquellos que, aun perteneciendo a la institución, manifestaban opiniones críticas. Pues en el Sodalicio se ha solido calificar a la crítica interna como “traición” y a la crítica proveniente de fuera como “ataques”. En todo caso, pocas veces ha habido una reflexión que asumiera lo válido de esas críticas y una apertura al diálogo con aquellos que hacían las observaciones.

Es interesante constatar cómo Bermúdez utiliza en varias ocasiones la primera persona del plural (“nosotros”) e incluso designa a ACI Prensa como una “iniciativa sodálite”, con lo cual da implícitamente a entender que sus opiniones y lo publicado en ACI Prensa reflejan la posición que tenía (y sigue teniendo) el Sodalicio respecto al tema. 

El principal valor de estos e-mails –que hace que sean de interés público– radica, pues, en que constituyen evidencia de las razones ideológicas que sustentan la posición que tomaron ACI Prensa y el Sodalicio de Vida Cristiana frente al Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

__________________________________________________

Asunto: ACI Prensa y tú
De: ABermudezR@aol.com (ABermudezR@aol.com)
Para: martinscheuch@yahoo.com.mx
Fecha: Martes 9 de septiembre de 2003 18:50

Martín:

Es lógico que en tu “círculo de amigos” con los cuales quieres discutir las noticias de ACI Prensa hayan personas que son amigas mías también y que tengan una simpatía por ACI Prensa, de allí que me haya enterado de tus comentarios.

Menos lógico es que no hayas querido compartir esas reflexiones con nadie de ACI Prensa, especialmente conmigo, que me consideré tu amigo, para contrastarlas. Conociéndote, me temo que haya algo de temor a confrontar tus ideas con quien pueda darte respuestas abiertamente críticas a las tuyas.

No voy a entrar a los detalles de tu largo comentario. Yo soy periodista, no pensador diletante. Me voy a limitar a INFORMARTE de algunas cosas.

1) El Informe de la Comisión de la Verdad [y Reconciliación] es una estafa, una farsa en términos de procedimientos y de contenido. Tu sensibilidad respecto de lo que pasó en los Andes y la indiferencia blanca capitalina no debería cegarte frente al hecho que un grupo de discípulos de Gustavo Gutiérrez haya aprovechado la CVR y haya gastado 13 millones de dólares para escribir un informe que se sirve a sí mismo ideológicamente, para “concluir” lo que ideológicamente venían pensando desde hace varios años, y pasar a un “ajuste de cuentas” de todos los que tuvieron un papel relevante en pasarlos al basurero de la historia. Las conclusiones de la CVR son pues producto de su ideología, no de la investigación.

2) En este juicio, por supuesto que menos duro, coinciden el New York Times y, más críticamente, el Wall Street Journal, dos periódicos que fueron muy favorables a informes similares hechos en otros países, como Argentina y Guatemala. Hasta los amigos naturales de la CVR, por tanto, coinciden en que el Informe fue una estafa y una manipulación ideológica que no ha traído verdad y mucho menos reconciliación. Calculo que detalles como estos sólo pueden perderse de vista en Alemania.

3) Los “comisionados” se han dedicado a una campaña efectista y millonaria, y, entre muchas otras cosas de su agenda ideológica, han creado una asociación clara entre la “Iglesia” de la teología de la liberación como la defensora de la Derechos Humanos y la Iglesia crítica a la teología de la liberación como la “opuesta” a los derechos humanos. Que no logres ver claramente esto tiene sólo dos posibles explicaciones: o tú no has leído el Informe (cosa que nosotros sí hemos hecho) o simplemente el buen chucrut y las salchichas blancas te han alejando tanto de la realidad peruana que, en efecto, para ti, los “buenos” son ahora los teólogos de la liberación. En ese caso, no tenemos nada que conversar y ACI Prensa será siempre “simplista”, “maniquea” e indigesta para ti, como lo es ahora para los teólogos de la liberación. Para lo primero (no haber leído el Informe) la solución es que lo leas con inteligencia. Para lo segundo (el mucho chucrut) la solución no me queda tan clara: no sé si bastará una dieta, o si necesitarías volver al Perú y mirarlo de nuevo, tal como es.

4) Los artículos de ACI Prensa son, en efecto, efectistas (es la forma de responder al efectismo grosero de los “comisionados”), pero no son falsos, ni simplistas. ¿Por qué? Porque incluimos todos los datos relevantes para el campo que nos interesa –el eclesial– y no decimos ninguna mentira. Las “impresiones” que te dan los titulares son tu propia subjetividad, que reacciona a la argucia natural y legítima de lo que significa titular una noticia.

5) Nunca dudé de tu sofisticación mental, pero no esperaba que llegara a tales cumbres que olvidaras que el debate periodístico no es un debate intelectual, por un lado, y que el producto final vergonzante de la CVR no merece una respuesta intelectual, por otro. Hemos dado la respuesta que creemos necesaria, correcta y urgente moralmente; y es la que seguiremos dando.

6) Finalmente, la labor de ACI Prensa es la de ser un instrumento evangelizador, un instrumento de batalla en medio de la guerra cultural. Sé lo que estás pensando: que “los métodos no son los correctos, que no hay que ser maniqueos” y todas las argumentaciones típicas de los bienpensantes. Me pregunto que diría [Léon] Bloy de tanta exquisitez para tocar temas que son sencillos y brutales, y que requieren respuestas sencillas y brutales. Yo te digo qué pienso yo: Esa es la cobardía de aquellos que han conectado la región límbica con el hígado o las tripas en vez de hacerlo con la corteza cerebral, especialmente con el lóbulo frontal derecho, donde reside el raciocinio. Y en esa cobardía no va a caer ACI Prensa. Así que, si te afecta mucho, no nos leas; o si por el contrario quieres seguir leyendo y destilando tus susceptibilidades en “petit comite” como sueles hacerlo, síguelo haciendo… Pero por lo menos quiero que sepas tú y a quienes les escribes que no hay “simplismo” ni “maniqueísmo” detrás de ACI Prensa; salvo que por simplismo entiendas la sencillez del Evangelio, y por maniqueísmo el “sí,sí; no,no” que, supongo, aún debe resultarte conocido. En ese caso, sí somos lo que nos acusas… y a buena hora.

Alejandro Bermúdez

__________________________________________________

Asunto: ACI Prensa y tú
De: Martin Scheuch (martinscheuch@yahoo.com.mx)
Para: ABermudezR@aol.com
Fecha: 11 de septiembre de 2003 9:02

Querido Alex:

En primer lugar, me disculpo por no haberte hecho llegar mi comentario. Si no te escribí, es porque no disponía de tu dirección de correo electrónico. Pero sabía que este mensaje llegaría de todas maneras a tus manos, pues hay algunos de ese pequeño círculo que son más amigos tuyos que míos.

De todos modos, ten la certeza de que el círculo es verdaderamente pequeño y que mi intención era recibir opiniones de diversas fuentes. Considero que hubiera sido un error hacer llegar mi mensaje a más personas que las incluidas en ese círculo.

No tengo temor de recibir críticas a lo que opino, menos aun las tuyas. Si no lo crees así, entonces no me conoces. Espero que también tengas disponibilidad para recibir mi respuesta, en la cual renuncio definitivamente a calificarte de manera similar a como tú lo has hecho conmigo.

De todos modos, lamento que no quieras responder a los detalles de mi comentario y que prefieras mezclar tus argumentos con las frases ofensivas e insultantes que has puesto en tu mensaje. ¿Puedo considerarte todavía un interlocutor válido, cuando prefieres atacar a la persona antes que responder a sus argumentos? ¿En qué se diferencia tu manera de hacer periodismo de lo que se publica de manera tan malintencionada en muchos diarios peruanos? ¿Quieres convertir a ACI Prensa en la versión chicha del periodismo católico? Ten en cuenta que te estoy lanzando preguntas, no afirmaciones tajantes. Lo menos que podría pedir es una respuesta, aunque sospecho que te negarás a darla. ¡Y cuánto quisiera que esa sospecha no fuera verdadera!

Dejemos de lado por el momento las frases ofensivas o descalificatorias, algunas de ellas de carácter pintoresco (por ejemplo, lo del chucrut o las salchichas blancas –que no es alimento típico de la zona donde vivo–, ninguno de los cuales forma parte habitual de mi dieta). El comentario sobre mi lejanía al Perú estando aquí en Alemania es muy similar al que usaban los teólogos de la liberación cuando decían que en la Santa Sede no tenían ninguna noción de lo que pasaba en América Latina, debido a que está ubicada en Europa, y, por lo tanto, sus observaciones no eran aplicables a la realidad latinoamericana. Sin embargo, reconozco que algunos detalles pueden perderse estando lejos, y trato de subsanar esta desventaja solicitando información, como lo hice en mi comentario primero.

Paso a comentar los puntos de tu mensaje:

1) Si, cómo dices, el Informe de la CVR es “una estafa, una farsa en términos de procedimientos y de contenido”, ¿por qué no se informa de eso en ACI Prensa, enunciando las pruebas que fundamentan tal afirmación? Nunca he negado que haya un cierto sesgo en el Informe de la CVR. Lo que digo es que eso mismo no constituye argumento suficiente como para invalidar muchas de las conclusiones a las que se llega.

2) Me gustaría leer los artículos del New York Times y del Wall Street Journal, para comprobar que efectivamente dicen que el Informe de la CVR es lo que tú dices: “una estafa y una manipulación ideológica”. No sé si tendrías la gentileza de enviármelos o, por lo menos, de indicarme los links por los que se puede acceder a ellos. Por otra parte, yo tampoco creo que ese informe traiga por sí mismo reconciliación, y así lo digo en el comentario que escribí. Sin embargo, podría ayudar a conocer los detalles de lo que sucedió en los últimos 20 años en el Perú, y eso constituye un requisito para poder caminar hacia la reconciliación.

3) Creo haber dicho que en el Informe se ve con simpatía a la teología de la liberación. Eso no lo he negado. Pero también hay fisuras en la interpretación que tú me propones. Las críticas se centran en Mons. Cipriani principalmente, y también, aunque en menor grado, en Mons. Pélach, Mons. Molloy y Mons. Salas, todos ellos del Opus Dei o con alguna vinculación a esta institución. El Informe, sin embargo, deja bien parados a obispos que sabemos que no apoyaron a la teología de la liberación, como Mons. Augusto Vargas Alzamora, Mons. Durand, Mons. Gurruchaga, Mons. Irízar y Mons. Vallebuona. ¿Cómo explicarías esto dentro de tu interpretación? A lo más podría sospecharse de una animadversión contra el Opus Dei.

Nunca he dicho que los “buenos” sean los teólogos de la liberación. Pero también me niego a hacer una lectura maniquea de la realidad, donde nosotros somos necesariamente los “buenos” sin fisuras. Si bien la teología de la liberación en su versión marxista es una doctrina herética que tergiversa completamente el mensaje cristiano, también he conocido a personas de buena voluntad que apoyan los principios de una sana teología de la liberación (y, sin mala voluntad, suscriben algunas de las cosas dichas ambiguamente por Gustavo Gutiérrez). Ciertamente, les falta conocimiento de todas las implicancias de la obra de Gutiérrez y no la comprenden en profundidad, pero eso no significa que vaya a tener animadversión hacia esas personas. Mucho más cuando mucho de lo que ha dicho Gutiérrez recientemente puede ser suscrito por cualquier cristiano que sea fiel a la Iglesia. Eso no significa que el pensamiento esencial de Gutiérrez esté dentro de la ortodoxia católica, como bien sabemos a partir de la lectura de sus obras “Teología de la Liberación” y “La fuerza histórica de los pobres”. Pero algunas de sus últimas afirmaciones son tan generales e inocuas, que no se les puede encontrar algo contrario a la fe. Que eso sea una estrategia para lograr cierta aceptación de lo discutible en su pensamiento, es algo que considero como una posibilidad. Pero aún así, sigo creyendo con San Agustín que hay que combatir el pecado pero acoger al pecador.

Me pides que lea con inteligencia el Informe. Me pregunto si eso significa hacerle decir lo que no dice, o calcular cuáles son las intenciones que poseen los que lo redactaron. De todos modos, se trataría de una interpretación que tendría que ser discutida.

Por otra parte, no se responde a hechos sobre Mons. Cipriani que parecen estar bien documentados, como es su prédica a favor de la pena de muerte, su falta de una postura clara frente al gobierno de Fujimori cuando ya habían indicios suficientes como para intuir toda la corrupción e inmoralidad que había detrás, su rechazo a que Montesinos fuera investigado, entre otros. Si todo esto es falso, me parece que es tarea de ACI Prensa desmentirlo presentando pruebas suficientes.

4) Permíteme poner en duda la afirmación de que la mejor manera de responder a un efectismo es con otro efectismo de signo contrario. Siempre he pensado que el mejor periodismo es el que busca recoger los diversos aspectos de un hecho y presentarlos de la manera más objetiva posible. Creo, por eso mismo, que este bien es tan escaso. Por otra parte, me parece que hay algunos datos relevantes para el ámbito eclesial que no han sido recogidos por ACI Prensa en su manera de informar. Menciono algunos a continuación:

  • Lo que dice el Informe sobre el actuar de los obispos peruanos en general, fuera de los cuatro de los cuales se dice que están siendo difamados.
  • El papel de Mons. Luis Bambarén.
  • La evaluación positiva del papel de Mons. Cipriani durante la crisis de los rehenes.

¿No son estos puntos relevantes para el ámbito eclesial? ¿No crees que dejar de mencionarlos podría ocasionar una visión tergiversada de los hechos entre quienes no recurren a otra fuente de información que ACI Prensa? Por si acaso, el Arzobispo de Huancayo ha pedido recientemente perdón porque la Iglesia no estuvo presente de manera suficiente durante la época de la violencia. ¿Irá ACI Prensa a informar sobre este hecho? Creo que eso depende de que sea considerado relevante o no para el ámbito eclesial, ¿no? ¿Y quién va a determinar esto?

5) En este punto me asombran algunas afirmaciones como “el debate periodístico no es un debate intelectual” y “el producto final vergonzante de la CVR no merece respuesta intelectual”. No llego a entender el significado de la primera afirmación. ¿Significa eso que el periodismo debe saltarse la lógica con garrocha, que le está permitido eso? ¿O que la verdad en sí misma es secundaria respecto a la finalidad propuesta? ¿O simplemente quieres decir que el periodismo no se mueve dentro de los parámetros de la discusión académica? Sobre frase tan ambigua y desconcertante no puedo emitir opinión.

Respecto a lo segundo, si hay indicios de que el Informe de la CVR está viciado por un sesgo ideológico (que es a resumidas cuentas lo que tú afirmas), entonces la respuesta intelectual se hace necesaria. Renunciar a ella es ponerse una soga al cuello y condenar nuestras afirmaciones a ser echadas al tacho de basura de lo irrelevante.

6) En este punto, no sé si estás confundiendo “evangelizador” con “propagandístico”. Siempre he pensado que la misión de ACI Prensa era informar objetivamente sobre la Iglesia. Y es en base a este supuesto que he hecho mis observaciones.

Me sorprende también que consideres mi cuestionamiento de los métodos utilizados como “argumentaciones típicas de los bienpensantes”, cuando mi inquietud se ha originado a raíz de las implicancias éticas que creo encontrar en la manera de informar y de omitir información de ACI Prensa. En este caso, creo que se ha tocado un tema complejo de manera simplista, y que la brutalidad (que es una de las modalidades de la violencia) no se justifica en ningún caso.

Por último, me tildas de cobarde, cuando la cobardía hubiera sido callar lo que mi conciencia me obligaba a decir. A través de mis comentarios he querido opinar sobre la manera en que ACI Prensa estaba comunicando ciertas informaciones, lo cual me originaba una preocupación debido a mi pertenencia como adherente al Sodalicio de Vida Cristiana, al cual le debo lo más importante de mi vida y al cual sigo amando de corazón, en el cual he tenido muchos gozos y también sufrimientos, en el cual descubro mi identidad cristiana y en el cual veo mi pertenencia a Cristo y a la Iglesia.

¿He de cometer la cobardía de callar, cuando tengo razones para manifestar mi desacuerdo con ciertos procedimientos? Cobardía hubiera sido echarle tierra al asunto y, cómo tú dices, no seguir leyendo ACI Prensa. Pero eso hubiera sido traicionar profundamente mi conciencia.

La sencillez del Evangelio no es simplista, y yo no identifico simplismo con esa sencillez. Creo recordar que en alguna parte Jesús dice algo sobre la cizaña y el trigo. Concluye que ambas crecerán mezcladas, y que segar la cizaña antes de tiempo sería lo mismo que acabar también con el trigo. Para eso, hay que esperar el final de los tiempos. Nada más contrario a cualquier postura maniquea.

Saludos,

Martin

P.D. 1 Considerando que no has querido dilucidar ninguno de los puntos mencionados en mi comentario original, te agradecería que me envíes la información necesaria para poder aclarar esos puntos, o, por lo menos, me indiques dónde poder encontrarla.

P.D. 2 No te haría ningún daño en absoluto manifestar respeto hacia tu interlocutor, sea quien sea. El estilo del e-mail que me has enviado resulta inaceptable desde cualquier punto de vista, humano o cristiano.

P.D. 3 Tu rompimiento de la amistad conmigo dentro de esa “comunidad de amigos” que es el Sodalicio de Vida Cristiana es absolutamente unilateral. Yo sigo abierto al diálogo, mantengo mi fidelidad hacia las personas a las cuales debo algunas cosas importantes de mi vida (entre ellas tú) y estoy dispuesto a olvidar las frases intencionalmente hirientes que has puesto en tu mensaje. Independientemente de lo que hagas o dejes de hacer, mi mano sigue tendida hacia ti, de quien tengo más recuerdos positivos que negativos.

__________________________________________________

Asunto: ACI Prensa y tú
De: ABermudezR@aol.com (ABermudezR@aol.com)
Para: martinscheuch@yahoo.com.mx
Fecha: Jueves 11 de septiembre de 2003 14:12

Martín:

No necesitas los argumentos de los otros para reafirmarte en tus ideas respecto de ellos. Así que me voy a ahorrar el tiempo de escribirte una larga perorata –prefiero dedicar mi tiempo y esfuerzo a rivales reales y auténticos enemigos de la Iglesia, no a despistados como tú– (lo de despistado no lo tomes como un insulto, sino como mi profunda convicción respecto del origen peregrino de tus ideas).

En consecuencia, no voy a responder a tus preguntas. Me parece una pérdida de tiempo. Tengo mucho que hacer en esta lucha. Si tu conclusión es que me “retiro” porque no tengo argumentos, sea. Comprenderás que tu opinión dista de quitarme el sueño. En todo caso, más allá de tus ideas, quiero que te quede claro que me parece más allá de todo posible diálogo alguien que se llame Adherente y que no es capaz de ver en el Informe de la CVR el asco que es y el daño profundo que le hace a la Iglesia por la que luchamos. Toda pretensión de “objetividad”, de “rescatar lo valioso” es un distanciamiento absoluto de los principios fundamentales que defendemos: que el origen de la reconciliación, incluso de la verdad, están en la transformación de los corazones, una transformación que la ideología de fondo de la CVR niega absolutamente como respuesta y, en consecuencia, vicia TODO el trabajo. ¿Qué rescatar de allí? ¿Cómo un adherente puede contrastar una iniciativa sodálite desventajosamente? O eso es parte de tu habitual marcianada, o, peor, tu alejamiento –e insisto en tu alejamiento, aunque vengas con argumentos, esos sí efectistas, de que ese argumento no vale–, más allá de tu dieta germana (que con o sin salchichas, germana es), te ha cegado a lo que significa ver la realidad con ojos sodálites. No sé en el fondo si alguna vez lo hiciste. Desde tus ataques a Takillakkta hasta tus comentarios sobre algunas películas, siempre quisiste destacar por tu “peculiaridad” más que por tu fidelidad. No niego que lo hayas hecho movido por la “honestidad”, pero la “honestidad” no cambia el hecho de la scotosis [en la terminología sodálite, palabra proveniente del griego que se usa para designar un oscurecimiento de la razón causado por el pecado]. La amistad, Martín, no se construye sobre manos tendidas. Esa frase es digna de una telenovela barata, o de los diarios chichas con los cuales comparas la ACI –el proyecto de mi vida, como bien sabes, así que touché: te felicito, porque has apuntado bien a la hora de herir, con signos de interrogación pendejos o sin ellos–. La amistad se construye sobre la verdad y la comunión de ideas, que no veo.

Por lo menos sí te queda claro una verdad: tú hablas estupideces de la ACI y a favor de quienes son objetivamente nuestros enemigos, y de mi parte te caerá una patada en el culo, en público y en privado. Siempre lo hice, siempre lo haré.

__________________________________________________

Asunto: ACI Prensa y tú
De: Martin Scheuch (martinscheuch@yahoo.com.mx)
Para: ABermudezR@aol.com
Fecha: Viernes 12 de septiembre de 2003 10:59

Alex:

1° Conste que no quiero reafirmarme innecesariamente en mis ideas, sino tener información adicional que me pueda llevar a ampliarlas, con el fin de formarme una opinión integral sobre el asunto de la CVR. Si te niegas a proporcionármela, entonces tendré que remitirme a aquella de la cual yo mismo pueda disponer (incluyendo el Informe), y recae sobre ti parte de la responsabilidad de que yo siga opinando lo que opino.

2° Lamento que dudes de mi fidelidad a la Iglesia y de mi compromiso sodálite. Según lo que tengo entendido, ACI Prensa no se presenta públicamente a sí misma como órgano oficial del Sodalicio y, como toda obra humana, es afecta a crítica, y mejor si la crítica es constructiva y abierta al diálogo.

3° Nunca he defendido a los enemigos de la Iglesia, pero tampoco la manipulación de la información ni su ocultamiento indebido.

4° Yo no he atacado a Takillakkta. Lo que he hecho es manifestar mis observaciones (muchas de ellas favorables, otras no) a la manera como Takillakkta interpretaba temas que yo mismo había compuesto. En todo lo demás no me he metido con Takillakkta, salvo por un e-mail que le envié a Javier Leturia (y sólo a él), manifestando mis observaciones sobre la información contenida en los sitios web de Takillakkta en lo referente a su exactitud histórica. Este e-mail fue respondido por Javier de manera correcta, abriéndose la puerta a un diálogo fructífero y respetuoso que todavía continúa.

5° No encuentro en mis comentarios a películas nada que vaya contra la fe y la moral de la Iglesia. Si algo se me ha escapado, te pido que me lo hagas saber. Por otra parte, esta opinión tuya me crea una inquietud. ¿Qué pasaría si en el futuro veo la película “La Pasión [de Cristo]” de Mel Gibson (a la que ACI Prensa tanto alaba con bombos y platillos) y no me gusta? ¿Deberé mantener mi opinión en silencio ante el temor (que, por supuesto, no tengo) de que Alex Bermúdez me tache de infiel a la Iglesia?

6° Abandonar el Sodalicio sería una traición; abandonar ACI Prensa sería sólo un acto de renuncia a los frutos. Pongo a tu consideración si alguna vez estarás dispuesto a dar este paso en el futuro.

7° Si vienes a Alemania, te esperaré para que me des la patada prometida. Si así lo haces, no creas que vaya a sentir gozo de que tu knock-out moral haya sido completo.

8° Ayer comí ají de atún (bien picante) y en días anteriores [mi mujer] me ha preparado estofado de pollo, pollo al sillao con arroz y arroz chaufa. Los domingos comemos pizza. ¿Quedan de esta manera resueltas tus dudas sobre mi dieta?

Saludos,

Martin

__________________________________________________

Asunto: ACI Prensa y tú
De: ABermudezR@aol.com (ABermudezR@aol.com)
Para: martinscheuch@yahoo.com.mx
Fecha: Viernes 12 de septiembre de 2003 15:53

Martín:

No voy a responderte como mereces, porque faltaría a la caridad y no quiero. Prefiero estar en Gracia que pelearme contigo. Y para ello, voy a sortear todas las minas del uso de la ironía, que proporcionas en abundancia. No recuerdo que los retiros hayan cambiado tu proverbial necedad; pero es mi deber sugerirte (sugerirte solamente) que leas el e-mail que me has mandado para que te juzgues en la caridad y en la seriedad de las afirmaciones que haces, de cara a tu supuesta identidad de cristiano y sodálite. No esperes más correspondencia mía.

Y si voy a Alemania, ciertamente no estará en mis planes irte a visitar. No es que tú lo esperes o te interese tampoco.

__________________________________________________

Sólo resta decir que, mediante un e-mail con fecha del 11 de septiembre de 2003, puse en conocimiento del entonces Superior Regional del Perú el primer mensaje que había recibido de Bermúdez, manifestándole mi preocupación sobre todo este asunto. En ese e-mail le decía lo siguiente:

«Siempre he buscado mantener abiertas las puertas para el diálogo, y nunca he pretendido darle un carácter decisivo a lo que pienso, aunque reconozco que algunas de las cosas que digo pueden ser polémicas y hasta fastidiosas. En todo esto he querido actuar con la libertad de los hijos de Dios. […] Por otra parte, creo que lo mejor es siempre que las críticas vengan desde adentro, de personas que están involucradas en la misma misión evangelizadora. Lo que yo he manifestado sobre ACI Prensa es algo a lo que podría llegar cualquiera que sea ajeno a ella. ¡Qué mejor que poder aportar con estas observaciones desde dentro para poder mejorar ese servicio!»

Nunca obtuve respuesta a este e-mail. Sólo un silencio absoluto. Y Alejandro Bermúdez nunca se disculpó por los insultos vertidos en sus mensajes. A partir de este momento, adquirí la certeza que sólo podía poner mi confianza en determinadas personas con las cuales guardo una relación cercana de amistad, y nunca más en instituciones que se erigen como absolutas y sacrifican en aras de su propia notoriedad la libertad de las personas que les son leales. Pasarían cinco años más antes de que hubiera madurado la decisión de desvincularme definitivamente del Sodalicio.

11 pensamientos en “EL INFORME DE LA CVR: HABLA EL DIRECTOR DE ACI PRENSA

  1. Pingback: LA CVR Y ACI PRENSA: DIÁLOGOS DE ADHERENTES | LAS LÍNEAS TORCIDAS

  2. Hola Martin,
    Antes que nada, permiteme felicitarte, eres de los pocos (por no decir quizas el primero) de los ex militantes sodálites que conozco que, a pesar del conflicto interno arduo que proviene de considerar desvincularse de esa organización, ha sabido mentener la cordura, el orden en sus ideas y hasta la elegancia para hacer uso de los argumentos.
    Al igual que tu, yo también estuve vinculado al SVC, específicamente al MVC como agrupado mariano durante más de 6 años. Lo que tu mencionas es cierto: el sodalicio tiene una animadversión ante la crítica, casi nunca se abren al diálago, y cuando se evidencia un desacierto en de ellos, simplemente lo minimizan o buscan desviar el tema (como el caso de Germán Doig, que sólo atinaron a decir “lo lamentamos mucho”).
    En cuanto a ACI Prensa, pues concuerdo contigo. Siempre he notado su parcialidad amarilla ante los temas polémicos, siempre buscando dar la razón a las cabezas de la Iglesia y sus opiniones.
    Te confieso que desde que leí tu carta abierta a Cipriani me he sentido plenamente identificado con tu postura, más ahora que me tomado algo de tiempo un leer mas de tus articulos.
    Sabes, me gustaría en algún momento poder charlar contigo via e-mail, y poder intercambiar experiencias, creo que puede ser de beneficio mutuo.
    Saludos y que sigan los posts!

    PD: Si te gustan las fotos (sobre todo las de los paisajes peruano te invito a que revises mi blog y veas fotos peruanas de primera mano http://despertarfotografico.blogspot.com/)

    Me gusta

  3. Puedo dar fe de que el proceder de Alejandro Bermúdez dista mucho, muchísimo de la caridad cristiana, él tiene una comprensión muy particular del amor y de la caridad, que solo él entiende, porque aa la luz del cristianismo lo que para él es caridad, para cualquier cristiano con un poco de sentido común sería atropello. La manera como responde a las preguntas de Martín (más bien como No responde) es una fotografía del proceder sodálite que tiene como un gran exponente a Alejandro Bermúdez. El sodalicio toma el lugar de Cristo en la vida de las personas y estás con ellos o contra ellos, porque para ellos los errores de fondo en su accionar y pensar NO EXISTEN.

    Me gusta

    • No podría estar mas de acuerdo con tu comentario.

      La actitud de Bermudez y el manejo de Aci-Prensa me hace recordar a la cadena de noticias gringa Fox News con una agenda claramente y escandalosamente establecida en favor de la derecha religiosa republicana… aun cuando los mismos editores, periodistas y panelistas aseguran ser objetivos y veraces.
      Que pena que ACI-prensa este haciendo lo mismo, existe mucha diferencia entre Propagandismo y Periodismo.

      Me gusta

  4. Bueno. Las instituciones catolicas se caracterizan por la fidelidad y el decir “amen”. El laico comprometido Bermudez demuestra su humanidad en sus comentarios, su fidelidad a Roma y respeto a la curia Limeña. Simplemente debemos tener caridad con el projimo y orar por el. Dios endereza a lo que esta torcido…..

    Me gusta

  5. Después de leer los mails de Alejandro Bermúdez, confirma todo lo que penasaba de él. Desgraciadamente es uno de los muchos miembros del Sodalicio que optaron por adoptar una posición fanática para defender sus ideas, dejando de lado el respeto y la tolerancia hacia otras ideas. Lo he visto en TV escupiendo mentiras e ignorancias contra los musulmanes, a los cuales supongo que debe tener un odio inexplicable, así como a todos que no encajen en su ideario de hombre católico. No es que me apene o me quiera ocupar mucho de ese personaje impresentable, lo que me apena y si ocupa mis pensamientos es el daño que estas personas le causan al sodalicio, espantando vocaciones y curiosos que en un comienzo empiezan a tener un cierto interés por el espíritu del movimiento, pero una vez que se chocan con estos sujetos se retiran velozmente, y lo digo por experiencia, Muchos saludos y espero que esta situación cambie, hacia un camino de caridad, tolerancia y verdadero espíritu cristiano

    Me gusta

  6. Pingback: CUESTIÓN DE ESTILO | LAS LÍNEAS TORCIDAS

  7. Pingback: VOTO Y ABORTO | LAS LÍNEAS TORCIDAS

  8. Pingback: ACI PRENSA Y El ACTIVISTA QUE NO SABÍA JUGAR GALLITO CIEGO | LAS LÍNEAS TORCIDAS

  9. Parece el revanchismo de un catolico pituquito de cafeteria que solo conoce la Fe desde una biblioteca de teologia y recolecta informacion parcial, Alejandro Bermudez en cambio ha sabido defender muchos aspectos fuera de su agrupacion SVC en temas de defensa de la vida y es mas a mi me motivo a regresar a la Iglesia.

    Me gusta

    • Hola Alejandro, porqué te escondes ? Has esperado más de un año para intentar manipular este post con una ‘ultima’ opinión propia
      de una criatura de 10 años. Te lo digo en serio hermano, tú sabes que no estás bien. Qué esperas para visitar a un profesional ? Un psicólogo, un terapeuta. No te das cuenta del daño que le haces a la iglesia ? Y a todos tus hermanos ?

      Busca ayuda, hombre, hasta en tu caso tienen que haber soluciones.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s